1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DIVERSIÓN CON BANDERAS

Debate no tan eufórico

Este debate, que vete a saber para lo que sirve, igual sirve para excitar el voto de las izquierdas

Guillem Martínez Barcelona , 22/04/2021

<p>Debate electoral a la Asamblea de Madrid del 4M. </p>

Debate electoral a la Asamblea de Madrid del 4M. 

TeleMadrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Un debate electoral se parece a una boda en que todo sale bien, siempre que nadie se aleje mucho de la respuesta esperada por el oficiante. Los debates, como las bodas, son géneros sin imprevistos o pasan a ser otro espectáculo, por lo general, de gran amenidad. Bueno. TeleMadrid. Debate. El día que las madres de los asesores políticos esperan con más ansia. De hecho, estamos hoy y aquí por un par de asesores. Uno formuló la ecuación de la moción de censura murciana y otro inventó la ecuación de estas elecciones anticipadas mad. Sabes que una democracia está seriamente enferma cuando la teorizan científicos como un asesor político o un organizador de bodas. Si en su día les hizo gracia la brutalidad del socialismo científico Pol Pot, se mondarán con la democracia científica y su prima, la comunicación científica. Bueno, al turrón, que la cosa empieza.

DRAMATIS PERSONAE 1. Ya que estamos, mientras los candidatos comunican científicamente, como posesos, se los presento. Ayuso. Va vestida del Atlético de Madrid, con los colores de la bandera mad. No debería compartirlo, que en ello me va el pan, pero les paso un par de claves de la descripción de personajes en modo periodismo a destajo. Ahí van: a) todo el mundo viste de su mejor época. Y b) todo el mundo tiene la mirada de su peor época. Sobre a) Ayuso, aún hoy una incógnita vital, carece de mejor época. Salvo el día de su primer Consejo de Gobierno, que fue vestida de grecorromana yendo a una fuente, carece de momento álgido, a tenor de su vestuario. Lo que, tal vez, es una metáfora de los nuevos profesionales electos en las nuevas derechas esp/cat. Personas imprevistas, sin especial trayectoria, que se colaron en un momento de crisis y selección negativa. Por otra parte, en la política neoliberal –la deslocalización de la política en la empresa– no es necesaria trayectoria o formación alguna, sino, como en el colectivo butronero, afición y decisión. Sobre b) la mirada de Ayuso es un caso aparte. Siendo incomprensible, es su esencia. Esa mirada es fascinante. He hablado con compis y compas sobre esa mirada y, finalmente, hemos decidido que es la mirada de el/la ex. La última mirada que ves en alguien cuando te piras corriendo en la dirección contraria. Lo que es muy inquietante. A saber: cuando ves esa mirada majara, de psicokiller, de la Invasión de los ultracuerpos, de “no tienes ningún pelo en la americana, ¿quién es esa calva con la que vas?”, la primera impresión es, paradójicamente, decir: “Dios, que vuelva”. De lo que se deduce que esa mirada son votos. Y que el mundo de la comunicación científica es tan inabarcable que es lógico que sea gestionado, otra vez, por profesionales con gran afición y decisión.

LA EUFORIA.  Cuando toman la palabra Vox, PP y C’s mienten de manera sistemática. C’s, el que menos, si bien sus mentiras provocarían ya el cierre de una agencia de peritaje. Lo que nos lleva al tema central de este debate y de la política. ¿Qué sentido tiene hablar cuando la persona con la que hablas miente? ¿Qué sentido tiene comunicarse cuando la comunicación no es válida ni probable? ¿Qué sentido tiene hablar en una derecha que miente all-day-long y en una izquierda que tiende a no formularse por sus políticas? Supongo que el sentido del monólogo, el culmen de la comunicación científica. 

DRAMATIS PERSONAE 2. Gabilondo viste de representante de Hermanos Abulia, una firma imaginaria de queso de Burgos sin sal. Gasta su habitual mirada de abuela en un súper. En general, parece un político del que no se sabe si empieza su carrera o la finaliza. Lo que es una metáfora del PSOE mad. Algo pasó en el PSOE mad en 1995. Es algo que persiste. Es decir, es algo más importante que la voluntad del PSOE. En el debate, no obstante, Gabilondo se muestra cabal. Como un Ortega sin la chulería de Ortega –chulería de Ortega: en una de sus conferencias más famosas durante el franquismo, se arrancó con un “si de algo sé es de toros y de mujeres”, frase que podría resumir un gran pack de la política y el periodismo, la comunicación científica, emitida en Mad desde aquel periodo–. Como Illa, ofrece el efecto Illa. Un tono. Un tono diferenciado del de la euforia de la extrema-derecha. Y por lo mismo, la sensación de que la comunicación científica cree que el tono, antes que las políticas públicas, son suficientes para frenar a la extrema derecha, ese neoliberalismo con otro tono más eléctrico. En esta ocasión, parece, no obstante, que ofrece algo de chicha. Cables a las otras dos izquierdas, a una más que a otra. Las emplaza, a una más que a otra, a un gobierno conjunto. Zanja con que “ahora no es el momento de hablar de subida de impuestos”. ¿‘Ahora’ es el debate o es esta etapa geológica? Sólo la comunicación científica lo sabe.

LOS SENTIMIENTOS. Respecto de la mentira de toda la vida –“mi perro se ha comido los deberes”– el fake es otra disciplina –consiste en que hasta tú creas que tienes perro–. Con el fake, la mentira deja de ser un hecho puntual, un adorno, una emergencia, para pasar a ser el todo. Ese todo se une con sentimentalidad. El fake no justifica tanto ideas, como sentimientos, el material con el que fabrica confusión. Es decir, bloques. Irreconciliables. Es difícil la discusión con el fake, en tanto el fake siempre es mejor que tú. Para periodos en los que el discurso racional queda neutralizado por esos discursos sentimentales, el lingüista Lakoff propone el uso astuto de los sentimientos. El lobby pro-matrimonios gays se puso en contacto con él, por ejemplo, para una campaña a favor del matrimonio etc. Hasta entonces, las campañas, que habían sido un fracaso, giraban en torno a lo racional: el matrimonio gay como derecho y acceso a la igualdad. Lakoff les hizo pasar de todo eso. Propuso una opción sentimental que, finalmente, consiguió normalizar esa opción de matrimonio. El amor. Es decir, lo contrario al matrimonio, esa cosa que es puro Código Romano, y que finaliza con la mirada Ayuso. Para periodos en los que el discurso racional está en la pomada, Biden parece proponer otra cosa: aplicación de políticas y enviar a tomar por saco la comunicación cientietc.

DRAMATIS PERSONAE 3. Mónica García viene con el traje oficial de presidenta de Mad –la bandera, el Atleti–. No sé hasta qué punto es edificante vestir de bandera. Pero doctores tiene la Iglesia –de la comunicación–. Durante la pandemia unplugged, García tuvo un papel espectacular. Por sí sola destapó información y hábitos de gestión sanitaria que en Suiza hubieran supuesto la refundación de Suiza. Sobre el carácter meritorio y valiente de ello: en Cat, gobierno y sociedad parecidos, nadie lo hizo. Nadie se expuso a que la comunicación científica le corriera a boinazos. Mad, en ese sentido, es más beligerante que CAT. La beligerancia es una constante en las izquierdas MAD. Más aún, y más intensa, con ellas mismas. En cualquier caso, en aquellos momentos García se autodeclaró de utilidad pública. Hoy se comporta, con cierta naturalidad, por cierto, como presi de una C.A. Por lo que sea, además, Más Madrid posee una gran proyección en Mad. Por-lo-que-sea, hipótesis: el PSOE es el gran elemento perturbador, en su ausencia, de Mad. Desde 1995, lo dicho, es una estructura paralizada y paralizante y cerrada. Quizás Más Madrid es el rol del PSOE sin esos lastres. Un intento, bastante exitoso y rejuvenecido, de evitar al PSOE para acceder al punto que debería ocupar el PSOE sin su 1995. Ningún partido en Esp ha canalizado ni ha llevado el 15M a la política. Dos partidos han supuesto la incorporación a la política de una generación que, para hacerlo, tendría que haber sacrificado 10 ó 20 años de sus vidas en los partidos ya existentesZzzz. Más Madrid es el objeto mejor conseguido en ese sentido, diría. El peaje ha sido, tal vez, superponer el análisis de comunicación científica sobre la realidad, que supuso la victoria, hasta cierto punto imprevista, de la extrema-derecha en Mad en las últimas elecciones.

DRAMATIS PERSONAE 4. Conocerán a Pablo Iglesias de anteriores películas, como Pablo Iglesias. Viste con una americana parecida a la que me puse yo en mi primera entrevista de trabajo, con la diferencia de que aquel día llovía, y parecía una estatua con la técnica de paños mojados. Iglesias ha hecho un improbable en la política esp. Un cameo. Pasar de un gran papel para meterse de secundario en un corto. Un corto determinante, en el que peligra el uso de una mayoría parlamentaria, alejada de C’s, que él mismo se curró cuando era vicepresi. No es gran cosa. Pero es algo hercúleo, la única gran cosa en este momento. El último intento antes de la Gran Coalición, que algún día vendrá. O, peor, que no será necesaria. Por teoría de la comunicación científica, Iglesias es el villano, el radical en el corpus político mad, absolutamente radical, por otra parte. Uno de los puntos del planeta tan entregado al neoliberalismo que su gobierno no es necesario, salvo para que no lo ocupe una opción más regularizadora. Como en Cat, que no hay Govern desde antes de Love Island, y no solo no pasa nada, sino que la cesión de dinero público a empresas amigas progresa adecuadamente. La participación de Iglesias en la fiesta puede ser determinante para un gobierno mad menos salvaje. La opción de un cambio profundo, que implicara la participación de una bolsa abstencionista de hasta 11 millones de votantes, en Esp se empezó a perder en 2014. Tal vez de la mano de la comunicación científica, de la normalización política. Iglesias, por cierto, deja pasmada a Ayuso en varios momentos. Lo que da igual. La comunicación científica de Ayuso se realiza en otros sitios y medios. A través de la confusión. Esa mirada.

LA CULTURA. A lo largo del debate, las izquierdas caen en trampas, que explican trampas mayores. Una es aceptar el palabro ‘subvención’ para aludir a la acción del Bienestar sobre las personas. En el mundo se subvenciona el ballet contemporáneo, el lino, o una empresa de Florentino que hace fracking. También discuten sobre un cartel electoral, racista, que enseña Vox, en el que no hay ningún dato cierto. Es decir, permiten hablar de datos falsos. Esos lapsus explican una realidad. La cultura neoliberal es una hegemonía. Hay gobierno de ultraderecha por una hegemonía cultural anterior. Iniciada en 1995. Rayos, debo hacer un artículo de 1995 ya.

DRAMATIS PERSONAE 5-6. Rocío Monasterio viste de púrpura, el color del patriciado. Lo que indica que esta extrema derecha es cutre y antigua, con la pasta que costó montarla. Conserva algún rasgo fundacional de esa extrema derecha nueva pretendida. La cosa antisistema, que en ocasiones se retrotrae a la cosa falangista vieja. Edmundo Bal se parece al modelo con perilla de los carteles de Loewe, pero después de una pandemia. Presenta un claro cuadro del ya codificado Síndrome de Mirada Ayuso: le dejó tirado, pero quiere volver con ella, ser la sombra de su mano, la sombra de su perro. Repite en varias ocasiones: “Llevo 20 años de abogado del Estado y de entrega a España”, que me impresiona: en mi cole, si un niño hubiera dicho eso, no hubiera durado 20 minutos.

LO IMPOSIBLE. Sorpresivamente, se produce lo inesperado. Aparece en el debate la gestión de la pandemia. Es meritorio. E importante. E ilustrador. Demuestra fuerzas subterráneas. En la campaña cat –Cat, el otro punto de Europa en el que, con Mad, apareció, un memorándum gubernamental de gestión de la pandemia en modo años 30– ese tema no apareció ni de rasqui. Un indicio de que en Mad suceden cosas saludables. La centralidad de los temas está más discutida, el sistema informativo-propagandístico posee más fisuras, hay mayor beligerancia social y, mi favorito, ninguna de las tres izquierdas cree que cuestionar el Gobierno de Mad suponga cuestionar la identidad Mad, un punto terráqueo, por cierto, con gran identidad. Hay partido. Este debate, que vete a saber para lo que sirve, igual sirve para excitar el voto de las izquierdas. Parar a las extremas derechas, desmesuradas, ubicadas en varias fronteras de lo legal y democrático, tiene su qué sexi. Igual es el único orden en la confusión de la mirada de la derecha mad.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí