1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La vita nuova

Del gris al marrón

Desde 1978 se ha ido tirando, sin solucionar ningún problema surgido en democracia. Al no estar solucionados, los marrones indican que no hay un gran método democrático para solucionarlos

Guillem Martínez 5/03/2021

<p>Pedro Sánchez y el rey Felipe VI en el acto por el 70 aniversario de SEAT en Martorell.</p>

Pedro Sánchez y el rey Felipe VI en el acto por el 70 aniversario de SEAT en Martorell.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Cuando Roman Jakobson, lingüista e inventor de los conceptos sincronía y diacronía, se fue por piernas a los USA, tuvo que rellenar, como su nombre indica, el formulario de inmigración. Entre otras preguntas llamativas, se le pedía en ese impreso contestar a la siguiente: “¿Es usted polígamo?”. Era 1941, un año poca-broma. Aún así, Jakobson no pudo contenerse y contestó: “¿Sincrónicamente o diacrónicamente?”

2- Del punto 1 se desprende, amiguitos, que a) el humor es necesario en la vida, ese formulario, y que b) detrás de todo gran chiste hay una gran verdad. En este caso, que todo el mundo es polígamo/andro, al menos en el tiempo. Pero, en otro orden de cosas, el chascarrillo Jakobson explica, de forma diáfana y efectiva, c) lo que es un marrón. Es un marrón, estás en un marrón, cuando lo estás sincrónicamente y en tiempo real. Cuando no, siempre se puede ir tirando. Esp está en un marrón, esa tesitura en la que cuesta ir tirando.

3- Una democracia nivelazo y a tutiplén está llena de marrones. Lo que la diferencia de una democracia chichinabo es su capacidad para identificarlos y solucionarlos. La democracia es, básicamente, un método para la solución de marrones. A través de la democracia. Poco más. Los marrones al uso a los que se enfrenta una democracia no difieren, así, de los marrones al uso a los que se enfrenta, o no, otro sistema. La corrupción, la mentira, el interés privado, la ausencia de control del poder, la división de poderes, la ausencia de recursos para los cambios, la informalidad –esto es, la oscuridad–, el abuso, el privilegio, la impunidad. Me voy a fumar un pito a ver si me sale otro. Hola. Han pasado 3’ y me ha salido otro. El hambre, o la no distribución de la riqueza.

4- Los marrones no solucionados son el sello de la democracia chunga. Se solucionan, lo dicho, con democracia y, aún así, con catarsis, ese momento cero. Europa carece de momento cero –cuando todo el mundo se mira a los ojos y sonríe, porque ve que lo creado es bueno– desde 1945. Es decir, no hay casi nadie vivo que lo recuerde. Lo que es un problema que empieza a visualizarse en la política europea, de pronto desmemoriada. En Esp no sucede la catarsis/momento cero desde los 30. Glups. Y desde 1978 se ha ido tirando, sin solucionar ningún problema surgido en democracia. Al no estar solucionados, los marrones indican que no hay un gran método democrático para solucionarlos. Se dice rápido. Y al no solucionarse siempre son sincrónicos. Y, al ser sincrónicos, se manifiestan todos a la vez, sincrónicamente, como sucede con los tornillos de la estantería Cütren que en su día no atornillaste.

5- Este articulete les planteará diversas sincronías sucedidas esta semana. No se vayan, que será una juerga de la sincronía, arriesgada y rozando la poligamia.

6- La semana pasada el ministro Ábalos comunicó al mundo que no habrá regulación del alquiler. Lo que indica que los acuerdos de Gobierno de coalición no son vinculantes. Son literatura. Son procesismo esp. Un indicativo, a su vez, de la imposibilidad de acometer cambios, submodalidad no radicales, y asumidos como normalidad en el espacio UE. Resultó llamativa la fórmula elegida para comunicar todo ello. Ábalos reconocía que la vivienda es un derecho, pero acotaba que limitado, en tanto “es también un bien de mercado que genera actividad económica”. Lo que supone un jalón en la socialdemocracia. Histórico. La socialdemocracia no reconoce como una de sus funciones corregir el mercado. No es que tire la toalla al respecto. Sencillamente, no se ve poseedora de ninguna toalla. Ha abandonado la regulación de la economía, salvo –y en la dirección contraria– para la empresa regulada. La socialdemocracia, un hecho dinámico, ha dejado de ser dinámica. Lo que dibuja una sincronía dramática. Por otra parte, el entramado social de la CE78, vistoso y sin desprecintar, queda definitivamente sin desprecintar. Y en contradicción con la reforma exprés. Y, tal vez, con el futuro.

La socialdemocracia no reconoce como una de sus funciones corregir el mercado. No es que tire la toalla al respecto. Sencillamente, no se ve poseedora de ninguna toalla

7- Sobre el futuro. El festival keynesiano –cuando Keynes se repite es como parodia– durará un año más, al parecer. La Comisión Europea lo prorrogará hasta 2023. Después volverá la austeridad. Y, con ella, los reajustes que la Comisión ha ido apuntando para el post-keynesiato. La “colaboración público-privada” en sanidad y en pensiones. Es decir, el recorte de todo ello. El paraguas creado en el 45 –por aquí abajo, en el 78–, seguirá su encogimiento, iniciado a finales de los 70. Tal vez en términos más categóricos. El paliativo a esa sincronía es una economía chachi, con “bienes de mercado que generen actividad económica” como para una boda, sin regulación alguna, y modulada por los fondos New Generation. Será un paisaje difícil de describir, en tanto que “la colaboración público-privada”, de la que sólo sabemos que es un eufemismo, es algo nuevo y laberíntico. Por ahora, sólo disponemos de declaraciones y de un mapa burocrático confuso, aprobado en el Congreso. Y de metáforas.

8- La metáfora de la semana es el anuncio de la creación de una empresa de baterías en Martorell. Lo metafórico: está presente SEAT/Alemania –un indicio de que lo viene es lo que había: la economía europea como diversas capas de cebolla que protegen a la economía alemana, dispuesta a colaborar con la periferia, que se desindustrializó, en su día y en su honor; esa colaboración, y eso es lo inquietante, no es Europa; es todo lo contrario; es lo que Kissinger denominaba Interés Nacional, esa cosa unidireccional  Iberdrola –es decir, IBEX, la única “actividad de mercado” regulada–, y otras empresas –IBEX, se supone– que se irán incorporando a la juerga. Importante hasta redondear la metáfora: a) ningún sindicato sabe nada de esa empresa de baterías, salvo que, todo apunta a ello, tendrá máquina expendedora de café. Y b) al día siguiente de haberse publicitado el invento, se selló, con la solemne visita a la fábrica, de Sánchez y del rey. El Sur son diversos balcones desde los que saludar. La fábrica, hasta que pite, o no, es, por tanto, un balcón más. El balcón es el punto en el que en el Sur se ejerce la política y la propaganda.

9- Lo que nos lleva a otro problema sincrónico. La monarquía. Ha trascendido que dos infantas se han chutado la vacuna, para acceder a un carnet de vacunas que, por cierto, aún no existe. En lo que es una mala noticia para la cultura de los derechos, existirá en breve. Moncloa ha participado en esa crisis separando al actual rey de sus circunstancias/familia. Como ha hecho con el rey emérito –su caso ya empieza a ser inexplicable sin aludir a la suspensión del Estado de Derecho que rodea el trato favorable que recibe–. Y como se ha hecho, en los últimos 200 años, separando al rey reinante de la tradición de corrupción y desapego democrático ejemplificada por su antecesor. Para el reinado de JCI, eso se hizo mediante costosos –para la inteligencia y el decoro– mecanismos culturales. El balcón ese. Desde 2011 no existe por aquí abajo esa capacidad gubernamental de elaborar cultura vertical. Por lo que, en ausencia de cambios, en ausencia de la capacidad para aludir y solucionar corrupción y cohecho en la jefatura del Estado, cada vez se recurre a mecanismos menos culturales y más violentos. Esos mecanismos ya afectan a la autonomía parlamentaria y a la Justicia, más preocupada por proteger símbolos del Estado –es decir, al Estado– que a la democracia.

10- Sobre la preocupación de la Justicia por mitos antes que por democracia, esa otra sincronía. Se desarrolla en BCN un juicio contra los miembros de la Junta Electoral que debía velar por el referéndum del 1-O. Esa Junta no se llegó a estrenar. Tuvo una función propagandística y desapareció, zas, de manera poco edificante en septiembre del 2017, cuando el TC dictó una abultada multa diaria a sus miembros. Su desaparición, por cierto, no fue fundamental, pero sí categórica, para que, definitivamente, el 1-O no fuera un referéndum –carecía de todas las garantías al respecto; hoy sólo ven en el 1-O un referéndum, o un mandato, las extremas derechas esp y cat–, pero sí una descomunal manifestación ciudadana, duramente aporreada por las polis. El juicio a los miembros de la Junta no deja de ser, por tanto, un juicio no contra una institución –otra–, que no llegó a serlo, ni ganas que tenían, sino contra el derecho de manifestación. Que es lo que hubo. El juicio y su momento es más inteligible si se observa como una presión del Deep State para participar en las negociaciones para un nuevo Govern en Cat. Por lo que sea, la Justicia mitológica esp, y su paralelo, la extrema derecha cat, quieren lo mismo. Un enemigo mítico. Un problema sincrónico y sin fecha de caducidad. Algo caliente a lo que agarrarse si en 2023 la frialdad es descomunal. La promesa de situaciones que requieran grandes capitanes. El indulto a los presos del procés, su ausencia, empieza a ser, por otra parte, una sincronía que impide la normalización de la política en cat. Y posibilita su sentimentalización, que es el gran ingrediente de otras sincronías cat.

El indulto a los presos del procés, su ausencia, empieza a ser una sincronía que impide la normalización de la política en cat

11- El CGPJ sigue sin renovarse. Por problemas políticos. Es decir, problemas políticos del Sur: la corrupción de un partido. Algo que ilustra la magnitud de la tragedia: el CGPJ que se está dibujando para renovar el actual tampoco parece ser la revolución ética necesaria. El CGPJ irredento sigue aumentando la crisis institucional nombrado cargos sin la potestad moral –otra sincronía– para hacerlo. Villarejo, una metáfora de la autonomía policial –un corpus, por otra parte y de por sí, muy autónomo, en lo que es otra sincronía–, se reúne tras su liberación, vía periodistas interpuestos, con la Fiscal General del Estado, explicitando el contacto del poder político, con la Justicia, con la policía, y con el periodismo comprometido con ese gran reto del futuro denominado segunda residencia. Un pack de sincronías.

12- Se producen manifestaciones en todo el Estado. En BCN, grandes. Tienen dos franjas horarias. En la franja familiar, son multitudinarias. Miles de personas protestan contra el precio de los alquileres, por la libertad de expresión, por la ausencia de cambios. En horario nocturno, se queman contenedores. El énfasis político e informativo se hace con las manifestaciones nocturnas. Más fáciles de entender y de instrumentalizar. Y más asumibles por el Estado, esa cosa que puede asumir grandes dosis de desapego. La gran meditación sobre la realidad, sobre el gran stock de sincronías, se produce en las manifestaciones diurnas. De ellas saldrá algo importante. Tal vez solo un estado de ánimo, pero que puede ser algo más sólido en 2023. El PSOE/Moncloa, sin grandes tensiones interiores, parece no entender ese sedimento. A la espera de 2023 sella su tendencia a ser Estado. En el poder, o fuera de él, ve en el Estado su topos, y no en la democracia, que no siempre es lo mismo ni tiene los mismos intereses.

13- La democracia, por aquí abajo, y después de chorrocientas décadas desde el 78, empieza a necesitar una poda de sincronías. O corre el riesgo de no ser, sincrónicamente, una democracia.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. rosateau

    Es cierto lo que comentas Victor , me acabo de suscribir a CTXC y tenía curiosidad de leer los comentarios y menuda sorpresa apenas si hay .

    Hace 1 mes 16 días

  2. Víctor

    Guillem, yo quiero ser como tú, que lo ves tan claro y no te cabreas. Ah, el humor, ese escudo, ese arma de autodefensa, cómo lo añoro. En CTXT prácticamente nadie hace "comentarios", mientras que en otros medios cada noticia provoca decenas de "reacciones" (muchas de ellas meros ejemplos de reacción, también es cierto). Aquí en CTXT, los únicos lectores deben ser "Ángeles Gabilondos": intelectuales mudos.

    Hace 1 mes 17 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí