1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónica

Un placer genial, sensual: cuando el flamenco es nutritivo

La Suma de este año va dedicada a Madrid como provincia del imperio flamenco. Un evento en el que Carmen Linares recordó cómo se hizo artista, cuando a finales de los años 60 comenzó a trabajar en los tablaos

Pedro Calvo 27/10/2022

<p>La cantaora Carmen Linares durante su actuación en los Teatros del Canal, acompañada del guitarrista Salvador Gutiérrez.</p>

La cantaora Carmen Linares durante su actuación en los Teatros del Canal, acompañada del guitarrista Salvador Gutiérrez.

David González

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En los meses de octubre y noviembre se produce en Madrid una saludable concentración de conciertos flamencos y jazzísticos. Otros meses la música está como desterrada de esta ciudad. Días de mucho, vísperas de nada. Viene siendo así desde que desapareció aquella musicolandia de la movida ochentera del siglo pasado, cuando día y noche eran un carnaval para la música en vivo y sus melómanos. Los tiempos cambian, solemos darnos cuenta de esto cuando cambian a peor. Pero en el otoño de este cambiante Madrid todo es de color gracias, por ejemplo, a la Suma Flamenca. 

Este año –con buen criterio– la Suma comenzó planteando un tema de rancio abolengo: la movida flamenca. Se recordó a Mario Pacheco y Cucha Salazar, artífices del seminal y modélico sello discográfico Nuevos Medios. Fueron creadores del imaginario de los Jóvenes Flamencos, impulsores de la buena música emergente aliada de los artistas consagrados en todos los géneros. Gran fotógrafo, Mario fijó los tiempos nuevos en sus retratos flamencos y en las portadas de discos que se recogen en su exposición fotográfica del Ateneo de Madrid. Imágenes con alma, que impactan, que no mienten.

Autorretrato del fotógrafo Mario Pacheco que forma parte de la exposición en el Ateneo de Madrid.

Catarsis en la reunión-cumbre con algunos de los excepcionalísimos artistas fichados por Mario: Pepe Habichuela, Josemi Carmona, Jorge Pardo, Carles Benavent, Javier Colina, Tino Di Geraldo, Bandolero y la voz descomunal y exquisita de Silvia Pérez Cruz. Emoción a calzón quitado de este grupo salvaje del arte sin fronteras. Dos horas de verdad, inspiración y locura por Mario Pacheco. Todo fue una enormidad, pero hubo dos momentos de sobrehumana incandescencia artística: la soleá de Pepe Habichuela a su amigo Mario y el ascenso y descenso por las torrenteras del alma con la voz enduendada de Silvia Pérez Cruz, una diosa interpretando la Elegía a Ramón Sijé. Mario Pacheco, nunca tendremos otro como él.

En un universo paralelo y muy próximo a la movida flamenca de Mario Pacheco, el ciclo madrileño Villanos del Jazz abrió con una cuña hermana:  la copla revisitada por Martirio y Chano Domínguez. Estaban en otro proyecto, pero no hubieran desentonado en el homenaje a Mario por un buen par de razones. Martirio arrancó su carrera en Nuevos Medios, que publicó su primer disco Estoy mala (1986). Y en 1994 este sello también le publicaba a Chano, Pardo, Colina y Di Geraldo 10 de Paco, disco con epifanía del maestro de Lucía. Veinticinco años después de su maridaje con la copla, Chano y Martirio han ido depurando el espacio de creación a partir de las obras clásicas de la tonadilla. Y esa estupenda compañía sentimental propicia un juego bien sofisticado para los intérpretes y para el espectador. Se disfruta de nuevas esquinas, de otros rincones para los historiones de Ojos verdes, Torre de arena, Tú eres mí marío, Te lo juro yo, La bien pagá y, por supuesto, Tatuaje. Si lo grandioso pudiera meterse en un suspiro de madrugá, eso sería la copla jazzística de Chano y Martirio.

Riqueni y Linares

El guitarrista sevillano Rafael Riqueni durante su actuación en los Teatros del Canal. Foto: David González.

Volviendo a lo vivido en la Suma Flamenca, dos hitos han tenido lo hasta ahora nunca visto y disfrutado: Rafael Riqueni y Carmen Linares. Dos artistas flamencos que están en lo más alto y que han dado dos conciertos, tal vez, insuperables hasta para ellos mismos. A diferencia de la conmovedora inmersión interior  mostrada hace pocos meses en Madrid por Rafael Riqueni en torno a su disco Herencia, su concierto en la Suma fue un inusitado ascenso a la faceta extrovertida de Rafael, hombre esencialmente humilde en escena. Comenzó con los temas de su descomunal último disco Herencia (2021), con la granaína Triste Luna dedicada a Enrique Morente y la Soléa de los Llanos para Manolo Sanlúcar.  Acompañado por las guitarras de Salvador Gutiérrez y Manuel de la Luz, Rafael hizo los temas de Parque de María Luisa (2017), su álbum más vitalista, bucólico y lleno de pájaros. Para dejar constancia de las aves cantoras en su música, sonó la pieza Trinos. “La inspiración me vino escuchando los cuartos de tono y los microtonos de los pájaros en el parque”, dijo Rafael.  Una maravilla de las maravillas, pero hubo más: los temas de reciente composición para la obra Nerja, con una malagueña gigante para Antonio Benamargo, certero director de la Suma. Y para esta obra todavía sin grabar, Rafael se arrimó al violonchelo de Gretchen Talbot: una nana inmensa con toda la tragedia de Amargura y con la fantasía de La Nana del Caballo Grande. Rafael Riqueni, todo luz, inventiva y sobrecogedora flamencura.

La flamencura de Carmen Linares es lo primero que se ve. Viene avalada por toda una vida dedicada al cante grandérrimo. Este año, Carmen ha recibido el Premio Princesa de Asturias de las Artes junto a María Pagés (lo reciben el 28 de octubre en Oviedo). La Suma de este año va dedicada en general a Madrid como provincia del imperio flamenco. Carmen Linares recordó que aquí se hizo artista, cuando a finales de los años 60 comenzó a trabajar en los tablaos madrileños al lado de las grandes figuras del momento. El peso de la responsabilidad hizo que Carmen se sorprendiera de la entrega y de la intensidad que ella misma estaba dando, casi como si estuviera en un examen. Arrancó por fandangos de Lucena y el cante la Peñaranda, enfilando una noche en la que todo iba a discurrir por la senda del cante tradicional. Al llegar a los tientos recordó especialmente a dos compañeros con los que coincidió en el tablao: Enrique Morente y Rafael Romero, El Gallina. Y de los dos míticos cantaores hizo recreaciones. De Morente volvió a acordarse en los fandangos de Huelva. Todo lo hace grande Carmen, con conocimiento, control y exigencia absolutos. En esta noche de tributo a la tradición apenas se asomaron los grandes poetas que Carmen frecuenta. Pero la tradición también ha entregado una pléyade de coplas hermosas que alguien desconocido inventó en su tiempo. Y un jirón de la tierra se desprendió cuando Carmen hizo los versos de Juan Ramón Jiménez, el poeta que cantó a la muerte y la raíz. Pepe Torres bailó de escándalo por seguiriyas, tonás, bulerías… Todo el cuadro de tocaores, voces y palmas que lleva Carmen estuvo pletórico; por segunda vez escuchamos la exquisita guitarra de Salvador Gutiérrez. Fue un concierto de subidón en subidón con una Carmen Linares titánica. Su voz te lleva –hipnótico– a la fuente del gozo:

 

“Toma este puñal dorao
Y ponte tú en las cuatro esquinas
Y dame tú de puñalás
Y no digas que me olvidas
Y no me lo digas jamás…”

 

El estado de salud del flamenco es bueno o muy bueno. No se entienden todas esas críticas que lo ponen en peligro. Desde el riesgo o la tradición, a diestro y siniestro, encontramos artistas singulares, con poderío y personalidad. Tino Di Geraldo es un percusionista estrella, que en esta Suma ha protagonizado una inmersión en los modos de la música india de la India. El confinamiento hizo que Tino volviera a  sus tablas indias y de esa vieja querencia viene este vibrante concierto. Acompañado por la guitarra de Melón Jiménez y las flautas de Lara Wong, Tino estuvo emocionante y en maestro por seguirillas, tangos, bulerías, sevillanas, chotis madrileño, música gnawa, una versión de Weather Report o la escapada feliz  al paraíso de John McLaughlin con Shakti. Un puñado de belleza.

El guitarrista Chicuelo, al fondo, y la bailaora Karen Lugo durante una actuación en el Taller de Músics de Barcelona.

La noche de El Pele estuvo dominada por lo que mejor sabe hacer: cante a toda potencia. El cantaor cordobés se entregó al máximo deslizando soberanos ecos de Morente en algunos cantes. En la noche del guitarrista Chicuelo, otra explosión de dominio y creatividad. El tocaor de Cornellá de Llobregat, acompañante habitual de las grandes figuras del cante, descubrió su propio territorio en compañía de la formidable y sensual bailaora Karen Lugo, el violonchelo acrobático de Martín Meléndez y la batería sabia de David Gómez. Hay vida en el flamenco, mucha vida, diversa, con su propio ángel. La Suma viene dando fe de estos prodigios. El flamenco es nutritivo.

En los meses de octubre y noviembre se produce en Madrid una saludable concentración de conciertos flamencos y jazzísticos. Otros meses la música está como desterrada de esta ciudad. Días de mucho, vísperas de nada. Viene siendo así desde que desapareció aquella musicolandia de la movida ochentera del siglo...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Pedro Calvo

Periodista chusquero. Nací en Cuatro Caminos (Madrid), en 1954. Vengo de los felices tiempos del estajanovismo plumilla. Me dio por escribir de músicas y de la tele. Tengo el humor ahí. Una manía. En RNE me dejan ponerme fino delante del micro.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí