1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CHRIS LETHEBY / INVESTIGADOR

“Los alucinógenos permiten nuevas concepciones de uno mismo”

Esther Peñas 2/08/2023

<p>Chris Letheby es autor del libro <em>Filosofía de la psicodelia</em> (Bauplan, 2022). / <strong>C.L.</strong></p>

Chris Letheby es autor del libro Filosofía de la psicodelia (Bauplan, 2022). / C.L.

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

Con el título Filosofía de la psicodelia (Bauplan), el profesor universitario Chris Letheby (1985, Adelaide, Australia), que participa como investigador en el programa “Las perspectivas filosóficas de la psicodelia”, impulsado por el Gobierno australiano, analiza distintos ensayos clínicos recientes que respaldan el uso clínico de sustancias como el LSD y la psilocibina, al haberse constatado que reducen los síntomas de la ansiedad, depresión y la adicción, además de mejorar el bienestar en voluntarios sanos durante meses o incluso años. En su estudio, Letheby añade a la evidencia empírica una serie de consideraciones filosóficas capaces de enmarcar la experiencia psicodélica en la ciencia cognitiva.

Mucho tiempo después de su descubrimiento accidental (Suiza, 1938), el LSD se exportaba y administraba sin mayores contratiempos e incluso tenía uso terapéutico. ¿En qué momento fue satanizado?

No soy historiador, pero la narrativa estándar nos dice que el LSD comenzó a ser demonizado a mediados de la década de los 60, cuando comenzó a asociarse con corrientes sociales y políticas ligadas con la contracultura y los movimientos antibelicistas, en concreto en contra la guerra en Vietnam, y a favor de los derechos civiles. Todo ello hizo que fuera visto como una amenaza para el orden establecido. Psychedelic Psychiatry, de Erika Dyck es un buen libro sobre la historia del LSD para quien desee saber más sobre este asunto.

¿Cuál es actualmente el mayor obstáculo para su prescripción? ¿Meros prejuicios morales o el miedo al exceso que generalmente se ha asociado con las sustancias psicodélicas?

De hecho, aquí en Australia la psilocibina y el MDMA acaban de ser recategorizados para poder recetarse, bajo condiciones y contextos específicos a partir de julio de 2023. Por otro lado, la aprobación de la psilocibina como complemento terapéutico en diversas patologías es algo que ya se prevé que ocurra en varios países en los próximos años. Los únicos obstáculos importantes se sortearán generando evidencias necesarias y un marco médico suficientemente convincente que respalde la terapia apoyada en alucinógenos como tratamiento efectivo, estableciendo las capacitaciones, la formación y la infraestructura que permitan desarrollar las nuevas prácticas de manera segura y responsable. Ciertamente, persisten varios prejuicios en algunos sectores, pero no creo que estén haciendo un gran esfuerzo para frenar la trayectoria de la investigación psicodélica y la medicalización en este momento.

La aprobación de la psilocibina como complemento terapéutico en diversas patologías es algo que ya se prevé que ocurra en varios países en los próximos años

Además del tratamiento del alcoholismo y otras adicciones, ahora se ha hecho frecuente hablar de la aplicación del LSD y otros alucinógenos en el tratamiento de más enfermedades mentales. Nos interesa especialmente la depresión, ¿cómo pueden contribuir a tratamientos específicamente dirigidos a esta dolencia?

Mi perspectiva es que las sustancias psicodélicas tienen un potencial terapéutico transdiagnóstico, esto es, pueden ser útiles en el tratamiento de varias patologías diferentes, en cuanto hay factores psicológicos comunes a todas ellas. En particular, en los diversos trastornos del estado de ánimo y trastornos adictivos, para los que la terapia psicodélica se muestra prometedora, un factor compartido son los cambios en las representaciones mentales del yo. En mi libro desarrollo una descripción teórica según la cual la terapia psicodélica actúa principalmente disolviendo y reescribiendo las narrativas autobiográficas de los pacientes, así como otros aspectos de su autopercepción, que se vuelven rígidos y disfuncionales en la depresión, la ansiedad y la adicción. Al alterar los sistemas cerebrales involucrados en el mantenimiento del sentido del yo, los alucinógenos permiten a los pacientes acceder a nuevas concepciones de sí mismos, nuevas narrativas autobiográficas y nuevas perspectivas sobre sus vidas. Estas perspectivas pueden consolidarse a través del proceso psicoterapéutico y las sesiones de “integración” posteriores a la ingesta de la droga.

Uno de los reparos de quienes se oponen a este tipo de tratamientos es el hecho de que el paciente se autorregule la cantidad de las drogas que se le prescriben…

En todas las formas de terapia psicodélica (legal, regulada) que conozco, así como en los ensayos clínicos, todos los medicamentos son recetados por profesionales médicos, y las dosis y el número de sesiones están bastante estandarizados.

La oportunidad de negocio para la industria farmacéutica parece residir en la creación de pacientes crónicos; sin embargo, las terapias psicodélicas pretenden exactamente lo contrario. ¿Podrían coexistir ambas prácticas?

Esta es una muy buena pregunta. Como filósofo de la mente y de la ciencia cognitiva, con una actividad secundaria en la epistemología (teoría del conocimiento), no tengo ideas realmente bien informadas sobre este asunto, pero me interesará mucho ver cómo se desarrollan las cosas en los próximos años.

¿Será capaz la todopoderosa industria farmacéutica de frenar el avance en la prescripción de sustancias psicodélicas?

Mi impresión hasta ahora es que, en lugar de detener el progreso de la terapia psicodélica, están interesados en ver cómo pueden beneficiarse de ella, ¡lo que parece una alternativa preferible, aunque imperfecta!

El mundo capitalista en el que vivimos parece cada vez más un sistema de control, de comportamientos predecibles condicionados por el trabajo, la publicidad, los algoritmos... ¿pueden las drogas psicodélicas ayudarnos a ser más auténticos?

Creo que pueden; de hecho, uno de los sellos distintivos de la experiencia psicodélica es una especie de descondicionamiento o desfamiliarización. No siempre, aunque a menudo, somos capaces de liberarnos de los patrones habituales (conductuales, emocionales, cognitivos, de atención) y ver las cosas como si las viéramos por vez primera. Esto puede darnos simultáneamente una conciencia muy aguda de los patrones y la oportunidad de desarrollar otros nuevos. Este es el punto crucial: desarrollar y consolidar nuevos hábitos. Una vez que los alucinógenos disuelven los modelos existentes de uno mismo y del mundo, hay que encontrar y consolidar nuevos modelos; de lo contrario, sin alternativa, las cosas vuelven inexorablemente a ser lo que eran.

Una vez que los alucinógenos disuelven los modelos existentes de uno mismo y del mundo, hay que encontrar y consolidar nuevos modelos

¿Aumentan las sustancias psicodélicas nuestra capacidad de autoconciencia?

Desde mi punto de vista, ciertamente. Al interrumpir las redes neuronales involucradas en la generación del sentido del yo, los alucinógenos pueden facilitar una perspectiva más objetiva sobre nuestras propias mentes, no tan rígidamente filtrada por nuestros prejuicios y conductas y pautas aprendidas. Pero este es un proceso desordenado y los alucinógenos, sin duda, pueden ocasionar percepciones engañosas o ilusorias sobre el yo. Es decir, son una herramienta extremadamente poderosa para el autodescubrimiento, si bien las revelaciones que se producen durante el estado psicodélico, ya sea sobre uno mismo o cualquier otro asunto, deben someterse a un escrutinio sobrio posterior a la experiencia, idealmente bajo la guía de un terapeuta o alguna otra persona que sepa lo que se hace.

¿Cuándo son recomendables los alucinógenos en ausencia de patologías mentales o físicas?

Contamos con una enorme cantidad de evidencia científica sobre el hecho de que las experiencias psicodélicas controladas conllevan numerosos beneficios en personas sin diagnóstico psiquiátrico. Parecen capaces de producir cambios de personalidad duraderos considerados positivos (por ejemplo, mayor apertura a la experiencia), así como aumentos en el bienestar, capacidades de atención plena, apreciación estética, etc. También hay evidencia de que la experiencia psicodélica y la práctica de meditación pueden interactuar de manera sinérgica, aumentando mutuamente sus beneficios, de nuevo, cuando se usa con cuidado y responsabilidad. Una aplicación que me interesa especialmente es la transformación espiritual y existencial. ¿Puede el consumo psicodélico responsable ayudar a los “razonablemente preocupados”, a personas sin un diagnóstico psiquiátrico angustiadas por las preguntas filosóficas perennes sobre el significado de la existencia? La evidencia hasta ahora sugiere que sí. Ojalá hubiera mucha más investigación sobre este asunto, porque sería un modo de priorizar la investigación sobre la mejora del sufrimiento psiquiátrico profundo. Se deriva de ello la consecuencia de que un historial personal o familiar inmediato de enfermedad psicótica es una contraindicación para el uso de alucinógenos, al igual que diversas patologías físicas relacionadas con el corazón y la presión arterial. Los alucinógenos clásicos como el LSD y la psilocibina están entre las drogas más seguras que se conocen, especialmente desde un punto de vista fisiológico, pero existen riesgos reales que deben tomarse en serio.

El factor psicológico parece crucial para decidir qué tipo de pacientes pueden recibir terapia psicodélica. ¿Cuál es el perfil de paciente más adecuado?

Debo insistir en que los pacientes con vulnerabilidad a la psicosis deben ser excluidos, así como aquellos que presenten problemas relacionados con el corazón o la presión arterial. Los pacientes que parecen beneficiarse más, según la investigación hasta la fecha, son quienes experimentan angustia psicológica al final de la vida.

¿Cuál es la mayor enseñanza filosófica contenida en la experiencia psicodélica?

Que sabemos mucho menos de lo que pensamos que sabemos.

Con el título Filosofía de la psicodelia (Bauplan), el profesor universitario Chris Letheby (1985, Adelaide, Australia), que participa como investigador en el programa “Las perspectivas filosóficas de la psicodelia”, impulsado por el Gobierno australiano, analiza distintos ensayos clínicos recientes que...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. enrbalmaseda

    Una información muy interesante sobre un tema extremadamente manipulado para confundir y desinformar sobre las drogas psicodélicas. Enhorabuena a CTXT por publicar esta entrevista

    Hace 11 meses 2 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí