1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando el yuyu

Lo de Catalunya explicado desde las tuberías

Un sector de JxC, bendecido por Waterloo, se ha lanzado a crear un espacio relacionado con la moderna extrema derecha, antes de que la ANC lo haga formalmente. Son los que han votado masivamente la salida del Govern

Guillem Martínez 8/10/2022

<p>Laura Borràs, presidenta de JxC, y Jordi Turull, su secretario general, anuncian los resultados de la consulta sobre la salida del Govern</p>

Laura Borràs, presidenta de JxC, y Jordi Turull, su secretario general, anuncian los resultados de la consulta sobre la salida del Govern

junts per catalunya | youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Varias semanas después de las explosiones en el Nord Stream, nadie puede asegurar quién explosionó el Nord Stream. Lo que explica una región formidable de la época. El fake. Es una región tan potente que, llegados a un punto, nadie se esfuerza en mentir sobre la autoría de las explosiones, sino que guarda silencio al pasar por el Báltico, porque la verdad ya no es un hecho decisivo ni importante en las tomas de decisiones. Las decisiones se toman sobre la evaluación de una realidad que, simplemente, está próxima a la realidad, sin llegar a serla. Lo que ocasiona tomas de decisiones necesariamente defectuosas. Y lo que, ahora que lo releo, debería dar más canguelo todavía.

2- La dinámica del punto 1 es la única dinámica que mantiene en contacto Cat con la época. Lo que es poco. Y chungo. Y lo que, a su vez, explica la magnitud de la tragedia de los últimos diez años. Bueno, este artículo pretende explicarles lo acaecido en Cat –sinopsis: JxC abandona el Govern tras una consulta; la única consulta efectiva desde 2012, lo que tiene guasa–. Pero desde otro punto de vista, alejado del fake propuesto por diversos partidos y reproducido por diversos medios. Se despreciará el gas fluyendo sobre las aguas para ir más abajo, a las tuberías agujereadas y a las personas que las explosionaron. Por lo demás, lo que ha pasado es algo tan sencillo que cabe en un solo y breve punto –el 14, no se lo pierdan–. Pero no se hagan spoiler, que lo divertido de un chiste es explicarlo desde el principio.

Este año, el 11-S no estuvo muy rollizo. Poca gente. Lo que puede ser, incluso, secundario. Lo raro, lo inaudito, fue la ausencia de cualquier intento de crear una agenda

3- Desde 2012, la construcción de la agenda política cat sucedía el 11-S. La explicación es que no era una gran agenda política, sino su aplazamiento a través de la propaganda, fundamentada en la construcción de una mani gigantesca, y de declaraciones y formación de estados de ánimo en torno a ella, reproducidas en los medios, en modo demostración sindical.

4- Este año, el 11-S no estuvo muy rollizo. Poca gente. Lo que puede ser, incluso, secundario. Lo raro, lo inaudito, lo verdaderamente categórico fue la ausencia de cualquier intento de crear una agenda anual. Salvo JxC, cuya propuesta de agenda venía a ser el Chicken Game de toda la vida: acusar a su socio, ERC, de ser traidores y tibios, y de no tener lo que hay que tener para satisfacer a una nación. Lo que es ya un clásico y un subgénero informativo, un oficio, en los medios públicos y concertados cat.

5- Seguramente, por esa dejación de funciones, los partidos procesistas encararon la creación de la tradicional agenda sentimental anual más tarde del 11-S y, por tanto, de manera poco coordinada e improvisada. En el Debat de Política General  –del 27-S al 29-S–, y en el aniversario del 1-O, que volvió a coincidir, como cada año, con el 1-O. Veámoslo.

6- En el Debat, JxC propuso intensificar la partida de Chicken Game, a partir de una propuesta de tres puntos. A) establecer un alto mando común que coordinara a JxC y a ERC. B) Reorientar la Mesa de negociación con el Gobierno, de manera que b.1) su delegación cat pudiera estar compuesta por ex-presos, y b.2) su temática solo abarcara los temas amnistía y autodeterminación. Y, finalmente, C), unificar los grupos parlamentarios de JxC y ERC en el Congreso. A su vez, Aragonés/ERC propuso como agenda el establecimiento de una Ley de Claridad, para reivindicar, con ella y frente al Gobierno, un referéndum pactado.

7- Las propuestas de JxC y de ERC parecen diáfanas. Pero como todo en Cat y en el Báltico, no son lo que aparentan. Se las traduzco.

8- La propuesta de JxC consiste en una vuelta a los glory days de 2017. La absorción de ERC por JxC y la emisión vertical de propaganda, que volvería a substituir a la política. La propuesta de JxC era una OPA –otra, vamos– a ERC. Bajo la amenaza de que, en caso de que esa oferta se rechazara, ERC sería expulsada a las tinieblas exteriores del Chicken Game. Parece ridículo. Lo es. Pero siempre les ha funcionado desde que Junqueras es el gran ideólogo de ERC. La propuesta de ERC era, a su vez, importante. Un cambio radical y que nadie valoró. Se trataba de elaborar algo parecido a la Ley de Claridad canadiense, que en su día paralizó el independentismo quebecois, hasta convertirlo en una anécdota histórica. Aquí abajo sería un bonito final del procesismo. Con una pega. Es imposible. El Estado, fiel a la idea de nación única de la I Restauración –la misma idea viejuna e inoperante de nación disponible en Cat, por otra parte–, no puede pactar ni siquiera una ley que impida hacer referéndums, como sería el caso, al aparecer en ella el palabro referéndum.

La ruptura en el Govern dejó sin habla a un sector de JxC, el que viene de CDC, y que tan solo quería seguir gobernando otro ratito

9- Desde el Chicken Game / las burbujas en el agua, la propuesta de JxC sería patriótica, mientras que la otra sería derrotismo y traición. Pero desde fuera de ese juego absurdo llamado Chicken Game, las dos propuestas parten de asumir que el Procés ha muerto. El independentismo que queda –poco elaborado, sin recorrido más allá del sentimental y propagandístico; yo sigo llamándolo procesismo–, es el nuevo autonomismo. Unos –la derecha– optan por un autonomismo apasionado, siempre a punto de dejar de serlo, repleto de enemigos internos que lo impiden, vibrante, fundamentado en la retórica de la Revolución Pendiente, mientras que otros –la Tercera Vía–, apuestan por jubilar el tema con cierto decoro y dedicarse al gobierno de esta C.A. de tercera, si bien con sueldos de Premier.

10- La cosa se podría haber quedado ahí. Que es donde se quedan las cosas en Cat. Para ello hay una programación sustentada en la información sentimentalizada y en la tertulia, en la que se discute todo el día, sin solución, lo que la política elige que sea discutido. Pero, en esta ocasión, no fue así. La cosa ganó agresividad cuando JxC profundizó más allá de la lógica el Chicken Game, y soltó la propuesta de una moción de confianza a Aragonés, en el caso de que rechazara los tres puntos de JxC y de la catalanidad pura y verdadera. Eso supuso el calentón de Aragonés y la posterior expulsión del Govern de su vicepresi, Puigneró.

11- Lo que dejó sin habla a Puigneró. Pero también a un sector de JxC. El sector que viene de CDC, y que tan solo quería seguir gobernando otro ratito. Y, en ese trance, consolidar su estructura como partido, a través de la parte del sueldo recaudada a unos 300 cargos gubernamentales, que reciben un bruto de 20M€ en sueldos. Pero ese mismo fenómeno que hizo callar a una parte de JxC, animó a hablar y a liarla a otro, que tenía otro plan. Porque, y esto es importante, había un plan en un sector de JxC.

12- Ese sector parte del encuentro fortuito, en la anterior legislatura, de tres personas en un despacho del Parlament. Se trata del expresi Torra, autor de bellos textos supremacistas y hoy abandonado a sí mismo y a su sueldazo de expresi. Pero, más y mejor, se trata de Laura Borràs, expresi del Parlament, hoy diputada suspendida a la espera de juicio por posible mangoneo de dinero público, y se trata del diputado Francesc Dalmases. Puigdemont, si bien tiene afinidad ideológica, de estilo, de carácter, con ese sector, no tiene ningún tipo de simpatía personal hacia sus tres promotores. Pero a pesar de su desapego, Puigdemont dio a ese grupo un regalo fabuloso, con ocasión de los fastos del aniversario del 1-O. Dio por celebrado el referéndum de autodeterminación de Cat. Según él, se celebró hace cinco años, el día 1-O. Ese día se produjo una manifestación exitosa, duramente reprimida, y unas votaciones simbólicas, sin garantía alguna. Pocos días después de los fraudulentos referéndums rusos en Ucrania, Puigdemont cerraba –otra– oportunidad de empatía en –lo que queda de– la Europa liberal. Desacreditaba, hipotecaba el independentismo cat en términos democráticos internacionales. Pero ganaba, sellaba un espacio electoral en Cat. Una extrema derecha que, ya definitivamente, solo reconocía el voto de lo que asumía como poble / pueblo, y  que solo tenía que llegar al poder para declarar la indepe. Un mecanismo improbable para acceder a la indepe, pero que facilitaría la existencia en un Parlament de un grupo con esa idea restrictiva de democracia.

La idea que está difundiendo la ANC es que no hubo indepe porque los políticos mintieron. Más concretamente, los de ERC

13- Las cartas ya estaban echadas. La cosa no era una crisis de Govern. O no solo. Se trataba de un combate interno en JxC. Y, todo apunta a ello, se trataba de una futura escisión, que veremos, o no, próximamente. Entre un sector ex-CDC y otro, formado por personas que fueron felices en el ciclo propagandístico 2012-22, y que evolucionaron con la evolución del fake en el procesismo, cada vez más íntimo. Ese sector, que tuvo ocasión de dominar JxC, pero que en su día perdió las elecciones internas, ahora tenía la oportunidad de dominar el partido, o de salir de él como grupo homogéneo. Sucedía lo esperado por ese sector, lo que gestionó por meses. Y lo que nos lleva al famoso punto 14.

14- Tras las elecciones de la ANC, en 2021, la ANC está quemando etapas. Hacia la antipolítica. La idea que está difundiendo es que no hubo indepe porque mintió la clase política. El movimiento procesista es inocente, puro, mientras que pasan a ser culpables del engaño los políticos. Más concretamente, los de ERC. Sorpresivamente, PDeCAT, JxC, que presidía el asunto, no mintió o mintió menos, o da lo mismo. Diversos políticos –entre ellos Torra, por ejemplo– han confesado al mundo que también se sintieron, snif, engañados –por ellos mismos, se supone–. Borràs, que defiende que su incorporación a la política fue el 1-O del 2017, y no a través del cargo por el que le va a caer un juicio, pues también. El resultado de todo ello es un nuevo perfil en ANC, que ahora es un grupo antipolítico, esencialista, inocente del mayor engaño habido en la política cat, y –sumamente– antiizquierdista. Lo que no es importante. Lo que sí lo es es que baraja, seriamente, hacer una lista electoral para las próximas elecciones, con todos esos ingredientes. Que ya son componentes intensos y literales de la extrema derecha 2.0 europea y americana. Esa posible lista futura ha causado terror en Bruselas y en el sector no CDC de JxC, que ven seriamente amenazados sus campos semánticos. Un sector de JxC, bendecido por Waterloo, se ha lanzado a crear un espacio relacionado con la moderna extrema derecha, antes de que ANC lo haga formalmente. JxC, un sector de JxC, el que ha votado masivamente en la consulta, exigiendo la salida del Govern, ¿ha preferido perder un sueldo en el Govern para jugársela, laboralmente –que lo de la indepe ni está ni se le espera–, en una futura lista dentro de la ANC, que aún no existe? Respuesta: así como suena. Y por dos razones. Razón a) estadísticamente, no cobraban. No tenían cargo, o lo habían perdido por posible mangue. Eran los nuevos, los recién incorporados, sin la cultura de la permanencia de CDC. Razón b) han tomado las decisiones a partir de las burbujas de gas en el mar, y no a partir de la explosión de la tubería. Las han tomado a partir de sus decisiones explicadas y oídas en medios de comunicación públicos y concertados. La han tomado sin saber lo más importante del procés. Que el procés es, literalmente, un programa de la tele. Como dejen de salir en ella, fin de la historia. Sin tele, y como Feijóo no gane las elecciones, y no convierta la política estatal en un combate entre extremas derechas 2.0, o en un acuerdo entre extremas derechas 2.0, no tendrán opciones.

15- La salida de la extrema derecha del Govern no es, por otra parte, edificante. Ni fácil. ERC aún comparte lenguaje y hábitos con ella. Y le quedará, por años, la mancha de haber compartido Govern con la extrema derecha con suma facilidad, como un partido cutre de Castilla & León. Se dice rápido. CUP, que parece subir en votos, carece de discurso. Las explicaciones dadas por Anna Gabriel tras su vuelta a Madrid, y los parámetros de la defensa de Reguant en su último juicio, son sumamente pobres, teatrales. CUP no supo ver, en los últimos años, esencialismo y actitudes excluyentes hacia la vieja –y, por lo tanto, la nueva– inmigración, no supo ver extrema derecha 2.0 mientras pactaba con ella. Comuns, el primer partido de Cat en Elecciones Generales hasta que su lenguaje se confundió netamente con el del procesismo, aún mantiene cargos en el Congreso que aluden a Borràs como un ser de luz, o que, incluso, defienden que la derecha cat se autodisolvió en su día, en vez de refundarse varias veces, cada una más cerca del yuyu. El mismísimo Podemos con problemas para Sumar, se ve a sí mismo, y al procesismo, como víctimas del R’78, por lo que idealiza el discurso procesista para idealizar el suyo. Y sí, ambos son víctimas del R’78. Pero no solo. También lo son de sí mismos, de sus análisis sostenidos de mala calidad. 

16- La salida de la extrema derecha del Govern es una oportunidad para verla e identificarla. Para una reacción cívica en Cat ante lo sucedido por 10 años. Para que ello sea completo y útil debe de haber un cambio, una asunción de responsabilidad en el Estado, subsector PP, y otra cosa tan poco probable como esa: que todo el procesismo, sus figurones por 10 años, desaparezca de la política. No es probable que ello pase. Cat, una sociedad sometida a neoliberalismo, a su ruptura social, a su cultivo de la identidad, a su exclusión forzada y cotidiana en grupos enfrentados, precisa una reacción cívica que impida hechos como que, ahora mismo, aún con la salida de JxC del Govern, la segunda autoridad de Cat sea la responsable de que se excluyeran de la sanidad, vía documento interno en plena pandemia, a grupos de edad. Solo hubo dos Gobiernos europeos que perpetraran ese ataque sin paliativos a los DD. HH. Llamamos de extrema derecha solo a uno. Aún siendo improbable, es precisa una reacción cívica también en el Govern, para invertir la debacle ética que vive Cat, para dotar al Govern, formado en el mito y la propaganda, de alguna herramienta ante lo que viene este otoño. Un ERE a personajes inquietantes y pasados, un Govern de izquierdas de amplio espectro, y la reformulación de TV3, el sitio en el sucede la política, serían los tres primeros pasos o señales. Veremos.

1- Varias semanas después de las explosiones en el Nord Stream, nadie puede asegurar quién explosionó el Nord Stream. Lo que explica una región formidable de la época. El fake. Es una región tan potente que, llegados a un punto, nadie se esfuerza en mentir sobre la autoría de las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí