1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

El nacimiento de Karen, o el año 2021 si lo miras hacia arriba

Resumir es conocimiento, esa cosa que no conduce a la felicidad, pero sí a una de sus primas más sexis. Aquí va un resumen del año. Información. Conocimiento. Felicidad. O no

Guillem Martínez 31/12/2021

<p>Celebración de Año Nuevo (2018).</p>

Celebración de Año Nuevo (2018).

Carlos Riquelme Bustos

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

– SÉ FELIZ.  El conocimiento, ese objeto entre la educación y la cultura, no nos hace felices, razón por la que el conocimiento siempre lo tiene chungo. Pero la felicidad, a su vez, es imposible sin el conocimiento, la educación, la cultura. Y, snif, las tres ingestas diarias, algo que a menudo no tiene que ver con nada de lo anterior. Lo que aquí sigue es un resumen del año. Resumir –compendiar, potenciar, eliminar– es conocimiento, esa cosa que no conduce a la felicidad, pero sí a una de sus primas más sexis. La consciencia. Con una consciencia mona, uno va a donde quiere. Es como un wonderbra o un pasaporte covid, pero sin que te oprima el pecho. Bueno. Resumen del año. Información. Conocimiento. Felicidad. O no.

– LA COVIDAD. El planeta Tierra –mi favorito; si van, pidan paella–, lleva 5M de fallecidos por covid. De ellos, más de 3M en 2021. La cifra total de 5M empieza a ser una cifra llamativa. Y más si pensamos que no son 5M, sino que pueden ser más de 20M, como señala The Economist, que añade a la fiesta los fallecimientos no diagnosticados y de personas que no tuvieron acceso a la sanidad, porque la sanidad estaba monotemática e introvertida. La muerte es un gran cambio en la vida, por muy budista que te pongas. Y tanta muerte explica, como siempre que se produce tanta muerte, cambios descomunales en la vida. Los cambios no existen hasta que dejan de serlo, pues van tan rápido que no se les ve. Por ejemplo, nadie ha visto la desaparición de 20M de personas. Los cambios son, por tanto y en primer lugar, en la percepción. Los más difíciles de explicar. Pero ahí vamos.

En el primer semestre de 2021, las mutuas privadas ganaban más de 400.000 afiliados

– EL ESTADO PERCIBIDO. La UE ha apostado por la vacunación efectiva y masiva. En Francia y  Alemania, con unas bolsas llamativas de personas antivacunas. Son algo relativamente nuevo. La apuesta voluntaria por el fake, esa cosa que requiere voluntarismo. En términos generales, el fake supone otro acceso a la felicidad, eliminando el enojoso trámite del conocimiento. La Gripe Española fue determinante –lo explica Juliana en el prólogo al libro de Forti– en el nacimiento del fascismo, ese ejercicio de la voluntad y el vitalismo sobre la realidad. El Covid puede ser determinante en esta nueva emisión de voluntad y vitalismo y anti-realidad, que ya no es fascista, sino postdemocrática, trumpista, salvinista. En España se ha vacunado en proporciones búlgaras –un indicativo de que el movimiento antivacunas no es la seña de identidad de las extremas derechas locales, esas cosas que cambian de señas de identidad cada 500 km, como la identidad misma–. Lo que ha requerido un esfuerzo sin precedentes en la sanidad pública. Esfuerzo sobrehumano –de los sanitarios–, que ha compensado el infra-esfuerzo del Estado, pero que no lo ha paliado: ha desaparecido la AP y la sanidad especializada, esa cosa que, como la justicia, precisa rapidez y funcionalidad, o cambia de nombre. La percepción es que el Estado ha mutado sus funciones. Abandonado el Bienestar en 2012, parece ser que el Bienestar es una labor excepcional, que se emite, o bien en pandemias, o bien en los extremos de pobreza de la sociedad. En todo caso, El Estado, en plena pandemia y a petición de la Comisión, ha realizado un gran paso atrás en la Sanidad pública. Estimulando, por dejación, el traslado de la sanidad a otro sitio, lejos del Bienestar y del Estado, ese abstencionista. En el primer semestre de 2021, las mutuas privadas ganaban más de 400.000 afiliados. Más que los 340.000 nuevos afiliados a mutuas en todo el año anterior. El covid puede no ser una nueva época. Pero sí la intensificación de la iniciada en 2008. Una etapa difícil de ver. Como sus 20M de cadáveres.

– LA DESLOCALIZACIÓN DE LA POLÍTICA. La cosa covid ha ayudado a percibir, simplemente, el itinerario de la delegación de la soberanía y de la política a tiempo real, en la Comisión. La Comisión, en ese sentido, ha pedido al Gobierno una serie de medidas, a cambio de los Next Generation. Y la política ha invertido el año en a) ruido –ya hablaremos de ello–, y en realizar esos cambios. La privatización de la sanidad es uno de esos cambios. Queda la privatización de las pensiones –la cosa progresa adecuadamente, si bien este año se ha retrasado el asunto; tal y como está el patio, eso igual es un éxito–. Y queda lo de la reforma laboral, un tema tan delicado que paso de hablar de él, de manera que cedo la palabra, en este punto, y en estas entrañables fiestas, a los Tres Fantasmas de la Navidad, que en su día codificó Dickens, ese gran ideólogo del presente.

-HOLA. SOY EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES PASADAS. “Y vengo a hablarles del cambio de Régimen iniciado en 2012. Recordemos que consistió en un max-mix PSOE-PP, y que tuvo este itinerario: A) reforma constitucional, con el abandono implícito del Bienestar, que hoy es costumbre, pero no ley. La B) eliminación de las Cajas. La C) Ley Mordaza –declarada constitucional por el TC; una ley para períodos de reducción de libertades, con castigos económicos y primacía policial en funciones antaño judiciales; y, Santa Rita-Rita, lo que se le da a la poli no se le quita tan fácilmente, me juego una copa–. Y, finalmente, D) la Reforma Laboral de Rajoy. A todo ello agregas el Constitucionalismo como banda sonora y el R’78, que tampoco era un joyo, y ya no le reconoce ni su madre. Llámenme antiguo, pero como Fantasma del pasado, acostumbrado a asustar a la gente, bú, debo confesar que aquella Reforma Laboral Rajoy me dio canguelo, y que esta nueva Reforma Laboral, enclenque, me parece, visto lo visto, el no va más”. 

Sorprende, en todo caso, que los sindicatos no hayan participado en la cosa correlación-de-fuerzas con su fuerza. Lo que puede indicar donde estamos

-HOLA. SOY EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES PRESENTES. “Vengo a hablarles de la correlación de fuerzas. La Reforma Laboral inicial partía de la idea de suprimir la anterior, la de Rajoy. No ha sido así. Para la Comisión –el Lado Oscuro de la Fuerza, pero la Fuerza, al cabo, en el pack correlación-de-fuerzas–, Rajoy fue un adelantado. La actual ley supone mejoras respecto a aquella ley admitida como animal de compañía por, glups, el betemérico TC. Y sigue permitiendo un despido barato y la alteración unilateral, por la empresa, del contrato laboral. Podría ser un fracaso, si no tuviera elementos de éxito. Gordos: se recondujeron las negociaciones tras la intervención en ellas de Presidencia y Economía. Es decir, de la Comisión. Palabras mayores. Sorprende, en todo caso, que los sindicatos no hayan participado en la cosa correlación-de-fuerzas con su fuerza. La protesta y la presión. Lo que puede indicar donde estamos. En cierto cansancio. Sorprende también que, entre el triunfalismo y el fracaso, el Ministerio –Trabajo carece de Seguridad Social; es un ministerio pretendidamente encanijado, pero que aún así fue el primero en meditar la pandemia, en intelectualizarla socialmente–, no haya explicado lo ocurrido en términos de escala de grises. Ha ocurrido la correlación de fuerzas –esa apisonadora en una política deslocalizada–, pero también cierta capacidad de hacerle la pirula. A estudiar. Abur, que me piro a un castillo escocés o a un patinete eléctrico. Que soy un fantasma, leñe”. 

– HOLA. SOY EL FANTASMA DE LAS NAVIDADES FUTURAS. “Y vengo a decirles que echaremos de menos esta reforma tirillas cuando vuelvan los malos. Les dejo, que me están llamando de todo en Psicokillertwitter, la Red Social del futuro, y dándome para el pelo en analógico. Si eso ya otro día, cuando no haya niños, les hablo del mañana. Viva España, viva la Libertaz y viva la Guardia Civil. Isabelita presidente / reviente quién reviente, etc.”.

– EL ESTADO COMO PCUS. Hola, vuelvo a ser Martínez, pero con dos cigarrillos más. El Estado ha recibido este 2021 el 13% del total del pastón de los Next Generations, que irán cayendo hasta 2026. Se trata de a) un premio de la Comisión a la obediencia, de b) la constatación de que la Comisión percibe a España como un Estado pocho, al límite, y c) de un monto fabuloso. Que en 2023, cabe suponer, adquirirá su verdadero sentido y función, si se confirma la demanda del FMI de volver a la austeridad para esa fecha. Por ahora, parte de esa pasta se va a los PGE y a los autonómicos, en gasto social y sanitario en esta crisis humanitaria. Habrá que observar el uso del resto, que será el pastizal y el dibujo definitivo de la época. Sea como sea, no pinta que todo ese gasto sea cosa Keynes. Es algo nuevo. Para el Estado –Biden, en los USA, de manera más tímida la Comisión en Europa, que cede menos dinero a los Estados a cambio de que acometan medidas estructurales de, curiosamente, austeridad–, en esta emisión de gasto público masivo –descomunal en USA, donde el propio volumen de dinero invertido ya supondrá otras consecuencias distintas a las europeas–, el sujeto beneficiario no es el individuo o la sociedad, sino la empresa. Cuyo beneficio se garantiza y aumenta suprimiendo, esa es la tendencia, el mercado. Todo esto se formuló y empezó en 2007, con los rescates financieros en USA y Europa. Ahora es una normalidad. La empresa es el nuevo sujeto. Y se confía en ella –ay, uy– para que realice la distribución, en forma de sueldos. Se trata de un nuevo Estado –Chomsky lo llama Estado Corporativo desde hace varias décadas–. Se parece al PCUS haciendo planes quinquenales –como siempre, bonitos de leer, feos de vivir–, en un Comité Central formado por Estado y empresas. Y donde el mercado, siempre que puede, es sustituido por el Estado. Es el Neoliberalismo. La fusión íntima de Estado con mercado, al punto que el Estado interviene como nunca en el mercado. El fin de la democracia, pero no del voto.

– EL VOTO. Las elecciones de 2021 en Madrid han supuesto un cambio importante. Un objeto, al que se le calificó de fascismo, ganó las elecciones. Por K.O. No es el fascismo. Es el postfascismo. Lo que le queda a la democracia, sin Bienestar, cuando se reduce al voto. Un lenguaje confuso, hecho para la Guerra Cultural. La nueva extrema derecha que lo usa es revolucionaria –puede prometer todo, pues no hay nada, ni lo ofrece–, es más vibrante que las izquierdas, que deben explicar el mundo, para lo cual precisan conocimiento, ese muermo. La metáfora de todo este uso constante del fake es que la política responsable de la mayor mortandad por covid en Europa haya ganado otra vez. Esto es, ha creado una energía superior a la realidad. La política, deslocalizada, es eso. Energías. Ruido. Y el mismo programa económico, pero sin amabilidad, de la Tercera vía. La instancia de la política real, Europa, queda lejos, no se sabe cómo hincarle el diente, y precisa de una izquierda transeuropea. Que no existe. El éxito de Ayuso en Madrid, por otra parte, ha conducido a Casado a una apuesta absoluta por el trumpismo, disciplina que será acometida por él, o por Ayuso –solo puede quedar uno–, desde Moncloa. Esas cosas, que acaban en catástrofe, son imparables hasta que paran. Hasta que chocan con la realidad, rota.

– EL DEEP STATE BIEN. ¿Y USTED? La verdadera originalidad de la política local, esa paralización, deslocalización y ruido, es el ejercicio de la política estructural a través de instancias no democráticas. Como la Justicia. Que está en forma. Este 2021 ha imposibilitado, vía sentencias en el TC, que un Gobierno pueda enfrentarse a una pandemia sin sacar la caballería a la calle. El TS ha intensificado su –aún discreto, en tanto no participan de su conocimiento los medios patrios– enfrentamiento con las instancias judiciales europeas. Por la cosa Catalunya. El TS aceptó –como no podría ser de otra manera, se decía antaño– los indultos, lo que fue un trauma para el nacionalismo local, que costó el cargo al Ministro indultador. España tiene un problema policial y judicial. Y ese problema ya no es, en el caso de la cosa judicial, su no renovación en el CGPJ. Visto lo visto con la renovación del TC, su renovación es irrelevante. Ese problema aludido es el Constitucionalismo, que vino en los 90 a quedarse. Es un inmovilismo que, por fuerza, tendrá que acabar en inmovilismo por la fuerza. A no ser que el inmovilismo nos consuma a través de su gran juguete. La Guerra Cultural, esas batallas absorbentes, a muerte, e inútiles.

– CATALUNYA, YA PUESTOS. La Catalunya post-procés, por cierto, está viviendo su 98, tras 10 años de neoliberalismo y fake. En una crisis descomunal del concepto catalanismo –que nació a lo bestia, precisamente, en el 98 del XIX–. Y que tal vez no volverá. Algo preocupante cuando el independentismo no existe, y lo único que queda es su contrario, el Procesismo/la Guerra Cultural. Puede ser la muerte, o/y la anecdotización, de un país, que ya no está en ninguna discusión sobre la época, y por el que nadie hará nada, salvo sus usuarios. Ja s’ho faran.

BORBÓN 4. Pujol, por cierto, ha iniciado su periodo de aggionarmento. Todo empezó por su participación, como público, en un acto cultural. Levantó la mano y dijo algo que no era del todo cierto, y nadie le quitó la palabra. Pujol, a estas alturas, es la metáfora de JCI, otro rey en proceso de reformulación. Que también acabará volviendo cuando diga una mentira, y nadie le desautorice. Ya está pasando. Tampoco será juzgado o/y condenado. Pujol y JCI son los fantasmas del pasado, presente y futuro de la democracia española.

– EL NACIMIENTO DE KAREN. Viene de los USA un fenómeno social. Las Karen. Mujeres maduras, trumpistas, que gritan a minorías, o que se inventan agresiones ante un negro o un hispano, que las graba, atónito, con su telefonino, como única defensa. Hay también hombres, claro. En México los llaman Lords. Son personas que vivían la Guerra Cultural en Redes. Pero que han adquirido carnalidad, 3-D y vida. Es la clase media, que sufre y se siente atacada continuamente y se comporta en la calle como en la red. Están llegando a Europa. Es la voluntad de una democracia excluyente y a la baja, con solo pueblo y nacionalismo. Están en los parlamentos. Esto es, en los electorados. Suya es la tierra.

Es la clase media, que sufre y se siente atacada continuamente y se comporta en la calle como en la Red. Están llegando a Europa

– LAS GUERRAS EMPIEZAN POR LO CULTURAL. Este año ha sido el de menor extracción de combustibles fósiles, ese fósil. La lógica de la respuesta ha sido la subvención del precio. Esto es, de las empresas. En el triángulo Argelia, Marruecos, Sáhara, no sólo se empieza a hablar de guerra, sino que ya se ha producido. Otro foco bélico es Ucrania. Y otro, el Pacífico, en el que hay una tensión, que sería tal vez inferior con combustibles fósiles a gogó. El paisaje de la guerra, inverosímil más allá de sus regiones tradicionales hasta hace poco, empieza a tener componentes efectivos. Uno de ellos es la existencia de Karens y Lords en los Gobiernos, en el electorado, en la sociedad. Personas que ya ven la Guerra Cultural, esa preguerra, como realidad. Personas que, como decía Proust cuando la WWI, se aburren con la paz dilatada.

– FELIZ 2022. Frente a todo ello tenemos el conflicto cultural, que es lo contrario a la Guerra Cultural. Úsenlo este 2022. Es nuestro juguete. El conocimiento, la discusión y explicación, frente al fake y la pasión desmedida y yuyu. ¡Smuacs!

– SÉ FELIZ.  El conocimiento, ese objeto entre la educación y la cultura, no nos hace felices, razón por la que el conocimiento siempre lo tiene chungo. Pero la felicidad, a su vez, es imposible sin el conocimiento, la educación, la cultura. Y, snif, las tres ingestas diarias, algo que...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí