1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

adiós al fútbol

La pandemia aflora las desigualdades de género en el deporte

Valiéndose de una normativa obsoleta que no reconoce como profesional ninguna competición femenina en nuestro país, las autoridades han dado carpetazo a todas las ligas sin estudiar posibles protocolos para su disputa

Ricardo Uribarri 14/05/2020

<p>Imagen del Sevilla-Levante, de la última jornada disputada el 29 de febrero. </p>

Imagen del Sevilla-Levante, de la última jornada disputada el 29 de febrero. 

LaLiga

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La pandemia que atravesamos ha vuelto a sacar a la luz las dificultades añadidas que en numerosas ocasiones sufren las mujeres deportistas respecto a sus homólogos varones en España. Bajo el paraguas de una arcaica reglamentación, en vía de ser sustituida pero aún vigente, que consagra como únicas competiciones profesionales en nuestro país la Primera y Segunda división masculina de fútbol y la Liga ACB de baloncesto, se ha justificado por parte de las respectivas federaciones la cancelación prematura de las ligas femeninas de fútbol y baloncesto en categoría absoluta. No importa si sus protagonistas tienen prácticamente la misma dedicación que los chicos a la hora de ejercer esa actividad. Ellas trabajan como profesionales, pero sus competiciones no lo son jurídicamente. Si el fondo del asunto genera polémica, las formas utilizadas en algunos casos son aún peor.

La FEF ha decidido conceder el título de campeón al Barcelona y otorgar al Atlético de Madrid la otra plaza para la próxima Liga de Campeones. Sin embargo, ha anulado los descensos

A ese ámbito van dirigidas especialmente las quejas de varias futbolistas, que el pasado 16 de enero escucharon a Luis Rubiales, presidente de la Federación Española, decir que “el fútbol femenino es una de mis prioridades” y, sin embargo, ahora comprueban cómo desde el organismo se toma la decisión de cancelar la competición a falta tan sólo de ocho jornadas por disputar, sin mostrar el más mínimo interés en intentar elaborar un protocolo para ver la viabilidad de que se juegue hasta el final. Se habla del coste que supondría tener los test (en Alemania se han sufragado con el dinero que han puesto los equipos masculinos que compiten en Europa), pero esa partida la podía haber cubierto el ente federativo con el dinero que le ha sacado a LaLiga tras el pacto de Viana, que marcará la hoja de ruta del retorno del fútbol. Ni siquiera se ha tenido el detalle de consultar a los clubes, que van a tener que hacer frente a 600.000 euros de pérdidas en concepto de derechos audiovisuales, su disponibilidad o su parecer sobre el tema. Una falta de tacto que hace más doloroso si cabe a las deportistas este final precipitado de temporada y que las hace dudar del interés real por su actividad del dirigente que más debería velar por ellas.

Una de las futbolistas que ha expresado su contrariedad con la manera de proceder de Rubiales es Priscila Borja, histórica de la Liga Femenina, actualmente jugadora del Betis después de muchos años en el Atlético de Madrid y que ha sido internacional con España. Comenta a CTXT que “estoy muy disconforme con lo que se ha hecho. Ni siquiera se han molestado en realizar un protocolo de actuación y ver si era factible reanudar la Liga. El principal malestar viene de la falta de interés en comunicarse, no ya con nosotras, que somos simple trabajadoras, sino con los clubes, que son los que soportan el mayor gasto de la competición. No es que se tome una decisión u otra, es que por lo menos sea consensuada con las partes implicadas. Esa actitud por parte de la Federación ha dejado en evidencia el desinterés que tienen por el fútbol femenino”.

La decisión, que supone equiparar en este ámbito a la máxima categoría del fútbol femenino español con divisiones amateur, como el fútbol juvenil masculino, significa para la futbolista sevillana una contradicción entre lo dicho por Rubiales y lo realizado realmente. “Se suele decir que del dicho al hecho hay mucho trecho y el tiempo pone a todas las instituciones en su lugar y demuestran cuáles son sus intenciones reales. Me siento decepcionada porque las declaraciones que habían hecho desde la Federación eran darle prioridad al fútbol femenino, tratándolo como un deporte profesional, aunque por la ley tan antigua que tenemos no pueda ser así. De todas formas, si nuestro contrato laboral es profesional y la ficha federativa que el club paga a la Federación también lo es, no nos tendrían que comparar con el fútbol amateur. No entiendo qué por esa anomalía de la ley, la Federación siga sin considerarnos profesionales”.

La Federación también ha decidido conceder el título de campeón al Barcelona y otorgar al Atlético de Madrid, en su calidad de segundo clasificado, la otra plaza para la próxima Liga de Campeones. Sin embargo, ha anulado los descensos, otro aspecto por el que Priscila Borja cree que habría sido mejor que se reanudara la competición. “Me parece injusto valorar los méritos y no los deméritos, pero al mismo tiempo debe resultar muy difícil asumir que desciendes en esta situación. Por eso, para mí lo más justo habría sido jugarlo en el campo. Nos quedaban ocho jornadas y era muy viable acabar la Liga”.

Algo que llama la atención es que la FEF suspenda las dos primeras categorías del fútbol femenino español, pero permita jugar la fase de ascenso a la segunda categoría

A raíz de conocerse la suspensión de la Liga femenina, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha presentado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno, a través del Consejo Superior de Deportes (CSD), a que revoque la decisión de la Federación Española, que fue tomada “sin tener en cuenta ni el criterio de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) ni de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE)”, al mismo tiempo que solicita que se inicien los trámites para declarar a la competición como liga profesional. La Federación Española ha querido negar cualquier tipo de discriminación de género en la decisión tomada y en un comunicado señala que “considera temerarios planteamientos que pondrían en riesgo la salud de los/as futbolistas, queriendo acabar como sea una competición completa cuando no se disponen ni de los medios materiales ni económicos para garantizarla”. Priscila no tiene “ninguna esperanza” de que se vaya a cambiar la postura adoptada. “Cuando un organismo tiene competencias absolutas sin rendir cuentas a nadie, da igual lo que diga el resto. No recuerdo ninguna decisión de la Federación que haya sido revocada después de ser aprobada”.

Algo que llama la atención a las jugadoras es que la Federación suspenda las dos primeras categorías del fútbol femenino español en virtud de las indicaciones gubernamentales, pero, sin embargo, permita jugar la fase de ascenso a la segunda categoría, una disputa en la que está involucrado precisamente el filial del Betis. Si es peligroso que entrenen y compitan las futbolistas del primer equipo, ¿no sucede lo mismo con las del filial? Priscila no se lo explica. “Es una circunstancia que nos chirría. Se paran las Ligas por motivo de salud, que puede ser comprensible, y en cambio el filial puede competir. ¿Qué medidas de seguridad se van a tomar con esas jugadoras? Es una incongruencia que no me explico”.

La jugadora del Betis reconoce que tiene muy claro qué le diría al presidente de la Federación Española, Luis Rubiales, si tuviera la oportunidad de reunirse con él: “Le pediría que de verdad nos dijera las intenciones que tiene con el fútbol femenino, que quieren hacer. Algo que dé un poco de luz a lo que tienen previsto para el colectivo. Siempre he sido bastante distante con las decisiones que ha tomado la Federación porque en pocas ocasiones han favorecido al fútbol femenino. No sé si de verdad tienen ganas de que este deporte sea profesional y nos hagan sentir así a las jugadoras. Me gustaría preguntarle porque no consensua más con los clubes, que son los que han sustentado la competición”.

En la Liga Femenina de baloncesto se suspendió la competición cuando apenas quedaban cuatro jornadas de la fase regular y los play-offs en la lucha por el título, que ha quedado desierto. De hecho, en condiciones normales, ya se habría terminado la temporada. Aquí sí que la Federación se reunió con los clubes y ambas partes llegaron al acuerdo de dar por finalizada la competición. Muchas jugadoras que participaban en la liga ya tenían compromisos contractuales con equipos estadounidenses para participar a partir de mayo en las ligas de verano de la WNBA (campeonato de baloncesto femenino de EE.UU.) y eso hacía casi inviable retomar el torneo en junio o julio, porque las plantillas no serían las mismas. “Habría sido un sinsentido”, admite a CTXT Silvia Domínguez, internacional y jugadora de Perfumerías Avenida, que marchaba primero en la clasificación, que sí que reivindica la necesidad “de que se considere profesional nuestra competición, que es una lucha que tenemos desde hace muchos años. Aunque no se la cataloga como tal, nosotras nos dedicamos profesionalmente a esto y dedicamos las mismas horas que le pueda dedicar un jugador de la ACB. Necesitamos que se nos tenga en cuenta para muchas cosas. No finalizar la competición se hace complicado y es duro mentalmente, igual que pensar que nos quedan por delante varios meses sin competir”.

Forzado por las circunstancias y por la legislación, el deporte femenino por equipos echa el cierre a la temporada con la sensación amarga en algunas disciplinas, como el fútbol, de haber sufrido un frenazo después del impulso que había logrado en el pasado reciente. Priscila Borja reconoce que “tendremos que volver a construir desde los cimientos, prácticamente, como el resto del país, pero de todo se aprende. Hay que sacar lo positivo de esta situación y mirar al futuro con optimismo”. Los responsables políticos y deportivos tienen en su mano ayudarlas en ese objetivo.

La pandemia que atravesamos ha vuelto a sacar a la luz las dificultades añadidas que en numerosas ocasiones sufren las mujeres deportistas respecto a sus homólogos varones en España. Bajo el paraguas de una arcaica reglamentación, en vía de ser sustituida pero aún vigente, que consagra como únicas competiciones...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí