1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CARTA A LA COMUNIDAD

Posturas

Santiago Alba Rico 2/01/2023

<p>Tertulia.</p>

Tertulia.

J.R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estimados lectores:

Enero celebra brevemente el triunfo de Jano, el dios de las puertas que, dotado de dos rostros, mira al mismo tiempo hacia atrás y hacia delante. No sé si alguien recordará algún día el año 2022 con nostalgia; es más probable que localicemos en él el embrión casi maduro de algunos monstruos que se vienen gestando desde hace tiempo. Las buenas noticias han sido escasas, aunque no desdeñables: unas pocas leyes decentes, el acuerdo sobre los presupuestos, el descubrimiento en Irulegi del texto más antiguo escrito en euskera, un avance médico en la lucha contra el cáncer de pulmón, el rescate de una ballena en Cala Millor y (al menos para mí) el triunfo de Argentina y la apoteosis de Messi en un Mundial deshonrado por la FIFA y por el país anfitrión. En cuanto a la peor noticia del año lo es porque resume, contiene y explica todas las otras malas: me refiero a la pérdida definitiva de las formas en la política española. Lo hemos visto en los debates parlamentarios, lo hemos visto en la batalla judicial, lo hemos visto en los medios de comunicación y lo hemos visto, naturalmente, en el granizo peludo de las redes sociales.

Hay que tener cuidado. En contextos de crisis y confrontación es fácil dejarse tentar por la convicción de que “las formas” son únicamente máscaras retóricas que disfrazan, escamotean o deforman la verdad. Nada más peligroso. La “verdad” no está en nuestro cuerpo enteramente formada, como el puño con el que golpeamos a nuestro enemigo. La verdad no es un puño: es un lápiz, una lupa, una herida y una tirita, una lucecita temblorosa en el bosque, una pugna, una conversación. La retórica puede ser sofística o hipócrita, es cierto, pero nos mantiene siempre en la lógica de la persuasión, que es la lógica de la política democrática. El que se cree cargado de razón se sitúa fuera de juego y quiere sobre todo ahorrarse argumentos: esa es la enorme ventaja sumarísima de los insultos, que son rápidos y claustrales. Las “formas”, en cambio, sirven para ralentizar y extender el pensamiento; es decir, para reprimir el improperio y la calumnia; es decir, para situarnos en el patio común entre los cuerpos, donde hasta las refriegas tienen sus reglas compartidas.

La tradición platónica siempre opuso ciencia y opinión. Es una diferencia legítima y, sin embargo, incompleta. Para todos es evidente que el teorema de Pitágoras o el de Fermat no son la opinión de Pitágoras sobre los catetos o la de Fermat sobre los números enteros; que la geometría de Euclides no es la opinión de Euclides sobre los hexágonos y que la teoría de Darwin, siempre en revisión, no es la opinión de Darwin sobre la Naturaleza. La ciencia está constantemente cuestionándose a sí misma mediante procedimientos formales compartidos, pero la geometría no euclidiana o la mecánica cuántica o la teoría de las cuerdas no son “diferencias de opinión” respecto de Euclides, Newton o Einstein. Lo mismo puede decirse de las llamadas “ciencias blandas”. Marx no opinaba sobre el “valor” ni Freud sobre el inconsciente. Estaban construyendo sistemas teóricos que solo pueden ser rebatidos desde la teoría. No cabe decir, sin embargo, que todo lo que queda fuera del campo de la ciencia es ignorancia. Fuera del campo de la ciencia está, por ejemplo, la política, que en su formato democrático se funda precisamente en esa forma de conocimiento que llamamos “opinión” y, al menos desde el siglo XVIII, “opinión pública”.

Ahora bien, si la opinión es también conocimiento (y el conocimiento crucial a partir del cual se toman las decisiones políticas individuales y colectivas) hay que aclarar enseguida que todo el mundo tiene derecho a opinar, sí, pero que no todas las opiniones son igualmente legítimas. El derecho a opinar no nos da la facultad de hacerlo, como el derecho a tocar el violín no nos capacita para interpretar música. Tenemos que leer, analizar, estudiar, pensar, informarnos, escuchar al otro. Una opinión fundamentada (por ejemplo sobre colapsismo, prostitución o nacionalismo) puede ser errada, pero su mayor o menor consistencia solo podrá ser decidida en un debate público. Una opinión es una cosa muy seria que exige la asistencia de herramientas exteriores en un espacio compartido. De ahí la importancia decisiva del periodismo, marco privilegiado a partir del cual el ciudadano-lector debe (debería) formar sus propias opiniones fundamentadas. Como sabemos, la pérdida de las formas y el irracionalismo dominante han rebajado la “opinión” al estatuto de una función fisiológica: uno tiene su propia opinión como tiene su propia nariz. Aceptamos que la ciencia puede cuestionar la quinta proposición de la geometría de Euclides o el gradualismo darwiniano; pero nadie puede cuestionar la existencia de mi nariz, que no necesita justificarse sino tan solo exhibirse con orgullo. Uno de los policías seudomellizos de Tintín (no sé si Hernandez o Fernández) solía decir: “Esa es mi opinión y yo la comparto”. Paradoja genial que expresa la autodestrucción del concepto de opinión mediante una tautología narcisista totalitaria. Uno se escuda en su opinión, como en el insulto, para evitar una discusión. Podemos por fin tener razón sin tener que razonar.

Esto es lo que yo llamaría, frente a la teoría y a la opinión, una “postura”. Naturalmente una opinión fundada sobre feminismo, geopolítica o incluso psicoanálisis puede –y debe– llevarnos a adoptar una determinada postura, pero la complejidad del mundo y la inducción permanente a pronunciarse sobre cualquier tema (en un contexto conflictivo) hace que, cada vez con más frecuencia, lleguemos a la “postura” –como al insulto– sin pasar por la teoría o por la opinión: adoptamos una postura desde los prejuicios de la propia experiencia, las filiaciones edípicas o la rabia general. Hay que defender la ciencia y hay que defender la opinión; hay que defender la democracia. Porque lo más peligroso de las posturas es que vienen siempre a reprimir o suprimir un debate: el debate público –precisamente– que debe decidir nuestro destino democrático. Cada vez hay más posturas y cada vez menos debates. La deriva es tan evidente y contagiosa que el año que ahora termina ha visto avanzar este proceso devastador hasta el punto de que, dentro de la izquierda, ha alcanzado incluso al feminismo, último refugio de la inteligencia y el humanismo, de pronto devorado, como el resto, por las posturas (y los insultos).

Nos encontramos así con una política de posturas, con una práctica judicial de posturas y con un periodismo de posturas (y unas redes, claro, reducidas a la exhibición y reclamación de posturas sumarísimas); es decir, con una política, una judicatura y unos medios de comunicación (y unas redes) sin formas o, lo que es lo mismo, fanáticamente partidistas. Mi apuesta por CTXT tuvo que ver, desde el principio, con el apoyo a un proyecto orientado a la teoría y a la opinión y alejado de las posturas (salvo en la forma razonada de los editoriales, pues lo único que ni la ciencia ni la opinión pueden cuestionar son los Derechos Humanos); un proyecto, aún más, que siempre se propuso sustraerse al “postureo” del régimen del 78 para hacer un periodismo que se justificase a sí mismo al margen de las luchas interpartidistas y, aún más, de las luchas interizquierdistas. Mi petición a los Reyes Magos es que eso continúe siendo así. Será para todos, sin duda, una de las mejores noticias del año que ahora comienza.

Os deseo un 2023 razonablemente feliz.

Un saludo.

Santiago Alba Rico

Estimados lectores:

Enero celebra brevemente el triunfo de Jano, el dios de las puertas que, dotado de dos rostros, mira al mismo tiempo hacia atrás y hacia delante. No sé si alguien recordará algún día el año 2022 con nostalgia; es más probable que localicemos en él el embrión casi maduro de algunos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Santiago Alba Rico

Es filósofo y escritor. Nacido en 1960 en Madrid, vive desde hace cerca de dos décadas en Túnez, donde ha desarrollado gran parte de su obra. Sus últimos dos libros son "Ser o no ser (un cuerpo)" y "España".

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí