1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Modelo social

Reflexiones post pandémicas: el derecho a lo común

La salida individual es en falso, es un gritar libertad corrompiendo su significado, pensando que contamos con herramientas personales suficientes para dotarnos de certidumbres para nuestro futuro

Ione Belarra / Miguel Ángel Navarro 28/08/2021

<p>Un parque en Santiago de Chile.</p>

Un parque en Santiago de Chile.

Owl pacino / Flickr

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Muchas personas a lo largo de sus vidas se enfrentan a situaciones, en ocasiones extremas, que les obligan repensarse, a construir una nueva visión de sí mismos, de las demás personas y del mundo en el que vivimos. Según expertos como el psiquiatra Pau Pérez-Sales, la identidad juega un papel clave en cómo experimentamos estas experiencias, así como el impacto que tienen en nosotros. Quién eres y cómo integras lo que ha pasado en tu vida, te ayuda (o no) a responder a la pregunta de quién vas a ser después de lo que has vivido.

En ocasiones las sociedades enfrentan situaciones límite, o incidentes críticos, no ya de manera individual, sino de forma colectiva. La nuestra acaba de pasar por ello: una pandemia mundial inesperada que, de un día para otro, cambió el modo en que vemos el mundo, a nuestros semejantes y también a nosotras mismas. Repentinamente tuvimos que dejar de ver a nuestros seres queridos, cambiar nuestra forma de relacionarnos, pasar meses sin salir de casa más que para ir a trabajar o, directamente, teletrabajar, sin esas escuelas y abuelos que tanto hacen por la conciliación en nuestro país. Los viajes pasaron a ser recuerdos y la mascarilla el nuevo complemento imprescindible. Todavía hoy muchas personas prefieren usarla por la calle aunque no sea obligatorio.

Detrás de tantos cambios, tan brutales, flotando en el ambiente, una de las emociones más movilizadoras del ser humano: el miedo. El miedo al virus, a perder seres queridos, a no tener trabajo cuando todo termine, a no poder pagar el alquiler, la luz. Miedo a quedarnos aislados, a la vulnerabilidad, al futuro, a que la nueva normalidad no sea tan normal como esperábamos.

Hemos vivido cada uno de nosotros y nosotras un evento potencialmente traumático. En teoría colectivamente, pero en realidad, bastante solos, sin tan siquiera poder abrazarnos a nuestros seres queridos cuando lo necesitábamos. Y así se siente mucha gente en todo el mundo. Cada persona ha vivido esta pandemia de manera muy personal, con más o menos capacidad de afrontarla en función de sus experiencias previas, sus recursos económicos, sus redes de relaciones o su estilo de afrontamiento psicosocial. Muchas personas que estaban al borde de la ansiedad o la depresión han caído de lleno en ellas. Otras han descubierto ambos problemas.

Quiénes éramos nos enfrentó a esta pandemia con poco recursos como sociedad, digamos que nos pilló con el pie cambiado. Nos guste o no, hemos sido una sociedad que abandonó los servicios públicos y a sus trabajadores y trabajadoras, dejándose engañar por el mantra de que “lo privado es mejor”. Hemos comprado el mito del “hombre hecho a sí mismo” que no necesita a los demás para su vida, donde el cuidado y las relaciones son, como mucho, servicios que se subcontratan. También hemos vivido de espaldas a un planeta que nos nutre, nos cuida y es condición de posibilidad de nuestra existencia. Destrozar la biodiversidad, acabar con especies animales y vegetales tiene mucho que ver con la expansión de un virus que, todavía hoy, no podemos controlar. Hemos sido (y somos) una sociedad que trabaja demasiadas horas por poco dinero, que concilia regular y cuida peor. Una sociedad con una parte importante del parque de vivienda con casas pequeñas, caras y poco habitables, donde la intervención pública es escasa.

Pero la psicología también lleva tiempo estudiando cómo los acontecimientos traumáticos pueden ser una oportunidad. A nivel individual, se habla del crecimiento post traumático y, a nivel colectivo, son numerosos los ejemplos de comunidades que sacan lo mejor de sí para organizarse y afrontar estos acontecimientos, reconstruyendo el tejido social, creando, como dice la escritora Rebecca Solnit, paraísos en el infierno. El bofetón vital, personal y colectivo que ha supuesto la covid-19, nos da la oportunidad también de repensarnos, de preguntarnos quiénes queremos ser, quiénes vamos a ser después de todo lo vivido.

En este mundo interdependiente los desafíos sólo se pueden afrontar desde lo colectivo

Superar colectivamente el trauma que ha supuesto para nuestra sociedad esta pandemia puede ayudarnos a construir una identidad social más fuerte y resiliente para lo que está por venir. Visibilizar y abordar el tema tabú de los problemas de salud mental, como hizo Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio, es crucial para poder reconstruir nuestra sociedad sobre cimientos más sólidos. También cuidar lo común, lo público, lo que es de todos y todas y nos protege y cuida cuando las cosas se ponen difíciles, como la sanidad, la educación, el sistema de atención a la dependencia y los servicios sociales. El cambio histórico en la política económica que se ha producido a nivel internacional y europeo nos muestra que planteamientos que hace diez años eran tildados de antisistema, hoy se revelan los únicos correctos desde una perspectiva de eficacia y humanidad.

Por otra parte, tal y como señala el sexto informe del panel intergubernamental de expertos en cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés), los efectos de éste se harán progresivamente más presentes en nuestras vidas. Ello exige incrementar la ambición en la lucha contra la emergencia climática y ecológica, pero también afrontar el contexto de incertidumbre que esta supone para el futuro, que se suma a las consecuencias de la globalización. La salida individual es en falso, es un gritar libertad corrompiendo su significado, pensando que contamos con herramientas personales suficientes para dotarnos de certidumbres para nuestro futuro. Pero no es real, en este mundo interdependiente los desafíos sólo se pueden afrontar desde lo colectivo.

Por ello necesitamos reforzar los lazos comunitarios, promoviendo el barrio, el pueblo o el municipio, trabajando menos horas en nuestros empleos para poder dedicarle más tiempo al cuidado de las personas de nuestra familia y nuestro entorno, al apoyo mutuo, al asociacionismo, al activismo, a proyectos colectivos que apuesten por el autoconsumo o formas de vida más sostenibles. También para tener más tiempo libre, descansar, hacer deporte o comer más sano. Para construir comunidad, que no deja de ser la forma natural de existencia de un animal social como el ser humano, hace falta una cosa más que ninguna otra: tiempo.

El tiempo y el derecho a lo común, a la comunidad, a lo colectivo, están íntimamente relacionados. Es más, disponer de tiempo y de una comunidad que te arrope, cuide de ti y haga que te sientas importante y valiosa es clave para garantizar el derecho a ser felices y a una vida digna. Aunque a veces parezca tan alejado de nuestra realidad que sea difícil de imaginar, es lo que todas deseamos para nuestros hijos e hijas, para la gente que amamos y también, por qué no decirlo, para nosotras mismas. Quizás eso sea lo más valioso que nos ha arrebatado el neoliberalismo, un sistema económico salvaje que solo valora a las personas en función de su capacidad de producción y desecha a quienes no le sirven a ese objeto, creando seres humanos aislados y estresados. Defender nuestro derecho a la vida en común es, al fin y al cabo, defender nuestro derecho a una buena vida. Hagamos que esta pandemia sea una oportunidad para hacerlo posible.

------------

Ione Belarra es secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. Miguel Ángel Navarro es doctor en Psicología Social y responsable de DD.HH. en Podemos Euskadi.

Muchas personas a lo largo de sus vidas se enfrentan a situaciones, en ocasiones extremas, que les obligan repensarse, a construir una nueva visión de sí mismos, de las demás personas y del mundo en el que vivimos. Según expertos como el psiquiatra Pau Pérez-Sales, la identidad juega un papel clave en cómo...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Ione Belarra / Miguel Ángel Navarro

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. abromegener

    Me sorprende que en este análisis de la situación post pandémica no haya ninguna referencia a la crítica situación que se está viviendo en países vecinos como Francia o Italia, en los que el pasaporte Covid impide el ejercicio de derechos fundamentales como el de la alimentación para aquellas personas que hayan decidido no someterse a un tratamiento médico por las razones que sea, en ejercicio también de otro derecho consagrado por las leyes. Cuando esto ocurre en países de nuestro entorno, no deberíamos estar tranquilos y la izquierda debería tomar una posición.

    Hace 25 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí