1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Cine

Esperando a la Kathryn Bigelow española

Las directoras de nuestro país luchan por dejar de ser encasilladas en los proyectos de autor y los géneros intimistas

José A. Cano 19/08/2022

<p>Imagen de la serie ‘Cucut’ </p>

Imagen de la serie ‘Cucut’ 

Massa D’Or Produccions

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Las películas rodadas por directoras españolas en 2021 se hicieron exactamente con la mitad de presupuesto que las de directores, según el informe Las mujeres en el sector audiovisual del largometraje español de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA). En concreto, y con datos extraídos del propio ICAA, los filmes dirigidos por mujeres costaron 1 millón de euros de media, los de dirección mixta 1,3 millones y los de dirección masculina superaron, por poco, los 2 millones. Pero, si existe techo de cristal, no es solo económico, sino temático.

En el podcast Casa Paco, Paula Ortiz comentaba a su compañero cineasta Paco Cabezas que le cuesta encontrar financiación a sus proyectos de género –en el sentido audiovisual– y bromeaba con que quizás sería más fácil para ella rodar una película sobre la maternidad en su pueblo natal. Gema R. Neira, de Bambú Producciones, lamentaba en un panel de Netflix que, en las entrevistas de las series que guioniza junto a Ramón R. Campos, los medios la llamemos a ella si es un romance (Velvet) o de época y cuando es un thriller (Jaguar) o ciencia-ficción (La valla) hablemos con él, cuando siempre trabajan a cuatro manos.

Al mismo tiempo, el Goya a Mejor Dirección Novel lleva cinco años monopolizado por jóvenes directoras españolas, y la favorita a la próxima edición es ya Alauda Ruiz de Azúa con su Cinco lobitos. No es el único premio, porque una tendencia similar se observa en los Gaudí o los ASECAN. Intimidad, creada, escrita y protagonizada por mujeres españolas es uno de los actuales éxitos internacionales de Netflix y lidera lo más visto en lengua no inglesa de la plataforma a nivel mundial. Y la producción más premiada de 2021, Cardo, es una creación de Ana Rujas y Claudia Costafreda.

Pero, ¿ese paso adelante en visibilidad de las creadoras del audiovisual español está siendo, al menos por el momento, encajonado en los temas “de mujeres”? ¿Es una cuestión de prejuicios, de estadística –según el informe Dirigir obras audiovisuales en España. Radiografía sociolaboral de la profesión de DAMA, solo un 15% de las realizadoras en ejercicio en España son mujeres– o de los problemas presupuestarios, en general, de nuestro cine? ¿Sirven para algo las políticas públicas?

Directoras españolas y películas de encargo

Cristina Andreu, presidenta de CIMA, tiene una respuesta para esa última pregunta que además refrendan los datos del informe con el que abríamos esta información: “Funcionan. En las ayudas generales, que son las de mayor presupuesto, ha habido 15 hombres y 14 mujeres este año. Antes el máximo era 3. Esas directoras españolas ya están en otra liga, aunque en sus presupuestos vayan a influir más factores y a lo mejor, por los tiempos de producción, tardamos dos años en ver el resultado”.

Las directoras de cine Carla Simón y Arantxa Echevarría en la alfombra roja de los Goya 2020. 

Las directoras de cine Carla Simón y Arantxa Echevarría en la alfombra roja de los Goya 2020. 

La cineasta lamenta, eso sí, que sobre mujeres dirigiendo género le salgan referentes foráneos, como Jane Campion y su reciente western El poder del perro o Kathryn Bigelow, premiada por las bélicas En tierra hostil (2009) y La noche más oscura (2012). En CIMA Impulsa, el programa de desarrollo de proyectos escritos por guionistas mujeres, “nos encontramos que las propias mujeres son las que nos envían ‘historias femeninas’, no sé si porque piensan que solo nos interesa eso. Es muy difícil romper con algunas tendencias, hay una especie de autocensura de las autoras”.

Andreu precisamente estuvo nominada al Goya a Mejor Dirección Novel por Brumal, en la primera edición de los premios en 1989. Ganó Ana Díez por Ander eta Yul. Esta cineasta tardó casi una década en rodar su segunda película, Todo está oscuro (1997), que pasó desapercibida. Una gran diferencia con las carreras que desarrollan ahora Carla Simón, Pilar Palomero o Paula Ortiz. Porque ahora también “por primera vez, están contratando a mujeres para hacer películas de encargo. Está muy bien el cine de autor, pero la gente tiene que comer y vivir. Es una tendencia que vemos desde hace dos años”.

Una de las ganadoras de ese Goya fue Arantxa Echevarría, en 2018, por Carmen y Lola. Su segundo largo, la comedia La familia perfecta, es un encargo financiado por Atresmedia. Explica a Cine con Ñ que se siente “una excepción. Me sigue sorprendiendo que el productor me llamase para hacer una comedia de 4 millones con José Coronado y Belén Rueda después de una película sobre dos chicas lesbianas gitanas. Se supone que esto es la excepción absoluta, esto no ocurre. Normalmente es muy difícil que nos llamen para hacer encargos o guiones nuestros que se salgan de los cuatro temas que se consideran femeninos, como la regla, maternidad o amistad”.

La cineasta subraya que “sin más de dos millones de euros es imposible hacer una película de género que esté medianamente bien. Para hacer un thriller, o no te digo ya ciencia-ficción, es imposible. Hasta la propia Carla Simón dijo, después de hacer Alcarràs, que era una película cara aunque parezca sencilla y barata, porque hacía falta mucho tiempo para rodarla, y eso es dinero”. Añade: “Es una cuestión de riesgos. Un productor tiene cinco millones, necesita hacer el doble, tiene que elegir entre cinco directores y solo uno de ellos es mujer”. El mismo camino que Echevarría, con una ópera prima de autor y un segundo largo comercial de encargo, lo sigue ahora precisamente la mencionada Ruiz de Azúa, que finalizó hace poco el rodaje de Eres tú, una comedia para Netflix.

Rompiendo el “anillo de diamante” 

Trinidad Núñez, profesora de Psicología Social en la Universidad de Sevilla, publicó en 2012, junto Teresa Vera y Josefa Silva, Directoras de cine español. Ayer, hoy y mañana, mostrando talentos, en el que estudiaban 138 productos de 72 directoras. “Sus relatos rompían con modelos sociales limitados y se abren al compromiso social. Por tanto, creo que lo que muestran no es de mujeres sino de sociedad”. Habla del llamado “anillo de diamante”, que representa “a quiénes eligen y cómo se elige o cómo se apoya lo conocido, lo confiable. Y que lo confiable tiene nombre de varón”.

Núñez destaca que, hace una década, la investigadora y crítica de cine Pilar Aguilar ya señalaba el problema del acceso a la financiación para las mujeres: “Las directoras que ya han demostrado solvencia, que tienen numerosas películas, que han recibido premios y que cuentan con un público sólido, cada vez que presentan un nuevo proyecto son ninguneadas y racaneadas por los productores”. Por eso, “cuando hay excepciones no sirve, no es lo adecuado, porque se debe a que existen directoras de cine que cuentan con sus propias productoras desde las que sostenerse. El cine es un medio que depende del presupuesto”.

Elena Trapé presentando la serie ‘Rapa’ en el Festival de Málaga 2022.

Elena Trapé presentando la serie ‘Rapa’ en el Festival de Málaga 2022.

“La presencia de mujeres mengua cuanto más alto en el cargo en una empresa, y lo mismo pasa con los grandes presupuestos en el cine”, opina Elena Trapé, ganadora de la Biznaga de Oro en Málaga en 2018 con Las distancias, y que acaba de dirigir varios episodios de Rapa para Movistar Plus+. “Pero mi sensación general es que en la industria hay ganas de revertir esto. En las nuevas ficciones se intenta que al menos uno de cada tres directores sea una mujer. Aunque me siga sorprendiendo que se me cuestionen decisiones que a un hombre de 45 años con mi experiencia profesional no se le plantearían”.

En general, tanto para directores como directoras españolas, pide “acabar con el tópico de que nuestra industria compensa recursos con imaginación. No, tío, el talento necesita apoyo”. Pero por eso Trapé cree también que “vamos a ver seguro a una ‘Kathryn Bigelow española’. Cada vez hay más mujeres con responsabilidades en el cine español. Cuando empecé en los rodajes tenía que buscarlas debajo de las piedras y en cinco o seis años se ha dado la vuelta, en parte también porque algunos clientes como las plataformas lo piden. Así que es cuestión de tiempo”.

Series, autoría y ¿cuántos caballos quieres?

De hecho, la cuota de directoras que exigen las plataformas viene de la mano de mayor libertad de acción gracias al mayor presupuesto, como recuerda Arantxa Echevarría, que dirigió el 1x05 de El Cid, de Prime Video. “Me dijeron que querían un toque femenino y mi episodio es el más sucio y guarro”, se ríe. “Se ve gente fornicando, unos niños pequeños al lado de cerdos en el suelo... Me lo pasé bomba, porque acostumbrada a poco presupuesto, me preguntaban cuántos caballos quería en tal escena, cuántas cabezas calientes... y yo... los que puedas”.

Laura Jou, directora del largo La vida sin Sara Amat, su secuela en miniserie Cucut y la futura Fácil, está de acuerdo en que existe el encajonamiento de las autoras en temas considerados de mujeres, aunque admite sentirse cómoda en ellos: “En mi caso va de la mano, es lo que me interesa, las historias intimistas. Incluso Cucut, siendo un thriller, es con enfoque de género”, pero cree que “vamos bien. De aquí a unos años se habrá llegado a la igualdad por la que ahora estamos haciendo esa discriminación positiva”. Entiende que en las series “se te ve más como una realizadora y no como autora, pero incluso en este caso he trabajado siempre con showrunners mujeres”.

Pilar Nadal, guionista y cocreadora de ‘Parot’, en una imagen de archivo.

Pilar Nadal, guionista y cocreadora de ‘Parot’, en una imagen de archivo.

De series y libertad creativa le preguntamos a Pilar Nadal, cocreadora y showrunner de Parot, actualmente en emisión en RTVE y ganadora del Mejor Guión en el Festival de Series de Berlín. Mucho antes, en 1998, fue la primera mujer coordinadora de guion de una serie en España, en Periodistas. Eso sí, en las series la autoría “se diluye y es una cuestión que hay que luchar en el día a día, aunque cada vez haya más showrunners mujeres y guionistas y directoras españolas haciendo comedia, por ejemplo, como Olatz Arroyo y Marta Sánchez con Supernormal”.

Nadal coincide con Echevarría en sentirse una excepción: “No es mi realidad, pero es cierto que existe. He tenido suerte de poder trabajar en todos los géneros: musicales, dramas, thrillers... Nunca me han dicho que no toque un tema por no ser ‘de mujeres’, aunque conozco casos de guionistas más jóvenes que sí que les ha ocurrido eso, y es particularmente ridículo, como si los hombres solo contasen historias ‘de hombres’”. Concluye Cristina Andreu, de CIMA: “¿Cómo vamos a cambiar la sociedad si vemos series que siguen usando todos los estereotipos? No es solo que trabajemos, sino que nuestro punto de vista esté en el audiovisual, y no solo en productos de autor, también a nivel comercial”.

-----------------

Este texto fue publicado originalmente en Cine con Ñ.

Las películas rodadas por directoras españolas en 2021 se hicieron exactamente con la mitad de presupuesto que las de directores, según el informe Las mujeres en el sector audiovisual del largometraje español...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José A. Cano

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí