1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Reportaje

La descentralización del turismo en Mallorca: de visitantes en los 80 a vecinos en 2021

La exclusividad, el alojamiento vacacional y la globalización de la información son los principales factores que fomentan la turistificación de zonas residenciales de la isla

Margalida Fullana Cànaves 23/07/2021

<p>La playa de Es Trenc (Mallorca) en 2014.</p>

La playa de Es Trenc (Mallorca) en 2014.

King Otto, CC BY-SA 3.0

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

“Fui la niña más feliz del mundo, porque vivía en un oasis”. Margarita nació y creció en S’Estanyol, un pequeñísimo pueblo costero situado al sur de Mallorca, habitado, hace unos 65 años, por una docena de familias que mantenían una estrecha relación con el mar. “Casi todos, si no éramos familia, éramos amigos”, recuerda. Había una escuela con unos nueve alumnos –todos ellos hijos de marineros–, el asfalto brillaba por su ausencia y el olor a pino inundaba cada esquina. “No había ni un turista, si aparecía alguno era porque estaba perdido”, añade entre risas.

Es domingo, pero, en este pueblo de apenas 15 calles, las campanas de la iglesia suenan sin parar para avisar a unos pocos de que la misa ya empieza. Es una zona muy local, con dos bares, tres restaurantes pequeños y una panadería. Su mayor atractivo, para alguien que no lo lleve en el corazón, puede ser hasta fugaz, pues las aguas que lo bordean no son tan apetecibles como las que se ven en otras zonas de la isla. Los vecinos solo conocen una casa con licencia de alquiler vacacional y no hay ningún anuncio de S’Estanyol en Airbnb.

Unos tres kilómetros al este, bordeando la costa, se encuentra Sa Ràpita, una zona de veraneo tranquila, que en 2019 sumaba tan solo 870 residentes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Tiene unos 12 restaurantes, una farmacia, un estanco, dos locales para comprar productos de primera necesidad y una de las llaves de la playa más famosa del archipiélago: Es Trenc, a la que también se puede acceder por Ses Covetes. En este caso, sí se pueden solicitar alojamientos en portales de alquiler turístico, con precios de hasta 566 euros la noche.

Aunque no hay hoteles ni atracciones turísticas más allá del mar, los vecinos son conscientes de que, durante los últimos años, la presencia de visitantes ha subido. “Creo que hay más turistas que antes, pero no en exceso”, señala Cristina, una maestra mallorquina de 24 años que veranea desde pequeña en Sa Ràpita. Como ella, muchos vecinos del lugar creen que, por ahora, los turistas solo están de paso, que paran para comer de camino a la playa o porque son ciclistas y se detienen a desayunar…

“No pienso que sea ni positivo ni negativo, pero sí que creo que, en un futuro no muy lejano, puede provocar una gentrificación de la zona, que haga que los precios de las viviendas se hagan inaccesibles para la gente de la isla”, comenta Cristina. De hecho, la última calle de Sa Ràpita, que está cerca de la entrada a la playa, lleva varios años presidida por dos enormes grúas que se dedican a construir chalés de lujo, cuyo precio alcanza los 700.000 euros. ¿Qué hacen viviendas de esta categoría en un pueblo donde la principal actividad es recorrer la orilla en bici?

Si bien esta parte de la isla aún no huele de cerca el impacto que puede tener la descentralización de la actividad turística y la promoción de otro tipo de turismo que no sea el de borrachera, hay otros pueblos que ya conocen de primera mano los inconvenientes de no concentrar a todos los viajeros en Magaluf y S’Arenal. Algunas de estas zonas, como destaca el catedrático en Geografía de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Onofre Rullan, bien podrían ser Valldemossa, Deià y Fornalutx, que anotan ya unos altos niveles de turistificación.

“Este tipo de turismo se parece mucho al de los 60, que inicialmente solo hacían un hotel y no pasaba nada, pero lo que está pasando ahora en algunos pueblos de la Sierra de Tramuntana es la punta de lanza de un proceso que, a medio o largo plazo, supondrá una transformación total de la isla”, advierte este profesor, que también es especialista en Sostenibilidad y Territorio. “Ahora vemos olivos, almendros, campos de cereales, pero, si todo se enfoca al sector turístico, estos paisajes terminarán siendo decorado para otro tipo de actividad económica”.

Pero, ¿por qué zonas que hace unos años no eran turísticas, lo son cada vez más? El vicedecano de la Facultad de Turismo de la UIB, Tolo Deyà, detecta tres factores principales. En primer lugar, recalca que ha habido un cambio significativo en el comportamiento de los viajeros. “No hablamos de los visitantes de los 80 y los 90, que no eran muy experimentados, sino que cada vez son más expertos”, explica. “Se han ido desarrollando nuevos modelos de comportamiento, y ahora los viajeros quieren dejar de ser turistas, para comportarse como residentes”, añade.

En las encuestas de satisfacción que se realizan tras finalizar un viaje, en general, uno de los aspectos negativos que critican los visitantes es la presencia de otros turistas

De hecho, como apunta Deyà, en las encuestas de satisfacción que se realizan tras finalizar un viaje, en general, uno de los aspectos negativos que critican los visitantes es la presencia de otros turistas. “Al turista no le gusta coincidir con otros viajeros, le gusta tener más exclusividad, vivir una experiencia que no sea igual a la de sus compatriotas”, asegura este experto. Según el profesor, durante los últimos años, ha empezado a ganar relevancia el concepto ‘experiencia’, que hasta ahora había estado siempre muy ligado al marketing.

En segundo lugar, remarca que la aparición de alojamiento vacacional también ha jugado un papel importante. “Ha hecho que el turista pase a ser un vecino más”, indica. “Antes, llevaban una vida paralela a la de los residentes, pues dormían en un hotel, se paseaban en autocar… Sin embargo, ahora, viven en la casa de al lado y se mueven en coches de alquiler”, describe. “Van al mismo super, al mismo restaurante, y da la percepción de una cierta invasión, pero no porque haya más turistas, sino porque cada vez tienen una vida más parecida a la nuestra”, añade.

Por último, y como es bien sabido, remarca la relevancia de la globalización de la información. “No hay secretos para nadie, no existen calas escondidas o parajes desconocidos”, lamenta Deyà. De hecho, cada verano, a través de las redes sociales, surgen iniciativas ciudadanas para pedir a los residentes que no añadan la localización en sus publicaciones. “Antes era imposible que llegaran a estos sitios, pero, hoy en día, disponen de GPS, redes o incluso el propio arrendatario, que les puede recomendar rincones poco transitados”, explica.

Aunque desestacionalizar el sector y huir del turismo de borrachera para promocionar otros tipos de actividad turística, como deporte, cultura y gastronomía, entre otros, puede conllevar muchos beneficios económicos para los que viven de ello, son varias las organizaciones que lamentan las desventajas para los residentes. De hecho, uno de los principales ‘contras’ es la subida del precio de la vivienda, pues cuanto mayor es la turistificación de la zona, mayor es el coste del alquiler y de la compra de casas, lo que repercute en los planes de muchos.

En este sentido, el documentalista Carles Bover, que en Destrucción creativa de una ciudad habla de la gentrificación que padecen algunos barrios de Palma, recuerda que el hecho de “limpiar la cara” a algunas calles del centro de la capital para promocionar el turismo, movió a muchas familias hacia vecindarios más periféricos. A estas reivindicaciones, se unen plataformas como Ciutat per a qui l’habita y Terra Ferida, que recientemente han denunciado el incremento de la vivienda turística en Santanyí, que es el segundo municipio con la mayor subida de España.

La solución no es fácil. Para Rullan, no se trata tanto de la forma de turismo, sino de la cantidad y sus usos. “Es un tema de densidad de uso, cuando haces ocho pisos o tres hoteles no pasa nada, el problema viene cuando habilitas 500 casas de alquiler turístico y 40 hoteles”, subraya. “No hay un uso mejor o peor, pero hay que tener en cuenta que la cantidad afecta, sobre todo cuando los hijos de los valldemosinos tienen que irse a vivir a Palma porque ni pueden permitirse pagar un alquiler en el pueblo en el que nacieron, este es el indicador del problema”, advierte.

Para Deyà, el camino tampoco es recto. “Los cambios que se han producido en el modelo turístico  son sociales, el turista quiere tener experiencias menos homogéneas y menos masificadas”, dice este experto. “Es difícil prever que irá a menos, porque está claro que irá a más, serán turistas más nómadas, que se comportarán cada vez más como residentes”, explica. “Hemos estado de acuerdo en que la masificación no es buena y hemos pasado a los planes más pequeños”, asume.  Por suerte, o por desgracia, “al ser una isla, la capacidad de alojamiento es limitada”.

“Fui la niña más feliz del mundo, porque vivía en un oasis”. Margarita nació y creció en S’Estanyol, un pequeñísimo pueblo costero situado al sur de Mallorca, habitado, hace unos 65 años, por una docena de familias que mantenían una estrecha relación con el mar. “Casi todos, si no éramos familia, éramos amigos”,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Margalida Fullana Cànaves

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí