1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Anarquía relacional

Consentir mejor

Permitámonos ser seres vivos explorando nuestra sexualidad, dando rienda suelta a la ‘curiosidad despiadada’ que muchas de nosotras llevamos dentro, siendo conscientes de no saber muy bien lo que deseamos

María Acaso 12/04/2023

<p>Ley de la pareja figura-fondo. </p>

Ley de la pareja figura-fondo. 

Jorge Anguita Mirón

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Ayer, justo antes de disfrutar de unos días de vacaciones, me detuve ante el reel de una de las pensadoras más lúcidas, según mi punto de vista, de la actualidad: la filósofa e investigadora en la Universitat de Barcelona Clara Serra. El reel era un resumen de la última tribuna que Serra ha publicado en El Paísla cual tiene por nombre ‘La insoportable oscuridad del sexo’. Tras su cuidadosa lectura y tras compartir la tribuna y el reel con las personas que forman parte de mi vida, han sido numerosas las acaloradas conversaciones que hemos mantenido y el oscilamiento de nuestro pensamiento gracias a lo que Serra nos cuenta.

Recomiendo muchísimo la lectura de la tribuna de opinión o la escucha atenta del reel en la cuenta de Instagram de Serra, porque estoy de acuerdo en muchos de sus planteamientos, habiendo uno que me gustaría celebrar y otro que quiero problematizar.

Lo primero que deseo pararme a mirar es que resulta urgente visibilizar las enormes dudas, complejos, vergüenzas, falta de información y un largo etcétera que muchas de nosotras sentimos cuando nos preguntamos sobre nuestros deseos y prácticas sexuales. Coincido con Serra en que es importantísimo asumir que muchas de nosotras no tenemos claro ni qué deseamos ni qué prácticas sexuales nos gustan o nos interesa explorar. Esta es una realidad que va en contra de la idea que la sociedad parece lanzarnos de que lo tenemos todo claro. Pues no. Y para poder tener un poco más de información sobre qué deseamos, qué no deseamos y qué prácticas nos gustan o no, sería interesante hacer algo: explorar.

Defiendo la importancia de consentir la exploración, abrazar la aventura como paso previo ineludible a consentir cualquier práctica sexual

Serra y yo coincidimos en que el consentimiento y las prácticas sexuales han de ser exploradas, para darnos la oportunidad de conocer mejor qué nos gusta o disgusta y poder consentir mejor. Esta dinámica exploratoria entre lo cierto y lo incierto nos sitúa en un lugar liminal, en ese espacio que Paul B. Preciado propone en Yo soy el monstruo que os habla (2018) como una zona de duda, de oscuridad, de investigación: un lugar del que huye no solo la modernidad sino la maquinaria neoliberal. Permitámonos indagar, reflexionar, aventurarnos, ser seres vivos explorando nuestra sexualidad, dando rienda suelta a la curiosidad despiadada que, según Donna Haraway (Seguir con el problema, 2019), muchas de nosotras llevamos dentro, siendo conscientes de no saber muy bien lo que deseamos y, por lo tanto, lo que podemos consentir o no.

Consentirte explorar sobre tu sexualidad resulta entonces fundamental, asumiendo que en el camino pasarán todo tipo de cosas. Si nos damos la posibilidad de explorar, quizás las gang bangs, las orgías, el BDSM, contratar trabajo sexual por parte de las que somos asignadas mujeres o la asexualidad sean formatos y prácticas en las que nos reconozcamos a nosotras y a nuestros goces tal y como contaron Christopher Ryan y Cacilda Jethá en En el principio era el sexo (Paidós, 2012) o Tristan Taormino y Constance Penley en Porno feminista. Las políticas de producir placer (UHF, 2016).

Por lo tanto, adelantar, mantener, prolongar la cuestión de la exploración desde el debate sobre el consentimiento hasta las prácticas sexuales femeninas es urgente y necesario, sabiendo siempre que nos pasarán cosas agradables y desagradables en el camino y que esta exploración, con sus riesgos y sus aciertos, vale la pena. Esta es la única manera que tenemos de aprender y de decidir sobre nuestra sexualidad. Lo peor sería, a mi modo de ver, tener miedo a explorar y solo atrevernos a practicar lo que conocemos o creemos conocer. Quedarnos en casa muertas de miedo, tal y como nos hace ver Virginie Despentes en Teoría King Kong (2006). Por lo tanto, defiendo la importancia de consentir la exploración, abrazar la aventura (ese constructo tan masculino) como paso previo ineludible a consentir cualquier práctica sexual, porque dicha exploración puede darnos el conocimiento necesario para elegir mejor.

Es interesante que las exploraciones en este lugar de duda, liminal, monstruoso, sean contadas, verbalizadas, compartidas

En segundo lugar, problematizaré la afirmación de Serra (acompañada de otras autoras) acerca de que decir sobre nuestra sexualidad, hablar de ella, es un presupuesto neoliberal, para añadir mi punto de vista: es neoliberal contar sobre nuestra sexualidad como una cuestión clara, cerrada y tajante, completa, terminada. Ahí seguimos dentro de la jaula de la sexualidad hetero/patriarco/colonial, cuando aceptamos que sabemos a ciencia cierta lo que deseamos. Defiendo que para desbaratar la jaula es importante contar sobre ella, de manera que además de empezar a entendernos como monstruos, como seres vivos que no tenemos claro nuestro deseo, también nos atrevamos a contar ese proceso de exploración.

Es interesante que nuestras exploraciones en este lugar de duda, liminal, monstruoso, sean contadas, verbalizadas, compartidas, dichas, escritas, a veces en público y a veces en privado, puesto que contar es el procedimiento que nos permite el necesario ejercicio de reflexión crítica y, por lo tanto, nos aleja de lo neoliberal; la cuestión no es tanto verbalizar tajantemente, sino verbalizar con dudas, pero verbalizar al fin y al cabo. Tal y como lo hace Serra, que verbaliza sus incertidumbres con respecto al consentimiento, invito a las lectoras, (como me he invitado a mí misma) a repensar lo que dice Jorge Alemán (Breviario político de psicoanálisis, 2023), citado por Serra: “El empuje del neoliberalismo es que todo se haga visible, que todo sea comunicable, que todo pueda ser medido, calculable y evaluable”. Comunicar para capitalizar es neoliberal sin lugar a dudas, pero existen no solo otros motivos para comunicar (por ejemplo, autoinvitarte o invitar a explorar, ampliar tu consciencia sexual, conocerte mejor…), sino otras maneras de hacerlo que pasan por contarlo diferente y contarlo de forma comunitaria.

Cuando escribo contarlo diferente aludo a la diversidad narrativa, que podemos abordar, como nos propone Donna Haraway, a través de procedimientos de “ciencia ficción y fantasía, fabulación especulativa, feminismo especulativo y figuras de cuerdas”. Me pregunto cómo podemos contar de otra manera y cómo encontrar otras formas de contar que reinventen las descripciones académicas y el enrevesado discurso de una ciencia con la que no nos sentimos cómodas, contar desde la metáfora de la bolsa en vez del falo, tal como expone Haraway en su devenir-con o Ursula K. Le Guin en su texto The carrier bag theory (1988).

Asimismo, me parece importante contar haciéndonos responsables del devenir-con otros seres. El narcisismo que Serra cita se rompe con la cuestión del pensamiento colectivo, del pensar con otras, tal y como estoy haciendo con la propia Serra a través de su tribuna. Ese narcisismo, clave del pensamiento moderno y del neoliberal, ese pensamiento falocéntrico del hombre blanco europeo heterosexual que se institucionaliza como universal, se resquebraja en estas “prácticas colaborativas divergentes” (Seguir con el problema, 2019) que transformamos en una bolsa monstruosa urdida entre todas. Esta idea de lo colectivo también me parece necesario proyectarla en la exploración, cuidarnos entre todas para atrevernos a arriesgar juntas, tal y como ya se está haciendo desde Poliamor MadridARA-En Valencia (Asociación para las Relaciones Afectivas Éticas No-normativas Valencia) o el Laboratorio de Amores Diversos impulsado por el CCCC (Centro Cultural del Carmen de Cultura Contemporánea) también en Valencia, entre otras.

Es lícito pensar que no sabemos lo que deseamos y no convertir los resultados en dicho objeto

Si, como escribe Clara Serra con tanta lucidez, “… el sexo nos expone a la vulnerabilidad que implica necesitar al otro para descubrir algo de nosotros mismos”, me parece urgente ahondar en esa vulnerabilidad, bucear en ese abismo del que sabemos tan poco y abrir los posibles a prácticas sexuales que pueden llevarnos a los placeres, aun cuando quizás al principio nos parezca lo contrario y necesitemos de un consentimiento en pruebas para explorarlo. Prácticas ante las que el etiquetado normativo nos predispone en contra y ante las que nos demos la oportunidad de poner el cuerpo y decidir si queremos seguir o si queremos parar o si queremos seguir y parar, seguir y parar, parar y seguir.

Para ello, también podemos reflexionar sobre el presupuesto filosófico que subraya Serra cuando duda de “que podemos saber lo que deseamos, que podemos ponerlo en palabras, que podemos convertirlo en objeto de un contrato”. Es lícito pensar que no sabemos lo que deseamos y por supuesto no convertir los resultados (si es que los hubiera) en dicho objeto. Y también es importante comunicar, hablar, escribir, leer, escuchar; en definitiva, contar. Contar como lo han hecho todos los autores que Serra cita (Rosi Braidotti, Jorge Alemán, Michel Foucault y Katherine Angel) en su devenir-con los que cito yo (Paul B. Preciado, Donna Haraway, Virginie Despentes y Ursula K. Le Guin). Porque contar es volver consciente y puede ser un acto político. 

Si todas estas personas/seres/monstruos no hubiesen explorado ni hubiesen contado desde lugares/bolsas/liminales, ni Serra ni yo podríamos estar contando ahora, ni podrían las lectoras seguir contando a su vez.

---------------------------

María Acaso es escritora y productora cultural. El próximo mes de mayo publica su primer trabajo de lo que ha denominado como polificción académica, que tiene por nombre Y a lo mejor contarlo (Paidós, 2023).

---------------------------

Con este artículo abrimos una sección sobre nuevos modelos afectivo-sexuales coordinada por María Acaso, Eva Fernández y Juan Carlos Pérez Cortés.

Ayer, justo antes de disfrutar de unos días de vacaciones, me detuve ante el reel de una de las pensadoras más lúcidas, según mi punto de vista, de la actualidad: la filósofa e investigadora en la Universitat de Barcelona Clara Serra. 

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

María Acaso

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marcoafrika

    ¿Seguro que no sabemos lo que deseamos?. Antes creo que la normativa superestructural y a menudo tramposa aplicada a deseos, sensaciones y sentimientos, ha estado ahogando el placer. ¿Es necesario arropar en discursos públicos el sentimiento del placer?. Algo tan básico como el hambre o la sed. Quizás me equivoco y no tengo en cuenta que la humanidad y sus cerebro hipertrofiado se ha dedicado a pensar sobre todos los aspectos de sus más nimios actos, que se vende y se especula con todo, que todo se socializa obligatoriamente y se pone a disposición de la tribu, el chamán, el curandero o el sistema sanitario, siempre al servicio de algún sistema. ¿No basta con sentir o desear como cualquier otro animal?. Creo que se deben respetar todas las formas de consentimiento sexual y dejar libre al deseo y la “despiadada curiosidad”. Dejar tranquilo al sexo y sus premuras y no mezclar churras y merinas o peras y manzanas. Deseo y satisfacción sexual debiera ser algo estrictamente protegido y privado por el contexto social que rodea al individuo y los límites, por supuesto, el consentimiento mutuo de los y las protagonistas.

    Hace 1 año 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí