1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tecetipo

Los disfraces de Olona

La política como tal ya no existe, y en el mundo propaganda ni la incoherencia ni la traición son problemas

Gerardo Tecé 17/05/2022

<p>Olona, Vox, juego del calamar </p>

Olona, Vox, juego del calamar 

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Podía haberse llamado Covadonga y ser cabeza de cartel en Asturias, pero sus padres le pusieron Macarena así que la ultraderecha la ha enviado a mi tierra, Andalucía. Como le ocurre a Mbappé con el madridismo, Macarena Olona asegura estos días sentirse andaluza desde bien pequeñita. Más, si cabe, desde que, siguiendo esa costumbre franquista de gestionar Andalucía desde Madrid, Vox la vistió de flamenca, le puso un asesor de gracejo y le compró un billete de AVE y un padrón en Granada. A la tradición franquista se le suman las malas experiencias. El candidato autóctono de Vox en las anteriores elecciones, Francisco Serrano, tuvo que dejar el cargo de forma precipitada. Sin poder cerrar los chiringuitos que prometió cerrar tras descubrirse que, presuntamente, se había llevado al bolsillo subvenciones públicas de forma fraudulenta por valor de dos millones y medio de euros. La España que madruga no se levanta de la cama por menos de eso.

Vivo en el barrio de la Macarena de Sevilla. Sitio obrero, flamenco, rapero, gentrificado y capillita en el que la cultura más enraizada convive con naturalidad con lo multicultural de la inmigración. Otros miembros de la familia política de Macarena Olona ya visitaron este barrio antes de que ella, en plena campaña, haya asegurado que viene a rezarle con frecuencia a la virgen de su mismo nombre. Queipo de Llano o Rocío Monasterio entre otros. Esta última estuvo de paso por aquí durante la Gira Securitas Direct 2020 para plantarse frente al centro de acogida para menores extranjeros y denunciar la delincuencia. Acompañada, no se rían, por Francisco Serrano. En medio del acto, una vecina salió asustada al balcón preguntando por qué tanto follón de cámaras ahí abajo y fue la propia Monasterio quien le explicó, con pronunciación dental y tono pausado de profesora de religión con plaza asegurada, que allí vivían inmigrantes y que estaban atemorizando a los vecinos. Ya decía yo que siempre veía salir chavales morenitos de ese portal, respondió la señora. Y son majísimos, apuntilló. Monasterio consiguió salir de aquello como Sylvester Stallone de Vietnam, arrastrándose entre la maleza hasta llegar a un lugar seguro: una cámara de televisión presente ante la que denunció que Podemos había mandado a sus esbirros en forma de señoras en balcones para boicotear el acto. Francisco Serrano cogió a Monasterio y se la llevó a tomar unas tapas por el mal rato. Invitó él, claro.

Macarena Olona aterriza en Andalucía tomando nota de los errores cometidos por su amiga Monasterio. Entendiendo que aquí el vecino negro pasa inadvertido, pero las fascistas llegadas de Madrid se huelen desde lejos, incluso a esa hora en la que en las cocinas del barrio hierven los pucheros. A Macarena Olona le toca mimetizarse a lo camaleón. Una operación relativamente sencilla si, como es de esperar, los medios hacen su parte. La gran, simpatiquísima y digna del NODO cobertura de su visita a la feria de Sevilla disfrazada de flamenca nos hace intuir que no faltarán a la cita. La Operación Mortadelo la dirigirá otro tipo llegado desde Madrid. Su nombre, Álvaro Zancajo. Lo recordarán porque era hasta hace poco presentador del Telediario de Antena 3. Si no lo recuerdan, ahí va una pista. Fue aquel tipo que tuvo la desgracia de que una cámara se quedase grabando tras darle paso a una pieza informativa en la que se demostraba el clarísimo vínculo entre ETA, Venezuela, la CUP y Podemos –hat trick por el que esa noche alguien se llevó el balón firmado a casa. A Zancajo pudimos verlo decir, con la típica risa floja del que acaba de soltar un bulo en prime time ante millones de espectadores, “nos van a dar, pero bien”. Experiencia demostrada en bulos y contactos en grandes medios. Que pasen Trancas, Barrancas y Zancajo. No había nadie mejor que él para acompañar a Olona en su aventura andaluza.

Que Vox mejore resultados en Andalucía es la demostración de que la política como tal ya no existe

Dicen las encuestas, lo decían antes de saberse que Olona sería la candidata y lo dicen ahora, que Vox mejorará los buenos resultados cosechados en Andalucía en 2018. Que Vox mejore resultados en Andalucía es la demostración de que la política como tal ya no existe al haber sido sustituida por la pura y dura propaganda. De existir aún trazos de política en el mundo de la política, sería Vox quien desapareciese de Andalucía en las próximas elecciones y no Ciudadanos. El papel del grupo parlamentario de la ultraderecha durante estos cuatro años ha consistido, por decirlo del modo más objetivo posible, en hacer el ridículo más espectacular. Más allá de mantener el discurso de los chiringuitos al tiempo que su candidato deambulaba por los juzgados acusado de haberse embolsado todo lo embolsable, Vox se ha dedicado a amenazar al Gobierno de coalición PP-Ciudadanos con retirarle su apoyo o dejar de respirar por los motivos más asombrosos. Asombrosos para cualquier persona con cierta higiene mental, claro. Porque el presidente andaluz usó la expresión violencia machista, porque una consejera dijo que Andalucía era tierra de acogida, porque la abuela fuma… Tras varias amenazas de ruptura, Vox anunció solemnemente, en noviembre de 2021 que rompía, esta vez sí que sí, con el PP y que, a partir de ese mismo instante, sólo apoyaría las propuestas de los populares con las que estuvieran de acuerdo. Es decir, que seguirían como hasta entonces.

Queda un mes para la cita electoral y a Macarena Olona ya la hemos visto disfrazada de flamenca, de mantilla, de devota de la virgen Macarena o de taurina. En esta alocada carrera la hemos visto disfrazarse incluso de defensora de los inmigrantes. Qué problema hay con que yo no haya nacido en Andalucía, reprocha la candidata del partido que hace política con el lugar de nacimiento cuando alguien recuerda que la candidata de Vox en Andalucía no es andaluza. “Algunos preferirían a un inmigrante ilegal que a una española como yo”, se quejaba recientemente y los “por supuesto” atronaron en la macarenísima Plaza del Pumarejo. Las próximas semanas serán un mal trago para Andalucía, tierra herida a lo largo de su historia por el fascismo y humillada por los señoritos venidos de la capital del Reino disfrazados de fantoche folclórico. Nos tocará ver a esta alicantina empadronada en la Granada de Lorca disfrazarse de todo lo disfrazable en una Operación Mortadelo que, con la política muerta y la propaganda ocupando su espacio, acabará siendo un éxito. La veremos manosear lo nuestro frente a cámaras de televisión dispuestas a auparla como los costaleros aúpan a la Virgen Macarena –al cielo con ella. Si las encuestas no fallan, los agricultores andaluces tendrán que pagarle un sueldo como vicepresidenta del Gobierno andaluz a quien hace unas semanas posaba junto a la ultraderechista francesa que llevaba en su programa poner trabas a estos agricultores andaluces. Qué más da. En el mundo propaganda ni la incoherencia ni la traición son problemas. Si ocurre, si Macarena Olona acaba paseando a caballo por los pasillos de San Telmo como vicepresidenta y sembrando su odio contra el diferente en el Parlamento de los andaluces, siempre nos quedará juntarnos a llorar las penas por los mejores bares del barrio. No vale con tener asesores carísimos, ni el favor de los medios, ni disfraces para saber cuáles son. No la veremos aparecer por allí.

Podía haberse llamado Covadonga y ser cabeza de cartel en Asturias, pero sus padres le pusieron Macarena así que la ultraderecha la ha enviado a mi tierra, Andalucía. Como le ocurre a Mbappé con el madridismo, Macarena Olona asegura estos días sentirse andaluza desde bien pequeñita. Más, si cabe, desde que,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ecac

    1.-No nos confundamos el símbolo de la ciudad de Sevilla NO&DO , "NO ME HA DEJADO", con el NO-DO franquista-fascista, actualmente metido con calzador en RTVE, pagada por todos los autóctonos currantes en La Piel de Toro ESPAÑISTÁN. 2.-"Fanatismos Aznar Estigmas Sátrapas"-cancerígenos, juguetitos "La PEPA de los PEPES", su segunda marca e hijuela bastarda "Variaciones Oblicuas Xenofóbicas", Hermandad MACARENA, restos del dictador QUEIPO DE LLANO, asesino mujeres republicana, según "radio macuto" parecer ser que ha rendido pleitesía, Macarena Orona, fanática en offside, fuera de la jugada, penalti y expulsión.

    Hace 4 meses 14 días

  2. js-traductor

    La tragedia de la izquierda de este bendito país es que solamente nos quede vernos en los bares.

    Hace 4 meses 14 días

  3. jmfoncueva

    Cuando yo rondaba los quince años, y a ti, admirado Gerardo, te faltaba más de un lustro para venir al mundo, TVE, la única, tuvo una feliz idea: entre el telediario del sábado a las 3, que duraba media hora con todo y anuncios, y la película de sobremesa (aún no existía "Cine de Barrio") decidió intercalar un culebrón de Anime japonés (es redundante, pero por los que no sepan lo que es anime): "Heidi! fue el primero. No hay culebrón sin malo, y ese papel aquí lo desempeñaba la Señorita Rottenmeyer, que era casi tan siesa como Macarena Olona, pero de Frankfurt en vez de Alicante. Ambas comparten, y no es casual la elección de circunscripción de la segunda, lo que en Graná se denomina "mala follaíca", que viene a ser el superlativo de sieso. En cuanto a los votantes, te aseguro que la mayoría volverán de votar sin conocerla ni de nombre, ni saber palabra de su programa, ni -menos aún- lo que los va a perjudicar durante cuatro años. Como decían Celtas Cortos, nos vemos en los bares, querido.

    Hace 4 meses 15 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí