1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La vita nuova

Oda a Macguffin

Lo de USA puede tener su cosa positiva. Puede ayudar a ver, al votante del trumpismo cat y esp, cuál es su última consecuencia natural. El fin de la democracia

Guillem Martínez 8/01/2021

<p>Felipe VI pasa revista a la Guardia Real, en la Pascua Militar.</p>

Felipe VI pasa revista a la Guardia Real, en la Pascua Militar.

Casa Real

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Un Macguffin es un elemento que hace que los personajes avancen en la trama, pero que, en realidad, no afecta un ápice a la trama. “En historias de rufianes siempre es un collar y en historias de espías siempre son los documentos” (Hitchcock). Este punto 1 es un Macguffin como una casa pero, si estoy fino y al quite, en el punto 6 se convertirá en un chimpón. “Un collar o un documento no son nada, salvo lo que esconden” (Martínez).

2- Hace dos días fue 6 de enero, antes conocido como día de los Reyes y, a partir de la pandemia, día de la Pascua Militar. Tal día como ese se celebra la conquista de Maó a la pérfida Albión, una de las escasas victorias en modernidad de un Ejército que, un siglo y pico después, ya se especializó en victorias sobre ejércitos irregulares y población civil. La historia de Esp da para lo que da. Y no da para muchas pascuas. Aquella victoria en su día acabó con una de las cesiones en el Tratado de Utrech y, de paso, con una Edad de Oro en Menorca, en la que, paralelamente a su desarrollo económico y de libertades, se creó el síntoma de un teatro en catalán no dialectal, estandarizado, en la estética neoclásica, con dramas como Lucrècia, de Joan Ramis, que ya olían la ética republicana en pleno XVIII. Como todos los niños y niñas saben, Lucrecia/Lucrècia, hija de Espurio Lucrecio Tricipitino y esposa de Colatino, fue violada por el hijo del rey de Roma. Su posterior suicidio fue el desencadenante de la República Romana. Vaya, este punto 2 también es un Macguffin. Me piro, al 3, a ver si empiezo de una vez.

3- Bueno. Pascua Militar. Conmemoración del asesinato de Lucrecia. Hay cierta ansiedad por escuchar el discurso del rey. Lo que es un absurdo. En Europa, a) un rey no dice nada. Por convención democrática, sus discursos son conversaciones de ascensorZzzzz. En b) la única corona reinante de Europa que no se exilió en Londres, un rey no suele decir nada tampoco. La monarquía esp carece de grandes discursos. Y casi mejor, si entendemos que el rey más extrovertido y con discursos más programáticos fue, glups, Fernando VII. En el XIX o el XX no hay grandes discursos reales. Exemplum: la única alusión oficial al golpe de Primo, en el que participó furiosamente la monarquía, se produce, de rasqui, un año después del golpe. El discurso de JCI la madrugada del 23F es, en ese sentido, una rareza. Detiene la parte llamativa de un golpe, pero sin épica ni frases memorables. Salvo las ambiguas. Si los reyes no hablan en Europa, ni en Esp, ¿de dónde viene la ansiedad para que el rey hable en Pascua Militar, ese día tan chorras? Viene de que en 2017 habló. Presentó un discurso no solicitado al Gobierno Rajoy, que lo refrendó sin cambiar una coma. Con ese discurso hizo política. Abandonó su neutralidad. Y, con ello, creó un estado de ánimo en el constitucionalismo, que no es lo constitucional, sino la ultraderecha nacionalista esp. Desde ese momento, autorizada y crecidita en su cruzada por su lectura de la CE78, al punto de que, en pandemia, ha coqueteado con el golpismo. Incluso con cartas de militares al rey, en las que se conjugan proyecciones de la idea de democracia que el rey esbozó en su discurso de 2017. El rey no aludió a ello en su discurso de Navidad. La prestigiosa Foreign Policy, este 4E aludía en un artículo a la necesidad de que el rey desautorizara unas tendencias golpistas calificadas como graves, que se ubicara en la neutralidad formal desneutralizando, ubicando en un extremo, las opciones golpistas.

 

4- El Ejecutivo, que es quien corrige o, según el día, escribe los discursos del rey, y con ello los refrenda, optó –con el acuerdo del rey, se supone, que participó en todo ello con su opinión– por otro itinerario. En el acto, el peso programático fue de la ministra de Defensa, que en un momento dado de su discurso aludió a los militares que chatean o escriben, como mamíferos que “sólo se representan a sí mismos”. Lo que no es cierto. Se relacionan con una cultura compartida por dos grupos parlamentarios, y con varios millones de votantes. No son una seta, fruto que nace con sólo el sol y la lluvia, sino la consecuencia de la desactivación social de la CE78 desde 1978, de su rapto por la extrema derecha en los 90, y del discurso del rey en 2017. En lo que es un error, un lamentable error, se optó, en el discurso del rey, por tratar como compañeros a los militares. Lo que puede estar bien –el rey no puede enfrentarse a los militares–, pero que puede estar mal, al no establecer distancias con los militares yuyus, aceptados como compis. El posible momento correctivo y de distanciamiento frente al golpismo consistió, si se quiere interpretar así, en alusiones a la CE78, dentro del tradicional –y ya extraño y enfermizo– pack de defensa de la CE78, una CE78, por otra parte, defendida a capa y espada –y bazoka, que es lo inquietante– por el golpismo y el ultranacionalismo esp.

5- El Ejecutivo optó por tratar a la monarquía como europea. No lo es. Su historia la diferencia. Y su pasado reciente. Y su presente. Es una monarquía corrupta, en causas internacionales por ese hecho, y que, sin que nadie se lo pidiera y sin necesidad real para ello, en 2017 abandonó su único patrimonio –la neutralidad–, que le podía acercar a la tradición europea. El discurso de la Pascua Militar tampoco ha reencauzado nada. Salvo que haya un plan soterrado y silencioso –lo que sería otro error; la gravedad del momento requiere ser explícito–, el rey seguirá siendo interpretado como un símbolo constitucionalista, que no constitucional, por los militares que así lo quieran. Y por los civiles que posean cierta información, sentido de la época y canguelo, como aquí el menda. La inteligencia extraña y fascinante de Jaime Miquel, analista electoral, hoy trabajando en Moncloa, creó en 2015 un libro imprescindible –La Perestroika de Felipe VI, RBA–, en el que presenta un régimen agotado y un electorado rupturista –parecido al del 15M; no es de izquierdas o derechas; la ruptura no es necesariamente republicana, sino democrática, federal, anticorrupción, por una justicia eficaz y no política–. Felipe VI, si tenía alguna opción, era como facilitador de esa implantación democrática, en un falso bipartidismo, en el que PSOE y PP se pusieran de acuerdo en una gran reforma del Estado más allá de sus intereses. PP y PSOE, por ahora, que nada. Y Felipe VI parece que, por ahora, ha fracasado rotundamente en posicionarse lejos de la corrupción. Gracias a su discurso del 2017, también ha quedado lejos de lo federal y de una justicia neutral. Incluso de ser árbitro o animador de nada. En esta pandemia, la monarquía ha apostado ya no por ser operativa, sino por la propaganda y la confianza en la modulación de la información sobre ella. Eso es la antesala, de duración variable, de lo autoritario. Veremos si la ley sobre el comportamiento del rey, que anuncia Sánchez, es operativa. O es un/otro Macguffin. Una monarquía corrupta e inoperante no es el prólogo a una República. Es el prólogo a la lucha feroz por su supervivencia.

Una monarquía corrupta e inoperante no es el prólogo a una República. Es el prólogo a la lucha feroz por su supervivencia

6- A las pocas horas de todo esto, una masa enfurecida asaltaba el Capitolio. No lo hacía para acabar con la democracia, sino en defensa de la Constitución USA, de sus valores fundacionales, de la democracia y de Dios. La marcha sobre Washington explica la época: es como la marcha sobre Roma, pero completamente al revés y en nombre de la democracia. Hasta que uno comprende que Constitución, valores fundacionales, democracia, etc, son Macguffins, motores de la trama que no son la trama. El trumpismo, que es como hemos dado en llamar a esos postfascismos en nada parecidos al fascismo clásico, es una serie de Macguffins, densos, eléctricos, superpuestos. Debajo de ellos hay una sociedad rota por el neoliberalismo, que no se podrá recomponer sin cambios democráticos y económicos, y un autoritarismo que se va dibujando más y mejor. En Esp, el trumpismo –esto es, el neoliberalismo, la sociedad rota, el fake– transcurre, como en todas partes, debajo de Macguffins potentes. La independència es uno. Es algo que no incide en una trama independentista. La niega, pero afianza en el poder un modo de hacer. La lista de JxC para el 14F, en ese sentido, es abiertamente postfacista, trumpista, macguffinista. Otros Macguiffins en la plaza: una visión constitucionalista de la CE78, del rey, de la nación, tan potente que también ubican a un Gobierno de coalición fuera de la democracia y lo nacional. Ubicar a un gobierno legal en la ilegitimidad es la casilla de inicio para lo del Capitolio.

7- El Gobierno de Sánchez ha perdido otra ocasión para desmacguffinizar al rey, pieza fundamental en el trumpismo esp por decisión propia y de quien ha querido reír la gracia. Al gobierno no le quedan tantas ocasiones para hacerlo. El trumpismo, como se ve, va rapidito.

8- Por lo demás, lo de los USA, no obstante, puede tener su cosa positiva. Puede ayudar a ver, al votante del trumpismo cat y esp, cuál es su última consecuencia natural. El fin de la democracia. Y a las opciones no neoliberales la necesidad de no frecuentar ningún Macguffin trumpista. De paso, el pifostio del Capitolio puede ayudar al TS a ver, por fin, lo que es un acto de sedición, y su diferencia respecto de un acto propagandístico.

1- Un Macguffin es un elemento que hace que los personajes avancen en la trama, pero que, en realidad, no afecta un ápice a la trama. “En historias de rufianes siempre es un collar y en historias de espías siempre son los documentos” (Hitchcock). Este punto 1 es un Macguffin como una casa pero,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí