1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La Vita Nuova

Eclipses (II)

La aprobación o devaluación/coordinación de la reforma laboral supondría la diferencia entre una izquierda operativa o una izquierda declarativa. Y eso es algo importante cuando estás reformulando un partido

Guillem Martínez 31/10/2021

<p>Intervención de Nadia Calviño en el Congreso de los diputados. A su izquierda, Yolanda Díaz (20 de octubre de 2021).</p>

Intervención de Nadia Calviño en el Congreso de los diputados. A su izquierda, Yolanda Díaz (20 de octubre de 2021).

EVA ERCOLANESE / PSOE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Hace una semana los planetas se alinearon y provocaron dos eclipses. A saber: a) la inhabilitación de Alberto Rodríguez, y b) la inhabilitación del Ministerio de Trabajo como ente capaz de elaborar una reforma laboral. Los dos eclipses son importantes, respectivamente, en su ramo. El eclipse a) ilustra un apagón estructural en la separación de poderes –se dice rápido–, el eclipse b) es un apagón en las posibilidades de un Gobierno de coalición entre Tercera Vía y Socialdemocracia. Un eclipse es, a su vez, oscuridad. Pero, por lo mismo, la oscuridad es la posibilidad puntual de ver lo que esconde la luz. Esconde una galaxia. Los dos eclipses explican, así, la galaxia esp.

2- Hola. Hoy, eclipse (2). 

3- La cosa fue así. El jueves 21 Calviño/Economía/Vicepresidencia Segunda envió un mail a Díaz/Trabajo/Vicepresidencia Tercera, informándole de que quedaba relevada de sus servicios al frente de las negociaciones para la Reforma Laboral –RL, a partir de ahora–. Ese mail es una rareza comunicativa. No es el medio. Y eso enrarece el mensaje. Ese mail es comunicación, sin duda. ¿Pero qué comunica? ¿Una expulsión? En Versalles lo sería. ¿Lo es en el siglo XXI y en un Gobierno de Coalición? ¿Un Gobierno de Coalición funciona con apremios en modo La Caixa-Bankia? ¿Es todo una iniciativa de Calviño para quedarse con la RL, y matarla porque era suya? ¿Era una iniciativa de Moncloa? ¿Qué son y qué significan las cosas que, para existir, utilizan un medio, un lenguaje y una lógica chunga de departamento de RR.HH., y se alejan, por ello, de un lenguaje ejecutivo, diáfano y democrático, esa cosa que se utiliza para hablar, incluso, con desconocidos, en la calle y a las tantas? 

4- Trabajo intentó aportar sentido a ese mail, emitiendo otro, en el que pedía, precisamente, sentido. No tuvo respuesta. Cri, cri, cri. Posteriormente emitió otro, en el que ya se reclamaba una reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Coalición –ojo; los supercicutas; palabras mayores; esto ya se acerca a una crisis de Gobierno–. Tampoco hubo respuesta. Lo que da yuyu. El viernes 22 aparece en el mercado un tuit de Ione Belarra, explicitando esa crisis. La cosa coincide en el tiempo con la cosa Rodríguez. Por lo que es posible que ambas crisis hayan sido calculadas para ser coincidentes. Es decir, que poseen cierta inteligencia. Antigua. De Shakespeare bajito. Durante el finde, Sánchez practica el tradicional deporte esp de la declaración a alcachofa. No se trata de una intromisión en Trabajo, sino de la búsqueda de coordinación, dice. Que traducido del lenguaje del chupatintas de Washington planetario –en el que un ‘bombardeo preventivo’ suele ser, básicamente, un ‘bombardeo’– significa que, en efecto, esto es una intromisión. ¿Sánchez busca el ERE de Trabajo en la RL? ¿Busca el ERE del pack UP en el Gobierno? El lunes 25, en efecto, se reúne la Comisión de Seguimiento. Sin acuerdo alguno. Lo que indica que hay una firme decisión en Moncloa –a través de un lenguaje amable; la Tercera Vía es el neoliberalismo amable; el ‘bombardeo preventivo’– de dotar de efectividad al mail de Calviño. La RL, una promesa electoral –lo que no es mucho en nuestra cultura–, y un acuerdo del Pacto de Coalición –como la regulación del alquiler; no es mucho, tampoco, visto lo visto y conforme se acercan las promesas y pactos a Moncloa–, parece que se está yendo al garete. Sorpresivamente, todo cambia al día siguiente, martes. Zas. 

La tensión crecerá, disminuirá, tendrá secuelas, o no. De lo que se deduce que la cosa, tras la crisis iniciada con un mail, queda como estaba antes del mail

5-Tras el Consejo de Ministros, la ministra portavoz se pone ecuménica al tratar el tema. Que en pocas horas se apaña. Trabajo continuará llevando la cosa RL. Pero debidamente –ay, uy– coordinado con Economía y Seguridad Social. Se fija una reunión para el martes 2, que tratará de establecer una nueva coordinación –palabro que ahora no se sabe qué significa; lo sabremos en las próximas semanas; lo normal es que signifique lo contrario a lo que alude; recuerden la traducción de ‘bombardeo preventivo’–, a la que asistirá Sánchez, y los titulares de Trabajo, Hacienda, Seguridad Social y Educación. Los miércoles, en todo caso, habrá reunión de la Mesa para el Diálogo Social –Trabajo, sindicatos, CEOE–, presidida por Joaquin Pérez –Secretario de Empleo, el 2 de Trabajo–. Pero, ojo, con los Directores Generales –menos que un Secretario, en la pirámide trófica del Estado– de Economía, Seguridad Social y los ministerios que, periódicamente, se requieran para coordinar la cosa a lo bestia. Ese mismo día habrá una reunión interna, de coordinación. Y el día anterior, los martes, otra. También para coordinar. Una reunión de coordinación más y habría suficiente coordinación como para abandonar el sistema métrico decimal, e implementar, por fin, la yarda. Yupi. 

6- La cosa parece haber quedado así. Coordinada. La palabra coordinada es una suerte de work-in-progress. Será una tensión, trabajosa. Entre Trabajo y Moncloa/Economía/pack PSOE. Que ya existía. Se supone que la tensión no será la coordinación, sino el contenido de la RF. La tensión formalizada crecerá, disminuirá, tendrá secuelas, o no. De lo que se deduce que la cosa, tras la crisis iniciada con un mail, queda como estaba antes del mail. Una tensión, no sexual, entre PSOE y UP, llamada RL. Esta mañana a primera hora, la sensación es que Moncloa/Economía, por lo tanto, han reculado. En su retirada han dejado algo que no existía en su esplendor antes del mail de Calviño. El mal rollo. Analicémoslo. 

7- El Gobierno, a través de Calviño y de Moncloa, ha comunicado al mundo –y dentro de él, a la CEOE– que hay un Gobierno dividido ante la RL. Lo que equivale a darle pistas a los negociadores. En este caso, a la CEOE. Tras 7 meses de negociaciones –bastante avanzadas; la idea era finalizar el pack RL antes del 2022–, y tras menos de una semana de calviñismo, las negociaciones no se reiniciarán, sino que seguirán, se retomarán, continuarán. Pero en otro sitio. En un Gobierno dividido, con un ala sensible a los posicionamientos de CEOE. ¿Se han boicoteado las negociaciones? No. Se han coordinado. Con la CEOE. Es decir, se han bombardeado preventivamente. Si la misión del mail Calviño era esa, se trata de un objetivo conseguido. Y con cierto juego de piernas. Si no era eso, si no era un sabotaje de una parte del Gobierno a otra parte del Gobierno –sí, suena poco edificante–, ha sido un pifostio, un juego de riesgo. Incluso algo peor: un error comunicativo. 

8- Error comunicativo. Sinopsis. Moncloa ha cuestionado la tradición gubernamental de que las RL las haga Trabajo. Una tradición, una costumbre, una convención gubernamental es algo serio. Por lo mismo, saltársela a la torera, y vía mail, orienta hacia algo que no lo es. Trabajo, con Díaz, trabaja desde la lógica y el método sindicalista. La sindical  es una cultura –tal vez la única por aquí abajo– habituada a negociar. Una media docena de pactos sellados en Trabajo esta orientan sobre ello. Todos esos pactos han sido culminados por Sánchez, que se ha hecho la foto-finish en el acto de la rúbrica. Algo, por otra parte, normal, y que alude al hecho de que eran pactos –esto es, negociaciones–, coordinadas, y no unilateralismos de Trabajo, como es habitual en un Gobierno. La metodología de Trabajo, su coordinación y capacidad para coordinar, por cierto, ha sido ponderada por la OIT. El FMI la ha alabado como ejemplar. El enfrentamiento con Trabajo, argumentado con el palabro ‘coordinación’, no solo parece desacertado, sino que ha supuesto enturbiar puntualmente la relación no con UO, sino con algo incluso más trascendente. El sindicalismo. Estamos, por tanto, en un marrón Gobierno-sindicalismo. Estaba previsto que Sánchez acudiera, en ese sentido, al congreso de CC.OO. El resultado hubiera sido una foto que comunicaría cierto relajo en un frente complicado, el sindical. Pero, tal y como estaba el patio, Sánchez no acudió. No es buena esa tensión gubernamental con sindicatos. Y menos cuando se accede a ella de manera tan gratuita. Y menos cuando crece.  

9- En el reciente Congreso del PSOE se asentaron las bases estéticas para un Gobierno PSOE sin coalición. Imposible ahora. Se supone, se huele en el ambiente –y en el staff creado en aquel Congreso– que la idea es ir a anticipadas no muy anticipadas. En 2023, pongamos. Este ensayo, o fallo, general, de adelantar la jugada mucho antes de la fecha, es una pirueta peligrosa y de resultado incierto.

10. Se repiten los errores comunicativos en Moncloa desde que Redondo abandonó el pack comunicación. Eso no significa que Redondo fuera un genio. No lo parece. O, al menos, cada vez que le entrevistan se rebaja el precio del pan comunicativo. Redondo, tal vez, simplemente, era un despacho. Un dique. Y ese despacho ha desaparecido. Algo va a su bola en Moncloa, sin contención ni gran planificación. 

11- Bajo esa torpeza comunicativa, y bajo la palabra ‘coordinación’, puede haber un par de tensiones, a la deriva, sin orden, que en efecto han salido a la superficie en esta crisis. Una tensión sería consecuencia de un ataque de cuernos –ya pasó, con otros nombres y otros cuernos, cuando el IMV–. Un no querer que la RL acabe llamándose Ley Díaz. Estas cosas, tan cutres, pasan. La otra dinámica son, en efecto, serias divergencias entre PSOE y UP por la RL. Que serían cuatro, a saber: a) la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales –opción de la reforma PP, en su día, y hoy de CEOE y Calviño–, b) la temporalidad –actualmente, el 25% del mercado laboral, como consecuencia de la RL PP; la media en la UE es del 13%; la RL que se prepara(ba) parece que fija un 15% de contratos temporales justificados en una empresa–. Y c): vigencia de los convenios colectivos caducados –la RL PP los limitaba a una caducidad de 1 año, la actual RL parece ampliar, con mucho, ese margen, lo que obligaría a las empresas a ponerse las pilas–. El cuarto punto de enfrentamiento entre la cultura Díaz y la cultura Calviño, es más intangible. Consiste, mismamente, en la cultura Calviño y la cultura Díaz. Sobre Calviño. No es militante del PSOE. Su rol en el Gobierno era no dar miedo a los niños. Los de la Comisión. Aporta al Gobierno la cultura neoliberal, que sella. Supone la lógica de la Comisión, que ya no existe tan nítidamente en la Comisión. De hecho, desde el hostión de 2020, Calviño ha ido por detrás de la Comisión en su empatía por el gasto, por la subida del SMI, por cierto reparto, aún moderado, de la crisis. 

Calviño no es militante del PSOE. Su rol en el Gobierno era no dar miedo a los niños. Los de la Comisión

12- La cultura de Díaz es, lo dicho, sindical. Díaz es consciente de que la RL es más que una ley. Es el gran proyecto del Gobierno de coalición. Algo determinante en lo cotidiano. Es, además, el canon de la reforma. La orientación de que es posible la reforma, y de que se pueden transitar reformas de calado y efectivas. La RL vendría a ser el caballo de batalla de lo irrenunciable. Un catálogo del futuro, y de posibilidades políticas, realizables. La aprobación de la RL, o su devaluación/coordinación, supondría algo tan importante y determinante que le dedicaré un punto.

13- Su aprobación o devaluación/coordinación supondría la diferencia entre una izquierda operativa o una izquierda declarativa. Y eso es algo importante cuando estás reformulando un partido. Una izquierda capaz de tener lenguaje, programa, obra. O una izquierda inoperante, consagrada a la autodeclaración, la pureza y la identidad. Una izquierda que, por ejemplo, jubile la anterior RL. O una izquierda que se dedique a repúblicas procesistas, sin horario ni fecha en el calendario. A los significantes vacíos. Los procesismos –ir tirando con banderitas y rock cristiano– es algo que adorna a las derechas y a las Terceras vías, pero que supone la muerte, el aplazamiento por años, de unas izquierdas efectivas y con algo que decir y hacer. 

14- El choque entre el PSOE y UP/Trabajo será formidable. Se llamará ‘coordinación’, y transcurrirá debajo de ese nombre. Cabe esperar y suponer que, una vez corregida la brutalidad inicial, a través del concepto ‘coordinación’ se produzca el enfrentamiento en el Gobierno por el calado de la RF, a través de la brutalidad habitual. Un Gobierno planetario, de coalición o no, es la Casa de las Dagas Voladoras. Este Gobierno puede aguantarlas. Lo que está por ver es si aguanta es una RL que, efectivamente, se pele la anterior RL. Si aguanta un Gobierno de Coalición definitivamente no procesista.

1- Hace una semana los planetas se alinearon y provocaron dos eclipses. A saber: a) la inhabilitación de Alberto Rodríguez, y b) la inhabilitación del Ministerio de Trabajo como ente capaz de elaborar una reforma laboral. Los dos eclipses son importantes, respectivamente, en su ramo....

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí