1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DISCRIMINACIÓN

Claudia Gómez reabre el debate de los equipos mixtos en el deporte base

A raíz del caso de esta deportista a la que no se le permite competir con chicos en categoría cadetes, la Asociación de Futbolistas Españoles defiende que mujeres y hombres puedan jugar juntos hasta juveniles

Ricardo Uribarri 10/12/2021

<p>Claudia Gómez Villagra jugando en el Club Internacional de la Amistad.</p>

Claudia Gómez Villagra jugando en el Club Internacional de la Amistad.

Cedida por los padres

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El escaso número de equipos y competiciones de fútbol femenino en categorías inferiores en varias regiones de España hace que muchas niñas tengan que jugar en equipos masculinos para poder practicar su deporte favorito. El problema viene cuando llegan a unas edades en las que las normativas de algunas federaciones autonómicas impiden la existencia de conjuntos mixtos. Ese es el caso de la palentina Claudia Gómez Villagra, que lleva tres años jugando con chicos en el Club Internacional de la Amistad, una situación que, muy a su pesar y al de sus compañeros, no podrá prolongar a partir de la próxima temporada, cuando pase a categoría cadete. Sus padres han decidido no resignarse y, junto a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), piden modificar la actual legislación de la Federación de Castilla y León para evitar una discriminación por género.

Claudia está acostumbrada a jugar con chicos desde pequeña. Lo hacía con sus dos hermanos pequeños y con sus primos. También en el colegio, donde apenas había niñas interesadas en practicarlo. Tras destacar en un torneo, su madre decidió apuntarla a un club y, ante la ausencia en aquel momento en su ciudad de una opción femenina, la llevó al Internacional. Claudia, que es  feliz jugando con sus compañeros, quienes la tratan como una más, quiere seguir en el mismo equipo. Pero, si no hay un cambio en la ley, y teniendo en cuenta que en toda Castilla y León no hay equipos femeninos en cadetes y juveniles, cuando cumpla 14 años solo le quedarán tres opciones: repetir un año más en infantil, jugando con niños menores que ella; pasar directamente a categoría aficionado, donde se encontraría con mujeres mucho mayores; o, la más triste, dejar el fútbol.

Los padres de Claudia han mandado cartas exponiendo el problema y pidiendo una solución a la Federación de Fútbol de Castilla y León, a la directora general de la Mujer de la región, a la directora general de Deportes, al seleccionador nacional y a la AFE. La respuesta más rápida ha sido la del sindicato de futbolistas, que se ofreció a ayudarles y les puso dos abogadas a su disposición para llevar el caso. El presidente, David Aganzo, ha mandado también una carta a su homónimo de la federación castellanoleonesa, Marcelino Maté, en la que le propone que pueda haber competiciones mixtas desde prebenjamín hasta juvenil, evitando así que jugadoras menores “se vean expulsadas antes de tiempo de la competición federativa”.

Aganzo recuerda en su misiva que “en estas edades debe prevalecer el interés del/la menor, de acuerdo con la legislación española, que es aplicable a instituciones públicas y privadas, como no podía ser de otro modo”. El presidente de AFE señala también que la propia Ley del Deporte de Castilla y León indica que “la incorporación de la mujer a la práctica deportiva ha experimentado un notable incremento. Constantemente aparecen nuevas realidades deportivas”. Además, también advierte de que el artículo 3 de dicha ley habla de que las administraciones públicas de Castilla y León “garantizarán el derecho que todas las personas físicas tienen a la práctica, de forma libre y voluntaria, del deporte y el ejercicio físico, en igualdad de condiciones y oportunidades”.

Tras destacar en un torneo, su madre decidió apuntarla a un club y, ante la ausencia en aquel momento en su ciudad de una opción femenina, la llevó al Internacional

La primera respuesta de la federación fue decir que “las normas vigentes son las que son y que ya las conocíamos”, cuenta María Villagra, la madre de Claudia, “y que si queríamos cambiar algo teníamos que presentar unos informes y unos estudios. Nos dijeron que no entendían porqué la prensa le daba tanto bombo a esto porque ya sabíamos lo que había”. AFE presentó una argumentación jurídica a la federación, que pidió a las abogadas que mandaran una propuesta que estudiarían. Tras ser enviada, la contestación, en lo que parece un intento del organismo federativo de dilatar una respuesta definitiva, es que quieren que el sindicato la argumente más. El paso final debería ser que se lleve la iniciativa a la asamblea de la federación para su debate.

En respuesta a la petición de este medio, la federación autonómica hizo llegar por escrito su postura sobre este asunto: “La Federación de Castilla y León de Fútbol es un órgano regulador sensible a esta situación como demuestra que fuera la primera Federación en implantar el fútbol mixto en su momento. Por supuesto, este es un debate en el que se está trabajando, que merece tanto un estudio exhaustivo como una reflexión pausada, pensando en el beneficio o perjuicio de todos y cada uno de los agentes intervinientes hoy y en el futuro: las propias futbolistas y su progresión, los equipos de fútbol mixto, los equipos de fútbol femenino, el porvenir del fútbol de Castilla y León, la idiosincrasia de esta Comunidad y el deporte que en ella se desarrolla”.

Su presidente, Maté, fue más claro cuando se le preguntó por el tema en una rueda de prensa: “Yo no veo ningún deporte mixto, ni el baloncesto, ni el balonmano… No veo las posibilidades de que la niña se pueda adaptar y no sé si el fútbol de Castilla y León puede dar el servicio que la niña pretende cuando vaya a una competición. No sé si tenemos los vestuarios suficientes para poder atenderla, no sé un montón de razones que tendremos que analizar y que ver entre todos, ni el propio futuro de las competiciones, porque basándonos en esa igualdad, mañana habrá niños que quieran jugar en competiciones de niñas. Entonces habrá que acabar con todas las competiciones y dejar nada más competiciones mixtas. Hay que estudiarlo, hay que debatirlo y hay que verlo”.

Argumentos que no convencen a los padres. Así, Villagra explica que lo único que quieren es que no discriminen a su hija por ser chica. “Ponen de excusa que no hay vestuarios. Hasta ahora tampoco ha habido vestuarios diferenciados y no ha pasado nada. A veces se ducha primero Claudia y luego sus compañeros o al revés y no hay ningún inconveniente, es una más del equipo. No tienen distinciones porque sea niña. Es más, se puede quedar en top, como un bikini, y nunca se ha sentido mal. El problema lo tenemos nosotros como adultos, la sociedad, que vemos una cosa rara de que una niña juegue al fútbol con chicos. La obligan a dejar de estar con chicos de su misma edad, de su misma mentalidad, para ir a jugar con mujeres. Una niña de 13 o 14 años que va a hacer con una mujer de 25. Es igual que si un chico de 14 años comparte equipo con uno que tenga casi 30. No está en un ambiente de su misma edad, no se van a sentir cómodos. Dicen que hay problemas por la diferencia de físico con niños de su misma edad, pero sí permiten que juegue con mujeres que tienen 10 años más. Es un contrasentido”.

A nivel internacional no existe una postura única sobre las competiciones mixtas por parte de FIFA, que deja a cada país la decisión al respecto. Así, mientras que en Albania y Georgia no existen, en Dinamarca y Noruega se permiten sin límite de edad. En Inglaterra y Bélgica hay competiciones de fútbol mixto hasta los 18 años; en Alemania, Italia y Portugal hasta los 17; y en Francia y Croacia hasta los 15. En España, al no haber una regulación estatal, en cada región se da un escenario diferente. Así nos encontramos en el extremo más aperturista con Andalucía, que permite la participación de mujeres en equipos masculinos de cualquier categoría regulada por la federación autonómica (hasta Primera Andaluza Senior) con un máximo del 50% del total de integrantes del equipo. Otras autonomías como Aragón permiten que el 20% de los componentes de un equipo mixto sean chicas entre prebenjamín e infantil. Y en otras, como Asturias, Baleares, Cataluña y Murcia dejan, como en Castilla y León, que jueguen juntos hasta cadetes. 

La madre de Claudia explica que el suyo no es un caso aislado. “Hay muchas más niñas en esta situación. En nuestro propio club hay una con un año menos que está igual. Hay compañeras de Claudia de la selección de Castilla y León que han escrito un comunicado denunciando este problema y la respuesta ha sido la misma, ‘es lo que hay, son las normas, y ya lo sabíais’. Otros padres se habrán conformado, pero nosotros hemos decidido sacarlo a la luz. Claudia nos pidió que lo intentáramos y esta es la única herencia que mi marido y yo le podemos dejar a mi hija, el luchar hasta el final por una cosa que creo que es justa. Yo no veo que haya ningún problema. En el momento que ella se aburra o vea que no está al mismo nivel que los niños pues será la primera que me diga que se va a un equipo de chicas, pero hoy no es así, quiere seguir con sus amigos. Seguro que al final terminará en un equipo de chicas, pero lo que no queremos es que haya esa discriminación”. Claudia, que juega de delantera y que fue la máxima goleadora del equipo en la temporada 19-20, con 31 goles, era una habitual de la selección sub-12 de Castilla y León.

Andalucía permite la participación de mujeres en equipos masculinos de cualquier categoría regulada con un máximo del 50% del total de integrantes del equipo

Los padres han abierto también una petición de apoyo popular en la página web change.org, en la que llevan conseguidas casi 30.000 firmas de personas que respaldan su petición, aunque reconocen que “sin la ayuda de la AFE esta lucha habría sido imposible”. La respuesta de otras instituciones no ha sido, sin embargo, la que esperaban. “La directora general de la Mujer de la Junta de Castilla y León nos contestó diciendo que sí, que estaba a favor, pero desde entonces no he vuelto a saber nada. En ese aspecto me ha dejado un poco de mal sabor de boca porque me esperaba que una persona en ese cargo luchara por la igualdad en el deporte y en la sociedad. Nos hemos sentido un poco desolados”. También han recibido contestación de la directora general de Deportes, donde les señala simplemente que ha hecho saber a la federación su apoyo a la propuesta de AFE. “Yo creo que ellos tienen las herramientas necesarias para poder cambiar esta situación, pero les está costando. Es tan fácil como aprobarlo y las que quieran seguir con niños que sigan y las que prefieran con niñas, pues que vayan, pero que no las discriminen por ser mujeres. Si no, puede pasar que se pierdan a posibles grandes jugadoras por no dejarlas jugar”, señala María.

Tanto ella como su marido han querido que su hija esté lo más al margen posible de todo lo que genera esta situación. “Nosotros le dijimos que estuviera tranquila, que no se preocupara y que se centrara en sus estudios y en su temporada. También es verdad que cuando va a jugar partidos, muchos padres que están al tanto de todo le dicen ‘vamos Claudia, que lo vas a conseguir’, y eso le gusta, le alegra comprobar que no lo ven mal”. 

Puestos a valorar todos los posibles escenarios, la pregunta es inevitable. ¿Qué hará Claudia si al final no hay manera de cambiar la norma? “Pues no lo ha pensado, vivimos el día a día y confiamos en que haya una solución, porque la sociedad tiene que cambiar”–afirma María-. “Si hay una discriminación de género en estas edades, ¿hacia dónde vamos? Esto es fútbol base, no es profesional. Entiendo que al máximo nivel haya equipos masculinos y femeninos, pero estamos hablando de un deporte base, donde son niños. Igual que van al colegio, igual que van al instituto, igual que hacen educación física juntos, igual que corren juntos, igual que hacen todo juntos un hombre y una mujer, ¿por qué no pueden un niño y una niña jugar al fútbol?”. 

El escaso número de equipos y competiciones de fútbol femenino en categorías inferiores en varias regiones de España hace que muchas niñas tengan que jugar en equipos masculinos para poder practicar su deporte favorito. El problema viene cuando llegan a unas edades en las que las normativas de algunas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí