1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TECETIPO

Sánchez y la empanada

No hay que tener un ojo premonitorio para intuir que lo que queda de legislatura será una batalla interna del Gobierno. UP mantendrá su postura de defensa del programa y el presidente el freno echado a las políticas de izquierdas

Gerardo Tecé 23/03/2022

<p>Pedro Sánchez frente a la sede del PSOE.</p>

Pedro Sánchez frente a la sede del PSOE.

Elise Gazengel

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En Cádiz todo el mundo sabe quién es El Gallego. Imposible no conocer al tipo que, durante décadas, despachó las mejores empanadas de la zona euro –doy fe– desde un pequeño establecimiento familiar situado en plena plaza de la Catedral. Gallego pa’rriba, gallego pa’bajo, a nadie en la tacita de plata pareció extrañarle escuchar al gallego soltar algún que otro pisha con impecable acento gaditano. Tampoco que el hombre nunca hubiera contado anécdotas de sus años mozos en su Galicia natal ni que, a su vejez, Cádiz lo hubiese nombrado hijo predilecto en lugar de adoptivo. El Gallego era gallego y punto. Tras fallecer, sus hijos contaron en la prensa local la historia que la pared que separaba el mostrador de los hornos de Casa Hidalgo había ocultado: Pedro, como se llamaba el gallego, no era en realidad gallego. La gallega, autora intelectual y artesanal de las famosas empanadas, era Maruja, su mujer, llegada a Cádiz con 17 años desde un pequeño pueblo llamado Riveira con la receta bajo el brazo. Por supuesto, aquella explicación no evitó que en Cádiz todos sigan recordando a Pedro Hidalgo como El Gallego. Es complicado escapar de las definiciones e inercias de los demás.

Algo parecido le pasa al presidente Pedro Sánchez. El mayor activo de Sánchez como líder izquierdista es, a día de hoy, ser señalado como tal. El presidente de un Gobierno socialcomunista, dicen unos. El Gobierno más radical de la historia, aseguran otros. La etiqueta, instalada con gran éxito vía repetición mediática a pesar de que las decisiones del presidente la desmienten continuamente, provoca cierto desconcierto y sorpresa entre el votante progresista que espera de él cosas que Sánchez no está dispuesto a dar. En un momento político de dos posibles caminos –o la izquierda gobernante se remanga y se pone a trabajar sin complejos en políticas sociales o la ultraderecha se beneficiará del descontento provocado por pandemias y guerras– quizá habría que ir dejando de sorprenderse para empezar a intentar entender hacia dónde va el presidente.

Es realmente injusto seguir mostrando sorpresa y decepción con Sánchez desde la izquierda. Cuando aquel día en Ferraz le gritaron “con Rivera no”, no era por gusto

Alejando la mirada de etiquetas y limitándola a los hechos, observamos con nitidez que desde que echó a andar el Gobierno de coalición el presidente ha jugado sistemáticamente el papel de freno a las políticas de izquierdas. A ser primera línea de defensa de la España fetén, la de siempre, ante los envites de Unidas Podemos, el socio obligatorio. En un contexto óptimo, con el viento a favor para aplicar postulados económicos socialistas, demostrada la inutilidad del libre mercado cuando las cosas se ponen feas, si sus socios proponían limitar el precio de los alquileres ahí estaba Sánchez para anteponer el derecho de propiedad sobre el derecho a techo. Si, con la opinión pública abrumadoramente a favor, el socio UP pedía actuar con contundencia frente a los abusos del sector eléctrico, las grandes compañías no necesitaban bajar al barro para defender sus intereses, ya que era el propio Sánchez quien se encargaba de que se perdiera toda esperanza de intervención estatal aplicando recetas clásicas de la derecha. Si había que negociar la subida del salario mínimo, era el mismísimo presidente del Gobierno más progresista de la Vía Láctea el encargado de negociar unos míseros euros a la baja. Si tocaba revisar las relaciones laborales, Sánchez trataba de atar en corto a Yolanda Díaz enviándole la vigilancia de Nadia Calviño, la ministra que le susurraba a los empresarios, no fuera a suceder que un gobierno socialcomunista como el suyo subiera la indemnización por despido más allá de los 20 días por año trabajado. Sánchez, como el gallego que decía pisha con claro acento gaditano, no ha engañado a nadie durante este tiempo. No engañó a nadie cuando hace menos de tres años aseguró de manera cristalina que no quería a Unidas Podemos en su Gobierno –se han visto celebraciones de gol más contenidas que aquella en la que Calvo y Borrell se abrazaban exultantes tras fracasar la investidura librándose así del insomnio–. Tampoco engañó a nadie cuando, ante el ataque de la derecha mediática a algunos de sus ministros, como Alberto Garzón por repetir obviedades científicas, el presidente mostró su apoyo incondicional al chuletón al punto. Envío de armas a Ucrania, aumento del gasto militar, abandono del Sáhara ante la invasión marroquí, permisividad ante actuaciones policiales de tinte político patrocinadas por Marlaska, alineación con PP y Vox tapando escándalos de la Casa Real… es realmente injusto seguir mostrando sorpresa y decepción con Sánchez desde la izquierda. Cuando aquel día en Ferraz le gritaron “con Rivera no”, no era por gusto.

¿Qué viene ahora? No hay que tener un ojo premonitorio muy fino para intuir que lo que queda de legislatura será una batalla interna dentro del Gobierno. Unidas Podemos mantendrá su postura de defensa del programa firmado y se quejará en público ante cada incumplimiento mientras Sánchez girará hacia la derecha en busca del desgaste por desesperación del incómodo socio. De paso, intentará quitarse de encima la injusta etiqueta izquierdista que le han colocado, paso necesario para disputarle el centro político al PP de Núñez Feijóo. Si uno observa con perspectiva temporal la carrera política de Sánchez descubrirá que esta es inversamente capicúa en muchos de sus capítulos. Lo conocimos siendo aupado por el aparato del PSOE a la secretaría general para calentarle la silla a Susana Díaz y la cosa acabó en enfrentamiento con el aparato y asesinato de la dueña de la silla. Lo vimos sincerarse ante Jordi Évole por cómo funcionaba el acoso mediático al poder político y lo vimos mirar hacia otro lado cuando el acoso mediático se dirigió contra sus propios ministros. Denunció las devoluciones en caliente y ha batido la plusmarca de patada en el culo junto a la valla. Se presentó en el Sáhara comprometiéndose con la causa del pueblo saharaui y acabará haciendo historia con un acuerdo que da como ganador a Marruecos. No sería una utopía para Sánchez volver a su momento fundacional, donde empezó todo, al famoso “no es no” a Rajoy. Esta vez, respetando la ley de la capicúa inversa, con los papeles invertidos. Sánchez tratará de llegar a las próximas elecciones sacudiéndose el lastre de Unidas Podemos y exigiéndole a un PP desgastado por el avance de Vox responsabilidad institucional para gobernar en solitario. Es cuestión de tiempo empezar a comprobarlo. Mientras tanto, es urgente dejar de decepcionarse con Sánchez desde la izquierda. Puestos a vivir en un estado mental empanado, que sean las empanadas de Casa Hidalgo. 

En Cádiz todo el mundo sabe quién es El Gallego. Imposible no conocer al tipo que, durante décadas, despachó las mejores empanadas de la zona euro –doy fe– desde un pequeño establecimiento familiar situado en plena plaza de la Catedral. Gallego pa’rriba, gallego pa’bajo, a nadie en la tacita de plata...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto. Es autor de 'España, óleo sobre lienzo'(Escritos Contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. joamella

    Las obviedades del artículo ponen en evidencia la torpeza esgrimida por los anteriores dirigentes de UP para entrar en el gobierno. Hubieran conseguido lo mismo con un acuerdo parlamentario sin el desgaste al que se han visto sometidos. Y lo dice alguien que ha considerado como un paso histórico que el gobierno de coalición fuera un ejercicio de lealtades y pedagogía política imprescindible para una sociedad española tan necesaria de sólidas argumentaciones en todos los ámbitos, bien económicos, sociales y políticos. Ahí ha fallado el Psoe con decisiones contrarias al espíritu del acuerdo y a su letra, también ha fallado Podemos con declaraciones y lenguaje inapropiados que solamente han servido para desprestigiarse a sí mismos ante la opinión pública y al gobierno de coalición y para dar interesados y falsos razonamientos para que la hoguera (inquisotorial) mediática tuviera más fuerza.

    Hace 8 meses 8 días

  2. js-traductor

    Unas elecciones anticipadas (nada implausibles) serían en este momento sencillamente catastróficas. De manera que a mantenerles el pulso y a ganar la calle. Hay que convencer a la gente de que otra política es no solamente posible sino muy necesaria.

    Hace 8 meses 9 días

  3. Pilar

    Pedro Sanchez es un bluff. Bluff: 1) montaje propagandístico destinado a crear un prestigio que posteriormente se revela falso. 2) persona o cosa revestida de un prestigio falto de fundamento. Elijan la definicion que prefieran. Yo me quedo con las dos porque le van como anillo al dedo a este mentiroso.

    Hace 8 meses 9 días

  4. jmfoncueva

    Gerardo escribe "Riveira", que no Rivera. El nombre con "b" sólo es oficial desde marzo de 2020.

    Hace 8 meses 9 días

  5. felix-millan-baquero

    El pueblo gallego se llama Ribeira, no Rivera. Entiendo la errata pero quiero aclarar la denominación correcta. Un abrazo.

    Hace 8 meses 9 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí