1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL DECAMERÓN (XXXV)

Jornada trigésimo quinta: Desconfinamiento-Sutra

La responsabilidad ha pasado a la autonomía y al individuo. Respecto a lo primero, veremos qué pasa en las autonomías de ultraderecha. Respecto de lo segundo, es preciso facilitar a la ciudadanía más información para que sea más responsable

Guillem Martínez Madrid , 5/05/2020

<p>Billete de AVE postnuclear.</p>

Billete de AVE postnuclear.

G.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El mar en BCN ha cambiado de color. Es del azul de unos ojos azules. Y el cielo es azul de bandera argentina. Con lo que cualquier día le aplican la ley de extranjería. La sensación es que el mundo progresa adecuadamente sin nosotros. Lo que habla de nosotros. Nosotros: nos hemos aplazado. Y, con el desconfinamiento, nos hemos dejado de aplazar. En ese sentido, no creo que nos haya cambiado la covid-19. Simplemente nos ha acelerado. Ha acelerado dinámicas que llevábamos encima. O, mejor, que nos caían encima. Con la covid-19 sucede como con la gripe española, en 1918. La llevaron a sus ciudades los chicos del frente. Consistió en llevar a la vida civil el frente –un frente absurdo, cruel, arbitrario; como una enfermedad–. La covid-19 ha traído a nuestras vidas, a nuestra casa, en la que estamos confinados, lo que nos está cayendo encima. Una pugna, sin piedad, entre la última casilla del neolib –una casilla autoritaria, populista, brutal, crispante– y lo que no entra en esa categoría. 

La mala noticia es que eso –eso: sustituir la planificación sanitaria por la batalla cultural; en plena pandemia; se dice rápido– está resultando un éxito 

2- Esa pugna, mundial, se ve muy bien en BCN y MAD. Les explico cuatro detalles de BCN, que es donde estoy. Un CAP –centro de asistencia primaria– pidió a la Gene que desinfectara un geriátrico. Y nada. El Ajuntament optó por pedírselo al Ejército. El Ejército, en el trance de hacerlo, puso unas tiendas de campaña en la calle. Lo que desató la furia propagandística de la Gene, que denunció la cosa como una invasión marciana. No sólo no desinfectó, por tanto, un geriátrico, sino que planteó una guerra cultural en vez de hacerlo. Y, al parecer, ganó. Es decir, el hecho de no dar un palo al agua quedó camuflado tras los sentimientos vertidos. Eléctricos y con éxito de crítica y público. Este finde, planteó otra guerra cultural. Zas. El Ajuntament proyectaba un megaconcierto en terrazas, retransmitido con drones con camaritas. Es decir, alguien pretendió chulear a la Gene su dominio en el espacio público. La Gene planteó la batalla. Bajo el criterio de que eso –costaba unos 200.000 pepinos– era un despilfarro. El ala procesista de los músicoZzzz –dependen de la Gene, es decir, de su comportamiento, para sus negocios; se le llama Cultura de la Transición– se aproximó al posicionamiento de su empresario natural. El resultado es que la Gene ganó la batalla cultural. A saber: el concierto no se hace. Y, por el mismo precio, una institución un tanto inepta en esta pandemia, formada por un partido condenado en firme la pasada semana por aquello del saqueo del Palau, que en esta crisis ha regado generosamente la sanidad privada, y que ha subido el sueldo a los ex-presis, ha quedado como la reina del no-despilfarro, la honestidad y la lucha continua contra la pandemia. Wala.

3- No pasa nada que no pasara. Simplemente, ahora se verá mejor esa pugna. Ahora = el desconfinamiento. Por lo que veo, es el punto en que empezarán a saltar las contradicciones de esta pandemia. Contradicciones: el neolib quiere salir del confinamiento a toda leche y con el menor número de cambios en la realidad previa a la pandemia. La metáfora de ese estado de ánimo es Bolsonaro y Trump. Son el modelo. En esta crisis han sustituido planificación y medidas por guerra cultural. Trump, por ejemplo, ha acelerado el abandono de toda limitación a las emisiones de CO2 –vamos, ha velado por el pasado–. Y ha sustituido el cuidado a su sociedad por declaraciones como aquellas de que lo mejor era chutarse desinfectante en las venas –PatoWC, lo más–. Suena ridículo y excesivo, pero eso –sustituir medidas por guerra cultural, por propaganda, por marcos– es lo que ha hecho el neolib en todas partes en las que ha podido. Es lo que ha hecho, por ejemplo en Cat –defender un confinamiento extremo y modélico y científico, que nunca ha practicado en esta crisis–, o en MAD, donde la propaganda –el IFEMA, un hospital propagandístico, construido para disimular la ausencia de sanidad pública, ha servido fundamentalmente para el acto propagandístico de su clausura–. En MAD y Cat, parece, es donde se dará con mayor brutalidad la batalla cultural del neolib por el desconfinamiento. Máxime porque, gracias al neolib, son los puntos con mayor número de enfermos, muertos y contagios esta mañana a primera hora.

4- La mala noticia es que eso –eso: sustituir la planificación sanitaria por la batalla cultural; en plena pandemia; se dice rápido– está resultando un éxito. Por lo visto, PP está subiendo como la espuma en intención de voto. Y lo mismo JxC en otra nación arcádica. Lo que nos podría llevar a pensar que las derechas postdemocráticas esp –PP, Vox, JxC– están conducidas por unos genios de la propaganda. Lo que no es verdad. Para elaborar discursos propagandísticos descomunales, para mentir, para crispar, para robarte el bocata cada mañana en el patio, no es preceptiva la genialidad. Es más, deben tenerla, o se deprimirían. El auge del post-fascismo, intensificado en esta pandemia, no se explica nunca, en fin, por el post-fascismo, ese crecepelo, esa carrera a toda velocidad contra un muro. Sino por nosotros. Nosotros: todo aquello desde la derecha liberal hasta la extrema izquierda. Tendríamos que ser amiguitos en esa pugna por la democracia. Porque somos pocos y, literalmente está pasando eso. Y, se diría, ya veremos, estamos perdiendo.

5- El deep-State, por si fuera poco, se ha sumado a la fiesta. A mediados de abril, un mando afiliado a la AME escribió un articulete golpista, en el que relacionaba las propuestas-eje de PP/Vox/JxC a la crisis con la idea de castigo “7 veces mayor a la pena que está infligiendo (Sánchez) a Esp”. Lo que, me temo, es algo más que pam-pam al culete. Nuestro glorioso TC, por otra parte, la semana pasada prohibía las manis del 1 de mayo. Entre todo el argumentario razonable posible –que estamos en pandemia sería un buen argumento– adujo la ausencia de derecho a la manifestación en un estado de alarma. Lo que no es cierto. Salvo en una cultura democrática restrictiva. Desde la que les saludo: hola.

6- Va a caer la del pulpo, por otra parte. Esto es una crisis social y democrática y económica descomunal. Que irá en aumento en ausencia de economía, ingresos y su prima, la desigualdad. Las propuestas de las derechas post-fascistas y post-democráticas esp/cat, cortoplacistas y como una moto, ni lo huelen, pero esto puede llegar a ser, si unimos a los ingredientes los ingredientes que esas derechas suman, un pifostio. Se enfrentan a la mayor crisis de la historia con neolib, autoritarismo, propaganda y/o nacionalismo. Y sin saber, siquiera –en el caso de las derechas esp; las cat ni lo huelen tampoco, pero juegan en otra Liga–, que en ausencia de cambios, de democracia, de democracia económica, sólo hay un fusible. El mismo que se utilizó en 2008 para que no saltara todo por los aires en ausencia de cambios, de democracia, etc. La monarquía, estos días confirmada en su trayectoria estructural de corrupción. Sí, mucho viva-el-rey y todo eso. Pero, cuando el agua les llegue al cuello, no dudarán en accionar el fusible. Diría que ya empieza a estar calentito.

La monarquía, estos días confirmada en su trayectoria estructural de corrupción. Sí, mucho viva-el-rey y todo eso. Pero, cuando el agua les llegue al cuello, no dudarán en accionar el fusible

7- Bueno. Así está la cosa. Desconfinamiento y lucha entre neolib y el resto. Para acelerarla y volver a donde lo dejamos. De hecho, a pesar de sus discursos propagandísticos –somos ciencia I+D, somos planificación, tanto que ni se ha notado que nos hemos cargado la sanidad–, las derechas postdemocráticas –PP, Vox, JxC– no apoyarán el estado de alarma. Con un par. A pesar de sus propagandas. El estado de alarma –no ese estado de excepción que le mola al TC, por ejemplo– es una herramienta útil en este momento en el que todo pasa por la responsabilidad individual –por fin; yupi–, pero también, snif, por la autonómica, esa cosa sin responsabilidad en las CC.AA. gobernadas por las derechas post-todo. 

8- Casandra –“hermana de los hombres”, que decía Homero– me dice –piticlín-piticlín– que el desconfinamiento, esa guerra civil incívica entre el neolib y los arrieros-somos, es europea. Y me la empieza a desgranar en Suecia. “Allí manda la izquierda, pero apoyada por la derecha. Lo que confirma lo que está pasando en todos los gobiernos de coalición europeos en esta crisis: gana, se impone, se verbaliza el ala derecha”. Suecia ha sido avalada por la OMS como una buena propuesta. “Lo que no es verdad. Se ha intentado sumar al distanciamiento social la apertura de la hostelería. Lo que ha hecho subir la mortalidad a un récord regional histórico. Repito: histórico. En Estocolmo ya se está endureciendo la cosa. Tardarán en volver a la normalidad. Mucho”. Pero lo peor, para ella, es Alemania.

9- “Alemania es un peligro. Tanto como los USA de Trump”. “Se han creado las condiciones legales para una tarjeta de inmunidad. La aprobó el ministro Spahn” –span+Speer= Spahn–. “Aun reconociendo las dudas científicas sobre la autoinmunidad tras la enfermedad, se apunta que esa tarjeta afectará al acceso al trabajo y contendrá varios datos personales. Entre ellos, la posible anotación de otros virus transmisibles. Como el sida o la hepatitis. Lo que va contra derecho”. “El SPD, que vale, pero los Verdes han puesto el grito en el cielo. Kappert-Gonther ha declarado que es un ‘error médico, ético y social’”. "Por otra parte, hay rumores de que, para la desescalada, Merkel se está cansando de Drosten, un virólogo muy bueno e independiente, partidario de una lentitud que no quieren los Landers. Si cae Drosten, las medidas de normalización se acelerarán. Con más infectados y mayor mortalidad”.

10- “Italia hasta ahora ha hecho un juego de equilibrio entre ciencia y política”. “Ahora han hecho algo que está muy bien antes del desconfinamiento. Un estudio probabilístico, con 92 escenarios posibles, La meta es no superar el 0,2% de reproductibilidad, algo complicado. Si llegan a algo menos del 1%, que se den con un canto. La gracia del estudio es que ha posibilitado un mayor escalonamiento, más lento, al demostrar que una apertura total el 8-J hubiera supuesto 151.000 enfermos en UCI”. “El problema son las regiones autónomas gobernadas por la extrema derecha” –¿les suena?– “como Calabria, que ha anunciado que lo va a abrir todo. Y ya está liada. La cosa irá por vía judicial”. Por vía batalla cultural, vamos. En este caso por las libertades. La extrema derecha será muy de libertades individuales en este tramo, me temo.

11- “Esp no tiene un estudio como el italiano. Tendrá uno de seroprevalencia. Pero en hogares, que no es lo mejor, pues sobrestima el sesgo de la infección”. Le pregunto sobre un plan de varias fases en un Estado en el que cada año se explican las campanadas de fin de año y, luego, nadie se entera. “Es un plan prudente. Pero echo de menos cosas, como una Sanidad Pública, el seguimiento de los pacientes dados de alta, rehabilitación –los respiradores, pero también el virus, dejan secuelas–, y lucha contra la desigualdad social. Eso es importante. La gente muere por su código postal, por su origen social. El código postal es, en ese sentido, más importante que la provincia. La provincia es, no obstante, útil. Más útil que mapas sanitarios con CAPs que no existen, como pasa en Cat. También faltarán materiales. El Instituto Politécnico di Torino ha establecido en un estudio que, en Italia, 8 de cada 10 productos de protección –mascarillas, guantes, gel...– que se venden en farmacias no funcionan. En Esp pasará lo mismo supongo”. 

12- “En Esp, la responsabilidad ha pasado a la autonomía y al individuo. Respecto a lo primero, ya veremos lo que pasa en las autonomías de ultra-derecha. Respecto a lo segundo, es preciso facilitar a la ciudadanía más información, para que sea más responsable. Fernando Simón es muy bueno, pero debería superar cierta rigidez mental y modificar los criterios de síntomas. Los hay dermatológicos, de dolor de cabeza, cardiovasculares…”.

13- BCN. AVE. MAD. Llego a casa. Me encuentro con un adolescente tirado en la cama. Me recuerda a mí en los glory days. Mi primera intención es, por tanto, matarle.  

14- Mañana, más. 

1- El mar en BCN ha cambiado de color. Es del azul de unos ojos azules. Y el cielo es azul de bandera argentina. Con lo que cualquier día le aplican la ley de extranjería. La sensación es que el mundo progresa adecuadamente sin nosotros. Lo que habla de nosotros. Nosotros: nos hemos aplazado. Y,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí