1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

patriotismo

Happy Hispanidad Day!

Necesitamos una reflexión profunda sobre la forma en que se sigue transmitiendo el imperialismo de generación en generación, como parte idiosincrática de lo que es ser español

Ana Luengo 11/10/2022

<p>Colón llega a América, por Gergio Deluci</p>

Colón llega a América, por Gergio Deluci

Library of Congress

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

12 de octubre, día de la Hispanidad. Hace algunos años ya reflexioné sobre lo que significa que la fiesta nacional de España sea la celebración del principio de una invasión a otro continente y el nacimiento de un imperio. Donde ahora vivo, consecuencia de ese avatar histórico, el segundo lunes de octubre se celebra –como alternativa al Día de Colón– el Indigenous People’s Day, o Día de la Gente Indígena. El año pasado, el presidente Joe Biden lo reconoció como fiesta nacional, aunque no federal, lo que viene a significar que no se cierran las oficinas federales, pero que cada Estado puede decidir cómo añadirlo a su almanaque.

La ley como farsa

En España, mientras tanto, se sigue conmemorando el 12 de octubre como fiesta nacional, que “simboliza las efemérides [sic] histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los Reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos” (BOE 18/1987). Vaya, que la construcción de un Estado diverso en el siglo XV coincidió con la amable exportación de la cultura española a otros continentes. Los anacronismos con que escribieron la ley me dejan turulata, y las falsedades en que se sustenta para volver a legitimar la Monarquía como parte esencial de lo español me dan ganas de llorar, y no de felicidad. 

La Hispanidad como atracción

No olvidemos que el 12 de octubre de 1492 empezó un proyecto evangelizador y de explotación de recursos atroz que diezmó a la población autóctona

Pero hay más. Veo, desde lejos, que en Madrid hay grandes festejos con presencia de artistas latinoamericanos, africanos o filipinos con el nombre de Hispanidad 2022. En cinco años, hemos pasado del WorldPride a la Hispanidad 2022. ¿Qué le ha pasado –aparte de lo obvio– a Madrid, la capital de ese Estado plural amablemente fundado por los Reyes Católicos después de entrar pacíficamente en Granada? Entre otras cosas, hay conciertos del colombiano Camilo, lecturas del mexicano Jorge Volpi, una exposición sobre Frida Kahlo con un altar del día de los muertos y Belén Rueda leerá a Octavio Paz. Qué bonito y colorido resulta todo esto, pienso. ¿Cuánta gente va a participar en este espectáculo pan-hispánico que no tiene nada de nuevo? Me temo que mucha, mucha irá tan feliz con sus banderas rojigualdas celebrando que fuimos un imperio y que, en parte, seguimos viviendo del cuento. Qué bien parece que salió el encuentro entre los pueblos del que hablaba Carlos Fuentes en El espejo enterrado

¿De verdad?

La cristiandad como destino

Porque no olvidemos que el 12 de octubre de 1492 empezó un proyecto evangelizador y de explotación de recursos atroz que diezmó a la población autóctona –“En las tierras hay muchas minas de metales, y hay gente en estimable número”, escribió Colón en su carta de anunciación o de marketing para los reyes–, que colocó a España y su Inquisición a la cabeza de un orden mundial delirante. Ramiro de Maeztu veía la Hispanidad como analogía de la cristiandad, y España era el centro motor de esa comunidad de pueblos unidos por una dimensión espiritual. En su discurso Apología de la Hispanidad de 1934, el arzobispo catalán Isidro Gomá y Tomás dijo en Buenos Aires: “América es la obra de España. Esta obra lo es esencialmente de catolicismo. Luego hay relación de igualdad entre hispanidad y catolicismo, y es locura todo intento de hispanización que lo repudie”. Resultaron clarividentes las palabras de este promotor del genocidio que exhortaba a masacrar “rojos” y bendecía las armas del ejército franquista, cuya estrategia, a fin de cuentas, fue la aplicación de las técnicas coloniales de Europa bañadas por la ideología de la Hispanidad, pienso en 2022 con un escalofrío. 

El espectáculo como unificación

El éxito del nacionalismo más rancio español se ha ido generando en un caldo de cultivo que puede parecer tan inofensivo y divertido como un festival otoñal

Mientras trabajo en una ciudad americana, que lleva un nombre obviamente español y católico, puedo ver las cosas con cierta distancia. La colonización tuvo muchas consecuencias que aún hoy se pueden apreciar aquí, entre otras la creación de diferentes velocidades del deseado progreso, la explotación de los recursos naturales, el robo de tierras para urbanizar y la marginación de muchos colectivos por una cuestión teocrática y racista, lo cual tiene su base precisamente en ese “descubrimiento” que aún se celebra como día patrio. Mientras en España se organizan los faustos para la fiesta nacional que recuerda que fuimos un imperio, en las Américas las demandas y proposiciones de pueblos originarios están presentes en diferentes espacios y cada vez se escuchan más. Pero internacionalizar de forma festiva la Hispanidad en España permite mantener la ilusión de una supremacía esencial que, al final, es una de las bases de nuestro nacionalismo. Sobre la forma de hacerlo, ya escribía Guy Debord en La sociedad del espectáculo (1967) que “El espectáculo se muestra a la vez como la sociedad misma, como una parte de la sociedad y como instrumento de unificación”. La Comunidad de Madrid lo sabe bien.

Madrid como destino imperial

Lo que me alucina es que algunos escritores y artistas de antiguas colonias se presten a formar parte de este espectáculo. Pienso que, al final, a algunos sí les ha valido la pena toda esta historia para acabar formando parte de esta gran familia festiva y risueña pan-hispánica. O quizás solo les apetecía ir a Madrid, ciudad donde puedes disfrutar de cafés con leche y cañas en cada esquina, y no te encuentras con tu ex. No les culpo, me encanta Madrid. Pero no puedo remediarlo, a mí toda esta corriente tan molona que estamos presenciando me da que pensar y me preocupa. El éxito actual del nacionalismo más rancio español se ha ido generando en un caldo de cultivo que, incluso, puede parecer tan inofensivo y divertido como un festival otoñal. Sin embargo, mientras no haya una reflexión profunda de qué sentido tuvo el imperialismo para España, cuáles fueron sus consecuencias aquí y allí, y de qué forma aún se sigue transmitiendo de generación en generación como parte idiosincrática de lo que es ser español, seguiremos poniendo más en riesgo la democracia.

12 de octubre, día de la Hispanidad. Hace algunos años ya reflexioné sobre lo que significa que la fiesta nacional de España sea la celebración del principio de una invasión a otro...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Ana Luengo

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. txanoarizaga

    ¿Cuándo nos libraremos de tanto peso los españoles de a pie?

    Hace 3 meses 22 días

  2. txanoarizaga

    A mi parecer celebrar el día de la Hispanidad como una fecha de redención de los pueblos indígenas americanos me parece fuera de lugar. La colonización de América supuso la explotación de recursos "naturales" para el enriquecimiento de los colonizadores y sus católicas majestades. La cristianización no fue más que una fórmula para someter al indígena a los usos y costumbres de la metrópoli asegurando así su mejor rendimiento económico y "paz social". Hasta aquí todo en orden, pero hay una parte del artículo que hace presentismo de situaciones de pueblos que en nada tiene que ver con este tiempo. Lo fundamental de ka colonización española en Anerica radica, a mi parecer, en enfrentar dos culturas con una asimétrica insalvable en tecnologías de guerra. Los nativos americanos no eran ángeles que se respetasen entre ellos ni los que llegaron fueron a dictar catecismo para mejor vivir. Desde aquí hay que abordar la cuestión, siempre a mi parecer. Falta por hacer un estudio divulgativo del papel de las élites criollas en la situación que viven los indígenas americanos porque las luchas por la independencia no se hicieron para liberar a los pueblos indígenas sino para "liberar" a las élites criollas que las encabezaron. Por último, recurrir al Indigenous People’s Day me parece una broma de mal gusto porque en los EEUU no dejaron ni al tato, sobre todo a partir de finales del siglo XVIII.

    Hace 3 meses 22 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí