1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

La marmota, tendencias primavera-verano

La única duda sobre la constitución del Parlament, y la legislatura, es la estabilidad de JxC. Que no la líe, en plan entrar en un estanco con una recortada y decir estoy-mu-loco. No se puede descartar pues, en términos descriptivos, está mu loco

Guillem Martínez 10/03/2021

<p>Compadecencia del Govern en funciones ante la Diputación Permanente el 3 de marzo.</p>

Compadecencia del Govern en funciones ante la Diputación Permanente el 3 de marzo.

Parlament de Catalunya

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El 12M hay pleno en el Parlament. Para entonces se habrá pactado, todo apunta a ello, un/a presi del Parlament. Y, menos importante –no se pierdan el punto 11–, un presi de la Gene.

2- Los grupos que están pactando son ERC, JxC y CUP. Esto es, una comunidad de mitos –todos lo somos–, que se reactualizarán a partir del viernes. Habrá que leer, entonces, las reactualizaciones y la posible, o imposible, operatividad de todo ello. En todo caso, se pueden analizar los mitos de ese tripartito. Todos los partidos los utilizan en todo el mundo para verbalizarse ante la sociedad. Y, solo en el peor de los casos –es preciso no descartarlo–, para autoformularse ante/entre ellos mismos. Sea como sea, los mitos utilizados en esta emisión son los que siguen en los puntos 3-5. Al turrón.

3- El independentismo es el 51% de la sociedad. Lo que a) es cierto, y b) es muy matizable. Matizaciones. El procesismo es 1) una convención complicada, que sus votantes identifican y entienden. Todos son usuarios de esa convención complicada, pero no todos son indepes. Para acceder al 51% de esta emisión, 2) se han sumado, además, los votos del PDeCAT, extraparlamentario. Nunca se habían sumado, en estos juegos, los votos extraparlamentarios. Sin esa incorporación, el procesismo suma lo de siempre. Un 48%. Por otra parte, los únicos partidos que subieron en voto el pasado 14F fueron PSC y Vox. El restó perdió votos en modo à gogó. El procesismo fue votado, así, por el 27% del censo. Unos 10 puntos menos que en 2017. Mucho como para no meditar sobre ello. Afirmar que el 51% de la sociedad es indepe y se muere por repetir todo lo vivido desde 2012 a escala 1:1 es una opción propagandística. Que se utilice como análisis orienta sobre la calidad de los análisis de las élites procesistas. Y sobre lo que viene el viernes. Más propaganda que análisis.

Afirmar que el 51% de la sociedad es indepe y se muere por repetir todo lo vivido desde 2012 a escala 1:1 es una opción propagandística

4- El pack gubernamental entrante se autodenomina indepe. Lo que nos lleva al mundo de la autoformulación, muy respetado en los medios esp y cat. Pero lo importante es cómo se formula desde ese pack al resto de partidos. Se hace a través de la alocución ‘Bloque del 155’. La aplicación del 155 fue una desmesura. Por varias razones. El procesismo debería haberla evitado –pudo– para evitar un precedente chungo en todo el Estado. El Gobierno Rajoy, a su vez, aplicó un 155 raruno, aparatoso, más parecido a la ponencia constitucional de Fraga –descartada, glups, en su día–, que a lo especificado en la CE78. Que es tan poco que debería haber continuado siéndolo. Pero, como siempre, la alocución ‘Bloque del etc.’ se presta a matizaciones. PSOE/PSC, que en su día, en efecto, podría haberse negado a dar ese paso, lo dio. Pero evitó, por ejemplo, la clausura de TV3. Por otra parte todos, pero es que todos, los partidos procesistas apoyaron el 155. Es decir, aceptaron concurrir a las elecciones resultantes de manera inmediata. Incluso a mí, que nunca me hice muchas ilusiones rupturistas con la cosa procés, me sorprendió. Unos segundos. La Gene, por otra parte, se entregó con facilidad al 155. Algunos altos cargos de la Gene, como Elsa Artadi, fueron felicitados por el Estado por su colaboración más allá del deber. Antes del 155, por cierto, algunos grandes ideólogos del procesismo te lloraban, en la barra del bar de la vida, por un 155 para que todo parara. El 155 no es, diría, un bloque que integre a muchos más partidos aparte de los que lo votaron, lo rogaron y/o lo rentabilizaron. Convertirlo en bloque es dificultar la vida no ya al diálogo, sino a la sociedad. En efecto, ubicar a una parte de la sociedad como artífice del 155 no solo no encaja, sino que imposibilita cualquier empatía. Puede ser un indicio post-viernes.

5- A falta de concreciones políticas, el procesismo postviernes puede ser lo de siempre. Lo de siempre, después de varios años de siempre, puede ser esto: dos partidos y pico, que no se tragan, compiten por ser el superviviente y el que cierre, con la libertad que da la soledad, el paréntesis. Poco más. Lo sorprendente y lo inexplicable es que el partido que impone los marcos y las posibilidades es un partido trumpista que, además, no ha ganado las elecciones. Esa es la gran originalidad cat. No tengo una explicación satisfactoria –y breve– al respecto. Supongo que, no obstante, la explicación está en la sentimentalidad. Ocurra lo que ocurra, ocurre una lectura sentimental de la política. Y JxC debe de ser la Pimpinela de ese modo de emitir política.

6- El Gobierno debería segar la sentimentalidad de raíz, con soluciones democráticas y operativas, que se aplazan. Para aplazar, supongo, un conflicto con la justicia, que la justicia, por otra parte, no aplaza un instante. Indultos y soluciones para los casos –en números redondos, unos 3.000– aún sin sentencia. Con ese aplazamiento del conflicto, se amplía el conflicto. El Deep State, otra corriente sentimental, está en huelga japonesa, y no para de ampliar el conflicto.

7- Y, aquí, un inciso. Lo sentimental en la política. El Cirujano de Hierro, ese mito de la política esp, formulado por Ganivet, y que impregnó a Ortega y a José Antonio, hoy es el Cirujano Sentimental. Una idea sentimental de la democracia, de la justicia, de la nación. Sobre la que, en el siglo XXI, reposa la brutalidad en la política, la justicia, el nacionalismo. Socorro.

8- La figura sentimental –y reaccionaria– del arrepentimiento se utiliza para volver a mangar el tercer grado a los presos procesistas. Lo que es un indicativo de que la sentimentalidad, el trumpismo esp, está haciendo política previernes. Prefiere imposibilitar soluciones, potenciar un Govern sentimental en Cat. El otro indicio de lo que prefiere es la decisión de Fiscalía de empurar a Torrent. Por un caso gaseoso y acaecido lejos en el tiempo. Un indicio, en fin, de que la justicia, cuando no es rápida y predecible, pasa a ser otro negociado.

9- Se acusa a Torrent, el anterior presi del Parlament, de situarse fuera de la ley por permitir dos resoluciones. Una pedía el derecho de Cat a la autodeterminación. Era la décima o undécima resolución al uso desde 1981. Es decir, nada. La otra era una resolución contra la monarquía. Aquí conviene recordar que una resolución es el grado cero del parlamentarismo. Las resoluciones son símbolos. Y, por lo mismo, libertad de expresión, no delitos. Un parlamento rico en resoluciones es rico en símbolos. Sobre la nada. Por el mismo precio, Torrent evitó otros trámites parlamentarios que le hubieran supuesto la inhabilitación –tal vez, la cárcel, si los fiscales se ponen sentimentales–, y que hubieran contribuido a una legislatura más propagandística aún, y aún más orientada a vertebrar sufrimiento sentimental. Un esfuerzo contra la presión de JxC, visto lo visto, inútil. El mensaje del Deep State parece claro. Queremos sufrimiento sentimental para vertebrar sufrimiento sentimental. Queremos un enemigo de nuestro tamaño. Sentimental.

Poco importan los esfuerzos de Torrent para no verter tóxicos en la política y en la sociedad cat, si luego vienen y te empuran igual

10- Y, en efecto, poco importan los esfuerzos de Torrent para no verter tóxicos en la política y en la sociedad cat, si luego vienen y te empuran igual. Esto afectará, supongo, a la elección del nuevo presi del Parlament, la persona que puede, o no, hacer de la legislatura otra maratón sentimental de símbolos, crispación, victimización y nada. Hay varias posibilidades. El pacto ERC/JxC presupone que si uno preside la Gene, el otro preside el Parlament. Lo que supondría que el Parlament sería presidido por –ay, uy– Laura Borràs, a punto de ser juzgada por mangoneo contable. Lo que invita a pensar que una parte de la legislatura se iría en transformar un posible delito común en político. Sí se puede. La otra posibilidad es que la presi del Parlament sea de la CUP. Lo que no supondría un gran cambio respecto de Borràs. CUP es un partido diáfano en lo municipal, pero raruno en lo nacional. Sus mitos sostienen que el procés va unido a un programa social –hasta ahora, el procés, que nació para evitar una agenda social en austeridad, no ha emitido señales de ser un programa social–. Y que supone poner en contradicción al Estado –el Estado es una máquina de omitir sus contradicciones; por ahora, más que contradecirse, se ha reafirmado; las contradicciones del procés, otra política de Estado, siguen también intactas; la mayor, contar en su seno con un partido trumpista, tan ricamente–. CUP, por otra parte, parece ser un partido dado a los gestos simbólicos en el Congreso y en el Parlament. Lo que le confiere poco recorrido no-simbólico a una presidencia suya en el Parlament. Veremos.

11- PSC y Comuns tienen sendos candidatos a presi del Parlament. Pero, a falta de sorpresas, los tiene como quién tiene un tío en Graná. La única duda al respecto del viernes, y de la legislatura, es la estabilidad de JxC. Que no la líe, en plan entrar en un estanco con una recortada y decir estoy-mu-loco. No se puede descartar pues, en términos descriptivos, está mu loco.

12- Después de las elecciones ha desaparecido Borràs. Han tenido la voz cantante Jordi Sánchez, que no estuvo muy mimado en las listas, y Artadi, que está en el pack Ajuntament. Esas informalidades en un partido vertical indican perturbaciones en la fuerza. Puigde –eurodiputado, no puede ser diputat, pero aún no ha dimitido, lo que es otra perturbación– parece estar en un momento de duda. Posibles dudas: el partido, cuyo principal motor emocional era cargarse al PDeCAT, ya lo ha hecho. Igual tiene la melancolía postcoitum de cuando vas y haces, por fin, lo que más querías. Una parte de JxC está a por otras. Otras: hacer política. O algo parecido. Con leyes y todo eso. A su vez, Puigde está en realidad cambiada. Se ha votado la retirada de su inmunidad en el Parlamento Europeo. Eso no supondrá su extradición. Por ahora. El cargo de rebelión y el actual de sedición son dadás. Y no se quiere proceder a una euroorden por malversación –sería automática– porque al Deep State le parece, sentimentalmente, poco. Llarena –está a otro fracaso de tener una serie propia de dibujos animados– ha planteado una cuestión prejudicial al TJUE, que puede conducir, en el tiempo, a la extradición de Puigde. Pero también, ojo, a una desautorización del Estado, a una respuesta del TJUE en la que, sin meterse en ninguna sentencia de ningún Estado, se posicione sobre si una mani es o no sedición. Tendría guasa.

13- Puigde, en todo caso, ha sido tratado por la eurocámara  de manera poco honorable. No es un héroe, si bien los medios públicos y concertados están demostrando que la cámara dijo lo contrario. Sí se puede, indeed. En todo caso, cuando la política es sentimentalismo, lo de Puigde es un problema sentimental. Que Puigde puede solucionar con otro golpe de efecto sentimental. Otro símbolo del símbolo del símbolo de la desobediencia y la ruptura. Nunca presente. Siempre denunciada por la Fiscalía.

14- Una democracia es la capacidad de solucionar problemas. El Estado esp, en su modalidad Deep y en su modalidad analógica, se ha revelado como una potencia sentimental en el modo de no solucionarlos e, incluso, de acrecentarlos. Algo particularmente grave en este caso, pues el problema territorial –uno de los componentes del procés– es el de más fácil solución entre todos los problemas aplazados y congestionados desde 1978. La política cat –no es asamblearia, no es La Commune; es más, arrecia en ella una cosmovisión clasista y racista cada vez más a su bola– es una digna rival en esta competición de Estado por su escasa calidad democrática. Zzzzzz.

15- Hasta el viernes.

1- El 12M hay pleno en el Parlament. Para entonces se habrá pactado, todo apunta a ello, un/a presi del Parlament. Y, menos importante –no se pierdan el punto 11–, un presi de la Gene.

2- Los grupos que están pactando son ERC, JxC y CUP. Esto es, una comunidad de mitos...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. luismi-fernandez

    Guillem, una vez más felicitarte por el genial artículo que nos ayuda a los profanos en la materia a conocer mejor el "Procès" y sus arcanos... Una pregunta-petición: Si el problema territorial, tal y como afirmas al final del artículo, es tan fácil de resolver, revélanos please el secreto, que en 40 años nadie ha conseguido desatar este nudo gordiano. A cambio yo te respondo a lo que planteas en el punto 5: La sentimentalidad triunfa porque el nacionalismo es sentimiento puro... Y eso siempre es más fácil de procesar y de emitir y de deglutir por votantes,lamentablemente, que cuestiones realmente importantes como los derechos sociales o la calidad de vida... A más nacionalismo, más sentimentalismo... Y cuando se proclame, por fin, la República de la Barra Libre de Cerveza, futuro faro del Occidente, verás como ciudadano de tal maravilla, aun más portentos, me temo...

    Hace 7 meses 12 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí