1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SOLIDARIDAD

El mejor partido de Marcus Rashford

El futbolista inglés lidera desde hace meses una iniciativa para paliar la escasez de alimentos de muchos niños de su país ante la negativa del Gobierno a prolongar el programa de comidas escolares gratuitas en las vacaciones

Ricardo Uribarri 31/10/2020

<p>Marcus Rashford ayuda a repartir paquetes de comida en la ong con la que colabora.</p>

Marcus Rashford ayuda a repartir paquetes de comida en la ong con la que colabora.

TW

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Existe el pensamiento en buena parte de la sociedad de que los futbolistas de élite viven en una especie de burbuja, rodeados de lujos y alejados de los problemas importantes que son comunes a muchas personas. Más de uno da motivos para ello. Pero dentro del colectivo también encontramos ejemplos de que ni el dinero, ni la fama, les ha hecho olvidarse de las dificultades que pasan otros. Especialmente cuando ellos también las sufrieron en algún momento de sus vidas. Ese es el caso de Marcus Rashford, jugador inglés que milita en el Manchester United, y que con sólo 22 años ha movilizado a miles de personas con el fin de paliar las carencias alimentarias que sufren muchos niños en su país, agudizadas en los últimos meses por las dificultades provocadas por la pandemia de la covid-19.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Para entender la sensibilidad de Marcus respecto a este tema hay que retroceder hasta su infancia, cuando vivía en Wythenshawe, un área del sur de Manchester. Sin la presencia ni la ayuda del padre, fue su madre, Melanie, la que tuvo que trabajar a tiempo completo para sacar adelante a él y a sus cuatro hermanos, pero muchas veces ese esfuerzo no era suficiente. Por eso tuvieron que acogerse al programa de comidas que pagaba el Estado para los escolares que no podían traerla de casa, además de recurrir a la ayuda de los vecinos y de los bancos de alimentos y los comedores populares. El jugador no olvida cómo acudían a su colegio en Northern Moor para recoger sus cenas navideñas cada año. “Sé lo que es tener hambre”, ha llegado a confesar. Aquella experiencia le marcó y le hizo aprender que “el sistema no está diseñado para que familias como la mía tengan éxito, independientemente de lo duro que trabaje mi madre”.

El jugador no olvida cómo acudían a su colegio en Northern Moor para recoger sus cenas navideñas cada año. “Sé lo que es tener hambre”

Su afición por el fútbol hizo que empezara a jugar en el Fletcher Moos, un modesto club de base, donde sus cualidades facilitaron que el United se fijara en él y le incorporara a su academia. Tenía 7 años y la vida le empezó a sonreír. Allí arrancó una carrera meteórica que le llevó a debutar con el primer equipo a los 18 años y a batir récords de precocidad, convirtiéndose en el jugador más joven en marcar un gol en Europa para el histórico club británico, en apuntarse un doblete en su primer partido en la Premier y en anotar con la selección absoluta en su primer encuentro como internacional. Sin embargo, el éxito no le hizo olvidar sus orígenes ni perder su conciencia social. Tenía muy claro que “si alguna vez estaba en situación de marcar las diferencias, no dudaría en hacerlo”. Ya había dado muestras de ello, como con la campaña que impulsó la pasada Navidad para ayudar a las personas sin hogar de Manchester, proporcionándoles ropa y comida. O aprendiendo el lenguaje de signos para hacer de jurado en un concurso de poesía en una escuela de sordos. Pero la pandemia le ha dado una nueva oportunidad de demostrarlo.

Los datos que maneja el propio Rashford señalan que actualmente hay 1,4 millones de niños británicos en situación de necesidad, o lo que es lo mismo, en cada clase de un colegio hay nueve niños de cada 30 que viven con escasos recursos. En los últimos seis meses, el 14% de los padres y el 10% de los niños en Gran Bretaña reconocieron sentirse inseguros de poder comer lo suficiente. Además, los ingresos del 32% de las familias se vieron reducidos a causa de la pandemia. A raíz de que el confinamiento obligara a cerrar las escuelas, el Gobierno puso en marcha un programa por el que las familias desfavorecidas recibían unos vales de comida por valor de 15 libras (16,52 euros) por niño y semana. Esa ayuda terminó con la llegada de las vacaciones escolares en verano. En ese momento, Marcus escribió una carta abierta a los miembros del Parlamento en la que les rogaba que mantuvieran la ayuda: “Esto no va sobre política, sino sobre seres humanos. Tenemos que mirarnos al espejo y pensar si hemos hecho todo lo que está en nuestras manos para ayudar a esos niños. Dejando las filiaciones políticas a un lado, ¿no podemos estar de acuerdo todos en que ningún niño debe pasar hambre?”. Al mismo tiempo puso en marcha una campaña, en colaboración con la organización benéfica FareShare, con la que recaudaron 22 millones de euros. Con ese dinero lograron repartir tres millones de raciones de comida a las personas más necesitadas.

En Reino Unido hay 1,4 millones de niños en situación de necesidad. En cada clase de un colegio nueve de cada 30 niños viven con escasos recursos

La petición de Rashford, apoyada por miles de personas en las redes sociales, tuvo su efecto y el Gobierno aceptó prolongar el sistema de vales gratuitos con una cantidad asignada de 120 millones de libras. Un portavoz de Boris Johnson señaló que “el primer ministro acoge con satisfacción la contribución de Marcus Rashford al debate sobre la pobreza”. En Wythenshawe, su localidad, alguien lo celebró colocando una pancarta en la que se leía: “Rashford 1-Boris 0”.   La iniciativa del futbolista le valió recibir un doctorado honorario por la Universidad de Manchester, siendo el más joven en conseguirlo. No fue el único reconocimiento a su labor. También fue nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico, una distinción que otorga la Casa Real británica.

Lejos de pensar que el trabajo estaba hecho, Marcus formó un grupo de trabajo el pasado mes de septiembre con empresas de alimentación y supermercados para seguir ayudando a los niños más necesitados. Al mismo tiempo, volvió a dirigirse al Gobierno con el fin de que mantuviera las ayudas en los próximos periodos de vacaciones, e hizo tres reclamaciones: la expansión de las comidas escolares gratuitas para todos los niños que provengan de un hogar con crédito universal (ayuda que da el Gobierno a las personas que no tienen trabajo o tengan unos ingresos muy bajos con un límite de dos hijos por familia, siempre que el tercer hijo y sucesivos hayan nacido después de abril de 2017), llegando a 1,5 millones de chicos de entre 7 y 16 años; la ampliación de las provisiones vacacionales (alimentos y actividades) para ayudar a todos los niños que reciban comidas escolares gratuitas, llegando a 1,1 millones de chicos más; y aumentar el valor de los vales “Healthy Start” (para gastar en leche, frutas, verduras y legumbres) a 4,25 libras por semana (desde las 3,10 actuales) para que alcancen a todos aquellos que cuenten con un crédito universal, llegando a otras 290.000 mujeres embarazadas y niños menores de cuatro años.

Sin embargo, el Gobierno se manifestó en contra de prolongar las comidas escolares gratuitas durante las próximas vacaciones. Un portavoz del Ejecutivo manifestó que “no corresponde a las escuelas proporcionar alimentos a los alumnos con regularidad durante las vacaciones escolares. Creemos que la mejor manera de apoyar a las familias fuera del período lectivo es a través del crédito universal en lugar de subsidios gubernamentales para las comidas”. Al respecto, Rashford considera que el crédito universal no cubre las necesidades de muchos niños y que pasan muchas semanas desde que se solicita la ayuda hasta que se recibe. El jugador promovió entonces una petición popular formal para que el Parlamento tratara el tema, superando con amplitud las 100.000 firmas necesarias para que se considere una propuesta. De hecho, ha alcanzado casi el millón de adhesiones. La cuestión se debatió hace unos días y fue rechazada con 322 votos en contra y 261 a favor. La mayoría conservadora impuso su voluntad, pero el Partido Laborista ya ha anunciado que, si el Gobierno no rectifica antes de Navidad, forzará una nueva votación en la Cámara de los Comunes.

La reacción de Marcus fue irse al día siguiente con su madre a un nuevo almacén de alimentos de Fare Share, al que han puesto el nombre de Melanie Maynard, su progenitora, como agradecimiento por la labor del futbolista, y colaborar en el reparto de alimentos. Pero lo mejor estaba por venir. A lo largo de todo el país empezaron a llegar ofrecimientos de restaurantes, agrupaciones locales y particulares para sumarse a la iniciativa de Rashford y dar alimentos gratuitos a las personas más necesitadas. El propio jugador fue dando salida en su cuenta de twitter con la etiqueta #endchildfoodpoverty (acabar con la pobreza alimentaria infantil) a todas las propuestas para que llegaran al mayor número de personas posible. La respuesta ha sido de tal magnitud que prácticamente no queda un rincón del mapa de Inglaterra sin cubrir. “Las verdaderas superestrellas se pueden encontrar en el corazón de la mayoría de los ciudades, pueblos y aldeas. A todos, gracias por seguir atrapándonos cuando caemos”, escribió Marcus en un mensaje.

Marcus Rashford, a la izquierda, en una imagen publicada en su cuenta de Instagram.

No ha faltado quien ha mostrado su desacuerdo con la iniciativa del jugador, argumentando que la culpa la tienen los padres por tener un número de hijos que no se pueden permitir por su precaria situación económica. En relación a esto, Marcus contestó que “esto mismo se dijo de mi madre, aunque me criara en un ambiente de amor y cariño. El hombre que tienes delante es producto de su amor. Conozco gente de clase media que no ha experimentado ni un 1% del amor que yo he recibido de mi madre, una persona que hubiera sacrificado todo lo que tenía por nuestra felicidad. A veces la gente piensa que la están despreciando si piden ayuda. Y creo que en esta generación eso es algo que debería cambiar. Debe sentirse libre si quiere pedir ayuda para cualquier cosa. Mantener la cabeza alta y si necesitan ayuda, busquen ayuda”.

El partido parece que va a ser largo y duro porque el rival es peligroso. Pero Marcus está dispuesto a no rendirse y a dar batalla hasta el final. “La pobreza alimentaria infantil tiene el potencial de convertirse en la mayor pandemia que el país haya afrontado jamás. Estos niños importan. Estos niños son el futuro del país. No son una estadística más. Y mientras no tengan voz, tendrán la mía. Tienes mi palabra al respecto”. Seguramente ningún triunfo deportivo le dará tantas satisfacciones como el saber que está ayudando a mucha gente a tener una vida un poco mejor.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital y Marca. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí