1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

MAD y/o CAT

Cat es una serie de instituciones, de líderes, una economía y una sociedad, en decadencia. Es un problema más sostenible y llevadero que Mad, y cada día se acerca más a su verdadera dimensión. Marginal. Anecdótica. Ridícula

Guillem Martínez Barcelona , 1/04/2021

<p>Pere Aragonès, durante la primera sesión del debate de investidura en Catalunya.</p>

Pere Aragonès, durante la primera sesión del debate de investidura en Catalunya.

Parlament de Catalunya

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- En Cat no pasa nada que no esté pasando en otros puntos del mundo. Sucede, por ejemplo, lo que sucede en MAD, pero con otras intensidades y otras suavidades. Hablar de lo que ocurre en Cat permite, por tanto, hablar del mundo. El mundo es, a su vez, un pañuelo. Las más de las veces, sucio. Bueno. BCN. Parlament. Segunda sesión de investidura. Toma la palabra Aragonès. Palabras. El mundo. Pañuelo. 

2- Aragonès no repite su programa –escaso, en tanto que, ya pactado con CUP, debe ser pactado aún con el trumpismo JxC–. Asume la propuesta de JXC, emitida desde Waterloo este fin de semana para desbloquear, teatralmente, el voto de JxC. Aragonès asume que habrá que hacer algo con el Consell de la República, si bien reiterando –más de lo decoroso, en varias ocasiones–, que el Consell ese no debe entrometerse en la cosa Gene. Sazona esos fragmentos con homenajes a JxC –citas a un discurso de Puigde, un presi con la cosmovisión del futbolista, sin frases célebres–, y con cables a Comuns, a ver si se animan y entran en la juerga. Que como que no. Poco más. Eso dio de sí la mañana.

3- La pregunta es, ¿será suficiente comerse con patatas el Consell de la República? Y, ya puestos, ¿qué es el Consell de la República?

4- No será suficiente porque no es el único fleco de la discusión. Hay más. JxC persigue unidad parlamentaria en el Parlament y en el Congreso –es decir, dictar esa unidad; exige la política del símbolo, sin resultados, con lacitos–, que los Next Generation pasen por Economía –departamento que sería de JxC–, y no por Presidència. JxC también quiere animar –esto es, más aún– la participación privada en la cosa Sanitat y Educació, lo único que queda del filón en un momento en el que todos los profesionales que conocían el oficio de comisionista de la obra pública –duro, difícil hoy, arriesgado– están pendientes de juicio. El Consell de la República es, en todo caso, el anillo para unir todo eso. Para unirlos a todos –los partidos procesistas– en una disciplina, en un marco cultural, y en un eje propagandístico. Quien sale de ahí, pierde la partida de chicken game, y es declarado traidor, que es lo peor que se te podían decir en la Corte de Estella, esa Corte absurda que tampoco sirvió para nada, pero que llegó a emitir un sello de correos.

El Consell de la República es una disciplina para unir al procesismo en un marco cultural y en un eje propagandístico

5- Suena escandaloso. Hasta que pensamos que es lo que ocurre en MAD. Momento en el que es más escandaloso. MAD: una zona del Estado se enfrenta al Estado para mantener y aumentar un poder político, sustentado en la fiscalidad. La pasta movida en esa movida es tan ingente que cae, en forma de migas/ajas, en la sociedad. Cat: una parte del Estado se enfrenta al Estado para mantener y aumentar un poder político, sustentado en el único beneficio que aún tienen las instituciones cat. Detentarlas. Y, con ello, acceder al sueldo y a negocios en residencias, sanidad privada, comedores escolares... La pasta movida en esa movida es un pálido reflejo de la que rezuma en MAD. Siempre lo ha sido. Pero algo cae aún –lo que es meritorio en plena crisis y una vez clausurado el Bienestar en 2012– hasta el cuadro medio con cargo. Leído así, el Consell de la República es una suerte de IBEX cat, pequeñito y bajito, y que determinaría las políticas, esas cosas que determinan, en el neoliberalismo, los negocios. Pero el Consell son aún más cosas.

6- Es una institución privada y no electa. Sin control alguno. Yo estoy adherido. Lo que me da derecho a entrar en una web, en la que cada vez que entro me piden pasta. Por eso mismo archivo los mails del Consell de la Rep en la carpeta “Timo de la estampita”. La idea, no obstante, es vincular este negocio privado, mediante organigrama, presupuestos y sueldos, a la Gene. Presidida por el presi-ya-no-electo Puigde –una suerte de Príncipe Sihanouk de Camboya, pero al revés; Sihanouk dejó de ser rey y pasó a apoyar una república; Puigde dejó de ser presi para reinar en esta suerte de consejo monárquico– la institución– en el caso de que deje de ser un club de petanca y pase a ser una institución– se encuadraría en esa tendencia trumpista de crear nuevas instituciones, informales, sentimentales, verticales, sin control, que desplazan las anteriores, formales, democráticas, sometidas a –cierto– control. Trump estuvo valorando algo así en diciembre. Un Gobierno paralelo, confederado y con capital en, supongo, Atlanta. Esas nuevas instituciones ya existen, por otra parte, en MAD. Son canijas, ridículas, invisibles, simbólicas. Irán creciendo, conforme crezca, o no, el conflicto con el Estado. En la actualidad son las direcciones generales de la cosa tauromaquia. Chorras, pero importantes poéticamente en un momento en el que el Bienestar desaparece. Explican lo que el Estado desea como competencias para el Bienestar: ninguna. Esas instituciones explican, por lo mismo, lo que es el republicanismo en el Consell. Una suerte de tauromaquia. Debidamente convertido en fiesta nacional, en esencia, en identidad, en autoformulación, es un objeto sentimental que incluye al 50% de la sociedad, y que, al contrario que el republicanismo, no precisa del otro 50%. Es una reformulación del republicanismo cat, una tradición, hasta 2012, de la izquierda cat, sincera, operativa y no minoritaria. Un compromiso ético y cívico, que no étnico y pírrico. ERC abandonó el Consell en diciembre, buscando un pisito de soltero. Ahora vuelve con su ex. A tragar. Lo que debe tragar: la Gene, presidida por Aragonès, pasaría a ser una diputación que gestionaría, es un decir, cosas como la pandemia. El Consell pasaría a ser el gobierno de Mihail de Rumanía en el exilio. No lo recibiría nadie, ni tendría ninguna repercusión. Salvo para consumo interno, a través de medios de comunicación públicos y concertados. Los medios, las tertulias, el opinante con criterio futbolístico y eléctrico, es otro paralelismo MAD-Cat. Con eso y con tauromaquia, se va tirando.

El Consell es un objeto sentimental que incluye al 50% de la sociedad, y que, al contrario que el republicanismo, no precisa del otro 50%

7- En su turno, JxC optó por el lenguaje cívico, ceremonial, noucentista, pero más cursi, redoblado en el procesismo. Les traduzco: JxC le dio para el pelo a ERC. Le negó su voto en nombre de la unidad, de la sumisión absoluta y necesaria que debe ofrecer ERC al tercer partido del Parlament. Punto pelota. Rarezas no tan raras: en su discursete, JxC se puso social, y reivindicó la unidad social y la ausencia de racismo y supremacismo en un programa y unas metas que –no son la indepe, sino la creación de una nueva concepción nacional; no les va nada mal, por cierto– excluyen, en todo caso, al 50% de la sociedad. Ese tema, el supremacismo, apareció y se repitió mucho en el pleno. Demasiado como para no tenerlo en cuenta. El procesismo empieza a ser consciente de algo, por lo que empieza a emitir la negación de ese algo. Por lo común, eso suele ser suficiente en sociedades subnormalizadas, y con políticas y medios sustentados en la declaración. MAD/Cat.

8- Es curioso, por eso mismo, las reacciones de la sala ante Vox. Vox –Garriga, otro nieto de la derecha cat, con la originalidad de ser usuario de otro nacionalismo; la obra de Pujol, su legado, es que ese tarjet de nietos salvajes sean, mayoritariamente, usuarios de la reformulación pujolista de la catalanidad, y no de las reformulaciones aznarianas del españolismo– invirtió el grueso de su tiempo en demostrar que “denunciar la inmigración ilegal y la delincuencia de los menores no acompañados no es discurso de odio”. Lo es. Como un pino. Pero deja de serlo con la reiteración de lo contrario, como ha sucedido con otras aberraciones, comunes hoy en Cat, hasta el punto de que sean el pegamento de un futuro gobierno, que parte de apriorismos como que el 50% de la sociedad es un peligro para la lengua cat, para la identidad cat y para la república cat. El procesismo, el papel central de JxC en la cosa, no se aleja de Vox. Salvo en el registro lingüístico –Vox y JxC se deben a unos años 30 con referentes diferenciados; Vox utiliza ironía enclenque y léxico joseantonianoZzzzz, mezclado con giros aznaristas, mientras que JxC utiliza ese aludido tono noucentista, cívico, civilizado, con el que la Lliga pasaba objetivos de bombardeo al Bando Nacional, o con el que Badia interrogaba cenetistas. Importante: cuando habla Vox, una parte del aforo abandona la sala. Si la legislatura se deslocaliza en Waterloo, como apunta, deberán dejar de hacerlo, o hacerlo ante más grupos. Yo me inclino por la primera, conociendo el percal.

El procesismo, el papel central de JxC en la cosa, no se aleja de Vox. Salvo en el registro lingüístico –Vox y JxC se deben a unos años 30 con referentes diferenciados

9- Bueno, la cosa está así. La derecha cat, una nueva derecha cat, ha paralizado la elección de presi. O mejor, ERC, que no negoció siquiera la Presidencia del Parlament, y que tan solo quiere repetir el anterior Govern, ha paralizado la elección de presi al darle más atributos culturales a JxC de los que, con los resultados en la mano, le tocaría. Hasta el 28 de mayo, momento en el que pasaríamos al modo elecciones automáticas, eso es lo que pasará. Tres actos narrativos hasta que JxC decida que tiene lo que quería, momento en el que viviremos un nuevo día histórico, en el que se reeditará el Govern anteriorZzzz. Es decir, también su capacidad nula de gestión ante una pandemia, ante la diversidad social, ante una sociedad en crisis democrática y económica. Un govern muy similar en sus funciones, y en sus ganas, al de MAD. En el caso del govern cat, no acabará, todo apunta a ello, la legislatura. Esta manera de formar governs, de consagrarlos a la tauromaquia, no da para más en este momento.

10- La pregunta es, ¿por qué dos partidos de izquierdas juegan a ese juego con un partido trumpista? La respuesta sigue siendo MAD: ¿por qué Gabilondo no tiene previsto cambiar un ápice la fiscalidad en MAD? Por marcos. El trumpismo también es la capacidad para que la oposición o las izquierdas incluidas no sólo pierdan el interés en explicar quiénes son los Reyes Magos, sino la posibilidad de que, incluso, lleguen a creer en ellos.

11- Nadie lo sabe, pero un govern de izquierdas puede llegar a ser lo más probable, una vez el desastre –en Cat y en MAD se vive una debacle ética– se confirme. Es decir, se comprenda en su brutalidad en la sociedad. Puede sorprenderles, pero votar a Bolsonaro nunca acaba bien. Aunque defienda marcos sexis para su sociedad. Como la libertá, o les llibertats nacionals. Dos cosas que ni están ni se esperan en MAD ni en Cat, respectivamente.

12- Desde 2012 Cat no practica el autogobierning. La anterior legislatura tampoco existió. Hace seis meses que no hay govern. Lo que viene a ser un serio indicio de que la Gene no es necesaria. No haciendo políticas públicas tampoco, es más necesario el Consell de la Tauromàquia, esa sensación de vivir, esa manera de unir al 50% contra el otro 50%. MAD, por el contrario, existe más allá de la tauromaquia. Es la garantía de que no se puede planificar la vacunación o el territorio. Siendo, como Cat, un territorio vetado a las políticas públicas, es algo mayor: un proyecto, un volumen fabuloso de dinero, la mayor amenaza territorial en el Estado. Cat no llega a eso: es una serie de instituciones, de líderes, una economía y una sociedad, en decadencia. Es un problema, por todo ello, más sostenible y llevadero, y que cada día se acerca más a su verdadera dimensión. Marginal. Anecdótica. Ridícula.

13- Bueno, iremos hablando. Hasta Sant Jordi, que dicen que el día histórico irá por ahí. 

14- Les dejo con el himno de las repúblicas confederadas de Mad y Cat. Sobre música de Dixie: “Oé-oé-oé / hemos venido a proclamar la república o la tauromaquia / y el resultado nos da igual”  

1- En Cat no pasa nada que no esté pasando en otros puntos del mundo. Sucede, por ejemplo, lo que sucede en MAD, pero con otras intensidades y otras suavidades. Hablar de lo que ocurre en Cat permite, por tanto, hablar del mundo. El mundo es, a su vez, un pañuelo. Las más de las veces,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí