1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CARTA A LA COMUNIDAD

Un periodismo para el fin de los tiempos

Nuria Alabao 6/12/2021

<p><em>Apocalipsis.</em></p>

Apocalipsis.

Mariajo12

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queridas lectoras:

Quizás la pandemia, todavía en curso, no haya cambiado todo de forma radical como en algún momento se dijo, pero quién se atrevería a insinuar que todo sigue igual. Para nosotros, la covid-19 y su estado de excepción planetario –los confinamientos, los toques de queda, la globalización suspendida– son un destello del futuro que ya llegó. La crisis climática, con sus episodios como bofetadas a prueba de negacionismos; la amenaza nuclear que tratamos de olvidar pero que permanece latente como un mal sueño; las superbacterias invencibles por cualquier antibiótico; los nuevos virus que aguardan apenas su momento para resurgir impulsados por la deforestación o la voracidad de lo humano-capitalista; todo ello parece hoy posible y cercano. La humanidad se desliza por el alambre, convertida en una fuerza geológica –el Antropoceno– capaz de modificar el sistema planetario al tiempo que reconocemos que, con la posible inviabilidad de nuestra existencia sobre la Tierra, damos paso también a una crisis civilizatoria que se enreda con el surgimiento de otro virus, político, humano y pavoroso: los posfascismos.

La humanidad ha vivido otros momentos de la historia donde el “fin del mundo” parecía posible pero, desde el advenimiento de la Modernidad, el mañana no solo era posible, sino que sería mejor. Hoy, y desde hace relativamente poco, el futuro se llama apocalipsis, su tonalidad afectiva es la de la angustia metafísica. Esa angustia, ese miedo, nos conduce por los caminos del autoritarismo o la deserción del mundo. 

Dice Bruno Latour en Dónde aterrizar que la vieja universalidad –la que suponía que todos los humanos compartíamos un territorio común– se ha descompuesto para dar paso a una nueva que consiste en sentir que “el suelo se está desintegrando”. Las élites que imagina Latour detrás de Trump y sus homólogos populistas –la nueva ira– son las que conocen la catástrofe en ciernes pero que renuncian a su solución, que adoptan la posición “detrás de mí, el diluvio”. Son aquellas que solo se plantean huir del planeta como solución, las que renuncian al lastre de la solidaridad; “de ahí la explosión de las desigualdades”, dice Latour. Estas élites oscurantistas han decidido desmantelar la “ideología de un planeta común para todos”. Pensar en escapar solos de la catástrofe –yo y mi familia– es el equivalente a encerrarse en casa con la trabajadora doméstica y los envíos a domicilio en medio de la pandemia para seguir llevando el mismo nivel de vida. Es también el equivalente a pensar que es posible hacer lo mismo en la nación, también con sus extranjeros contados en posición de sirvientes mientras los que sobran se quedan en el mar o hacinados en las fronteras; falsas soluciones para unos pocos que no pueden detener el fin de los tiempos. Pero tenemos que ser capaces de pensar una salida para todos, y tenemos que conseguir la fuerza para imponerla. No va a venir de forma fácil.

Pablo Stefanoni decía en una carta anterior que nuestros problemas se pueden resumir en tres palabras: futuro, imaginación, comunidad. Describía cómo el presente ha capturado la imaginación para unos tiempos donde apenas somos capaces de pensar que vaya a haber mañana. Entonces, qué utopía, cómo liberar al futuro de la catástrofe y qué comunidad podría dar forma a ese porvenir alternativo que seamos capaces de imaginar. Las preguntas fundamentales han cambiado: ¿qué política es posible o deseable en el fin de los tiempos? ¿Qué de lo que fuimos capaces de pensar o hacer en el pasado sigue siendo una oportunidad para la emancipación y el viejo sueño de la igualdad, la libertad, la fraternidad? ¿Cómo cambian estos conceptos en una línea temporal en descomposición? 

Las preguntas para un medio son, sin embargo, mucho más modestas: ¿cómo sería un periodismo para el fin de los tiempos? ¿Cómo explicar que los que planean su huída dejan tras de sí un paisaje devastado? ¿Cómo contar las posibilidades, las historias de los que luchan para frenar ese miedo que pone su alfombra roja a los postfascismos? Hablar del fin del mundo, como decíamos, tiene que ser hablar de la necesidad de dar forma a una mitología de liberación adecuada al fin de los tiempos. Frente a la deserción y el miedo, dar cuenta de las posibilidades desde la conciencia de que hace falta reconstruir esos mundos comunes, y otros deseos más ajustados a las posibilidades, o a los límites del mundo. Ya no hay dudas de que sin un cambio civilizatorio, sin una transformación de lo que significa ser humano no será posible frenar la extinción. Intuimos algunas cosas: el futuro que queremos pasa por tener todos menos, pero más repartido; trabajar menos, también en los ratos que nos deja la vida, y no al revés.

Contar el abismo, relatar la catástrofe. Un periodismo para el fin de los tiempos significa explicar los problemas y las amenazas, sin alarmismos, pero desde el compromiso. Desde una forma de contar que no produzca “acostumbramiento a la pérdida”, que diría Rita Laura Segato, tan necesario para seguir dejando caer aquellas vidas a las que hemos etiquetado como prescindibles y que tan bien conoce la tumba líquida del Mediterráneo, o la de la ruta africana-canaria hacia Europa.

Tener certezas sobre lo que viene o lo que es posible tampoco es sencillo, y deberíamos ser capaces de dar cuenta de esa complejidad. Muchas de las revueltas que ya presenciamos, o que vendrán, serán ambiguas, no estarán definidas por los marcos tradicionales de la protesta, o serán estallidos informes que condensarán diversos malestares. No serán, por tanto, fáciles de explicar, pero tendremos que tener los ojos bien abiertos. Como proponía el compañero Amador Fernández-Savater en uno de nuestros consejos editoriales: inventar un periodismo capaz de expresar la duda. No, no tenemos todas las certezas pero queremos atrevernos a imaginar imposibles. No sabemos si los tiempos permiten expresar dudas en un momento de extrema militancia mediática y de trincheras implacables, pero vamos a intentarlo. Queremos atrevernos a contar dónde están siendo posibles atisbos de ese porvenir. Porque, como dice Srećko Horvat, las alternativas son o la reinvención radical del mundo o la extinción masiva.

Querido suscriptor, gracias por acompañarnos.

Queridas lectoras:

Quizás la pandemia, todavía en curso, no haya cambiado todo de forma radical como en algún momento se dijo, pero quién se atrevería a insinuar que todo sigue igual. Para nosotros, la covid-19 y su estado de excepción planetario –los confinamientos, los toques de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Nuria Alabao

Es periodista y doctora en Antropología. Es miembro de la Fundación de los Comunes.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí