1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Dar la cara

Cuando el compromiso va más allá del césped

El alemán Goretzka, el húngaro Gulacsi, el francés Griezmann o el español Balde son ejemplos de futbolistas de élite que toman partido por los derechos humanos

Ricardo Uribarri 3/04/2021

<p>Leon Goretzka con Margot Friedländer, superviviente del Holocausto.</p>

Leon Goretzka con Margot Friedländer, superviviente del Holocausto.

FC Bayern Munich

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

No es muy habitual que un futbolista opine sobre una cuestión política o social que pueda resultar polémica. Muchas veces prefieren no hacer pública su postura para no ser etiquetados de algo que pueda afectar a su imagen, con el efecto que eso puede tener, especialmente en las grandes figuras, a nivel de contratos publicitarios. Pero no siempre es así. Hay quien antepone sus ideas a la prudencia y decide criticar actuaciones y decisiones de gobernantes o empresas con las que no está de acuerdo, manifestando sin ambages su punto de vista. El alemán Goretzka, el húngaro Gulacsi, el francés Griezmann o el español Balde son ejemplos, entre otros, de querer ser algo más que un referente dentro de un recinto deportivo.

Los jugadores de élite son personajes públicos que tienen a un gran número de personas pendientes de sus actos o sus palabras. Leon Goretzka, futbolista del Bayern de Munich, es consciente de ello y quiere utilizar esa popularidad para concienciar a la gente sobre diversas situaciones. “La sociedad, y en particular la generación más joven, se está volcando más a la política. Si yo, como deportista, sé que soy muy escuchado y seguido, puedo aprovechar esto de forma diferente y no solo para mostrar el gran coche que conduzco”. Al respecto de esto, el internacional germano recuerda una frase de su compatriota Fritz Walter, campeón del mundo en 1954, que dijo que “los futbolistas eran ministros de Relaciones Exteriores en pantalones cortos”. Él no se considera “un activista, ni un político”, sino “un ciudadano normal que tiene una opinión sobre los temas actuales que afectan a la sociedad”. 

Goretzka, que ya tuvo hace poco un gesto de solidaridad con los afectados por la covid-19, al crear junto a su compañero Kimmich el fondo ‘We kick Corona’, haciendo una aportación inicial de un millón de euros, no ha dudado en censurar a la formación política de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD). El futbolista ha declarado que “la crisis del coronavirus ha dejado muy claro qué tipo de partido son. Es una vergüenza para Alemania. En su momento critiqué a AfD porque eran evidentes sus contradicciones. Es un partido apoyado por gente que niega el coronavirus y que relativiza el Holocausto”. El propio jugador no ha dudado incluso en señalar su intención de hablar con compañeros suyos para pedirles que se manifiesten contra este grupo. “Vivimos en una democracia que nada ni nadie puede romper”. 

Leon tiene claro que para él “es importante continuar con mi formación y asistir a citas que no tienen nada que ver con el fútbol”.  Teniendo en cuenta la sensibilidad que muestra por lo ocurrido en su país con Hitler, no extraña que se reuniera el pasado mes de diciembre con Margot Friedländer, de 99 años, que estuvo arrestada en un campo de concentración nazi. El jugador explicó que “hablar con una superviviente del Holocausto fue una experiencia que me dejó helado. Incluso trajo consigo la Estrella de David. Entré al encuentro con mucho asombro, fui muy humilde y nunca en mi vida olvidaré la conversación. Me dijo que depende de nuestra generación que lo que ocurrió entonces no vuelva a suceder nunca más y por eso lucha ella todos los días”. Comprometido en la lucha contra la discriminación racial, afirma que “no podemos estar orgullosos de que haya poco racismo. El objetivo debe ser nada de racismo”.

Peter Gulacsi es el portero del RB Leipzig alemán y de la selección de Hungría. Desde 2007 reside fuera de su país, pero eso no impide que siga de cerca la actualidad política húngara, que tiene como figura principal a su primer ministro, Viktor Orbán, un claro representante del más rancio nacionalismo y de la extrema derecha europea. Una de las últimas leyes promulgadas por su Gobierno es la de adopción, que impide a las parejas no casadas adoptar niños, lo cual deja a las personas LGBTQ sin la posibilidad de formar familias, ya que el matrimonio entre personas del mismo sexo está prohibido en la nación. 

El guardameta se ha mostrado claramente en contra de esa medida, por lo que hace unos días publicó este mensaje en sus redes sociales: “La familia es la familia, ¡no puede ser un problema! He vivido en el extranjero durante más de 14 años, he conocido a mucha gente diferente, tanto en mi vida privada como en el deporte profesional, ya sea de nacionalidad, cultura, religión, filosofía de vida o cualquier otra cosa. Cuanto más tiempo se pasa fuera o entre diferentes personas, más te das cuenta de que el hecho de que no todos seamos iguales solo hará que el mundo sea más colorido y que lo más importante es el amor, la aceptación y la tolerancia hacia los demás. Todos tienen derecho a la igualdad. Así como todo niño tiene derecho a crecer en una familia feliz, forme esa familia cualquier número de personas, de cualquier género, de cualquier color, de cualquier religión. ¡Apoyo a las familias arcoíris! ¡Hablemos contra el odio, seamos más receptivos y más abiertos!”.

Gulacsi se ha mostrado en contra de la ley del gobierno húngaro que impide a las parejas no casadas adoptar niños, lo que deja a las personas LGBTQ sin la posibilidad de formar familias

Esta declaración de Gulacsi generó multitud de reacciones en un país que no está acostumbrado a que los deportistas entren a debatir cuestiones sociales o políticas. Entre los miles de comentarios que recibió el texto del futbolista hubo quién le mostró su apoyo: “¡Gracias Peter! Sería bueno que más de tus colegas siguieran tu ejemplo”, se pudo leer en uno. Pero la mayoría fueron críticos hacia él, y sugerían que se limitara a ejercer su profesión. Solo el 48% de los húngaros cree que las personas LGTBI deberían tener los mismos derechos que los heterosexuales, según una encuesta del Eurobarómetro de la Comisión Europea. En ese contexto, tiene más mérito si cabe el pronunciamiento del arquero.

También hay que valorar la decisión de romper con una empresa con la que tienes firmado un contrato publicitario, que te genera una importante suma de dinero, por no estar de acuerdo con alguna situación relacionada con esa marca. Eso es lo que ha hecho Antoine Griezmann, jugador del FC Barcelona, con la compañía china de telefonía Huawei. El motivo viene originado por la represión que las autoridades de la región china de Xinjiang están llevando a cabo con las personas de la etnia musulmán uigur, a las que están deteniendo en gran número desde hace tiempo para confinarlas en campos de internamiento con el fin de combatir su ‘extremismo’ –según la versión china–. La sospecha de que la tecnológica colabora con las autoridades tras desarrollar una “alerta uigur” por medio de un software de identificación facial, que hace saltar alarmas en el sistema cuando localiza a miembros de esta etnia, ha llevado al futbolista galo a poner fin al acuerdo que tenía desde 2018. 

Peter Gulacsi y su mujer apoyan  en Instagram la adopción por parte de parejas homosexuales.

En un comunicado publicado en Instagram, Griezmann afirmó que “tras las fuertes sospechas según las cuales la empresa Huawei podría haber contribuido al desarrollo de una 'alerta uigur' a través de un programa de reconocimiento facial, anuncio que termino inmediatamente mi colaboración con esta compañía. Invitó a Huawei a no contentarse en negar estas acusaciones, sino a tomar acciones concretas lo antes posible para condenar esta represión masiva y usar su influencia para contribuir al respeto de los derechos humanos en la sociedad".

Keita Balde es un futbolista que actualmente milita en la Sampdoria de Génova. Nacido en Girona, de padres senegaleses, se ha caracterizado por desarrollar diferentes acciones solidarias. Una de las más conocidas fue la que protagonizó el pasado año para ayudar a 200 senegaleses, que estaban en Lleida para la temporada de recogida de fruta sin un sitio donde dormir. El hecho de que no tuvieran regularizada su situación en España hacía que los empresarios que los contrataban no cumplieran con la obligación de darles cobijo. Al ver el video de uno de ellos en el que explicaba las malas condiciones en las que se encontraban, Keita hizo gestiones desde Mónaco, donde jugaba entonces, para proporcionarles comida, ropa y alojamiento, aunque esto último le costó bastante por las reticencias de muchos responsables de hoteles a aceptarlos pese a ofrecer garantías de pago. 

Ante la cercanía de una nueva campaña de recogida de fruta, Balde se mostraba hace unos días muy crítico con los responsables de esta situación en una charla con varios medios: “En mayo vamos a estar otra vez así. ¿Qué hacemos? ¿Rezamos para que salga otro Keita? Llevo casi más tiempo en Italia que el que viví en España. Yo no conozco a esas personas, y eran 200. Que sí, que son de Senegal, pero no los conozco. ¿Tengo que venir desde Mónaco para solucionar un problema en Lleida? ¿Qué pasa si no veo ese vídeo?”.

Como era de esperar, la decisión de estos futbolistas de tomar partido en cuestiones que pueden resultar conflictivas no siempre es entendida por todo el mundo. Cuando decidieron dar el paso sabían que habría quién les aplaudiría, pero también que muchos les criticarían e incluso les insultarían. Pero no fue un impedimento para defender aquello en lo que creían. Goretzka no tiene duda de que merece la pena y por eso anima a otros compañeros a hacer lo mismo, a salir de la burbuja en la que muchos viven: “A pesar de todo, me gustaría animar a todos a que hagan sentir su voz. Si sabes cómo manejar correctamente los posibles ataques, puedes lograr que no te afecten”. 

No es muy habitual que un futbolista opine sobre una cuestión política o social que pueda resultar polémica. Muchas veces prefieren no hacer pública su postura para no ser etiquetados de algo que pueda afectar a su imagen, con el efecto que eso puede tener, especialmente en las grandes figuras, a nivel de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí