1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Repaso crítico

2020: cronología de 12 meses para (no) olvidar

El año que nos deja ha estado marcado por la covid 19. Esta pandemia debería de servirnos como catarsis para un viraje hacia políticas destinadas a reducir la huella ecológica y redistribuir los beneficios de los multimillonarios

Juan Bordera 23/12/2020

<p>Mascarillas anticapitalistas. </p>

Mascarillas anticapitalistas. 

J.R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

 “La vida sólo puede ser entendida mirando hacia atrás,
pero tiene que ser vivida hacia delante”, 
Søren Kierkegaard.

Los traumas pueden servir a veces para golpearnos de repente y provocar una revelación, una catarsis, que nos haga cambiar. Por ejemplo –y por desgracia–, seguro que ahora entendemos mejor que cuanta más presión ejercemos sobre los ecosistemas y más especies extinguimos, más patógenos se acercan a nuestro sistema inmunitario. Así que me he propuesto hacer un breve anuario de lo que considero más significativo de este año, que probablemente no deberíamos maldecir tanto. Si no aprovechamos su potencial catártico, quizá más adelante tal vez lo añoremos.  Pido disculpas por adelantado, es una selección parcial hecha por un activista climático.

En enero comenzamos en Australia con la temporada de incendios más grave jamás registrada, y ya empezábamos a oír noticias de un virus que parecía ser como aquel primer SARS o el MERS, algo que no debía preocupar al todopoderoso –y algo ingenuo– Occidente. El 31 de enero dos turistas chinos dieron positivo en Roma y las alarmas comenzaron a encenderse, pero hasta el 23 de febrero, cuando ya eran más de cien los contagiados oficiales, el gobierno italiano no movió ficha. Sin embargo, será marzo el mes que anotaremos en los cuadernos de historia por estos lares. El mes en el que se inició la verdadera pesadilla: la de las cuarentenas, los confinamientos y los miles de muertos. El mes en el que casi todos los gobiernos actuaron tarde, mal o peor. El mes de los aplausos emocionales y la irrupción de los policías de balcón. El mes en el que medio mundo estuvimos mirando una pantalla con el estómago encogido –y en parte así seguimos–. El mes que ha puesto en cuestión a la globalización. El mes en el que algunos políticos, como Boris Johnson, hablaban de inmunidad de grupo y de que, para salvar la economía, vendrían tiempos difíciles, y vinieron, tanto que él mismo –el borrego que, siguiendo las órdenes del capital de no detener la economía, abanderó la propuesta de la inmunidad de rebaño– se infectó, como muchos otros de sus compatriotas y tuvo que parar, pero ahora nos encontramos con una mutación justo en ese país. Aunque mejor no adelantemos acontecimientos, que todavía quedan meses para eso.

En abril tuvimos un hecho absolutamente histórico que pasó, lógicamente, un poco desapercibido mientras proseguía la sucesión de desastres: un tipo concreto de barril de petróleo, los contratos a futuro del West Texas, se vendió en negativo los últimos días del mes. Es decir, te llevabas el barril y unos treinta y tantos dólares en el negocio. Esto venía provocado por la caída de la demanda y la incapacidad de almacenamiento. Si quieren enterarse bien de las implicaciones, lean, lean. Este hecho, junto con los precios bajos provocados por el shock, han sido la estocada mortal al fracking –aunque nadie descarta que vuelva de entre los muertos si repuntan mucho los precios–, ese negocio ruinoso que se ha sostenido solo porque el sistema monetario es una estafa tan enorme, que vía inflación pagamos todo el mundo la cantidad de billetes que decida imprimir la Reserva Federal estadounidense para financiar sus burbujas –por ejemplo, las que emite de metano–. El fracking si algo hace bien son burbujas.

Hablando de metano, en junio –además del ascenso esperanzador de los partidos verdes en las municipales francesas–, un servidor relató en este mismo medio un hecho ocurrido en el Ártico que es para ponerse a temblar de miedo: 38º en el Ártico ruso, rompiendo todos los registros anteriores y algunas mandíbulas de boquiabiertos climatólogos. Ya saben, el típico verano en el norte de Siberia, región de sol y playa donde las haya (se rumorea que esta será su nueva campaña para atraer turismo en estos tiempos del Antropoceno). Allí el metano –ese gas cuyo potencial de calentamiento es 20 veces superior al del CO2– se libera no por la fractura de la tierra en busca de combustibles, sino directamente del permafrost. Que como los peces de hielo de un buen güisqui on the rocks, se derrite con el calorcito siberiano provocado por el derroche de esos mismos combustibles y sus emisiones.

Algunos avispados diréis, ¿y mayo qué, te lo saltas? Bueno, de mayo podemos decir –en la pieza destacada antes está detallado– que en la misma zona ocurrió el segundo mayor vertido de la historia rusa, cuando el derretimiento de esa capa de hielo llena de gases, virus y materia orgánica que es el permafrost debilitó los soportes de un tanque, derramando 20.000 toneladas de diesel al río Ambarnaya, y evidenciando que si se derrite el permafrost, hasta lo más sólido que hayamos construido será inestable. También sentimos la muerte de George Floyd y apoyamos el empujón a las reivindicaciones del Black Lives Matter. 

En julio estuvimos algo más tranquilos, y con cifras más bajas de fallecidos, bajamos algo la guardia, tomamos las playas y las olas, no queriendo ver que vendría otra ola después que no nos iba a gustar tanto. En agosto, otro Borbón cumplía con la tradición familiar y se daba a la fuga después de robar a manos llenas. Ya decía Talleyrand allá por 1797: “Es costumbre real el robar, pero los Borbones exageran”. Le deseo unas felices navidades en Abu Dabi, y si ha de volver, que sea para ser juzgado por los cientos de millones en comisiones que se llevó, entre otras del petróleo saudí, y que algunos llevamos años denunciando aún a riesgo de ser sospechosos de injurias a la corona, la Corinna, y al inviolable. Al menos lo hicimos sin rapear, eso sí. 

En septiembre, además del conflicto provocado por Azerbaiyán –que acabaron ganando con apoyo turco– en Armenia, la campaña presidencial en el corazón del imperio aceleraba y se vio alterada por unas declaraciones históricas y ridículas. El mismo tipo que había instado a tratar con desinfectante el virus –por cierto, negó en público que fuera para tanto cuando en privado estaba atemorizado desde febrero– declaró, en medio del incendio más grave de la historia del estado de California, respecto al cambio climático: “No creo que la ciencia sepa, realmente”. Claro, Donald, la ciencia no, pero tú seguro que sí, campeón.

Cuando llegó octubre, el efecto catarsis ya había comenzado a hacer verdadero efecto. Fue el mes en el que, tras 40 años, se enterró la constitución de Pinochet en Chile, y en Bolivia el partido de Evo volvió al poder, demostrando que de fraude nada, y que de intento de golpe de Estado, todo. Y entonces llegó noviembre. Ese mes en el que, por poco, salvamos el match point y evitamos cuatro años más de un tipo ciertamente demente a los mandos del país más poderoso del mundo. La bola en la red cayó del lado que tocaba y, aunque Biden no es ninguna maravilla, ya está dando algún paso en la dirección correcta, que es mucho más de lo que se puede esperar del magnate naranja. Esto está provocando que otros países antes escépticos, como la Rusia de Putin, muevan ficha. Desgraciadamente también hemos visto como Marruecos sigue haciendo de las suyas con uno de los pueblos más abandonados a su suerte del mundo, el saharaui.

Y por fin llegó diciembre. Un mes en el que están pasando muchas cosas:

El día 7, comenzaron a cotizar los futuros sobre el agua en Wall Street. Quizá más adelante lamentemos pero que muy mucho este fatídico día. Un día antes, The Guardian publicaba una carta, firmada por algunos de nuestros científicos más ejemplares, alertando del rumbo de colisión que lleva nuestra sociedad respecto al caos climático. Argentina dio un paso histórico en la legislación respecto al aborto, y la prohibición de este ha sido el motivo de numerosas protestas en Polonia, especialmente en este último trimestre. El Brexit parece que se acerca al escenario más duro y encima lo hace acompañado de la difusión de una mutación del virus que parece ser, si no más mortal, sí más contagiosa, lo que ha provocado que se cierre en muchos países el espacio aéreo con el Reino Unido. Y de momento, hasta aquí puedo leer.

Recapitulando: en defensa de este año que por fin acaba hay que decir que la covid se apellida 19 por algo. La asociaremos siempre a 2020, pero se originó en el año anterior. Despidamos lo mejor posible este año, apoyemos un viraje hacia políticas que por fin tengan en cuenta que el castigado medio ambiente es finito, y con el ojo puesto en reducir la huella ecológica y redistribuir la monstruosa cantidad de beneficios que están cosechando los multimillonarios en tiempos de pandemia. Hay potencial para efectuar transformaciones que ya no pueden esperar más, pero se han de cargar en las espaldas anchas de los que más tienen.

 “La vida sólo puede ser entendida mirando hacia atrás,
pero tiene que ser vivida hacia delante”, 
Søren Kierkegaard.

Los traumas pueden servir a veces para golpearnos de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Juan Bordera

Es guionista, periodista y activista en Extinction Rebellion y València en Transició.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí