1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Mertxe Aizpurua / Portavoz de EH BILDU en el Congreso

“La economía tiene que venir después de la salud”

Lola Matamala 17/05/2020

<p>Mertxe Aizpurua. </p>

Mertxe Aizpurua. 

Oihan Vitoria / EH Bildu

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En estos momentos de pandemia y confinamiento, algunos diputados nacionales siguen yendo al Congreso para votar diferentes cuestiones. Una de las que acude (cada dos semanas) es Mertxe Aizpurua, portavoz de Euskal Herria Bildu e integrante de la recién estrenada Comisión de Reconstrucción. En esta entrevista, la exalcaldesa de Usurbil (Guipúzcoa, 1960) habla sobre el estado de alarma, sobre la gestión del PNV y sobre las elecciones vascas y cuenta cómo está viviendo el confinamiento por la covid-19. La diputada y periodista cree que “los países gobernados por mujeres han dado una lección de cómo gestionar bien esta crisis del coronavirus”, aunque matiza que ser mujer “no garantiza nada” y pone el ejemplo de Isabel Díaz Ayuso, “que va de estrambote en estrambote”. 

¿Qué le está pareciendo la Comisión de Reconstrucción presidida por Patxi López?

No confiamos en que salga mucho de esta comisión. No sabemos exactamente hasta dónde quieren llegar. Ya veremos. Por las actitudes que se ven, diría que no va a ser diferente de las otras. Se supone que van a venir algunos expertos a los que se podrá escuchar. Esta semana hemos acordado una lista de comparecientes, entre las que se encuentra el presidente de la Corporación Mondragón, Iñigo Ucín, que vendrá a propuesta de EH Bildu. Está bien que se tenga en cuenta la voz y la experiencia de este gran grupo cooperativo, que ha demostrado durante esta crisis que las cosas se pueden hacer de otra manera, lejos de los modelos empresariales tradicionales.  

La gestión de una situación como ésta es extremadamente delicada. ¿Cree que la comisión llega tarde?

Se ha llegado tarde en muchísimas cosas y en algunas es comprensible que haya sido así. Nos ha pasado a todos en nuestra propia casa y en nuestra vida cotidiana. Hemos tenido que improvisar mucho, y los gobiernos también. A pesar de que se decía que podía venir una pandemia, lo cierto es que ha pillado mal a todo el mundo y se ha reaccionado tarde; aún así, las reacciones de unos países y otros son muy diferentes. Lo que importa es cómo se ha reaccionando y se está reaccionando en este momento. Miro hacia Portugal y veo que hay otro nivel de ciudadanía, de civismo, y es evidente que eso ayuda a que se tomen una serie de decisiones que van en beneficio de todos y todas. Miro a los países nórdicos y tengo la misma sensación. Y no sé si es casualidad, pero los países dirigidos y gobernados por mujeres han dado una lección de cómo gestionar bien esta crisis del coronavirus. Han considerado que lo importante es hablar con el resto de entidades sociales, y consultar y compartir con la sociedad muchísimas decisiones. En el Estado español no he visto ese cariz, no he visto esa manera de hacer política de los países nórdicos. No creo que sea casualidad, quizá sí, aunque ya creo poco en las casualidades. 

¿Esta actitud se da particularmente en el Gobierno español o también en el resto de partidos políticos? 

En el Estado español tenemos una historia que nos retrotrae a tiempos muy oscuros que todavía están ahí. De hecho, seguimos viviendo las  consecuencias de una Transición que no fue tan democrática, ni tan abierta, ni tan maravillosa, ni tan ejemplar como nos la han querido vender durante todos estos años. Antes de que apareciera la covid-19, ese era el foco del  debate, y nosotros lo hemos incluido en nuestras intervenciones parlamentarias. De aquellos polvos, estos lodos. La derecha, esta derecha ultramontana que vive del franquismo y vive en el franquismo, sigue demostrando que su único deseo es tumbar al gobierno cuando lo que toca es salvar a la gente. No se pueden confundir los objetivos, y me parece muy irresponsable y muy dramático.

La derecha, esta derecha ultramontana que vive del franquismo y vive en el franquismo, sigue demostrando que su único deseo es tumbar al gobierno cuando lo que toca es salvar a la gente

Desde EH Bildu han sorprendido gratamente con su actitud a muchas personas, al haber dejado a un lado los intereses meramente territoriales para pensar en el resto del Estado. 

Es verdad que de alguna forma ha servido para que la gente del Estado vea una cara que estaba oculta durante tantos años, porque los medios de comunicación han ejercido una tremenda barrera respecto a la política comunicativa para la izquierda abertzale y eso se ha mantenido con EH Bildu. Ya en el discurso de investidura de Pedro Sánchez lo dije claramente: allí donde nos conocen, se nos reconoce. Aunque esa barrera comunicativa ha hecho que muchos ciudadanos del Estado tengan una idea errónea sobre nosotros y nosotras. En Euskal Herria somos la segunda fuerza en el Parlamento vasco y la primera municipalista del país. Hemos gobernado y gobernamos en muchísimas instituciones y el éxito de nuestra gestión y de nuestra capacidad política está fuera de toda duda. En estos días hemos recibido, a través de las redes sociales, apoyo y agradecimiento  desde diferentes instituciones del Estado. 

¿Se quedó preocupada cuando escuchó que se iba a decretar el estado de alarma?

El estado de alarma nos ponía en una situación de excepcionalidad y sin  lugar a dudas sigue siendo excepcional, pero realmente no nos gustó nada el mando único ni la centralización de decisiones que se impuso en el primer momento. La primera medida fue centralizar; pareció que hubo un resorte automático para olvidarse de que somos un Estado autonómico porque de la noche a la mañana, y con un simple decreto, nos dejaron sin competencias en un montón de materias como transportes o sanidad. Lo que se comprobó fue la fragilidad del Estatuto de Autonomía, que 40 años después no se ha cumplido. Estos  primeros pasos fueron muy preocupantes, incluso la petición de recuperar el espíritu de los Pactos de la Moncloa, acuerdos que significaron pasar del franquismo a esta pseudo democracia de la noche a la mañana. Es cierto que lo han ido modulando bien y nosotros nos hemos dado cuenta de la situación y hemos decidido que era el momento de poner la responsabilidad por encima de todo, aunque no ha sido un acto de lealtad ni de confianza respecto a este gobierno.

Supongo que EH Bildu evaluó en qué situación estaban las diferentes autonomías y la carencia de plan b.

Sí, aunque se podía haber gestionado mejor el estado de alarma al menos con las autonomías históricas, ya que eran las que estaban gestionando el área sanitaria. Y es cierto que no se podía comparar con Madrid, que era un caos. 

Sobre la posibilidad de un prórroga más amplia, ¿van a seguir absteniéndose? ¿Qué les ha parecido la actitud de ERC en la pasada votación? 

Nosotras aún no hemos decidido lo que vamos a hacer la semana que viene. Lo que hacemos es tomar las decisiones en función de la realidad de cada momento, continuamente. Creemos que es lo que hay que hacer ante una realidad tan cambiante. En la última prórroga no hicimos un envite, porque la situación no estaba para órdagos, sino para certezas y seguridad. Estamos manteniendo una actitud constructiva, responsable y de sentido común, y así seguiremos haciéndolo. Eso sí, lo que no puede pretender el Gobierno español es que los responsables sean los demás. Respecto a ERC: con ellos tenemos un acuerdo estratégico de largo alcance, más allá de una votación u otra, y cada uno toma sus decisiones respecto a sus propias realidades y a los condicionantes que tienen. En ese sentido, entendemos la negativa de ERC a la anterior prórroga: el Gobierno no respondió a sus demandas en ese momento y prefirió acercarse a Ciudadanos para sacar adelante la prórroga. Nos parece un precedente peligroso y esperamos que no vaya a más. Esta misma semana mi compañero Oskar Matute advirtió a Sánchez de los riesgos y consecuencias de pactar con la derecha neoliberal y recentralizadora. Por eso le hacemos un llamamiento a volver a articular la mayoría progresista de la investidura para salir de esta crisis, y a reconstruir los puentes rotos durante estas semanas.

Hablaba de mujeres políticas, la gestión de Isabel Díaz Ayuso está dando mucho que hablar. ¿Es posible que en algún momento el País  Vasco tuviera una Díaz Ayuso? 

Sí, el ser mujer no lo garantiza todo. Es difícil, no puedo imaginármelo porque es muy estrambótico. Ayuso va de estrambote en estrambote y es muy exagerado. No creo que pudiera pasar, pero en cualquier caso han pasado personajes curiosos… No para llegar a cotas de poder como la de Ayuso, pero Rosa Díez empezó en el Parlamento vasco y podría reunir las mismas características.

Hacemos un llamamiento a volver a articular la mayoría progresista de la investidura para salir de esta crisis, y a reconstruir los puentes rotos durante estas semanas

Esta semana ha comenzado la fase 1 en diferentes territorios, incluido Euskadi, donde hemos visto cómo Urkullu ha sido abucheado en el Hospital de Cruces ¿Cómo valora la gestión del lehendakari en esta pandemia?  

Desde el principio, Euskal Herria Bildu planteó que se constituyera una mesa con la participación de instituciones, partidos políticos y agentes sociales. Curiosamente, Urkullu ha exigido en Madrid todo lo que el PNV no estaba haciendo en la CAV. No ha hablado en ningún momento con el resto de partidos. El lehendakari está aprovechando la situación que genera este impás extraño de elecciones convocadas pero aplazadas, funcionando como un gobierno en funciones con mayoría absoluta cuando la realidad dice que está en minoría y, a pesar de eso, ha obviado en todo momento al Parlamento vasco. Es decir, sin cogobernar, esa palabra que el PNV ha pedido a Sánchez. En cambio, en Navarra sí que ha existido una interlocución constante con su presidenta, María Chivite. Y no es por nada, pero es una mujer la que preside esta autonomía. Lo que denota el Gobierno vasco es que no tiene un plan. Da esa impresión por la torpeza con la que están haciendo las cosas. Un ejemplo es que no hay información sobre cómo van a ser las fases de la desescalada y nadie sabe a qué atenerse. Lo que sí ha comentado es que será la Ertzaintza la que sacará la normativa de lo que se debe hacer y no en una fase y en otra. Es puro caos.  

El PNV ha negociado el sí al estado de alarma a cambio de la celebración de elecciones para evitar que se celebren en otoño.

En primer lugar, EH Bildu no se opone a que haya elecciones, pero fuimos la primera fuerza política vasca en demandar su suspensión por una cuestión de lógica y de sentido común. Incluso ahora nos parece una barbaridad que se puedan celebrar porque las condiciones sanitarias no son las adecuadas, y es algo que compartimos con Unidas Podemos y con el PSE. En estos momentos, lo que la gente quiere saber es cómo van a continuar los ERTEs, si va a tener trabajo, si las tiendas van a tener que cerrar. Hay zozobra y angustia, y hay que resolver multitud de problemas. Es todo como una vorágine incomprensible. El plan de Urkullu considera que es mejor en julio que en otoño, porque el PNV estará mejor, ya sea por la pandemia o por las consecuencias de esta crisis. 

¿Cree que el PNV puede estar preocupado por la posibilidad de que ustedes formen gobierno de coalición con el PSE y con UP? 

De hecho es para lo único para lo que se ha reunido con la oposición, para aplazar las elecciones primero y para hablar de volver a convocarlas después. Nos parece una barbaridad que se puedan celebrar las elecciones  incluso con el estado de alarma vigente, como aparece en el decreto. Las condiciones sanitarias no son las adecuadas. El plan de Urkullu supongo que está basado en un cálculo electoral, eso es lo que le mueve. Cree que en julio estará políticamente mejor que en otoño. En cuanto a Unidas Podemos, tenemos una relación cercana y constante, y compartimos planteamientos sobre todo en el ámbito social. Hasta hace poco tiempo también defendían abiertamente el derecho a decidir de los pueblos. Hay un camino a recorrer y donde nos tendremos que encontrar. En estos momentos es importante implantar medidas de choque entre las fuerzas de izquierdas para transformar un modelo socioeconómico caduco y fracasado. Cuestionamos un modelo que ha sido uno de los responsables de este colapso que estamos viviendo.

Cuestionamos un modelo que ha sido uno de los responsables de este colapso que estamos viviendo

El ingreso mínimo vital está previsto para junio. ¿Qué le parece esta medida?

Me parece que tiene que ser una renta mínima permanente en el tiempo, no solamente mientras dure la crisis del coronavirus. En Euskadi y en Navarra  esa renta mínima ya está implantada; se llama Renta de Garantía de Ingresos (RGI), funciona bien y sirve de cobertura. Lo que planteamos es que la RGI tiene que seguir junto con la estatal al menos mientras dure la crisis. Además hay que redistribuir mejor la riqueza. Por eso solicitamos un impuesto a las grandes fortunas. No puede ser que volvamos a cometer los mismos errores, no podemos volver a modelos de gestión como los de la crisis del 2008, donde se prestaron 60.000 millones de euros a la banca y aún estamos esperando a que lo devuelvan. 

La economía no tiene que ser lo primero, tiene que venir después de la salud y tiene que servir para atender todas las necesidades que está generando la pandemia. El capitalismo se da demasiado por hecho y es algo que desde la izquierda no se ha sabido enfrentar bien. Al final, hemos dejado que el capitalismo funcione sin frenos ni cortapisas y todo esto crea una desigualdad importante. La barbarie desarrollista se ha llevado por delante la ecología, por ejemplo. 

En los presupuestos, ¿de qué partida sacaría dinero para la renta mínima?

De Defensa. No entiendo por qué se destina tanto dinero para el Ejército. ¿Para qué tenemos un ejército profesional que cuesta tanto dinero? ¿Cuál es el enemigo? Al enemigo de ahora no se le combate con carros de combate. La guerra –no quiero utilizar el término bélico pero lo da el contexto–,  las guerras, los grandes desafíos ya no son bélicos. Hay que reconvertir todo esto. En lo fiscal, hay un montón de cosas que se tienen que hacer. Desde el impuesto a las grandes fortunas hasta la elusión fiscal sin olvidar la petición a los bancos que devuelvan el dinero que les prestamos, porque era nuestro.  

¿En el Congreso se ha hecho alguna petición firme para exigir que la banca devuelva el dinero del 2008? 

Por ahora, esta demanda sólo ha tenido lugar en algunas intervenciones nuestras, de Compromís y Más Madrid.

Esta semana, la alcaldesa de Barcelona ha hecho una petición para poder utilizar el superávit del Ayuntamiento que preside ¿Qué le parece que se pueda comenzar a utilizar los ingresos municipales para paliar las necesidades locales? 

Me parece lógico y normal. Es más, hace un mes el propio Consejo de Europa dijo que se tenían que utilizar esos fondos pero aún no sé por qué la ministra portavoz comentó que todos esos remanentes de tesorería los iba a repartir el gobierno, aún no lo ha aclarado. No obstante, esos fondos son de los ayuntamientos y son ellos los que tienen que disponer de ellos en la forma que consideren oportuno. 

Siendo diputada, ¿cómo ha llevado los comportamientos despectivos hacia su persona? 

Lo más fuerte fue ese abucheo tremebundo durante la investidura de Pedro Sánchez. Parecía que el hemiciclo se me venía encima porque hay algunos que chillan y chillan mucho. Pero bueno, de alguna forma me lo esperaba aunque no tan violento. Lo curioso es que estaba hablando de que este país necesita aprender mucha cultura democrática y en ese momento se cumplió lo que estaba denunciando. Tengo que decir que cuando bajé de la tribuna, me sentí muy apoyada. Ese posicionamiento fuera de lugar viene desde la derecha. Es una actitud maleducada, grosera y que incluso no les beneficia porque la gente normal se lleva las manos a la cabeza cuando les escucha. En este momento,  todo está más calmado porque somos pocos en el hemiciclo (risas) pero cuando se llene volverá la furia. 

¿Cómo organiza los viajes a Madrid durante esta cuarentena? 

A Madrid voy semana sí y semana no. Me turno con Oskar Matute, el otro portavoz. A veces tenemos que ir tres porque hay mucho trabajo. Es difícil venir porque hay un tren al día o si no, tienes que ir en coche con todo lo que supone. El alojamiento está muy reducido, y tienes que ir a un súper porque no te dan comida en los hoteles porque lo tienen prohibido. Una vez que terminamos regresamos a casa.

¿Y ya puede disfrutar de salir y ver a amigos?

Bueno, miedo me da esta fase 1 porque se está diciendo que aquí realmente estamos en la fase 0,6. Es una fase un poco especial. No se daban todas las condiciones para pasar a otra fase y, como todos, tengo miedo a que volvamos para atrás. Habrá que apelar a la responsabilidad de la ciudadanía, pero realmente es preocupante.

Entonces, ¿cómo aprovecha el tiempo en casa? 

La verdad es que no paro de trabajar, pero me está costando mucho porque es más complicado. Tenemos muchas reuniones telemáticas internas, de comisiones del Congreso o Junta de portavoces. Al final me paso el día mirando una pantalla. 

¿Y cuando no trabaja?

Pues veo alguna serie para desengancharme de esto. No suelo ver muchas porque me cuesta seguirlas, pero esta vez he visto la primera temporada de La Casa de Papel porque tenía mucha fama y en su día no la ví, pero me ha decepcionado porque pensé que sólo tenía una temporada. La que sí que sigo es Black Mirror, me gusta mucho y he visto algunos capítulos. Lo que no he cumplido es el propósito que me hice de releer La peste porque ahora entendería algunos vértices que en su día no pillé, pero la verdad es que no he conseguido organizarme. Lo de hacer deporte… No suelo hacer mucho, pero esta vez he sacado del trastero la cinta de correr. 

Autora >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí