1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Real Madrid y Barcelona usan el aval del Estado para cuadrar cuentas

Los dos equipos han solicitado préstamos por más de 200 millones de euros que cuentan con la garantía del ICO, por lo que la Administración pública asume entre el 60% y el 70% del riesgo en caso de impago

Ricardo Uribarri 19/06/2020

<p>Jonathan Silva y Leo Messi en el Barcelona-Leganés.</p>

Jonathan Silva y Leo Messi en el Barcelona-Leganés.

FC Barcelona

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Al Real Madrid y al Barcelona no les basta con haber llegado a un acuerdo con sus jugadores para rebajar la masa salarial. Ni con acogerse a un ERTE, en el caso de los azulgranas, para ahorrarse la mayor parte de las nóminas de los trabajadores. Ahora, los dos clubes de fútbol más poderosos del mundo a nivel económico han solicitado un crédito y la renovación en mejores condiciones de un préstamo ya concedido, respectivamente, utilizando la Línea de Avales para empresas y autónomos que gestiona el Instituto de Crédito Oficial (ICO), en colaboración con las entidades bancarias, incluida en el Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias que dictó el Gobierno para hacer frente al impacto económico de la covid-19. Una operación con la que podrán disponer de más de 200 millones de euros entre ambos, que utilizarán para paliar las pérdidas que sufren a causa de la pandemia.

En concreto, la entidad que preside Florentino Pérez ha pedido un préstamo de 100 millones de euros, que será cubierto en un 50% por CaixaBank mientras que la otra mitad será aportada por Santander, BBVA y Bankia. Por su parte, lo que ha hecho el Barcelona que comanda Josep María Bartomeu es renovar pólizas de crédito por valor de 120 millones que ya tenía con Caixabank, Santander, BBVA y Sabadell, ampliando en un 10% el importe y también los plazos de estas líneas, pasando de uno a tres años. La principal característica de esta Línea de Avales es que el Estado se convierte en uno de los avalistas del crédito, asumiendo el riesgo de impago por parte del prestatario en un porcentaje que va del 60% al 80% dependiendo de la operación. En el caso del Real Madrid, la Administración pública asumiría un 70% al no ser una pyme y al tratarse de un préstamo nuevo, mientras que en el del Barcelona sería del 60% al ser una renovación. Con esa garantía, que reduce el nivel de riesgo, el banco, que en cualquier caso tiene la última palabra sobre si acepta el aval y en qué porcentaje lo hace, puede ofrecer al solicitante un tipo de interés más competitivo, de alrededor de un 2% TAE anual, un mayor plazo de amortización o establecer algún periodo de carencia del principal. Ahí está la razón por la que ambos clubes han decidido acogerse a esta solución.

La principal característica de esta Línea de Avales es que el Estado se convierte en uno de los avalistas del crédito, asumiendo el riesgo de impago por parte del prestatario en un porcentaje que va del 60% al 80%

La intención del Ejecutivo al poner en marcha esta ayuda era garantizar la liquidez de las empresas y preservar la actividad productiva y el empleo, dando así cumplimiento al compromiso adquirido, “especialmente con los trabajadores autónomos y las pymes”, según anunció el Ministerio de Asuntos Económicos. Es evidente que merengues y azulgranas no responden a ese perfil, aunque tienen derecho a pedirlas. El Real Madrid presenta esta temporada un presupuesto de 822 millones de euros, de los que destina casi 300 a pagar a su plantilla de fútbol. El Barcelona cuenta con un presupuesto para la actual campaña de 1.047 millones, lo que supone un récord mundial para una entidad futbolística. De ellos, 391 millones se los llevan los futbolistas del primer equipo masculino.

Unas cifras que llevan a parte de la opinión pública a no entender que el Estado asuma el riesgo de actuar como avalista de sociedades con ese nivel económico, en operaciones que consideran que deberían estar reservadas para empresas con mucha menor capacidad económica y que sufran una situación de imperiosa necesidad. Hay que tener en cuenta que los fondos disponibles en esta Línea de Avales están limitados a 100.000 millones, de los que 20.000 son para las empresas que no son pymes, y que, según la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), apenas 400.000 peticiones de créditos ICO han sido atendidas de las más de 1.100.000 solicitudes realizadas.

El demandante debe solicitar el crédito en una de las entidades bancarias que los conceden, y son éstas las que, si se cumplen todos los requisitos, gestionan el aval del ICO, que hace un análisis complementario al de los bancos en cada petición que supera los 50 millones. Lo máximo que se puede pedir es el 25% del presupuesto de la empresa en 2019. Para conseguirlo se debe presentar el capital social de la entidad y explicar la naturaleza finalista del préstamo, es decir a qué vas a dedicar el dinero. En el caso del Real Madrid, Pedro Muñoz, director del despacho LaBE Abogados, que es parte del equipo jurídico externo de la abogacía del club, y que ha realizado la gestión con Bankia, explica a CTXT que la solicitud incluida en la memoria presentada se justifica “por la reducción de los ingresos por televisión y de la quiniela, lo que pone en peligro el pago de los salarios de la plantilla y la posible contratación de jugadores para la próxima temporada”.

 

Llama la atención que una de las razones sea la de la disminución de lo ingresado por las quinielas teniendo en cuenta que, en la pasada temporada, LaLiga percibió 17.698.000 euros por este concepto, de los que, descontados los fines recogidos en el Real Decreto que regula la distribución, apenas 3.248.000 euros quedaron como subvención directa para la patronal, que a su vez debía repartirlo entre sus afiliados. Hay que aclarar que el hecho de que Real Madrid y Barcelona sean clubes deportivos y no sociedades anónimas no influye en nada a la hora de poder pedir el préstamo. “En ambos casos la garantía es el patrimonio del club, bien sea el patrimonio social o el de la sociedad anónima”, señala Muñoz, que también aclara que “en el 99,9% de los casos de los avales del ICO, un banco coge tres garantías para asegurarse el pago del préstamo: el estado, la propia empresa y el administrador de la empresa, y son solidarias. En el caso del Real Madrid, la garantía no la va a firmar Florentino Pérez, solo habrá una parte del Estado y otra del propia club”.

Los dirigentes del Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna han mandado una carta a la presidenta del CSD, Irene Lozano, solicitando que las pérdidas de esta temporada se consideren como de “causa mayor”

El paquete de medidas adoptadas por los responsables de Real Madrid y Barcelona para hacer frente al agujero que la covid-19 ha ocasionado en las cuentas tiene una acción más, en este caso, de forma conjunta con el Athletic de Bilbao, de cuyo presidente, Aitor Elizegi, partió la idea, y el Osasuna. Los cuatro equipos siguen siendo clubes deportivos en lugar de sociedades anónimas, cualidad que pudieron mantener en 1990, cuando se promulgó la Ley de Deporte vigente, por la solidez económica que presentaban. La normativa obliga a que todos los directivos de estos clubes avalen con su patrimonio personal el 15% del presupuesto anual (Florentino Pérez asume en solitario esa exigencia en el Real Madrid), una garantía que no es necesaria en el caso de que se generen beneficios anuales. Una situación que este año no se va a producir, ya que los números rojos van a ser importantes.

Por eso, tal y como adelantó El Confidencial, los dirigentes de estos cuatro clubes han mandado una carta a la presidenta del Consejo Superior de Deportes, Irene Lozano, solicitando que las pérdidas que sufran esta temporada se consideren como de “causa mayor” y no se computen en el cierre del ejercicio, evitando así que deban ser avaladas por los responsables de los equipos. Hay que aclarar que hasta 1995 la norma permitía que el balance entre pérdidas y beneficios se realizara al final del mandato de la directiva. Sin embargo, a partir de ese año se produjo una modificación recogida en el Real Decreto 449/1995 por la cual, según indica la disposición adicional segunda, “en el supuesto de que el club finalizara la temporada con déficit, la Liga Profesional correspondiente ejecutará el aval depositado, salvo que se preste nuevo aval por el déficit producido más el correspondiente a la temporada siguiente”. El director general de Osasuna, Fran Canal, explicó en Noticias de Navarra que también solicitan que el ejercicio contable de la temporada sea computado cuando la competición termine y no a 30 de junio, como es habitual, una excepción concedida a los clubes que son sociedades anónimas. La petición de los clubes ha sido trasladada a los servicios jurídicos del CSD, que decidirán si es aceptada o no. Hay dudas sobre que obtengan el visto bueno a que las pérdidas no sean computadas en este ejercicio, ya que el asunto está regulado por ley y se necesitaría una modificación de la misma.

Al Real Madrid y al Barcelona no les basta con haber llegado a un acuerdo con sus jugadores para rebajar la masa salarial. Ni con acogerse a un ERTE, en el caso de los azulgranas, para ahorrarse la mayor parte de las nóminas de los trabajadores. Ahora, los dos clubes de fútbol más poderosos del mundo a nivel...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí