1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Julián Macías / Experto en RRSS

“Las campañas de desinformación en redes están coordinadas con medios y con políticos de Vox, PP y C’s”

Pablo Iglesias 29/01/2022

<p>Julián Macías, experto en redes sociales que informa sobre las campañas de la ultraderecha.</p>

Julián Macías, experto en redes sociales que informa sobre las campañas de la ultraderecha.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Julian Macías no estudió la carrera de Periodismo pero se ha convertido en un referente del periodismo en España y también en América Latina. Sus hilos en Twitter han aplicado con tesón la máxima de Lester Freamon, aquel policía imaginado por David Simon que explicaba en The Wire que un verdadero investigador siempre debe seguir el rastro del dinero. El trabajo de investigación sobre los bulos y las fake news que Macías hace en Pandemia Digital ha sido elogiado públicamente por Jordi Évole y algunos de sus análisis han sido citados por organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA. Macías informa desde hace tiempo en su propio canal de Twitch; se va a incorporar a La Base con su propia sección: “Dato mata relato”, y en primavera publicará un libro con CTXT sobre las granjas de bots y la manipulación en redes. En esta entrevista nos cuenta cómo empezó todo y señala los desafíos que plantean los nuevos algoritmos en las redes sociales más utilizadas.  

¿Quién es Julian Macías Tovar y qué es Pandemia Digital?

Julián Macías fue un niño extremeño de pueblo que creció en el campo y la mayor parte del tiempo en su infancia lo dedicó a leer enciclopedias y jugar al ping pong y al ajedrez. En mi adolescencia y juventud el deporte y las tecnologías fueron mi principal pasión. Ya de joven empecé a hacer un blog y luego me especialicé en redes sociales cuando fueron apareciendo. Cuando terminé la carrera (Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en la Universidad de Extremadura) me dieron una beca para estudiar en Tucumán, Argentina, justo en los meses previos al corralito. Aquella experiencia hizo que me explotara la cabeza y ver el mundo diferente para siempre. Al volver de Argentina me saqué una plaza de funcionario en un ayuntamiento y cuando nació Podemos me involucré bastante, especialmente en el campo de las redes sociales. Desde hace unos 3 años me dedico al análisis de redes, en especial de las campañas coordinadas de desinformación, que tan habituales son actualmente. Pandemia Digital nació precisamente cuando ya hacía este tipo de análisis y en plena explosión de la pandemia del coronavirus, en marzo de 2020. Fui de los primeros contagiados y en pleno estado febril se me ocurrió que la pandemia digital de fake news que sufrimos y que se acentúo con las restricciones de movilidad, tenía muchas similitudes con la pandemia del coronavirus. Así nació Pandemia Digital.

¿Cuál fue el punto de inflexión para que llegaras a la conclusión de que había que poner en marcha una herramienta periodística así?

El punto de inflexión fue el análisis que hice sobre el golpe de Estado en Bolivia. Fue tan sorprendente lo que encontré con la creación de más de 100.000 cuentas falsas en tan solo una semana, así como cuentas controladas por veteranos del ejército de los Estados Unidos lanzando hasta 70 tuits por segundo, que desde ese momento se convirtió en mi pasión y me especialicé en el análisis digital. Pandemia Digital nació con una web y un canal de Telegram; allí publicaba mis análisis y explicaba las herramientas de análisis forense digital que uso y que acompaño de artículos de análisis, documentos y vídeos para entender los diferentes contextos.

En Bolivia encontré la creación de más de 100.000 cuentas falsas en tan solo una semana, así como cuentas controladas por veteranos del ejército de los Estados Unidos lanzando hasta 70 tuits por segundo

Tu trabajo como periodista que investiga el origen de los bulos y destapa las redes de ultraderecha que están detrás te ha hecho muy conocido en España. El mismo Jordi Évole te elogiaba el otro día desde La Vanguardia. Pero, como decías cuando me hablabas del golpe en Bolivia, has trabajado mucho en América Latina. ¿Qué has aprendido de tus investigaciones allí?

Para mí es un honor que uno de mis referentes periodísticos como Évole me felicite por mi trabajo. De hecho diría que gran parte de la comunidad de Pandemia que usa mis contenidos son periodistas. Ojo, tanto de izquierdas como de derechas y me enorgullece que compañeros con más experiencia que yo respeten y valoren tanto mi trabajo. Por contra, buena parte de los medios en los que trabajan mis seguidores periodistas no me respetan tanto porque suelo ser bastante críticos con ellos. De hecho, en España apenas se ha recogido mi trabajo por parte de los principales medios de comunicación. Solo he salido una vez en la televisión, y fue en la pública vasca, la ETB. Sin embargo en América Latina sí que me han invitado decenas de veces a programas de televisión o actos en universidades muy importantes como la UNAM de México, la UBA de Argentina, o la Universidad de Asunción.

La principal enseñanza de mis investigaciones allí es que las democracias son tremendamente vulnerables a la infodemia y que existe una tremenda impunidad al respecto. Para que te hagas una idea, la empresa que estaba detrás de la creación de cuentas falsas para apoyar el golpe en Bolivia era CLS Strategies (EE.UU.). Al mando de estas acciones estaba nada menos que Mark Feierstein, antiguo funcionario de la OEA, que también participó en el golpe con un informe sobre el supuesto fraude en las elecciones que se demostró falso. Feierstein fue asesor de la USAID, la agencia estadounidense para el desarrollo internacional. Y lo más grave es que después de haber sido cazado dirigiendo estas campañas de desinformación contra gobiernos progresistas de América Latina, ha sido nombrado por Biden como “Principal Advisor” de USAID para América Latina.

Siempre mencionas en tus hilos a un grupo conocido como El Yunque. ¿Quiénes son?

El Yunque es una secta ultracatólica que nace en los años 60 en México y que desde el principio define como sus enemigos a masones, judíos y comunistas. Esta organización llegó a España en los 80 de la mano de Ruiz Mateos. En mi opinión, Ruiz Mateos se acercó a esta gente tras tener varios conflictos con el Opus Dei, al que pertenecía. En España han ganado mucho peso y tienen un papel notable en la creación de Vox y en el acompañamiento de acciones propagandísticas de mentiras, odio y acoso. Para ello usan plataformas como Hazte Oír y organizan acciones como el acoso recibido por tu familia durante meses. Una revelación de Wikileaks de más de 17.000 documentos sobre Hazte Oír y CitizenGo detallaba cómo grandes fortunas y empresas como OHL financiaban estas organizaciones. 

En España la secta ultracatólica El Yunque ha ganado mucho peso y tienen un papel notable en la creación de Vox y en el acompañamiento de acciones propagandísticas de mentiras, odio y acoso

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA citó en un informe tu investigación sobre el Golpe de Estado en Bolivia. No hay muchos periodistas cuyas investigaciones sean citadas en informes oficiales de organizaciones internacionales.

Tras los análisis que hice sobre el golpe de Estado en Bolivia y tras demostrar que se habían creado decenas de miles de cuentas falsas y automatizadas que trabajan coordinados con importantes medios en América Latina, la CIDH se puso en contacto conmigo para pedirme las bases de datos de mis investigaciones. Se las entregué a la funcionaria de la CIDH que se puso en contacto conmigo y, tras comprobar que eran reales, adjuntaron la información a su informe sobre lo sucedido en Bolivia durante el golpe.

Vamos a España. ¿Quiénes son los reyes del bulo en nuestro país?

Hoy hay un espacio mediático, mucho más sólido que los partidos políticos, que agrupa a todos los ultras que organizan las campañas de bulos y fake news y que siguen los aprendizajes de Roger Ailes y Steve Bannon. Este espacio antes era residual y se concentraba en Intereconomía y Libertad Digital. Sin embargo, cuando Podemos irrumpió en España y el movimiento independentista creció en Catalunya, la ultraderecha mediática se puso las pilas. Fue el momento de la creación de Ok Diario, que junto a Periodista Digital y Libertad Digital apoyaron primero a Ciudadanos y Albert Rivera y acompañaron a decenas de trolstars que articularon las primeras campañas de desinformación organizada con mentiras y bots. Pero el gran salto de esta estrategia se produjo cuando grandes empresas empezaron a apostar por Vox. En aquel momento, Rafael Bardají, antiguo responsable de relaciones internacionales de la FAES de Aznar, entró en la ejecutiva de Vox. A partir de entonces los jefes ultras empezaron a tener reuniones con Steve Bannon. Los creadores de la red ultra Atlas Network en América Latina empezaron a trabajar con Vox. El método siempre es el mismo: bulos, odio y bots, muchos bots. No es fácil para la mayoría de la gente ver que estas campañas de desinformación suelen estar sincronizadas y coordinadas con diarios de fake news como Ok Diario, con políticos de Vox y también con las cuentas de figuras de ultras de otros partidos como Toni Cantó, Girauta, Rosa Díez o la propia presidenta Ayuso. Podemos decir, por lo tanto, que las campañas de desinformación en redes están coordinadas con medios de comunicación y con políticos de Vox, PP y C’s.  

El bulo contra Garzón se volvió contra sus autores, contra los medios que lo dieron por bueno y también contra el propio Pedro Sánchez, que lo quiso aprovechar para debilitar al ministro y a la izquierda de su gobierno. Pero, ¿qué pasó esta vez ?

Que medios mainstream como la Ser o algunas tertulias de televisión hablen del ridículo de los ataques a Garzón se debe a la presión de los activistas y referentes de la izquierda que defendieron la verdad con contundencia a través de intervenciones en medios (como tú mismo en la Ser), en medios alternativos y en las propias redes. Poco a poco dejó de hablarse de un ataque a la ganadería y empezó a hablarse de macrogranjas, que era el término que la campaña contra Garzón quería ocultar. Un dato brutal es que el 80% de las menciones a la palabra macrogranja en Twitter en los últimos 10 años se han producido durante las dos últimas semanas. Si pretendían ocultar el debate sobre las macrogranjas, les salió fatal.

El 80% de las menciones a la palabra macrogranja en Twitter en los últimos 10 años se han producido durante las dos últimas semanas. Si pretendían ocultar el debate, les salió fatal

A tus hilos en Twitter y tus artículos en Público, unes ahora un canal en Twitch que está teniendo mucho éxito. Qué posibilidades ves en las redes para reequilibrar la correlación mediática de fuerzas. 

Es una lucha a priori muy difícil de dar, pero creo que de poco vale quejarse y cruzarse de brazos. Por mi parte, trato de dar la batalla contra la desinformación con todo mi esfuerzo y con toda la honestidad posible. La ventaja de la derecha mediática en teles, radios y prensa escrita es total. Solo algunos medios digitales independientes dan la batalla. El problema además es que el espacio digital está alterándose por los cambios de algoritmos de las principales plataformas como Facebook, Twitter y Youtube. Por eso decidí lanzarme a Twitch, porque aunque es minoritaria para este tipo de contenido al menos carece de algoritmo y está más orientada a generar comunidad. 

Julian Macías no estudió la carrera de Periodismo pero se ha convertido en un referente del periodismo en España y también en América Latina. Sus hilos en Twitter han aplicado con tesón la máxima de Lester Freamon, aquel policía imaginado por David Simon que explicaba en The Wire que un...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pablo Iglesias

Es doctor por la Complutense, universidad por la que se licenció en Derecho y Ciencias Políticas. En 2013 recibió el premio de periodismo La Lupa. Fue secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí