1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

VITA NUOVA

Andalucía. Un análisis bajo el volcán

Ha ganado un PP tranquilo, alejado del PP ‘Sturm und Drang’ de Madrid/el volcán. Un PP cuyo líder, cuando el volcán de la corrupción vuelva a estar a punto, podrá ser el sacerdote que sacrifique el subidón al PP de Madrid

Guillem Martínez 22/06/2022

<p>Juanma Moreno y Alberto Nuñez Feijóo celebran los resultados electorales en Andalucía.</p>

Juanma Moreno y Alberto Nuñez Feijóo celebran los resultados electorales en Andalucía.

PP

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El sufragio universal jamás se hubiera producido si no hubiera existido su contrapartida. No es la abstención. Es la posibilidad de que amplios grupos de personas voten en contra de sus propios intereses, de forma dramática, inapelable y lúdico-festiva. 

2- El bienestar en España fue llevado a cabo por las autonomías. Lo que es una parte fundamental del milagro español: carreteras, hospitales, escuelas, centros de día con la bandera autonómica, aún inocente, en algún punto. En algún punto posterior a 2008, la función de las autonomías cambió radicalmente. Ya no era repartir el bienestar sino repartir, zas, la austeridad. Se dice rápido. 

3- La pregunta es, dos puntos, ¿en qué consiste una campaña electoral en la que, básicamente, se vota quién seguirá implementando la austeridad? Evidentemente, no consiste en explicitar eso. O no votaría ni el gato. Consiste en un periodo mucho más largo que una campaña, una o varias legislaturas en las que se vertebran una serie de dinámicas sentimentales, comunicativas, que posibilitan que, como en Andalucía, simplemente no vote el 42% del electorado. Lo que es un éxito. En Francia, este finde, ha votado un porcentaje incluso inferior. En lo que, a su vez, solo es otro éxito.

4- Las autonomías, repartiendo estados de ánimo, pero no repartiendo bienestar, suponen una crisis estructural. En España, como se descubrió en el siglo XIX, la democracia es descentralización. Sin una descentralización capaz y con presupuestos funcionales, esa descentralización –esa democracia, por tanto– es un chiste. La crisis estructural de la democracia española es más perceptible en el tramo autonómico por eso mismo. También es perceptible a través del realismo mágico que gastan los partidos que suelen gobernar las autonomías. El independentismozzzz madrileño y/o catalán son la metáfora, un indicativo de que los sentimientos son el pegamento que une a la sociedad con sus instituciones más próximas. Imagínate con las otras.

5- Bueno. Elecciones andaluzas. Al turrón.

6- El PP ha ganado las elecciones andaluzas. Por K.O. Esto es, el PP ha ganado en una de las regiones europeas más pobres. Lo que nos lleva al punto 1, siempre fascinante, de este articulete.

El PP no posee un mapa de la época, ni una gran inteligencia colectiva. Cuando el PP se mete en problemas, sale de ellos por el Deep State, su hermano mayor

7- El PP, aunque no lo sepa, es la mayor estructura federal que existe en el Estado. Consiste en aunar diferentes comunidades de intereses, en ocasiones muy contradictorias, que precisan las instituciones para extraer un beneficio, al que no se accedería tan fácilmente por otra vía. No es muy edificante, pero es lo que se apunta en la sentencia de la Gürtel. Periódicamente, esas comunidades de intereses deben sacrificar al PP de Madrid, para que un volcán no estalle y acabe con todo. El PP no posee un mapa de la época, ni una gran inteligencia colectiva. De hecho, cuando el PP se mete en problemas, no sale de ellos por su propia inteligencia o pie, sino por el Deep State, su hermano mayor con estudiosParece un partido de saldo, pero es el partido más capaz para gobernar en una democracia sin bienestar, sustentada, por tanto, en el mito, en el fake. El PP únicamente es un partido residual y sin futuro en Catalunya, donde hay partidos mejores para el rol que ejerce en el resto del Estado.

8- En ese sentido, en Andalucía ha ganado un PP tranquilo, alejado del PP Sturm und Drang de Madrid/el volcán. Un PP cuyo líder, cuando el volcán de la corrupción vuelva a estar a punto, podrá, si juega bien sus cartas, ser el sacerdote que sacrifique el subidón al PP de Madrid. En eso consiste ser secre general del PP. En ser el gallego, o el andaluz con el secreto gallego en la mirada que, llegado el momento, realiza el sacrificio humano ante el volcán.

9- Ese PP tranquilo andaluz, recordemos, dio el primer rol gubernamental en España a Vox. Y, también, tranquilamente, reduce el gasto en educación, sanidad y cosa social, y desprovee de presupuestos a líneas sugeridas por la extrema derecha. Desproveer de presupuestos es la vía europea para desmantelar el bienestar, pero también la vía de la extrema derecha española para vaciar de sentido leyes, sin entrar en desafíos e ilegalidades, y sin acabar en el trullo. A la vez, ese PP tranquilo ha sido elegido por el electorado para detener a la extrema derecha. Lo que a) tiene guasa, y b) nos lleva a hablar de Vox.

C’s, la única escisión no pactada en la derecha española, desaparece del Parlamento andaluz. Será divertido ver dónde acaban sus profesionales

10- Vox es un partido de soberanía dudosa. Es un experimento de FAES, que donó, incluso, el grueso de cuadros –tal vez también el pisito y la yogurtera–, entre los que se encuentran los autores de la revolución lingüística del PP de principios del siglo XXI, gente muy capaz de hacer una campaña que nos deje bizcos a todos. El experimento aludido consiste, por lo que se va viendo, en desunificar la derecha española, para que la parte separada –la extrema derecha formal, gorda y fea– presione, limpie y determine, en la lejanía, a su ex. Desde las elecciones de Castilla y León, la tendencia era la reunificación, muy costosa, en términos de imagen, para el PP. Tras una pésima candidata y campaña –ambas tan malas que es posible sospechar que hayan sido dos decisiones buenas y deseadas–, Vox se ha desactivado a sí mismo en Andalucía, mitigando el estrés del PP. Los populares han frenado a la ultraderecha, en tanto es el único partido que puede, pues Vox nació en el entorno PP para ser alentado o frenado, según el día. 

11- El PSOE tiende, periódicamente, a ser sustituido por el PP desde los 90, cuando la corrupción del PSOE adquirió forma de volcán. El electorado parece identificar y necesitar al PSOE tras dos legislaturas del PP –cuando el volcán vuelve a estar cachondo; nunca antes–, momento en el que se vuelve a votar amabilidad frente a desmesura, psicopatía social y banderita-tu-eres-roja-banderita-tu-eres-gualda. Es sorprendente, no obstante, ese proceso de sustitución, rápida y efectiva, del PSOE por el PP en Andalucía, donde el PSOE era no ya el PRI, sino la envidia del PRI. Esta sustitución habla del drama y de los límites del PSOE, un partido que dispone de las mismas herramientas políticas y horizontes que el PP, ni una más, pero con dos menos: menor dominio de la mentira y el mito, y ausencia de lenguaje eléctrico. El vamos-a-tomar-esa-colina, cuando no hay, siquiera, colina. 

12- C’s, la única escisión no pactada en la derecha española, desaparece del Parlamento andaluz. Será divertido ver dónde acaban sus profesionales. Parece ser que no será en el POUM.

13- La formación más determinante en la foto-finish de estas elecciones son varias formaciones/aka los Frentes Nacionales de Judea. Esas izquierdas han actuado en modo punto 1, contra sus propios intereses, proporcionando, con esa desmesura, varias coordenadas de su estado, y una gran metáfora de su cultura tras ocho años de tanto usarla. 

14- Sobre las coordenadas aludidas. El 19J se dio la alineación de varios planetas estériles y sin vida, que provocaron una catástrofe cósmica. A saber: a) la propia dinámica de ruptura interna en Podemos, que provocó dos listas electorales del pack izquierda-a-la-izquierda-del-PSOE. La b) cerrazón en las negociaciones para una coalición, que provocó muchos tiempos muertos, hasta el cadáver final. Primero por parte de IU, el partido de mayor implantación en el territorio y, finalmente y de manera más determinante, por Podemos. El c) entorpecimiento del proyecto de coalición desde Madrid –esa ciudad-estado-de-ánimo–, por parte de dos o tres de los cuatro cuadros que quedan en Podemos, en tanto una lista era el primer ensayo descentralizado del proyecto de posible reunificación y ampliación de Yolanda Díaz. Y, tal vez, d) la decisión de Yolanda Díaz de no tirarse a la piscina y defender el proyecto frente a las injerencias de otros cuadros en lucha por su puesto de trabajo, de exhibir las diferencias, si las hay, respecto al proyecto anterior. 

La debacle supone el desperdicio de la energía del 15M, la pérdida de la oportunidad de deshacer el empate eterno en la política española. De ganar

15- Sobre la metáfora. Es importante, pues las metáforas ahorran tiempo. Ahí va. En su día, una hora antes de que acabara el plazo para registrar una coalición electoral, Podemos abandonó el bloqueo en las negociaciones –inusitado, peligroso–, y se puso manos a la obra. Como saben, la cosa no culminó a tiempo, por lo que Podemos no pudo integrarse formalmente en la coalición. Pero brindó la aludida metáfora. La metáfora es esa hora de negociación, tiempo imposible para negociar nada, y que dibuja dinámicas internas, dilatadas, sustentadas en no negociar nada. En la ausencia de una cultura política. Y la existencia de una cultura prepolítica, en la que no se contempla la discusión, la negociación. La metáfora explica una precoz biografía de las Nuevas Izquierdas –todas; lo que excluye a IU, que ya no es nueva– hacia lo viejo, que es lo que volvió a nacer el 19J, ese día en el que no se materializaron errores de juventud, sino de senectud. 

16- Un partido formulado en 2014, y que fue el beneficiario de la ruptura cultural del 15M, vio en su momento fundacional cómo en su interior se dibujaban tres almas –la errejonista, la pablista, la anticapi– en lucha por el aparato, lo que provocó la huida, expulsión y desinterés de las almas sin aparato/lo nuevo. Un desinterés llamativo ya en 2016, cuando Podemos, ensimismado en sus rollos y mitos internos, en vez de superar al PSOE, perdió, zas, un millón de votos de una tacada. Con ello Podemos e IU pasaron a ser algo que ya existía: IU. Los que nos choteábamos de la inoperatividad del PC de la Transi, vimos pulverizado su récord de velocidad. En esta ocasión, la debacle supone el desperdicio de la energía del 15M –ya muy lejana–, la pérdida de la oportunidad de deshacer el empate eterno en la política española. De ganar. De hacerlo a partir de votos extraídos de la abstención. Votos nuevos, y no de almas antiguas, previsibles y gastadas. De hacerlo –fue posible– a partir de la hegemonía, de la centralidad, y no de guerras culturales, esa prepolítica que simula movimiento y velocidad donde no hay de eso.

17- Hay, no obstante, dos buenas noticias en este análisis tan chungo. Noticia a): antes y después del 19J existe en la percepción de un amplio electorado, mayormente abstencionista hoy, la sensación de pertenencia a un espacio común. Lo que es un patrimonio denso, que no existía antes de 2011. Por eso mismo, y tras este desastre, b) no procede el tradicional combate izquierdista para ver quién es más puro, pues ha sido precisamente la pureza lo que lo ha fastidiado todo, desde hace años. Sería interesante solucionar el desastre, por primera vez en la historia, sin odios y ya-te-dijes. Callando. Cediendo el paso una vez se ha agotado –se ha agotado– a la vía iniciada en 2014 y finalizada en 2016. Nunca ha pasado. A ver ahora.

Parece que de Francia viene una corriente de ánimo hacia la izquierda antigua, pura, cabreada y con facilidad para hablar a cámara. Lo que podría ser una buena noticia

18- Vienen tiempos nuevos, no calculados ni experimentados. En guerra, en crisis climática, en crisis de combustibles, no se discute si habrá cierta planificación, centralización económica, capacidad de regulación y de reparto. Sino si eso lo harán las izquierdas o las derechas. Es decir, si se hará con criterios sociales, de igualdad y democráticos, o en modo evacuación del Titanic. Las elecciones andaluzas solo informan de Andalucía. En menor medida de las izquierdas andaluzas, y en gran medida de las izquierdas con domicilio fiscal en Madrid. Informan de cómo no deben ser las izquierdas, si quieren participar de la época y del conflicto. Informan de que la verticalidad y el aparatismo no le sientan bien. Informan de que la democracia transformadora existe y es potente, si bien ha vuelto a la abstención, donde se fue en 2016. Saber todo ello ya es un paso para adelante y positivo.

19- Parece que de Francia viene una corriente de ánimo hacia la izquierda antigua, pura, cabreada y con facilidad para hablar a cámara con frases pour épater l’électorat. Lo que podría ser una buena noticia para la izquierda antigua local. Si no fuera porque el ciclo que se cierra en las izquierdas españolas es, precisamente, el que tal vez, ya veremos, se está abriendo en Francia.

1- El sufragio universal jamás se hubiera producido si no hubiera existido su contrapartida. No es la abstención. Es la posibilidad de que amplios grupos de personas voten en contra de sus propios intereses, de forma dramática, inapelable y lúdico-festiva. 

2- El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ecac

    Crónicas de muertes políticas anunciadas anticipadamente y quemándose a lo bonzo, efectuándose por consiguiente los harakiri en primer lugar el PSOE-Andalucía y Madrid; que arrastraron a la "Confederación de Izquierdas no Unidas y menos Podemos" por orden y cuenta de todos los implicados domingo 19-06-2022, miserablemente, celosos, egocentristas, ruines; traicionando todos los citados anteriormente a sus respectivos votantes en Andalucía y en la Piel de Toro ESPAGNISTÁN, cómo maestros toreros a los "curro romero" espantándose de los toros miuras del Partido Popular-Andalucía, sin ton ni son.

    Hace 6 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí