1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

Eclipses (I)

El eclipse a), la inhabilitación de Rodríguez, es un apagón en la separación de poderes. El b), la inhabilitación del Ministerio de Trabajo para la reforma laboral, es un apagón en las posibilidades de un Gobierno entre Tercera Vía y socialdemocracia

Guillem Martínez 29/10/2021

<p>Gobierno de coalición, Psoe, UP, confianza </p>

Gobierno de coalición, Psoe, UP, confianza 

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El viernes los planetas se alinearon y provocaron dos eclipses. A saber: a) la inhabilitación de Alberto Rodríguez, y b) la inhabilitación del Ministerio de Trabajo como ente capaz de elaborar una reforma laboral. Los dos eclipses son importantes, respectivamente, en su ramo. El eclipse a) ilustra un apagón estructural en la separación de poderes –se dice rápido–, el eclipse b) es un apagón en las posibilidades de un Gobierno de coalición entre Tercera Vía y socialdemocracia. Un eclipse es, a su vez, oscuridad. Pero, por lo mismo, la oscuridad es la posibilidad puntual de ver lo que esconde la luz. Esconde una galaxia. Los dos eclipses explican, así, la galaxia esp. Explican un momento y resultado, imposible de ver sin eclipses. Explican la rabiosa actualidad no explicada en las páginas dedicadas a la rabiosa actualidad, porque están hablando de la rabiosa actualidad.  

2- Empiezo, arreando, con lo del eclipse a). El caso Rodríguez. O, mejor, el caso Batet.

3- Se confirma que Batet fue por libre. En la reunión de la Mesa, el PSOE acudió con posicionamientos cercanos a UP. El PSOE, al ver, en tiempo real, el cambio en la decisión de Batet, se pasó un rato de perfil. Hasta que recuperó la frontal y se alineó –lo contrario hubiera sido extraño– con la tercera autoridad del Estado, que, además, es de su partido. Momento en el que se acabó el recorrido del Legislativo ante el abuso judicial. Zas. Es importante saber lo que podía haber hecho la tercera autoridad del Estado, y el posible proceso de toma de decisiones que le condujo a hacer lo contrario. 

4- Batet podía haber hecho mucho. Crear precedentes, en un momento en que –salvo en los medios constitucionalistas– aún no era de apremio, por lo que admitía arte y ensayo. Sobre los precedentes democráticos aplazados: me quedo con la exposición del catedrático de Derecho Procesal de la UB, Jordi Nieva. A saber: una resolución de la Mesa explicando que la sentencia a Rodríguez no establece su cese como diputado, que Rodríguez tiene derecho a interponer recurso de amparo, que el TC podría suspender la ejecución de la sentencia, y que si el Congreso cesara a Rodríguez crearía una situación irreparable, que el TC no podría restaurar –como, me temo, así ha sido–. Con todo ello –nada épico o del otro jueves–, la patata pasaría al Judicial, que tendría que haber llamado a las cosas por escrito y por su nombre. No hubiera resultado muy edificante, por lo que tal vez no lo hubiera hecho. O sí. Ese itinerario señalado por Nieva no supone, por otra parte, desobediencia al TS. Desde la obediencia, permite visualizar, en Esp y Europa, una dinámica del Judicial, que la inacción de Batet ha normalizado.

El hecho de que Batet, en esta segunda actuación, haya optado por lo mismo que en 2019, explica una constante. Un problema ético

5- Batet abandonó la partida en los primeros minutos de juego. ¿Por qué lo hizo? Posiblemente por la amenaza, especificada en la última reunión de la Mesa, de una querella emitida por el pack Constitucionalismo. ¿Existe la posibilidad de que la tercera autoridad del Estado vaya al trullo por ejercer la defensa de su autonomía? Existe. Es más, existe incluso la posibilidad de que un dipu sea condenado por una patada más rápida que la vista, que solo vio un policía con superpoderes –por cierto, ya son dos patadas telequinésicas de diputados que van a acabar en juicio: la vista por la rabona de Iñigo Errejón está al caer; si el Congreso fuera un equipo de fútbol superaría, según el Judicial, al Athletic de Bilbao de mi infancia, el que dejó tibio a Maradona–. De ello se desprende que a) Batet fue presionada políticamente. Lo que es normal en un parlamento. Lo que es menos normal es ser presionada parajudicialmente. Amenazándola, no con el cumplimiento de la ley, sino con un acto de arbitrariedad del Judicial. Es igualmente importante que Batet b) no resistiera esa presión ya en la primera casilla. Es decir, no vio, o no ponderó la gravedad de lo que estaba en juego. La autonomía parlamentaria, su defensa. Lo que indica que es un error tener representantes tan sensibles a la presión. Con el Judicial en el monte, los cargos del Legislativo y el Ejecutivo deben venir de casa no solo llorados, sino también con una muda y cepillo dental. O estamos perdidos. Llevar a Batet a la presidencia del Congreso ha sido, desde ese punto de vista y de la época, un error de casting.  

6- O no. Lo que nos conduce a su proceso de toma de decisiones. En la cultura PSOE falta léxico para abordar el conflicto con un Judicial que ya ha tomado Marruecos. Sí, posee léxico para enfrentarse en la política a PP, Vox y C’s. Pero no para aludir al planeta Judicial. Algo preocupante cuando el problema no es político, sino judicial –no se pierdan el punto 9–. La razón: entrar a describir y calificar actitudes y dinámicas judiciales sería abandonar el género pastoral de la democracia modélica esp –nota: no existen democracias modélicas en el mundo; todas las democracias están tensionadas; Francia, USA…; la disciplina democrática es tal vez eso: tensión y capacidad de superarla; no disponer de léxico para explicar esas tensiones es, por tanto, una seria carencia democrática–. El hecho de que no exista ese léxico empieza a ser un lastre para el PSOE. Sin léxico, Batet tomó sus decisiones como pudo. Con otro léxico.

7- En todo caso, Batet perdió la oportunidad de erigirse en un referente ético frente a lo que está pasando. Algo importante, pues a) seguirá pasando. Y b) no hay referentes éticos. Su decisión es una descapitalización del PSOE. Y un indicio, un aviso al Judicial, que ahora ya sabe que no solo puede emitir condenas absurdas contra miembros del Legislativo –u, ojo, del Ejecutivo; al tiempo–, sino que aún pueden ser más absurdas, pues no generan, siquiera, capacidad de escándalo en ese PSOE sin léxico. El hecho de que todo haya pasado por segunda vez, aumenta, diría, la gravedad. Y la alegría, supongo, en el Judicial. 

8- En efecto, esto es una segunda vez. Pasó algo parecido en mayo de 2019, con cuatro diputados procesistas. El TS pidió al Congreso su suspensión, en virtud de un artículo de la LECrim de cuando ETA. Lo que haría reír si no hiciera llorar. El Congreso podría haber plantado batalla. No lo hizo. No se trataba de defender el procesismo, sino la autonomía parlamentaria. Sin su defensa, el Judicial transita hoy fronteras, sin escándalo de nadie. En general, ante el procesismo, ese abuso de la mentira, se dio un abuso de Estado, como quedó explicado en su día. En general, el procesismo hoy podría ser un referente ético en momentos como este. No lo es. Por su ausencia de ética. El hecho de que Batet, en esta segunda actuación, haya optado por lo mismo que en 2019, explica una constante. Un problema ético, a su vez.

Quizás la actitud de Marchena ante aquel wasap es el momento en el que el Judicial se da a conocer como el objeto hegemónico de las extrema-derechas locales

9- Lo que nos lleva a lo que está pasando. ¿Qué está pasando? En noviembre del 2018 trascendió un wasap del portavoz del Senado en el PP, Ignacio Cosidó, jactándose de que, implícitamente, vía Marchena, el PP disponía del dominio en la Sala Segunda del TS. Marchena, indignado, renunció al posible cargo de presi del CGPJ como protesta. Se entendió en todo ello un ejercicio de independencia del Judicial, y en la persona de Marchena. Es muy posible que no fuera eso lo que sucediera. Marchena, en efecto, proclamó su independencia respecto del PP. Explicó, con ese acto, que no precisa al PP, sino que lo que sucede es lo contrario. De hecho, el PP hoy es un partido a remolque del Judicial. Quizás la actitud de Marchena ante aquel wasap es el momento simbólico en el que el Judicial se da a conocer como el objeto hegemónico y autónomo de las extrema-derechas locales. Su líder. Posee sus propias herramientas y su programa. Es el Deep State ese. Lo que es una originalidad europea, que no americana. En lo que parece ser la tesis –que aún no me lo he comido todo– de Pedro Vallín en C3PO en la Corte del rey Felipe, en Esp no hay unos partidos que –Polonia; Hungría no, que ya es lo siguiente–, llegados al Ejecutivo, mangoneen al Judicial –eso, me temo, ya pasó–. Hay un Judicial que presiona para que esos partidos accedan al Ejecutivo, alejándose con ello de la CE78 y de la inconstante tradición democrática esp. El Judicial es el problema. Los partidos Constitucionalistas son su brazo político, por utilizar su vocabulario. Marchena, un juez cada vez más problemático en el interior y en Europa, pero cuya carrera empieza en épocas PSOE, se consolida en épocas PP, hasta crear su propia época; no solo es la metáfora de lo que pasa, sino de lo que ha pasado. Lentamente, sin léxico, hemos creado una bestia. Ya es más grande que el Legislativo.

10- Lo que es llamativo es que el conflicto con ese Judicial arbitrario e iliberal se puede plantear antes en Europa que en esa Esp sin léxico frente a la involución. O, tal vez, eso ya ha sucedido. Esta semana. El TEDH ha condenado a Esp por violación de los derechos procesales de un acusado –Case of Serrano Contreras v. Spain (nº 2)–. Lo que no es importante, que el TEDH está para eso. Lo importante es que –afirma la sentencia–, a) el TS se excedió en el margen de interpretación de la sentencia anterior del TEDH que debía aplicar, distorsionándola. La distorsión, en este caso, es la prima de la desobediencia. También es importante, mucho, b) el tono empleado por el TEDH, una mezcla de estupor y desapego frente al TS. Y hartazgo. Algo ha cambiado. Vendrán más sentencias y más agresivas, pues esto ya es un problema enojoso. Y democrático. Veremos.

11- Bueno. Consecuencias políticas del caso Batet. El Judicial creó una gran tensión en el Ejecutivo y el Legislativo. No hubo la unión deseable ante un abuso. La cosa quedó así. PSOE cerró filas en torno a Batet. Hubo la habitual protesta de Odón Elorza. Algo loable, pero mínimo. Hubo, no obstante, sorprendentes posicionamientos individuales. Como el exministro de Justicia López Aguilar, que en un artículo hizo un serio esfuerzo léxico ante la presión del TS sobre el Legislativo e, incluso, ante la anterior sentencia a Alberto Rodríguez. Por fin. Si bien en la dirección contraria a la necesitada. Normalizando el asunto y dotándolo de un carácter democrático que tira de espaldas. Socorro.

UP está viviendo sus últimos momentos. Avanza hacia algo nuevo y que puede tener otro nombre. Una estructura federal, liderada por Yolanda Díaz

12- UP estuvo torpe y lento de reflejos ante un problema estructural. Explicaciones: a) la cosa fue ganando velocidad, hasta ser vertiginosa. Explicación b): Telegram, una forma de tomar decisiones muy frecuente en los últimos años, si bien es muy útil y efectiva para poner a caldo a Koeman, lo es menos en estructuras políticas complejas. Explicación c): se juntó el hambre con las ganas de comer. Es decir, en pocas horas cayó encima la crisis Rodríguez y la crisis Calviño. Mucho para Telegram. Explicación d), más matizada: UP está viviendo sus últimos momentos. Avanza ordenadamente hacia algo nuevo y que puede tener, incluso, otro nombre. Una estructura federal, liderada por Yolanda Díaz, cuyo eje estilístico es el laborismo. Un partido relacionado con el sindicalismo, una socialdemocracia dura y diferenciada de la Tercera Vía. No se sabe qué partidos y grupos integrarán esa nueva opción, que puede llegar a ser más amplia de lo previsto. Es decir, supondrá el nacimiento, tal vez, de nuevos profesionales. Y el olvido de otros. Ahí hay también ciertas tensiones, que el pasado viernes complicaron a una Yolanda Díaz que ya tenía suficiente con lo suyo. Veremos. Explicación e), o simbólico-poética: UP es un cangrejo, en ese momento en el que se ha desprendido del caparazón antiguo, y aún carece del nuevo. Para ese momento, los indios yaganes tenían una sola palabra. Que traducida significa depresión. Ese punto en el que es difícil emitir soluciones ejecutivas ordenadas.

13- Alberto Rodríguez ha optado, a su vez, por el distanciamiento ante Podemos. Y por un nuevo equipo de defensa. El de Puigde, un tanto mediático y con zonas no diáfanas. Ese cambio puede implicar también, o no, la posibilidad de procesizar el asunto, de coger un problema democrático estructural y convertirlo en una dramatización política, sentimental y con fines electoralistas. Por ahora, la defensa parece haber hecho lo que debía hacer: agotar los trámites que no fueron explorados, por la decisión de Batet. Espero que, después, no desprestigien ni conviertan en espectáculo emocional un problema democrático. En Sudamérica eso es muy Laclau. En Europa, muy chorras. 

14- Por lo demás, China ha iniciado el racionamiento en combustibles, Arabia Saudí ha anunciado que lo suyo –el petróleo– se nos rompió de tanto usarlo, USA ha advertido a los consumidores cambios –es decir, restricciones– en el consumo futuro, y la inflación en Esp, debida a los combustibles, ya tiene piso propio. Los eclipses a) y b) no explican nada de todo eso, sino todo. Es decir, si nos enfrentaremos a una crisis de combustibles, de materiales, de alimentos, de transporte, con estructuras verticales y banderitas, o con democracia y unidad social. Con medidas sociales o colmillos. Mañana, más info sobre el eclipse b). Otro pamearynoechargota. 

1- El viernes los planetas se alinearon y provocaron dos eclipses. A saber: a) la inhabilitación de Alberto Rodríguez, y b) la inhabilitación del Ministerio de Trabajo como ente capaz de elaborar una reforma laboral. Los dos eclipses son importantes, respectivamente, en su ramo. El eclipse a)...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí