1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La vita nuova

Nosotros solos

Europa se queda sola. Lo que no es una buena noticia en un continente que llegó a fabricar jabón con sus ciudadanos. Un continente cada día con más nacionalismos, que vienen a sustituir el vértigo de lo que no se produce: políticas de Bienestar

Guillem Martínez 21/09/2021

<p>La Columna de la Victoria (Berlín, Alemania).</p>

La Columna de la Victoria (Berlín, Alemania).

Armin Rodler

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El mundo se ve por sus mapas. Para ello debes mirar los mapas con la intensidad con la que –tengo entendido– un estudiante universitario, que se ha tomado una anfeta para estudiar, lee una bombilla durante toda una noche, y no el libro que tenía que estudiar. Los mapas son luces. Bombillas fascinantes. Y que, al contrario que una bombilla Osram, explican cosas.

2- El mundo ha cambiado en la última semana. Tiene un mapa. Nuevo. Intenso. Bombillero. USA ha dejado de ser una potencia mundial. Afganistán –su retirada comunicada a los aliados USA en el último momento, como se comunican las cosas a quien ya no tienes en la cabeza– es la metáfora, la prueba de que Trump era Trump, pero también, en algunos tramos, la época. Concretamente, el fin de una época, la vita nuova. Hasta que algún suceso diga lo contrario, USA no ha vuelto al punto del que se fue con Trump. Mantiene autoridad mundial, pero es y quiere ser una potencia regional. La región en la que USA es potencia es el Pacífico. El Pacífico es el punto del mundo con más potencias regionales y más rollizas. Es el mundo. Su zona de fricción. La bombilla. Si bien deslumbrante, es difícil interpretar una bombilla, por más que te pases una noche mirándola.

3- La alianza militar –militar; ojo; eso lo cambia todo en la bombilla– USA-UK-Australia está por interpretar. No se interpretará hasta que se verbalice. Lo militar, en ese sentido, es un lenguaje, simbólico, como todos los lenguajes, pero sin palabras, y con submarinos nucleares, por ejemplo. No se sabe aún si la función de esa alianza militar consiste en garantizar el paso comercial en la región. O en impedirlo. O en explicar al mundo –China, Rusia, UE– que hay una bombilla nueva. O en explicar a China que una guerra comercial es la prima hermana de una guerra. Una guerra comercial salvaje entre Alemania, UK y Francia fue el prólogo de la I Guerra Mundial. Una guerra mundial es también, por otra parte, snif, comercio internacional. Keynes –otro snif– solo se experimentó a escala 1:1 en la economía de guerra USA durante la II GM La guerra, sin submarinos nucleares –esto es, sin lenguaje; incomprensible; críptica; pura gimnasia– se está desarrollando, por otra parte, de lo lindo. En Internet. Cada mañana USA, China y Rusia se atacan. Con los teclados. Cuando la jornada laboral acaba, acostumbra a haber ganado Oriente. A la UE le dan menos para el pelo. Lo que indica que no pinta mucho. No es una bombilla.

Cada mañana USA, China y Rusia se atacan. Con los teclados. Cuando la jornada laboral acaba, acostumbra a haber ganado Oriente

4- No se sabe el abanico de posibilidades ni de situaciones que nacen con la bombilla USA-UK-Australia. Y no se sabe en tanto que las situaciones en su área son latentes. Lo latente, lo no palpitante, es incomprensible sin un dato importantísimo, que nunca se cita para evitar que acuda a la cita: el fin, próximo, fatal, de los combustibles fósiles –no se pierdan, en ese sentido Petrocalipsis, de Antonio Turiel; va por su 5ª edición, lo que indica que no se lo están perdiendo–. La bombilla no nace, por otra parte, para proteger zonas petroleras –Mediterráneo, Índico–. Protege ya otra cosa. Algo del siglo XXI que no es ya petróleo. Puede que tampoco sea comercio. Lo latente habla incluso de una disminución llamativa del comercio internacional marítimo. No está pasando. Pasará. Hay indicios. La covid, ese parón, supone, aún hoy, que el 40% de las empresas UE y USA estén desabastecidas de componentes, que vienen, o tendrían que venir, de Oriente. La covid es, pues, un indicio de la época. La época: los países del G-7 ganarían 230.000 millones anuales si, simplemente, des-deslocalizaran su producción y se reindustrializaran. El mayor beneficio, tanto en dinero como en puestos de trabajo, estaría en USA y Alemania. 

5- La bombilla nueva, en todo caso, excluye de sí misma a la UE. Países con intereses –todos–, o con territorios –algunos– en el Pacífico no están ni se les espera. No se espera ni a Francia, que tiene de todo eso y, además, arsenal nuclear. Lo que ilumina la bombilla. USA-UK-Austraetc son Estados. La UE no lo es. USA quiere Estados –esas cosas que se mueven con rapidez y a golpe de pito– porque, precisamente, USA está reconstruyendo un Estado. Quiere ser Estado y no potencia. A los Demócratas les va la vida en ello. En reconstruir la clase media, esa cosa que, desde el 45 y hasta los 70, fue el sostén del Estado. El Estado, en fin, además de ser temido, precisa –o ha precisado desde el 45– ser querido, ser percibido como necesario o reparador. Lo más simbólico de la marginación de Francia, y de su enojo –nivel De Gaulle, cuando se le ninguneaba en las conferencias de la II GM por pequeños detalles, como no tener ni ejército ni territorio–, es que iba a vender submarinos a Australia. De combustible fósil, ese pequeño detalle. Francia, solventa à l'européenne –esto es, con cierta decadencia– algo más amplio. Una lectura antigua de lo que es una potencia regional. Una lectura antigua del mundo, sobrepasada por la nueva bombilla.

6- La OTAN se ha pactodevarsoviaciado. O está en ello. O no está claro que siga existiendo en su esplendor, tras el bombillazo. El Atlántico importa un higo. Europa se queda sola. Hay voces, en la Comisión Europea, para la creación urgente de un Ejército Europeo. El ejército de una potencia regional de segundo orden. Que se enfrente –o no, que no está claro– a Rusia cuando chulee a los Estados Bálticos. Que se pueda desplazar por esa macroregión de intereses, que llega a Oriente Medio y África. Y, con permiso de la bombilla, o a petición de ella, al Pacífico. Un ejército que, supongo, se enfrentaría al gran terror europeo. No es el fin de los combustibles fósiles. Es su contrario. Algo que no acabará nunca porque es la historia de Europa. La inmigración.

7- Europa se queda sola. Estamos en modo nosotros-solos. Lo que no es una buena noticia en un continente que llegó a fabricar jabón con sus ciudadanos. No lo es en un continente que en 2020 –esto es importante– se robó, entre Estados, material médico, o en el que se suspendió la única joya de la corona: la libre circulación de personas y/o mercancías. Un continente burocrático y opaco, en el que cuesta saber el precio de una vacuna. Y su beneficio. Un continente cada día con más nacionalismos, que vienen a sustituir el vértigo de lo que no se produce. Políticas de Bienestar. Estamos solos en un continente que cree que, al contrario de los USA post-republicanos, posee Estados. Es decir, Bienestar. Por lo que no es necesario reconstruir Estados. Ni construir Europa. Un continente en el que se entiende la riqueza y el territorio como varias capas de cebolla que protegen a Alemania, ese motor de cuyas pérdidas de aceite vivimos. Alejados de los USA, es más difícil que llegue a Europa lo que hace Biden –Bienestar, socialdemocracia–. Y es más sencillo que la Tercera Vía siga existiendo, impasible a la realidad. Por lo que es posible que no haya una lectura y utilización fresca, salvaje y cool de los Next Generation, emitidos y recibidos por una lógica extraña, que quiere recuperar la austeridad en un plazo mayor o menor. Sobre la realidad: en Europa hay norte y sur –y este, que come aparte; lo que pilla; y donde se está ensayando lo iliberal–. Hay zonas del sur en las que hace dos crisis que el Bienestar se suprimió, y en las que el eco, el residuo sólido del Bienestar –cierta sanidad, cierta educación ya no universal ni gratuita, cierto subsidio, muy localizado– es lo mínimo y con otra función diferente a la del Bienestar. Pura contención social.

8- El sur. Las bombillas en el trance de fundirse son también difíciles de leer. No por su luminosidad, sino por su penumbra. Este fin de semana hubo sendos botellones en BCN y MAD. En la noche/la penumbra. Ambos en sendas universidades. El de BCN tal vez permite explicar esas dos manifestaciones de lo mismo. Porque eran manifestaciones. Con botellas, esa cosa tan difícil de interpretar, como un submarino nuclear en Australia. En Cat, el 76,6% de la población joven termina la secundaria –bachillerato/FP–. No es una gran cifra.  Algunos, además, ni siquiera tienen la oportunidad de iniciar esos estudios –en Cat y CAM, esos dos modelos que son uno, este curso no ha habido plazas de FP para, respectivamente, unos 24.000 y unos 25.000 candidatos a estudiantes, que han dejado de serlo; sí, en ambas CC.AA. se han promovido medidas paliativas, que no han paliado la desmesura del desastre; el desastre es que el Bienestar, la ex-educación ex-universal, apuesta abiertamente por la privada–. Solo el 30,2% de la población joven cat accede a la universidad –en la CAM, más de 10 puntos más; Cat es la matrícula universitaria más cara del Estado–. Del 70% restante, que no estudia, sabemos poco. El 40% parece trabajar. En ocasiones. En un mercado precario. El 30% en edad universitaria ni trabaja ni estudia. En el botellón del campus universitario de la UAB hubo robos. Se asaltaron pisos universitarios. Fue un diálogo caótico norte-sur. El único posible cuando se considera a los Estados irreformables y depositarios de un Bienestar efectivo, no confirmado por las estadísticas. Un diálogo, por tanto, de una parte del 70% con una parte del 30%. Y que también consistió en el robo. El Bienestar como contención, si uno observa ese diálogo y sus posibilidades, no durará mucho. Cat –a la baja– y la CAM –a la altísima– son dos buenos intentos de prescindir de ese diálogo. El Gobierno central, subsector PSOE, es, a su vez, un buen intento de evitarlo de perfil. Ese perfil es una metáfora de la Europa embrutecida pero aún civilizada. Una metáfora de la Tercera Vía, esa brutalidad amable, innecesaria en Cat o Mad. Y en otros puntos de Europa.

9- Nueva bombilla. La vieja bombilla se funde por abajo. Por el sur. Y por los abajos del sur. Si lees en el nuevo mapa del mundo esa bombilla en el Pacífico, se lee la oscuridad en este otro punto.

1- El mundo se ve por sus mapas. Para ello debes mirar los mapas con la intensidad con la que –tengo entendido– un estudiante universitario, que se ha tomado una anfeta para estudiar, lee una bombilla durante toda una noche, y no el libro que tenía que estudiar. Los mapas son luces. Bombillas...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marcoafrika

    ¿Y que podemos hacer los ciudadanos de tercera, ala sur, de la UE (ese futuro cadáver lleno de pensionistas)?, ¿pensionistas?una forma de hablar, ojalá lleguemos a ser eso. El Atlántico poco importa si se arruga o desgasta. La OTAN, ese mamotreto de cipayos imperiales, esa máquina militar oxidada pero útil para que el Imperio decadente contenga un fantasma de oriente, un espejismo febril de estrategas enloquecidos, ese engendro al que nos sumamos por imperativo, debiera desaparecer. Cambian las fichas, es cierto y no sé si llegaremos a tiempo de gritar al unísono que no deberíamos estar dispuestos a seguir en esta guerra impuesta, que deseamos cooperación versus competitividad, tranquilidad frente a crispación, placer del bueno frente a poder. Supongo que los mismos de siempre (una minoría ridícula y a punto de extinguirse) lo mejor que podríamos hacer es callarnos, sobre todo si nadie piensa escuchar... o tomar decisiones que detengan a nuestros propios bárbaros. A medida que la clase media deja de serlo, el mundo se hace más nítido y nos damos cuenta de que podemos perderlo todo si permitimos que unos bárbaros psicópatas sigan gobernando el mundo como si fuésemos una granja de consumidores obedientes, una manada hacinada que se axfisia en sus propios detritus por más que a la mierda le llamen "commodities".

    Hace 1 mes 1 día

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí