1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

No ni ná

Los que no suman

Que ‘El País’ y ‘El Mundo’ coincidan en valorar de forma tan excepcional la presentación de una candidata que no es la suya, a tantos meses de las generales, da una pista sobre el papel de los medios en el debate de la izquierda

Vanesa Jiménez 3/04/2023

<p>Las portadas de <em>El País</em> y <em>El Mundo</em> del lunes 3 de abril, tras la presentación de Sumar.</p>

Las portadas de El País y El Mundo del lunes 3 de abril, tras la presentación de Sumar.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Me gusta Sumar. No ni ná. Me gusta cualquier espacio que pretenda un país más justo, solidario y libre; un país más feminista y preocupado y ocupado con la crisis ecosocial; un país que garantice derechos para las minorías, que elimine las fronteras, las mordazas y entienda que la vivienda es como el pan. Un país, aspiración, del que aún estamos lejos pero podríamos estarlo mucho más. 

Yo he sido una de las mil personas que han participado en uno de los grupos de trabajo promovidos por Yolanda Díaz. En mi caso, acepté la llamada de Yayo Herrero, amiga, responsable del área de Crisis Ecosocial de CTXT y encargada del área de Transición Ecológica Justa en los foros de debate de Sumar. No me arrepentí. Una de mis obligaciones como periodista es aprender y en aquellas reuniones, en las que participaron decenas de hombres y mujeres, se avanzaron soluciones posibles. Yayo consiguió juntar a gentes muy diversas y el resultado es una batería de propuestas excepcional, que sirve para España, y para el mundo, y que ojalá se siga pensando y desarrollando para que pronto pueda ponerse en marcha. 

Me gusta Sumar pero no me gusta que se use para restar. No voy a entrar en las peleas internas de personas ni partidos. La cultura de la culpa me aburre y me agota. El tiempo, el poco que queda, dirá si finalmente el partido que escoró el Gobierno de coalición a la izquierda, que peleó para que este país no se muriera de hambre durante la pandemia, se integra en la plataforma de Díaz. Sería la mejor noticia. Mientras tanto, los agentes externos habituales y algunos internos, o más bien cercanos, se empeñan en convertir Sumar en un arma arrojadiza contra Podemos. Lo hemos visto en el ínterin, en la víspera y en el día de la presentación de la candidatura de Yolanda Díaz a la presidencia del Gobierno. 

Mientras leía los periódicos del domingo 2 de abril, me acordé del “sándwich al PSOE”. En mayo de 2017, El Español publicó una grabación en la que el presidente de La Razón y hombre fuerte del grupo Atresmedia, Mauricio Casals, le decía a Edmundo Rodríguez Sobrino, consejero del mismo periódico y encarcelado junto a Ignacio González por presunta corrupción, que “el sándwich al PSOE desde la Sexta funciona de cine”. Los sándwiches en los medios siempre están ahí. En aquella ocasión era Podemos el favorecido por la estrategia de tumbar a Sánchez. Ahora es Sumar y Yolanda Díaz la supuesta favorecida en la estrategia de tumbar a Podemos. Nótese la cursiva en las frases anteriores. El favor suele durar poco, el tiempo que sea útil para la causa en cuestión. Tengan por seguro que si el partido morado entra en la plataforma, la luna de miel acaba de forma fulminante. 

El eco mediático de la presentación de la candidatura de Díaz ha sido extraordinario en la prensa de Madrid. El diario El Mundo abrió su portada digital con un artículo de Lucía Méndez que llevaba por título “Yolanda Díaz ignora a Iglesias y refunda hoy un Podemos sin Podemos: ‘Se ha bunkerizado y no representa a nadie’” (en su portada de papel compensaba la información sobre Sumar, en un faldón a dos columnas abajo, con una entrevista abriendo a cuatro columnas con Isabel Díaz Ayuso). A lo largo del día, las informaciones coparon toda la apertura de la edición digital bajo el título “Díaz toma el relevo de Podemos rechazando ‘tutelas’: ‘No soy de nadie... Quiero ser la primera presidenta de España’”. No faltó la fotogalería con los asistentes más insignes. El País también desplegó toda la artillería para dar cuenta de la presentación de la candidata. Tras el titular “Yolanda Díaz lanza su candidatura para las generales: ‘Quiero ser la primera presidenta de España’”, perfil, análisis, fotogalería… y otro titular, que sale de los apoyos de Díaz: “Esperamos que sea el comienzo de un nuevo capítulo de la historia”.

Sumar, por mucho que le pese a Díaz, es también un instrumento que alguna prensa usará para restar

Que dos importantes periódicos con líneas editoriales dispares en muchos asuntos coincidan en valorar de forma tan excepcional la presentación de una candidatura a unas elecciones para las que aún faltan muchos meses –La Vanguardia, por ejemplo, zanjó el asunto con una discreta apertura a dos columnas; o El Periódico, que relegó el tema a segunda historia de portada– da una pista nada desdeñable sobre el papel que tendrán los medios en el proceso de debate dentro de la izquierda. Sumar, por mucho que le pese a Díaz, que estoy segura de que le pesará, es también un instrumento que alguna prensa, más o menos empeñada en sacar a Podemos del tablero, usará para restar. Ya saben que en el lado opuesto de la ultraderecha está la ultraizquierda. Y que la vicepresidenta del Gobierno no es la candidata de El Mundo ni de El País

Pero no solo restan los medios en la unión de las izquierdas. En los últimos días, hemos asistido a una exhibición pública de adhesiones al proyecto de Yolanda Díaz que han contribuido a ilusionar a gran parte del electorado progresista. En la recta final de una legislatura azotada por más desastres de los que podíamos imaginar, Sumar se presenta como una tabla fundamental en la salvación a la deriva reaccionaria. Lo es. Y no dudo de que la gran mayoría de las personas que se han unido al proyecto lo han hecho convencidas de que su trabajo puede contribuir a un país mejor. Pero tampoco dudo de que es difícil resistirse a la tentación de meterle un dedo en el ojo a Pablo Iglesias.

CTXT nació en enero de 2015 y durante los primeros años publicamos muchísimas tribunas de personas de Podemos, de toda España. El debate político estaba ahí en ese momento, era relevante, y tampoco vamos a engañar a nadie, sin dinero para marketing ni publicidad propia, seguir esa estela nos permitió que la cabecera llegara a más gente. Fue una forma de simbiosis. Hoy observo a algunas personas de aquel entonces, a las que había perdido la pista, escenificar golpes de pecho en favor de Yolanda Díaz. La venganza de patio de colegio no ayuda a la candidata, ni desde luego a la gente. El odio, que hace más pequeño al que lo siente, solo resta. 

Si como dicen las previsiones más agoreras (o más realistas) estamos abocadas a un gobierno de derecha y extrema derecha, si como plantean algunos Yolanda Díaz se tendrá que conformar con ser jefa de la oposición, si ese momento llega y muchos intentan abrir la ventanilla de las culpas y la culpa de todo la tiene Yoko Ono (de Galapagar), sería recomendable que los que usaron Sumar para saldar deudas pendientes entreguen los carguitos y se vayan a su casa para siempre. 

Creo que Yolanda Díaz sería una buena presidenta del Gobierno de España. Ya ha sido la mejor ministra de Trabajo que hemos tenido. Pero no porque sea una mujer. Ayuso también lo es. No ni ná. 

Me gusta Sumar. No ni ná. Me gusta cualquier espacio que pretenda un país más justo, solidario y libre; un país más feminista y preocupado y ocupado con la crisis ecosocial; un país que garantice derechos para las minorías, que elimine las fronteras, las mordazas y entienda que la vivienda es como el pan. Un...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Vanesa Jiménez

Periodista desde hace casi 25 años, cinturón negro de Tan-Gue (arte marcial gaditano) y experta en bricolajes varios. Es directora adjunta de CTXT. Antes, en El Mundo, El País y lainformacion.com.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. usarytirar19

    De primero Antón losada y de segundo doble ración de equidistancia, te pisan la cabeza y es tu obligación tender la mano... Vaya día llevamos...

    Hace 1 mes 17 horas 26 minutos

  2. infinismundi

    Es evidente que Yolanda Díaz va a ser utilizada por la derecha extrema y por la extrema derecha para darle por XXXX a Podemos y Pablo Iglesias. En sus manos está escenificar cierto acuerdo dentro d la discrepancia

    Hace 1 año 3 meses

  3. juan-ab

    Tras 15 horas, 23 minutos, por fin aparecen los comentarios. Ayer, poco después de que apareciera este artículo de Vanesa Jiménez, el "sistema" contestaba a los intentos de comentar con un mensaje en inglés que venía a decir "mire, estoy quemado. Vuelva usted mañana". Con frecuencia el chorro le caen al esforzado funcionario, pero habas también se cuecen en este rincón de "haut cuisine". Como se puede comprobar también por la repetición de comentario, el "sistema" viene fallando más de la cuenta, sobre todo si lo comparamos con otros diarios digitales. Sería muy conveniente una revisión técnica. Gracias.

    Hace 1 año 3 meses

  4. lianaehegui

    Choca un poco que intentes mostrar a Díaz ajena a la cacería de Podemos que ella misma protagoniza. Y, por favor no insultéis la inteligencia, no se puede decir que se quiere la unión y tomar partido y hacer campaña en detrimento de aquél a te quieres unir. Queda claro que lo de Andalucía no fue un error, fue y es una estrategia.

    Hace 1 año 3 meses

  5. enrbalmaseda

    Buen análisi el de este artículo. Las peleas entre los más cercanos suelen ser la más difíciles de controlar para que no desborden. Espero que ni unos ni otros caigan en el error de liarse a batacazos entre ellos y que sean lo suficiente sensatos como para leer muy atentamente lo que vayan dictando las encuesta electorales

    Hace 1 año 3 meses

  6. manuel-avalos

    A mi también me ilusionó mucho el proyecto de Yolanda Díaz, la idea de verla como presidenta de nuestro país liderando a la izquierda pues me ilusionaba mucho, sin embargo me cuesta mucho entender que crea que puede hacer eso sin entenderse con aquellos que han sido capaces de quitarle el disfraz a tanto parásito de etiqueta en nuestro país y pagando el precio que han pagado y siguen pagando. No puedo entender que vea esta reacción unánime en los medios de prensa y TV, políticos, rojipardos y poderes financieros, y que no reaccione..., Yo no apoyaré a quien sea capaz de hacer eso, no me fio.

    Hace 1 año 3 meses

  7. Fernando

    Un par de muestras de opinadores de la derecha ampliando grietas, como Sergio Barbosa de COPE y Vicente Vallés, de Atresmedia: https://www.cope.es/programas/herrera-en-cope/monologo-de-las-8-de-herrera/noticias/sergio-barbosa-que-podemos-haya-sumado-yolanda-diaz-tan-problematico-para-ellos-como-para-sumar-20230403_2639713 https://www.larazon.es/opinion/candidatura-fantasma_20230403642a02d97e9ad30001513592.html

    Hace 1 año 3 meses

  8. cmvjulio

    El apoyo de los medios de los que hablas en el artículo, muy atinado, en mi opinión, no puede ocultar tampoco los errores de Podemos a lo largo de su corta historia, que nos ha dejado a un horroroso Almeida espero que sólo por cuatro años, o incluso una Ayuso, porque Carmena no cuadraba, Errejón, candidato elegido, menos.. y no digamos el aterrizaje de PI en Madrid... Errores qeu, al menos los madrileños, estamos pagando por sangre. Ni una mínima mínima autocrítica. La única autocrítica, que no lo es, es que si el apoyo de los medios, que si la traición, que si... ¿Autocrítica? Para qué. Otra oportunidad para hacernos la vida mejor a todos. Creo que no hay más remedio que pasar por esto para llegar a "la izquierda deseada", si es que es lo que queremos, que defiende Podemos con ahínco, o esa unidad dichosa que tanto desune...Oigo a PI decir que va a ser un desastre... En fin. Viva CTXT. Gracias por el artículo. (Vuelvo a escribir el comentario porque no lo veo publicado, igual sale dos veces, pero con lo que cuesta hilar unas frases...)

    Hace 1 año 3 meses

  9. cmvjulio

    El apoyo de los medios de los que hablas en el artículo, muy atinado, en mi opinión, no puede ocultar tampoco los errores de Podemos a lo largo de su corta historia, que nos ha dejado a un horroroso Almeida espero que sólo por cuatro años, o incluso una Ayuso, porque Carmena no cuadraba, Errejón, candidato elegido, menos.. y no digamos el aterrizaje de PI en Madrid... Errores qeu, al menos los madrileños, estamos pagando por sangre. Ni una mínima mínima autocrítica. La única autocrítica, que no lo es, es que si el apoyo de los medios, que si la traición, que si la izquierda... ¿Autocrítica? nada. Sumar es otra oportunidad, espero que Podemos lo aproveche para hacernos la vida mejor. Para ser "más de izquierdas", si es que se trata de eso, no hay más remedio que pasar por esto, creo que hasta ellos lo saben. Un placer y viva CTXT.

    Hace 1 año 3 meses

  10. juan-ab

    Yo, sin embargo, no estuve. Preferí hacer una excursión. La única consagración que me interesaba era la de la primavera. Ya en el bosque, de pronto el cuco. Aunque de canto monótono, repetitivo, de sobra conocido, siempre me alegra escuchar al cuco. Es curioso, pero esta ave tan pilla que yo sepa no tiene fábula. Lo prefiero así: si ella es una parásita (de puesta; los depuestos serán otros) es porque no tiene otra opción. Pero el caso es que no me cae muy bien. Porque eso de no hacer nido, de poner sus huevos en otros fruto del trabajo ajeno y que a sus pollos los incuben y luego los alimenten otras madres y otros padres, con el trabajo que eso da, para que al final el retoño parásito sea el único que sobreviva, pues qué quieren que les diga... Todo en el campo era canto (nada de algarabía), y aunque los ruiseñores no han llegado aún, flores por doquier, todo reventón. Pero tuve que esperar a llegar al pueblo para ver un lilo. Oliendo su flores recordé a mi querido John Berger. Al llegar a casa lo releí: “La lila es, tal vez, la flor de mayor abundancia de asociaciones femeninas. Viene del este de Europa y fue implantada en el oeste en el siglo XVI. Es una flor eslava. Aquí, en las montañas, los lilos florecen cuando empiezan a cantar los primeros cucos. Los lilos y los cucos llegan juntos. El cuco es pura desfachatez. Luego, cuando se queda en silencio tras haberse apareado, come con absoluta impunidad todo tipo de gusanos y lombrices, incluso aquellos que son venenosos para otros pájaros. Una vez me dijiste que el aroma de las lilas no distaba mucho del olor de las vacas del establo. Ambos huelen a paz e indecisión. Los días se van haciendo más largos, y por la tarde me siento a leer en la cocina sin necesidad de encender la luz. En el alféizar de la ventana hay una jarra con un ramo de lilas que corté en el jardín de un amigo. Tienen un color pálido; el color de una camisa azul marino desteñido tras muchos lavados. Cuando era joven tenía una camisa de ese color, y el gran pintor indonesio Affandi pintó en ella mi retrato. Ambas cosas han desaparecido, el retrato y la camisa. Por la ventana abierta oigo el canto de un cuco y las sierras mecánicas de los leñadores que siguen trabajando. Cuando levanté la vista hace un momento, a la luz ya débil del atardecer, el ramo de lilas parecía una colina cubierta de árboles en flor fundiéndose con el crepúsculo. Estaba desapareciendo. La casa tiene unos muros muy gruesos porque los inviernos son fríos. En el marco de la ventana, casi junto a los cristales, hay colgado un espejo de afeitar. Ahora, cuando levanto la vista, veo reflejado en el espejo un ramito de lilas: todos y cada uno de los pétalos de las minúsculas florecillas aparecen nítidos, definidos, cercanos, tan cercanos que recuerdan a los poros de una piel. Al principio no entiendo por qué lo que veo en el espejo tiene mucha más intensidad que el resto del ramo, que, de hecho, está mucho más cerca de mí. Luego me doy cuenta de que lo que estoy viendo en el espejo es el otro lado de las lilas, el lado totalmente iluminado por los rayos del sol. En la misma posición que ese espejo coloco cada tarde mi amor por ti.” // Mi amor por vosotras, mis Iones, mis Irenes, mis Pablos, mis todas. Mi más profundo agradecimiento.

    Hace 1 año 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí