1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DECAMERÓN LX

Jornada histórica 1 millón: Europa, Europa

Hay pasta. Y rapidita. Para la crisis vivida y algo de lo que venga en otoño. Sobre este monto se edificará la política de los próximos años. Sin este monto, la vía autoritaria en Esp era más que probable

Guillem Martínez 21/07/2020

<p>Pedro Sánchez y otros líderes en una reunión de la Cumbre Extraordinaria del Consejo Europeo.</p>

Pedro Sánchez y otros líderes en una reunión de la Cumbre Extraordinaria del Consejo Europeo.

DARIO PIGNATELLI

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Mi hijo, adolescente, y yo, concupiscente, hemos descubierto el café kopi-luwak. Se trata de un 100% arábica, delicioso y que ha sufrido un proceso particular. Proceso particular: lo ingiere una civeta indonesia, lo digiere y, finalmente, es expulsado por el final de su tracto digestivo. “Espero que sea más de una civeta, o tendrá el culo como la bandera de Japón”, dice mi hijo. O yo. No lo sé. Hemos tomado ya 1.345 tazas de kopi-luwak, de manera que nos movemos mucho. Lo que augura un artículo trepidante, digno de un día histórico. Vamos que nos vamos.

2- Ha finalizado la Cumbre Europea en la que se decidía lo de la pasta post-covid. El aspecto es el del primer festival de lo que sea en Europa en el que Esp no queda la última. Pero casi nada es su aspecto, ni tiene el aspecto que se merece. Una cumbre es, por otra parte, su resultado. Pero también es un evento, un acto que lo mediatiza y convierte sus resultados en históricos. Para desmediatizarlo, me he puesto frente a los ojos del punto 4. Como su nombre indica, viene después del 3.

3- Desde que UK se piró, la BBC ha dado un giro espectacular. Parece TV3 o algo con Urdaci al frente. No es el caso de The Guardian, que no sólo está muy sexy, sino que la semana pasada sacaba repor sobre la gestión de la covid en Europa. De ese repor se extrae una cronología paneuropea, que culmina, estilísticamente, en la cumbre. Ahí va.

4- El 6-E se produce la primera evaluación de la covid por el ECDC. El 17-E la primera conferencia entre Estados miembros sobre el tema. Telefónica. De 27 Estados se ponen al teléfono 12. Se establece un Comité de Coordinación el 28-E. Que el 29-E insta a que los Estados se preparen, sin más detalles. El Comité insta también a una reunión urgente para el 3-F. Rapidito. Lamentablemente, un caso de corrupción en Croacia, la anfitriona de la reunión, aplaza la cosa hasta el 13-F. El 14-F, la ECDC expresa su preocupación ante la covid, y prevé “algo incierto”. El siguiente movimiento es el 26-F, cuando Conte pide ayuda a los Estados de la UE, porl la gloriarl de tu madrel y en modo gobernador de Hawai que llama a Washington en pleno bombardeo de Pearl Harbor. Informa de la falta de EPIs, y de una crisis que obliga, una vez se colapsan las UCIs, a una suerte de eugenesia. Ningún Estado miembro –ninguno; cero– contesta a la llamada. Lo que ilustra a los Estados. Y la debilidad de la Comisión cuando no la chulea Grecia/el Sur. El fin de semana 29-F/2-M hay ya, zas, 2.000 infectados en Italia. El 3-M, por fin, diversos Estados se movilizan. Tarde, pero con absoluta vehemencia y sentido de la época. A saber: Francia requisa materiales sanitarios que iban a Italia, y b) Alemania prohíbe la exportación de EPIs. Boom. El 4-M, contagiados por el entusiasmo franco-alemán, son 15 Estados los que restringen movimientos de personas y de materiales sanitarios. Por esa fecha, Francia y Alemania ya roban, abiertamente, el material sanitario que llega a sus puertos, y Bélgica y Holanda acaparan productos químicos clave. El 6-M la Comisión pide unidad. Alemania, a su vez, cierra fronteras. Entre el 9-M y el 23-M los Estados cierran sus economías, a pelo. El 13-M, la OMS declara Europa “epicentro de la crisis”. Un día antes, el 12-M, la Comisión Europea carece aún de fabricantes o proveedores de material –el 5-F había pedido a los Estados que le pasaran sus evaluaciones de material; los Estados se lo tomaron con calma; tardaron un par de semanas–. La primera entrega de material a los Estados, por parte de la Comisión, será, guau, el 8 de junio. En el ínterin, y por la vía de los hechos, los Estados asumen la responsabilidad de adquirir suministros, y la Comisión la de administrar, distribuir y cubrir una parte grande de los costos. The Guardian, son listos, apuntaba que ese será el modelo de los Fondos de Recuperación. Y, en efecto, va por ahí.

Alemania, un Estado que lo intentó en dos guerras sangrientas, ha accedido a la primacía económica europea. La cumbre es la puesta en escena

5- El punto 4 les explica el Featuring, el Starring, y el Also Starring de la Cumbre de Bruselas que empezó el viernes y finalizó, como una despedida de soltero, después de las 5 am del martes. Faltan quizás las dos instituciones más chachis e inclusivas en esa cumbre. El Consejo Europeo y su presi –han luchado por el acuerdo final, y no por el penúltimo, sumamente gore–, y la presi del BCE –el BCE es, hasta esta cumbre, quien lo ha aguantado todo, comprando deuda como un poseso, evitando una crisis de deuda–, Lagarde, que animó y llamó al gasto. Lagarde no es, por cierto, Sor Citroën. En la crisis de 2008, cuando era presi del FMI, advirtió al mundo que la longevidad, un mayor acceso a las pensiones, era un problema financiero. A, glups, solventar. El punto 4, y una miaja el 5, explican que estamos gobernados por psicópatas. Que el neolib ha impregnado las socialdemocracias –imagínate lo otro–, que el Estado es un interés superior a la UE, que en la toma de decisiones del Estado prima lo electoral sobre lo real, y que hay Estados que miran, de tú a tú, como poco, a la Comisión Europea.

6- Explica que, vamos, hay un Estado fuerte. Un motor de Europa. Un líder. Alemania. La Seat de los 60, respecto a la cual el resto de Estados son pymes subsidiarias. Y que de eso vamos tirando. El liderazgo alemán explica las divisiones en la cumbre. Explica que el resultado es una decisión alemana. Explica que los frugales –o los tacaños, o, mejor, los gobiernos comprometidos con su discurso electoral caricaturesco, o, incluso mejor, los neolib extremos– son también decisiones, puntos de vista alemanes –esos Estados son los Vox de ese PP alemán, por así decirlo–, que Alemania deslocaliza de sí, por poco decorosos. Lo decoroso es importante. El decoro es lo que, hasta cierta presión y temperatura, impide que escupamos por el colmillo. Es, por lo mismo, una convención, pero también una herramienta política. Diría que la más importante en/tras la cumbre. Es la más frágil, la única de la que disponemos, y la que tal vez ha modulado la cumbre. Alemania, un Estado que lo intentó en dos guerras sangrientas, ha accedido a la primacía económica europea. Hace décadas. La cumbre es la puesta en escena. Decorosa. Alemania no puede exigir, por eso mismo, un Tratado de Versalles al Sur. No, al menos, este Gobierno alemán, que no puede dar chicha electoral a la extrema derecha alemana. Y no puede hacerlo. No, al menos, a gritos, como en 2014. Si bien –punto 4–, los Estados, cuando las ven venir, carecen de decoro alguno en el trance de agarrarse a lo que Kissinger, aquel otro filántropo, denominaba Interés Nacional. Pasó en 2014. Pasó en marzo de este año/punto 4. Y no hay 2 sin 3.000.

 

7- Sobre lo decoroso de la cumbre. Esto no es 2014. Lo que no significa que sea su contrario. De los 750.000M€ previstos llegan 750.000M€. De los 500.000M€ en transferencias –Domund, para entendernos–, llegan 390.000M€. Significativamente menos. Los 250.000M€ en créditos/deuda, pasan a ser 360.000M€. Significativamente más. A Esp le tocan 140.000M€. Lo previsto. Yupi. Es el 11% de su PIB. De los cuales 72.000M€ son Domund. El 70% del total llegará en 2021-22. El 30% restante en 2023. Hay pasta. Y rapidita. Para la crisis vivida y algo de lo que venga en otoño. Lo que no es desdeñable. Sobre este monto y su gestión se edificará la política de los próximos años. Sin este monto, la vía autoritaria en Esp era más que probable. Veremos si el monto es suficiente para paliar la crisis en fechas venideras. Y lo veremos en tiempo real. Y a pelo.

Esp, en todo caso, no podrá tocar un € de lo que pille para meterlo en Sanidad

8- Las condiciones de todo esto empiezan a explicar que esto no es Jauja. Condiciones: a) transformación económica –no se pierdan el punto 9–, que b) los planes de transformación etc. los evalúa la Comisión Europea –la del punto 4–, con un segundo nivel de control: los Estados –esos bichos del punto 4–, c) incorporación del cheque europeo –lo que se le daba a la UK de/desde Thatcher, para que cerrara la boca–, que será entregado a los frugales esos –para que cierren la boca por valor de 50.000M€; a Alemania, by a tube y en primer lugar–, y d) la exigencia muy tenue, a los Estados beneficiarios, de la práctica del Estado de Derecho. El punto d) es verdaderamente histórico, comparable –solo lo veremos en el tiempo– al momento en el que Roma dio un reino a los visigodos/los bárbaros. Se establece una deuda conjunta. O no. Es posible que la deuda la emita la Comisión Europea para el incremento de su presupuesto en 7 años –1,074B€–. Es un matiz importante. Veremos si eso es así en breve. Desaparece el fondo para salvar empresas –es decir, que igual se salvan con ese monto–. Desaparece el fondo para Sanidad. Países como Esp, cuya crisis económica covid va unida a la desaparición de la Sanidad Pública, necesitarían un presupuesto mayor –¿cuánto? ¿Tres, cuatro, cinco veces mayor?– en Sanidad para paliar la crisis económica. Para sacar pasta de debajo de las piedras nacen nuevos impuestos verdes –plásticos, carbono–, que precisan, por tanto, la existencia, a lo bestia, de lo no verde –plásticos, carbonos–.

9- Los países del Sur no han sido intervenidos. No hay Men in Black. Lo que es irrelevante cuando se trata de una decisión colegiada/llevas el man in black dentro. Está por ver cómo afectará todo esto a la Sanidad pública. Fue un combate implícito en la cumbre. Esp, en todo caso, no podrá tocar un € de lo que pille para meterlo en Sanidad. El combate político en Esp será, todo pinta a ello, por la privatización sanitaria –PP, Vox han marcado maneras de que eso puede ser así; el ala frugal del PSOE no está por esa lucha–. También pinta que la contrarreforma laboral de Rajoy, su permanencia, será un caballo de batalla del neolib esp y comunitario contra el resto. También pinta que hemos consumido esperanza de vida y pensiones por encima de nuestras posibilidades. Ya veremos. Se desconoce cómo Esp gestionará esa pasta. Varios coquitos –altos cuerpos del Estado, y altos cargos del Ibex, me dicen– están diseñando una institución, por encargo de Calviño. La idea es a) preservar el monto de ese acceso esp al reparto de la riqueza, que es la corrupción, y b) que ese organismo autónomo trabaje con un periodo superior a la legislatura, de manera que pueda emitir algo parecido a un plan quinquenal. Suena a soviet. No es soviet. Como se vio en la anterior crisis, el primer mundo evoluciona hacia un comunismo derechista, con una clase con acceso a la tienda Inter-tourist, en la que hay de todo, y otras clases que tiran de deuda y cartilla. O, incluso, no tiran. La pobreza extrema, antes de la covid y después de la anterior crisis, con una Comisión Europea menos enrollada, supuso un aumento de un millón de personas usuarias de la pobreza extrema. Hasta 2018 –fecha de cierre de los informes al respecto–, la pobreza extrema, uno de los modelos de pobreza que ofrece el mercado para esta temporada, afecta a más del 9% de la sociedad. El 30%, asalariados. Espero que esto sea materia de conflicto político. Preciosismos: a) el artículo 135, y su límite del gasto, impide que los ayuntamientos puedan participar en la gestión del monto que viene. Las decisiones de gasto del monto quedarán entre el Gobierno, el ente autónomo, y las autonomías. No hay mucho interés en el Gobierno –en ninguna de sus tribus urbanas– para que esto deje de ser así. El preciosismo b) tiene que ver otra vez con el artículo 135. Desde la reforma constitucional exprés –ZP, ese hombre–, no existe el Bienestar. Existe, en su substitución, una idea mayor o menor, según quien gobierne, de decoro. Lo que puede facilitar ocurrencias indecorosas si esto se pone chungo.

10- El neolib esp sabe que todo esto es una oportunidad de negocio –sanitario, asistencial, de pensiones privadas–. El PNV, a través de una empresa del Ibex, es el partido que tiene más interiorizado que esto es la oportunidad –y también oportunidad de negocio– para la reindustrialización, para la vuelta de la industria, esa cosa que PSOE, vía fundaciones alemanas, se peló en los 80 –sí, el liderazgo alemán y la idea del Estado como provincia romana viene de lejos, y ha dado al mundo muchos días históricos–. El sistema radial esp, esa joya antigua, renovada en los gobiernos PSOE-PP, no ayuda. La industrialización –algo de por sí más susceptible a derechos que los servicios, esa precariedad– puede ser, o no, un punto de reparto de riqueza. Social y territorial. La gran oportunidad para una Esp, vacía o no, repleta de sol. Y este debería ser otro punto de conflicto político.

11- Cat, por cierto, ni se entera. En lo que es una metáfora de la política de marcos, tan intensa en todo el Estado, vive en su burbuja. La semana pasada han salido los presos del procés, injustamente encarcelados. Alguno, por primera vez en su vida, practicó la desobediencia. Es decir, no se puso mascarilla, practicó el no-distanciamiento, o se piró a su segunda residencia. Junqueras, al salir, llamó a Torra, y se puso a su disposición –¡No! ¡Otro no!; creo que lo he dicho yo–. Junqueras y Puigde han iniciado un combate singular e inexportable. Por ver –no es coña– quién ha sufrido más y quién es más buena persona. La buena-persona es en este pico propagandístico lo que los españoles-de-bien cuando Acebes. En general, el sentimentalismo, ese pobre hombre blanco marginado y doliente, es el sello de las revoluciones reaccionarias del Primer Mundo. Ni se enteran de que hay pandemia, imagínate reindustrialización. Los datos, las acciones, la gestión de la Gene no cuadran en estos últimos brotes. Tampoco cuadran los de la Comunidad de Madrid, una cultura de la gestión, de la salud, del beneficio, de la mentira y de la selección negativa, similares. Lo que indica que el marrón sanitario que vive Cat en breve puede pasar en MAD.

12- Se lo cuento en otra entrega, que ahora estamos en el zoo, buscando una civeta como unos desesperados, tras haber agotado las existencias MAD de kopi-luwak, ese café que es como una cumbre. Excitante y, al aparecer inopinadamente al final de un túnel –en este caso, digestivo–, ofrece la sensación de ser un prodigio. 

1- Mi hijo, adolescente, y yo, concupiscente, hemos descubierto el café kopi-luwak. Se trata de un 100% arábica, delicioso y que ha sufrido un proceso particular. Proceso particular: lo ingiere una civeta indonesia, lo digiere y, finalmente, es expulsado por el final de su tracto...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí