1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

Lo imposible no es lo inmoral

Las socialdemocracias son la mayoría en el Parlament. Están todas las sensibilidades de la socialdemocracia, incluida la ausencia de sensibilidad alguna. No pueden formar govern porque no lo entendería la derecha trumpista cat

Guillem Martínez 28/03/2021

<p>Primera sesión del debate de investidura en Catalunya.</p>

Primera sesión del debate de investidura en Catalunya.

Parlament

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Una delegación china explica en una cumbre que la delegación USA ya solo se representa a sí misma. Con esa sencillez y economía de palabras, finaliza una época. Zas. El comercio internacional está paralizado en el Canal de Suez. La última vez fue por una guerra. Ahora el Canal se ha colapsado solito, o el mundo está en una guerra invisible, o todo le resulta difícil, imposible. La UE tiene serios problemas de competencia para vacunar a su población. No está diseñada para vacunar a su población. Tal vez no está diseñada para su población. Las poblaciones, en fin, hoy son engorrosas. Molestan. Enferman, por ejemplo. Requieren más planificación que lo que sea que trate la UE. Y no hay capacidad ni conocimiento para ello. El TC alemán, que ya advirtió sobre el carácter anticonstitucional de dar dinero al BCE para mutualizar la deuda, ahora advierte de lo mismo para con los fondos Next Generation. El gasto en crisis en la UE durará lo que quiera Alemania. Alemania empieza a no querer. La Alemania que quiere durará, a su vez, poco. Tal vez un líder y medio tras Merkel. Luego empezará otro mundo. Esta pandemia ha acelerado el fin de época. O, mejor, ha acelerado su percepción. Un fin de época es también inhibición donde antes había contención. En el Sur de Europa un parlamento elige un nuevo govern. BCN, Parlament. Se inicia la sesión de investidura. La primera actuación de la primera presidenta trumpista de un parlamento de Europa Occidental es negar la palabra a un diputado. 

2- Aragonès, el candidato a presi por ERC, toma la palabra. Varias horas. Hilvana una propuesta de Govern progresista y de izquierdas, si bien lo suyo no es un govern progresista y de izquierdas. Es un govern apoyado desde fuera por CUP, una socialdemocracia más dura que otras –algo común en Europa–, e integrado por ERC, una socialdemocracia blanda –algo común en Europa– y por JxC, una extrema derecha trumpista –algo cada vez más común en Europa; más en su Sur; más en Esp–. La propuesta de Aragonès, algo que parte de materiales existentes en toda Europa, es, en su mezcla, una excepcionalidad europea.

3- La propuesta programática de Aragonès existe en otros puntos. Como en Esp, un gobierno de coalición en el que, desde la correlación de fuerzas, poco sexi, participa a) una socialdemocracia más familiarizada con el neoliberalismo, y b) otra menos familiarizada con el etc. La propuesta de Aragonès es sumamente parecida, en su música, a esa propuesta Esp que ahora agoniza. Modular la escasa soberanía de un Estado –de una autonomía en este caso– con notas amables –poco más; nada menos– para políticas de vivienda, sanidad, una posibilidad –lejana, no formulada– de una RBU y de una banca pública, y de unos 700 millones –¿mucho? ¿poco? ¿nada?– para gasto social inmediato. La CUP, que no entraría en el Govern, protagoniza el momento en su historia en el que más se acerca a la institucionalidad. Es el momento, por otra parte, en el que ERC está más alejado de la mística. Aragonès, de hecho, finaliza su discurso citando a Maragall. La cosa procesista –la propaganda no verificable, el motor de la máquina, la substitución de la política– queda muy reducida. A un Pacte per la amnistía y la autodeterminació. Alocución que, traducida del procesismo, puede significar un pacto simbólico y sin mucho recorrido real para el indulto de presos, por una solución a los exiliados, y por votar algo, algún día. No sería un referéndum de autodeterminación. Esa posibilidad, existente hasta 2010-14, a través de dos resquicios –la Llei de Referèndums del Tripartit, y un referéndum para evaluar una reforma constitucional propuesta por el Parlament–, fue taponada por el TC. El procesismo, más dado a la opereta que a un referéndum formal, no se la tomó en serio jamás. A esta propuesta de Govern le falta el consentimiento de JxC, socio necesario. Lo que supondría cambios. Aumentar el procesismo, rebajar la política real. Es decir, vete a saber en qué consiste la propuesta real de Govern.

4- Turno de Illa. En las antípodas de Maragall. Pero también de Iceta. Con cierta agresividad –utiliza en una ocasión el castellano, algo sin precedentes en el PSC en el Parlament; supongo que es una protesta–, Illa se centra en la alianza con CUP, más que en la alianza con JxC. Utiliza expresiones como “antisistemas” y “Govern rehén de la CUP”. Algo que, por otra parte, jamás ha sucedido. Ni en los glory days del procesismo la CUP pudo vertebrar nada en el Govern, salvo símbolos y ceremonias, siempre bienvenidas, nunca efectivas. Illa, y Gabilondo, están vertebrando, a su vez, algo. Un indicio de un cambio. La idea de que la gran diferencia del PS respecto a las ultraderechas emergentes –e imparables– es el tono. La substitución de políticas por el tono, y cierto alejamiento de otras socialdemocracias –UP en MAD, CUP en Cat–, frente a la que se presenta como el orden. El PSOE parece estar avanzando hacia lo que en Esp y Cat se llama centro. Y, por lo tanto, alejándose de propuestas económicas y sociales ambiciosas, y de una solución a los presos y al tema territorial, dos temas que Illa ni menciona. En el intercambio de palabras posterior, más amable y cívico, Illa parece, no obstante, proclive a pactos con ERC. Tal vez en los presupuestos. Ojo: a una participación en el Govern, por tanto, desde fuera de él. Todo está tan majara que puede pasar eso de una manera más o menos formal. O no. No se pierdan el punto 10.

5- Albert Batet, JxC. Habla en procesismo. Traduzco. Se centra en que el procesismo es hegemónico en la sala. “Un 52%”. Un 52% cogido por los pelos en unas elecciones en las que el no-procesismo no vio la necesidad de votar como posesos, por ausencia de amenaza real. Un 52%, o un 50,01% es suficiente, defiende, para proclamar la indepe. Algo que JxC no hizo en su día ni, todo apunta a ello, hará jamás. La indepe necesita mayorías mayores, pero no así la emisión de políticas que confunden la democracia con la mayoría, ese trumpismo que defiende que el voto es más importante que lo legal o lo social. En el diálogo posterior con Aragonès, Batet utiliza ese tono procesista civilizado, con adjetivos chorras y cursis –mi favorito: “escarafalls”; en general, en el mundo una lengua pierde enteros y se expone a su extinción por varias razones; una es también cuando substituye “culo” por “pompis”–. Para un observador ajeno, es un diálogo insulso entre seminaristas. Para uno avezado, es una lucha a navaja entre dos tipos que escupen por el colmillo. En un momento dado, se produce la brutalidad. JxC explicita por qué no votará a Aragonès en el día de ayer, y tal vez nunca jamás: ERC no apoyó al candidato Puigde en 2017, lo que hubiera supuesto nada, pero también una legislatura procesista neta. ERC son, por tanto, traidores. La palabra no fue dicha, pero es el fin, por fin, del Chicken Game. Se abrió la veda para utilizarla. Como siempre que se produce lo más temido, no es para tanto. O sí. Vete a saber. ERC es muy rara. JxC finaliza haciendo esta propuesta para votar a Aragonès algún día sin precisar: que Aragonès no se presente a la segunda votación. Un absurdo. La exigencia de una demostración pública de sumisión. Un procesismo que, al menos en ese momento, fue rechazado.

Las izquierdas son también sus registros, más en la época de su absoluta crisis. El de la CUP –un partido votado por clase media-alta– es el léxico más radical de la sala

6- Turno de Vox, sin rol en esta fiesta salvo formularse. Se formula. No va más allá del PP de entre siglos. Es Aznar –es decir, constitucionalismo–, con leves intensificaciones: la monarquía –Aznar no era de eso––, la beligerancia anti-inmigración musulmana, insultante, la denuncia de una inseguridad ciudadana que tira de espaldas, y un posicionamiento antiautonomías de boquilla –Ignacio Garriga, el portavoz, llegó, incluso, a hablar cat–. La cosa nueva extrema derecha –denuncia de los políticos vendidos al sistema, del fin del ascensor social, de un sistema corrupto– fue más tímida. JxC lo hace mejor, en ese sentido. Algunos grupos abandonaron la sala en la intervención de Vox. La presidenta, al finalizar Garriga, hizo perorata sobre el racismo y el machismo de Vox, ese bien social que impide ver otras extremas derechas en la sala. Impide ver otros focos de emisión de confusión, racismo, rapto de la idea de nación, restricción de la democracia al voto y concepción de la mayoría, transformada en pueblo, como nueva legalidad reaccionaria, sin políticas de progreso.  

7- Dolors Sabater, CUP. Habla desde el registro CUP –poble, lluita, embat–. Las izquierdas son también sus registros, más en la época de su absoluta crisis. El de la CUP –un partido votado por clase media-alta– es el léxico más radical de la sala. Una vez traducido, suena a otro acceso socialdemócrata, mediatizado por cosmovisiones nacionalistas no siempre izquierdistas. No queda mucho de la izquierda europea. Lo que queda son socialdemocracias, fósiles de otras épocas, menos centradas en el lenguaje y, por ello, con posibilidades mayores de efectividad en la realidad. Sabater a) recuerda que el pacto es de mínimos, es decir, que b) no existe de manera efectiva, y que c) se mezcla con una lógica, para esta legislatura, de “conflicto, confrontación, enfrentamiento”. Algo normal hoy en la política institucional esp, esa crisis democrática, social, económica y de Régimen. Pero que tal vez requiere traducción en cat, donde todo ello es simbólico. Lo que lo hace inusual. ¿Es una defensa del procesismo y su combate continuado y simbólicoZzzz? En una segunda intervención sale Laia Estrada, con menos empatía y cargamento más pesado. E impreciso y mítico. El PSC es el culpable de la privatización de la Sanitat. Bueno, lo es más y de manera más determinante CDC/JxC, con los que se asociarán. Se antepone al R’78 lo vivido en Cat desde 2012. Si el R’78 es apuesta por la propaganda, no es así. Si el R’78 es la politización de la Justicia, la Llei de Transició de 2017 –jamás aplicada; es la primera ley postfascista de Europa occidental, en la que desaparecía el Judicial frente al Ejecutivo– es su fantasía jamás tan explicitada.

8- Jessica Albiach, Comuns. Recuerda que esto no es un govern de izquierdas, sino uno ERC-JxC. Alude a la “humillación” sufrida por ERC por parte de JxC, desde hace años y concretada en su solicitud para que Aragonès no se presente a la segunda votación. Habla de Cat a partir de estadísticas gore, y emite un programa de govern –tres puntos: a) vacunación, b) gestión de Next Generation, c) Plan de choque social–. Pide una negociación con el Estado para el tema territorial improbable, pero a través del lenguaje real. Propone un Govern de izquierdas –ERC, Comuns y, fuera, PSC y, se supone, CUP–. Algo tan inverosímil como el govern propuesto por Aragonès, pero con mayor sentido filológico. A ERC: “Les llamarán traidores. Pero ya los llaman”.

9- A C’s, como a todo en Cat, le sienta bien la derrota. Carrizosa emite así un discurso con trazos de humor, y distanciándose de Vox a través del liberalismo. La presidenta del Parlament le censuró el uso de la palabra xenofobia para referirse a otros partidos en la sala, aparte de Vox. La sala, en este punto, ya rió. Alejandro Fernández, PP, aportó el carácter ocurrente y liberal de los católicos en Maine, en países en los que son minoría residual. Marta Vilalta, ERC, concluyó que el día era otro día históricoZzzzz. Votaciones. Aragonès, votado por ERC y CUP, no fue president. No lo será, todo apunta a ello, el martes. 

10- Las socialdemocracias son la mayoría en el Parlament. Están todas las sensibilidades de la socialdemocracia, incluida la ausencia de sensibilidad alguna. No pueden formar govern no porque la sociedad no lo entienda –todo apunta a que lo entiende e, incluso, lo apoya–, sino porque no lo entendería la derecha trumpista cat, que es la que gestiona los marcos nacionales actuales. Una mala noticia, en todo caso, para la continuidad de una pequeña nación, que no puede ponerse wagneriana mucho tiempo sin desaparecer o quedar seriamente herida. Cuesta creerlo hoy, pero, en breve, esos marcos serán recordados para dibujar una época ridícula, reaccionaria, de la que nadie querrá acordarse. Por lo que sea –y esa es la magnitud de la tragedia– para unas socialdemocracias es natural pactar con el trumpismo local, antes que con otras socialdemocracias menos salvajes. El marco nacional ha crecido tanto hacia lo mítico que no solo es irrealizable, sino indominable e innegociable. No sirve para nada, salvo para ser recitado. La legislatura actual avanza hacia la anterior. O hacia una sorpresa, si el PSC consigue que el PSOE ofrezca algo real para la hoguera del tema más irreal. Todo es tan gaseoso y sentimental que un golpe de realidad lo cambiaría todo. Nadie está hoy por ello. Puede suceder hoy, o nunca, o a lo largo de una legislatura con otro govern trumpista e inoperante, más allá del lenguaje, en lo cotidiano.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí