1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TECETIPO

Debate 4M: dato contra trumpismo

Nada de lo ocurrido en él marcará la agenda durante los próximos días ni cambiará demasiado la intención de voto. Eso sí, que millones de personas escucharan un discurso fascista como una opción válida más es un drama

Gerardo Tecé 22/04/2021

<p>Un momento del debate.</p>

Un momento del debate.

Telemadrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Primer y único debate electoral entre los seis candidatos a las elecciones madrileñas. Dicho de otro modo: único debate en el que, a regañadientes, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha aceptado participar. El lugar de la cita es la sede de TeleMadrid. Ciudad de la Imagen, un polígono a las afueras de la capital. Sitio hostil para Ayuso por dos motivos. El primero es que en los polígonos industriales apenas suele haber terrazas. El segundo es menos conocido. En las autonómicas de 2019, la cadena pública madrileña se negó a ceder ante una exigencia del equipo de la candidata popular: alejar al máximo la fecha del día de las elecciones. Desde aquella negativa, la relación de Ayuso con esta cadena es la misma que la del Imperio Romano con Espartaco cuando al esclavo le dio el capricho de querer ser libre: tensa.

Dos años después, ahora con Ayuso convertida en baronesa del PP y condesa de la hostelería, TeleMadrid ha preferido tragar a quedarse sin debate. El encuentro se celebra a 13 días de las elecciones. Trece días, en la era política del meme y el tuit, son trece siglos. Dentro de dos semanas, cuando el votante acuda a la urna, tendrá tan fresco el recuerdo de este debate como quien iba de número 13 en la lista de los reyes godos. Un tal Teudisclo, según Google. No tengo el placer. En los detalles suelen esconderse las claves y esta pequeña maniobra de Ayuso separando el debate de la urna nos ayuda a entender el escenario ante el que estamos. El de una candidata favorita absoluta a pesar de que no controla la esencia de la política y la democracia: la confrontación con argumentos. Como la inteligencia consiste en conocer las limitaciones propias y como Ayuso de tonta no tiene un pelo, la presidenta de la Comunidad de Madrid salió al ring sabiendo perfectamente lo que tenía que hacer: si la batalla iba de argumentos, saldría perdedora.

Del cerdo se aprovechan hasta los andares y de los debates se aprovecha hasta la llegada. Pablo Iglesias, con la chaqueta y camisa de las grandes ocasiones, llegó en taxi, empeñado en ese asalto a los cielos consistente en seducir al gremio que mayoritariamente escucha la COPE. Edmundo Bal, vestimenta similar a la de Iglesias, llegó, obligado a la épica según las encuestas, ni más ni menos que en moto. Ángel Gabilondo llegó. Lo que, de alguna manera  –y él como catedrático de Metafísica compartirá este diagnóstico–, demostró que Gabilondo existe. Mónica García y la presidenta Díaz Ayuso llegaron vestidas iguales, al menos en la parte visible sobre el atril: chaqueta roja y camisa blanca. Rocío Monasterio, por Vox, eligió una chaqueta morada, tal vez por el mismo motivo por el que los ultraderechistas eligieron Vallecas para arrancar la campaña. Las reglas, las ya conocidas de capítulos anteriores. Formato pactado de bloques por temáticas, moderadores que lanzan preguntas y cronómetro que los tres candidatos de izquierdas y Edmundo Bal respetaron escrupulosamente en su presentación de 30 segundos y que tanto Ayuso como Monasterio se pasaron por el forro mandando un mensaje claro desde el primer momento: libertad. 

Pablo Iglesias usó su primera intervención para recordarles a los trabajadores que el 4M, aun siendo día laborable, tienen derecho a parar unas horas para ir a votar. Rocío Monasterio dedicó su presentación a la principal preocupación de los españoles o, al menos, de los españoles con carnet de Ultrasur: los menas. Ese nombre en clave para deshumanizar a niños. Mónica García centró su primera intervención en los familiares de las víctimas de la covid-19, y Ayuso, pulsera de España en la muñeca derecha –por la escuadra, Monasterio– se centró en dirigirse concretamente a todos los madrileños igual que un concursante de OT le agradece concretamente a España haber pasado de ronda. Gabilondo, anticipando lo que sería la tónica general de sus intervenciones, hizo un breve análisis del daño que, según él, le habían hecho a Madrid 26 años de gobiernos del PP. Edmundo Bal, último en presentarse y sabiendo que la vida de candidato puede ser muy corta para él, fue al grano: mejor Cs en el gobierno de Madrid que Vox.

Roto el corsé de las presentaciones, el debate comenzó y los candidatos de PSOE, Más Madrid y Podemos se giraron contra Ayuso. Los papeles estaban claros. Descartada la posibilidad de ganar el debate, la tarea de la presidenta era que no ganase nadie. Es decir, que el argumento y el dato no ocupasen ese espacio central que sería letal para ella. Su némesis mediático, Pablo Iglesias, que acudía al debate con la tarea de seguir siéndolo al final de la cita sin que Mónica García le robase ese lugar, sorprendió en su estrategia. Quien tiene su mejor arma en la oratoria se centró en leerle datos a Ayuso. Una apuesta arriesgada en un marco trumpista como el que ha instalado la presidenta de Madrid. Recordemos que, en el epicentro europeo del virus, Ayuso triunfa en las encuestas hablando de los bares como si tomarse una caña fuese un invento madrileño y ella su creadora. Graham Bell presumió menos del teléfono. En ese escenario, quizá la única posibilidad de tumbar el marco de irrealidad impuesto por Ayuso y sus medios afines era aprovechar la señal en directo para devolvernos al terreno de la realidad con datos. Con datos logró Iglesias acorralar en un par de ocasiones a Ayuso, que se zafó como se zafa el trumpismo. A falta de realidad, barro. Personaje, ridículo, pantomima y mezquino fueron los adjetivos con los que la candidata del PP le respondió a Iglesias cuál había sido el número de fallecidos y hospitalizados por covid en Madrid. El duelo Iglesias-Ayuso fue el más tenso de la noche, pero no el único. Tanto Mónica García como Ángel Gabilondo acudieron una y otra vez a la confrontación directa con la candidata del PP. También con datos. En el primer bloque, una Ayuso incómoda se defendía del aluvión de realidad con dos armas que iba modulando según el interlocutor que le lanzara las cifras. A veces respondía con lanzamiento de barro, otras con la sonrisa Pantoja: dientes, dientes, que es lo que les jode.

Pasada la primera hora, Ayuso volvió con nueva estrategia. Mucho más eficaz. No entrar en la batalla de argumentos y centrarse en las consignas, lugar en el que se siente cómoda. Para ello, en el bloque económico la presidenta guardó silencio mientras el resto hablaba. Cuando los demás candidatos ya habían consumido su tiempo y no había posibilidad de réplica, Ayuso dio su speech sobre el milagro económico madrileño. Nos llaman de toda Europa para saber cómo lo hemos hecho, decía, a pesar de que la realidad, como suele pasar cuando está Ayuso de por medio, suele ser otra. A estas alturas del debate comenzaron las pequeñas batallas secundarias. Cuando Gabilondo se lanzó a por el voto de centro, Edmundo Bal declaró que no entraría a responder más insultos ni provocaciones y el resto de candidatos se giraron descubriendo que Edmundo estaba allí. El candidato de Ciudadanos tenía un papel complicado: el de Chenoa en el portal diciendo que Bisbal es un cabrón, pero pidiendo volver con Bisbal. Bal tenía un objetivo y lo cumplió: recordar que no es lo mismo que los asuntos sociales los lleve Vox que Cs. Siendo convincente en sus argumentos de que no es lo mismo Cs que Vox, el partido naranja tiene un problema para el que ya no valen buenos argumentos: a estas alturas de connivencia en el blanqueo de la ultraderecha, uno ya está devorado.

Ayuso, obligada por los moderadores, se mojó sobre el asunto de los menas, niños extranjeros que están en España sin familiares y que son acosados por Vox. Son doscientos y pico y lo que pasa es que la ley nos obliga a integrarlos, respondió resignada la presidenta de Madrid en un derroche de humanidad que no se conocía desde que el monstruo de Amstetten les lanzaba comida a las niñas en el sótano. Vox acudía al debate a lo mismo que aquellos nazis acudieron a una charla de políticos catalanes en Blanquerna. El esperpento y sudapollismo de Monasterio tocó techo cuando aseguró saber más de sanidad que la profesional sanitaria y candidata de Más Madrid, Mónica García. En el eterno debate entre responder o no a las barbaridades e idioteces de la ultraderecha, los tres candidatos de la izquierda optaron por ignorar a Monasterio. Mientras la ignoraban, ella ejercía, como definió bien en redes el periodista Juanlu Sánchez, de comercial de Securitas Direct. Millones de personas escuchando un discurso fascista como una opción válida más es, lo mires como lo mires, un drama.

Como Madrid es pura fantasía, el titular de la noche lo dejó en los últimos minutos quien menos podíamos esperar que dejara un titular: Ángel Gabilondo. “Pablo, tenemos doce días para ganar las elecciones”. Tras oponerse durante el debate a la subida de impuestos a las rentas más altas y mostrar sus dudas sobre la regulación de los alquileres, el candidato del PSOE le tendió esta extraña mano a un Pablo Iglesias al que no le ofreció, como sí hizo con Mónica García, formar gobierno. El debate acabó con la sensación de que nada de lo ocurrido en él marcará la agenda durante los próximos días ni cambiará demasiado la intención de voto. En un momento político en el que el argumento y la realidad cuenta menos que lo identitario, las cartas hace tiempo que están repartidas.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí