1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¿La nueva marcha sobre Roma? (I)

Donde todo empezó

El autor comienza su viaje por la Italia de 2022 en Trento, lugar en el que un siglo antes los fascistas vieron que el Estado liberal podía capitular. Allí confirma la mezcla de desinterés y cansancio de la población con la política

Steven Forti 5/08/2022

<p>La marcha fascista sobre Bolzano, en 1922.</p>

La marcha fascista sobre Bolzano, en 1922.

Autor desconocido

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

“A principios de octubre de 1922, los fascistas hicieron una especie de prueba general de lo que sería la marcha sobre Roma”, nos explicaba el bueno de KITT mientras cruzábamos la llanura Padana. “Eligieron la Venecia Tridentina, una región recién anexionada tras la victoria en la Gran Guerra. El 1 de octubre, capitaneados por Achille Starace y Roberto Farinacci, reagruparon en Bolzano unos dos millares de camisas negras provenientes de otras regiones”.

“Oye KITT, ¿Starace es el tontaina ese que se puso luego paranoico con los ejercicios de gimnasia? Y Farinacci, ¿es el que perdió un brazo por pescar con bombas a mano en Etiopía?”, le pregunté. “Así es”, replicó. “Pusieron a sangre y fuego la ciudad”, continuó sin darme demasiada bola, “y asaltaron el ayuntamiento, obligando a la dimisión del alcalde Julius Perathoner. Los carabinieri no movieron ni un dedo”. Por lo general, KITT no era la alegría de la huerta, pero ese día, además de no hacerme ni caso, era más serio que Heidegger. No entendía el porqué. Acabábamos de salir de vacaciones y nos esperaba un mes lejos de la ciudad y del trabajo. Para quien se perdió la serie del año pasado, KITT es mi coche fantástico: me lleva a todos lados, me cuenta cosas, me hace, en fin, de baby sitter.

“Conquistada Bolzano, los fascistas se movieron hacia Trento”, retomó su relato KITT. “Ahí cercaron el palacio del delegado del gobierno, Luigi Credaro, que en los años anteriores había intentado encontrar un compromiso con la minoría alemana de la región. No hizo ni falta que los escuadristas asaltaran el palacio. Desde Roma, fue el mismo gobierno liberal el que avaló el ultimátum fascista y Credaro fue destituido”. No entendía por qué KITT me estaba contando todo aquello, pero me parecía interesante.

“Hablando en plata, a las camisas negras no les podría haber ido mejor”, comentó Atenea tras romper un largo silencio. “El Estado liberal mostró toda su debilidad: el camino estaba despejado para la conquista del poder”. Pensaba que nuestra diosa se había quedado dormida, pero los dioses nunca duermen. Ni cuando están de juerga en el Olimpo. Menos aún Atenea que, como siempre, siendo diosa, dice verdades como puños. KITT asintió satisfecho, alegrándose de no estar solo con el menda en este nuevo viaje veraniego. “Por cierto, corazón, no me llames Atenea. Acuérdate que a este lado del Mediterráneo soy Minerva”, quiso aclarar nuestra diosa. Pequeño paréntesis: Minerva/Atenea es la diosa de la sabiduría y de la guerra, la mujer divina que me protege de los líos en los que acabo metiéndome.

Cruzamos el río Po. La sequía lo había dejado irreconocible. Paramos en un área de servicio cerca de Cremona: el calor era horroroso, la humedad insufrible y los mosquitos me comieron vivo. Pensé en el mar Egeo y la paz del espíritu de las islas griegas. “Oye, ¿cuándo llegamos al Peloponeso?”, pregunté con una cierta dosis de naïveté. Silencio. “¿Os han comido la lengua?”, espeté, socarrón. KITT no sólo no contestó, sino que pisó el acelerador. “No vamos a tu querida Grecia, bombón”, me susurró al oído Minerva. “Este año nos quedamos por Italia. En octubre se cumplen cien años de la marcha sobre Roma y, visto lo visto, es posible que los nietos de Mussolini lo celebren por todo lo alto desde el Palacio Chigi. No estaría mal dar un vistazo para ver cómo está el patio”.

El escenario dibujado por Minerva me puso los pelos de punta. Mientras miraba a los Alpes allá al fondo, imaginé a Giorgia Meloni el próximo 28 de octubre organizando celebraciones oficiales en recuerdo de la “revolución fascista”. Giorgia, la que repite incesantemente que es mujer, madre, italiana y cristiana. Giorgia, la que quiso poner en el logo de su partido, Hermanos de Italia, la llama tricolor del Movimiento Social Italiano. Giorgia, la que presentó en sus listas a la nieta del Duce. Empecé a agobiarme. “¿Adónde vamos?”, solté para romper un silencio desgarrador. “Donde todo empezó”, me contestó, telegráfico, KITT. Se me tuvo que dibujar una expresión de mindundi en la cara para que Minerva aclarase: “Vamos a Trento, cariño, donde los camisas negras hicieron las pruebas generales antes de marchar sobre la capital del Estado e instaurar la dictadura”. Ahora entendía por qué KITT nos contó todo aquello. No estaba mal empezar un viaje en la Italia de 2022 justo donde un siglo antes los fascistas vieron que el Estado liberal podía capitular en tres, dos, uno…

Llegados a la ciudad del Concilio, llamé a mi amigo Iorio. Fue el concejal más joven de Rifondazione Comunista en Trento en los tiempos en que Bertinotti todavía era alguien. Nos llevó a tomar unos vinos en un bar del centro, a pocos metros de la plaza del Duomo donde se encuentra la estatua de Neptuno. Minerva se mosqueó al ver ahí a su tío, con el que sigue enfadada por lo de la ciudad de Atenas: sólo faltaba ahora una pelea entre dioses. Como si no tuviéramos ya bastantes problemas. 

 La Plaza del Duomo de Trento, con la estatua de Neptuno / S. F. 

“Estoy preocupado, claro está”, nos explicó Iorio. “Con esta absurda ley electoral, en las elecciones del 25 de septiembre la derecha obtendrá casi seguramente la mayoría absoluta. Pero también creo que no conseguirán hacer mucho y que a Meloni le pasará como a los grillini: en cinco años la gente verá que los de Hermanos de Italia son unos incapaces y los enviarán a casa”. Me pareció demasiado optimista. “Hemos aguantado a Berlusconi por dos décadas. Al final las instituciones han demostrado ser sólidas. Italia no es Hungría o Polonia. Salvini me da más miedo que Meloni, si te soy sincero”, zanjó. “A mí lo que me da más rabia es que Meloni puede ser la primera mujer en la historia italiana en ocupar la presidencia del gobierno”, añadió Marianna, su novia. “En el fondo, el problema tiene que ver con la izquierda. ¿Qué propone? Al final la gente vota a Meloni, Salvini o los 5 Estrellas, o se queda en casa, justamente por eso. ¿Dónde está la izquierda?”.

En vez de tranquilizarme, lo que nos contaron Iorio y Marianna me hundió en una profunda preocupación. Minerva y KITT pensaban lo mismo: al menos por una vez estábamos de acuerdo. Magro consuelo. Lo de Meloni no sería un nuevo gobierno Berlusconi. Obviamente, el Cavaliere está metido en el ajo, pero vale lo que vale: un cero a la izquierda. “Está más chocho que Ratzinger desde que es papa emérito”, soltó KITT. “Además, es solo la muletilla pseudo liberal de una coalición ultraderechista que tiene en Orbán a su modelo”, añadí. “Oye, si Berlusconi es liberal, aunque pseudo, yo soy Teresa de Calcuta”, concluyó Minerva. Efectivamente.

El fantasma de Hungría nos impidió descansar aquella noche. Nos despertamos al amanecer y, para despejar la cabeza, nos fuimos de excursión a las Dolomitas con Eugenio, un buen amigo trotamundos. KITT nos llevó por el valle de Non, donde se producen las manzanas Melinda, luego por el valle de Sole y finalmente pilló el estrecho valle de Pejo. Desde allí, caminamos por un sendero entre los bosques. En un par de horas llegamos al refugio Larcher, a 2.600 metros de altura, justo debajo de los picos del Cevedale.

El refugio Larcher y, al fondo, la cima del Cevedale, en Las Dolomitas. / S. F.

Con un litro de Marzemino y un plato de gulash y polenta, empezamos a hablar de la situación política. El padre de Eugenio fue comunista toda su vida. “Berlusconi era su obsesión. Y la corrupción de la clase política”, nos contó. “Por eso votó al Movimiento 5 Estrellas en los últimos tiempos. Y los votará también ahora, aunque estén más acabados que Antonio Machín”. “Lo que implica”, intervino Minerva, “que la derecha puede ganar por goleada”.

Tampoco el día entre las cumbres de los Alpes disminuyó nuestro agobio. Un par de cenas familiares y un paseo entre bares, tiendas, carnicerías y supermercados nos confirmó la mezcla de desinterés y cansancio de parte de la población. “La gente está tan asqueada con los políticos que casi prefiere que gane Meloni para que lo reviente todo. O no ve el peligro real de lo que implicaría un gobierno ultraderechista como éste”, resumió KITT. “Lo que pasa”, comentó Minerva, “es que aquí se sigue llamando centroderecha a la coalición de Meloni y Salvini. Al final, los posfascistas y los liguistas están normalizados desde principios de los años noventa”. Si en Trento, donde el centroizquierda ha gobernado por un cuarto de siglo y la calidad de la vida es de las más elevadas de todo el país, la gente piensa esto, ¿qué puede salir mal?  

“A principios de octubre de 1922, los fascistas hicieron una especie de prueba general de lo que sería la marcha sobre Roma”, nos explicaba el bueno de KITT mientras cruzábamos la llanura Padana. “Eligieron la Venecia Tridentina, una región recién anexionada tras la victoria en la Gran Guerra. El 1 de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Steven Forti

Profesor asociado en Historia Contemporánea en la Universitat Autònoma de Barcelona e investigador del Instituto de Historia Contemporánea de la Universidade Nova de Lisboa. Miembro del Consejo de Redacción de CTXT, es autor de 'Extrema derecha 2.0. Qué es y cómo combatirla' (Siglo XXI de España, 2021).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. fguardo

    Décadas de televisión basura parecen surtir el efecto deseado de anular el sentido crítico. Pasollini tenía razón, tras la televisión y la sociedad de consumo solo hay alienación. Documental: Vídeocracia, el poder de los medios de comunicación: https://www.youtube.com/watch?v=0l9sOUdHaWU&t=838s

    Hace 2 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí