1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ELECCIONES CHINA 2022

El año clave de Xi Jinping

Nadie sabe cuánto quiere permanecer Xi en el poder. La aprobación del plan quinquenal sugiere un horizonte de salida en 2032. Entonces tendría 82 años, los mismos que Biden al finalizar su mandato

Xulio Ríos 28/12/2021

<p>El presidente de la República Popular China, Xi Jinping (68), durante la cumbre BRICS en 2018.</p>

El presidente de la República Popular China, Xi Jinping (68), durante la cumbre BRICS en 2018.

Kopano Tlape / GCIS

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 2022 será un año de especial sensibilidad política en China. La razón directa es la celebración del XX Congreso del Partido Comunista (PCCh), previsto para otoño. Y su clave de bóveda, la continuidad o no de Xi Jinping, y en qué condiciones, al frente del país. 

Recuérdese que Xi asumió el liderazgo del PCCh en 2012 en un relevo “modélico” protagonizado por su antecesor Hu Jintao, quien le cedió desde el primer momento las tres jefaturas del poder (Partido, Ejército y Estado), algo poco común. Desde entonces, la institucionalidad diseñada por Deng Xiaoping para establecer un procedimiento ordenado de sucesión ha volado por los aires. Se diría que poco rastro queda de la dirección colectiva, la designación cruzada de líderes, el límite de los dos mandatos y hasta titubea la regla de edad (67 continúa, 68 se jubila). 

La expectativa de recuperación del mandato vitalicio en un contexto de acusado retorno del culto a la personalidad es objeto de debate y aunque Xi cuenta con muchas posibilidades de continuar, se ignora la magnitud de las condiciones que deberá aceptar para ello. Se atisban, por tanto, meses de constante tira y afloja entre diferentes facciones y clanes que convergerán en una decisión final en la habitual cumbre de verano de Beidaihe, a las afueras de la capital china. A partir de ahora, la secuencia de nombramientos en el aparato central y territorial, ya afecten al Partido o las instituciones estatales, puede expresar el balance de la contienda. 

La actual generación de líderes aspira a establecer un sistema de gobierno que refleje una vía singular para asegurar el orden y el bienestar social

A lo largo de sus dos mandatos, Xi Jinping, con el ariete de la lucha contra la corrupción, ha logrado acrecentar la base de su poder y erosionar la de sus rivales, en especial la enorme red de apoyo construida por Jiang Zemin (1989-2002). Buen reflejo de ello es la temprana consideración como “núcleo” de la dirección (2016) en un proceso ascendente que reiteradamente le equipara con Mao Zedong. En esa trayectoria, no menos importante es la formulación de un “pensamiento” propio, a la altura del carismático Mao, que hoy cifra en su “socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era”. El mecanismo abreviador de tan larga denominación, que debe consumarse en el XX Congreso como “pensamiento de Xi Jinping”, será un señuelo más de su destacado status, sin rival en el aparato. De esta forma, aun afirmándose más como continuador de la teoría de Deng que de Mao en su concepción sistémica, Xi superará, al menos formalmente, al primero en la jerarquía ideológica. 

En la sexta sesión plenaria del Comité Central del PCCh celebrada en noviembre último, Xi hizo honor a la tradición “wen” y “shi” (vocablos referidos, respectivamente, a la literatura y la historia) de la política china, mostrando su permanencia y relevancia en los tiempos modernos a pesar de su largo periplo dinástico. Es en ella que la actual generación de líderes aspira a establecer un sistema de gobierno que refleje una vía singular para asegurar el orden y el bienestar social, la preocupación confuciana por excelencia según han ameritado emperadores, mandarines y comandantes militares desde los tiempos antiguos. Ese es, a fin de cuentas, el hilo conductor de la resolución sobre los 100 años de historia del PCCh cuyo contenido, sin embargo, aporta escasas novedades sustanciales. Al inventariar, una tras otra, sus innovaciones y bondades, se vehicula más como un alegato de alcance sobre la naturaleza, desarrollo y perspectivas del pensamiento de Xi, quizá para acallar a quienes cuestionan su carácter rupturista con el maoísmo o el denguismo. 

Tras cumplir los dos mandatos de rigor, las posibilidades de que Xi abandone el cargo se antojan remotas, ya que no hay preparado un relevo

En el PCCh de Xi Jinping, la preocupación por establecer una historia estándar para conectar las diversas etapas de la evolución contemporánea china es parte de la reconexión con Confucio. Este referente le proporciona al Partido una mejor defensa de su legitimidad al incorporarle en la memoria filosófico-colectiva del país, dando continuidad a todo su pasado. 

El poder (y más) en juego 

En ese juego de poder y discursivo, la prioridad para Xi Jinping tiene dos manifestaciones principales. De una parte, el énfasis en la lealtad, una insistencia característica de su mandato; de otra, la conformidad de la masa militante y burocrática con su orientación política. Poco a poco, el xiísmo gana terreno como influencia en los ámbitos esenciales de la política china, desde la economía a la diplomacia, el estado de derecho o la ecología. Ocupando ideológicamente dichos espacios se sitúa cada vez más cerca de lograr la glorificación de su “pensamiento”, un objetivo que asentará su poder en mayor magnitud.

Tras cumplir los dos mandatos de rigor, las posibilidades de que Xi abandone el cargo se antojan remotas. No hay preparado un relevo, que se truncó con la defenestración de Sun Zhengcai (ex jefe del Partido en Chongqing condenado a cadena perpetua en 2018 por corrupción) y la no incorporación de Hu Chunhua al Comité Permanente del Buró Político en 2017. Ambos habían sido señalados como el tándem que protagonizaría el relevo de Xi y del primer ministro Li Keqiang. 

La conformación del nuevo Buró Político y, sobre todo, de su Comité Permanente a resultas del XX Congreso anticipa un severo pulso que, más allá de los intereses fraccionales en juego, debe dilucidar la naturaleza de la propuesta estratégica del PCCh en un tema clave: la sucesión en el liderazgo. En efecto, Xi ha insistido mucho en la mejora de la gobernanza y en el respeto a las reglas como fundamento del ejercicio del poder y de la estabilidad; en paralelo, sin embargo, él mismo se ha encargado de dinamitar las existentes sin ofrecer una alternativa que aleje el fantasma de las turbulencias que acompañan la primacía del principio de autoridad personal sobre la institucionalidad. 

En sus dos mandatos, Xi también se ha granjeado no pocos enemigos. La lucha anticorrupción ha dejado muchos damnificados

¿Quién puede trastocar sus planes? En sus dos mandatos, a la par que ampliado su base de poder, Xi también se ha granjeado no pocos enemigos. La lucha anticorrupción ha dejado muchos damnificados. En las élites económicas crecidas al abrigo del Partido, su insistencia en el sometimiento (ya sea promoviendo un nuevo marco legal o a través de la exigencia de prosperidad común) ha levantado ampollas. Asimismo, no está claro que el ejército cierre filas con él. Su reforma militar de 2016, la mayor desde los tiempos de Mao, y sus promociones han dejado un sabor agridulce. Quienes alientan un cambio de rumbo, ya sea para recuperar las esencias del denguismo o para retomar el camino de liberalización trazado en el documento “China 2030” (auspiciado por el Banco Mundial en 2012) apadrinado por Li Keqiang, saben que esta puede ser su última oportunidad. Casar todas esas expresiones de malestar no es nada fácil y de darse el caso, la espiral de inestabilidad estaría servida, una situación en la que todos ellos también podrían perder. 

Nadie sabe a ciencia cierta cuánto quiere permanecer Xi en el poder. Puede ser un solo mandato más o puede que dos o tres. La aprobación del vigente plan quinquenal, uniéndola a la “Visión 2035”, sugiere un horizonte de 15 años. Entonces, en 2032, Xi tendría 82 años, los mismos que tendrá Joe Biden al finalizar su actual mandato. 

Por razones exclusivas de edad, atendiendo a la regla de “67 sube-68 baja”, en el próximo Comité Permanente, la cumbre del poder chino, podrían acompañarle el primer ministro Li Keqiang, Wang Yang (presidente de la Conferencia Consultiva), Wang Huning, o Zhao Leji (responsable de la lucha contra la corrupción). Li, con dos mandatos ya a sus espaldas, no es probable que siga y su sucesor natural sería el viceprimer ministro Hu Chunhua, próximo como el mismo Li a Hu Jintao. Tampoco se descarta que Wang Yang, de la misma cuerda, asuma el cargo. El ideólogo Wang Huning podría pasar a presidir la Asamblea Popular Nacional, convirtiéndose así en el número tres del país. En la antesala figuran Chen Min'er (que asumió la jefatura del Partido en Chongqing tras la caída de Sun Zhengcai) y Li Qiang, jefe del Partido en Shanghái, los dos próximos a Xi. El rostro del equipo es importante para reconocer a los sucesores, de haberlos. Su número podría mantenerse en siete o reducirse y hasta ampliarse en función de los acomodos necesarios a realizar. Li Zhanshu (72) y Han Zheng (68) se jubilarían.

La tríada del poder en China nos remite a la secretaría general del Partido, la presidencia de la Comisión Militar Central y la presidencia del país. Xi, como Hu Jintao o Jiang Zemin, detenta ahora los tres y podría optar por dejar alguno de estos cargos, quizá no de forma inmediata pero sí a medio plazo. La posibilidad, no obstante, se antoja poco verosímil a la vista del ingente esfuerzo desarrollado para centralizar el poder a todos los niveles, el del país en el Partido y el del Partido en él mismo. Hoy por hoy, esa evolución se enfatiza como la principal garantía para transitar los tiempos difíciles que esperan a China en virtud tanto de las delicadas transiciones internas (económica, tecnológica…) como del agravamiento de las tensiones exteriores (con EE.UU., pero también con otros actores que paulatinamente se suman a la pugna estratégica). No hay mejor patrón, dicen sus valedores. 

-----------------

Xulio Ríos es director del Observatorio de la Política China.

El 2022 será un año de especial sensibilidad política en China. La razón directa es la celebración del XX Congreso del Partido Comunista (PCCh), previsto para otoño. Y su clave de bóveda, la continuidad o no de Xi Jinping, y en qué condiciones, al frente del país. 

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí