1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Mentidero

¿Cuántos jueces hubieran aplaudido a Rubiales?

El tribunal que ratificó la condena a La Manada por abuso sexual reduce un año la pena de uno de los violadores amparándose en la ley del ‘solo sí es sí’. La resolución, de tres magistrados, cuenta con el voto en contra de la única mujer

Vanesa Jiménez 12/09/2023

<p>Manifestación en Madrid, tras conocerse la sentencia de <em>La manada. </em><strong>/ Manolo Finish</strong></p>

Manifestación en Madrid, tras conocerse la sentencia de La manada. / Manolo Finish

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

El jueves 26 de abril de 2018, la Audiencia Provincial de Navarra condenó a los cinco acusados por el caso de La Manada a nueve años de cárcel por ABUSO SEXUAL continuado. El tribunal, formado por dos magistrados hombres y una mujer, consideró probado que las relaciones sexuales se realizaron sin el consentimiento de la joven de 18 años, pero entendieron que la violación se perpetró sin emplear violencia ni intimidación, como si eso fuese posible. Uno de los tres jueces, Ricardo González, emitió un voto particular infame, en el que hablaba de “actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo” y destacaba que no percibía “ni en la expresión ni en sus movimientos [los de la víctima], atisbo alguno de oposición, rechazo, disgusto, asco, repugnancia (...) o cualquier otro sentimiento similar”.  

En diciembre de 2018, el Tribunal Superior de Navarra confirmó la condena de La Manada por abuso sexual aunque sin unanimidad. De los cinco magistrados que componían la Sala, dos emitieron un voto particular en el que pedían una condena por agresión sexual y penas en consecuencia: 14 años de prisión. 

El 21 de junio de 2019, la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo determinó finalmente que La Manada había perpetrado una violación en grupo y no un abuso sexual. Los cinco magistrados de la Sala, tres hombres y dos mujeres, revocaron las sentencias anteriores y calificaron los hechos como un delito continuado de violación. Además, aplicaron dos agravantes: trato vejatorio y actuación conjunta de dos o más personas. La condena final impuesta a José Angel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero fue de 15 años.

En las tres sentencias anteriores participaron 13 magistrados. Uno de ellos emitió un voto particular que exculpaba a los acusados –Ricardo González fue sancionado dos años después por el Consejo General de Poder Judicial por bajo rendimiento–; cinco entendieron que la violación a la joven en Pamplona fue un abuso sexual y siete asumieron los hechos como una violación grupal y, por tanto, como un delito de agresión sexual. 

La resolución, tomada por tres magistrados, cuenta con el voto particular de la única mujer, que aboga por desestimar la revisión de condena

Los que de pronto empezaron a preocuparse por las penas a los violadores, los que enarbolan el contador de violadores excarcelados o supuestamente excarcelados, no pueden culpar a la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como ley del ‘solo sí es sí’, de la disparidad de criterios de una serie de magistrados que hicieron oscilar las condenas entre los 9 y los 15 años finales en el caso de La Manada. La ley nació dos años después del fallo definitivo del Supremo. Cuando se dictó la primera sentencia contra los violadores de Pamplona, ni la derecha ni la ultraderecha salieron a la calle. Lo hicieron miles de mujeres feministas, durante varios meses, y no para reclamar que se incrementaran las penas. El marco punitivista estaba fuera de cualquier demanda. Bajo el grito “No es abuso, es violación”, se pedía algo sencillo: que las mujeres no tuviesen que probar la violencia o la intimidación cuando te agreden sexualmente. 

Hoy, el caso de La Manada vuelve a los titulares de los medios –“La ley del ‘sí es sí’ acaba por beneficiar a la misma ‘Manada’ a la que quiso combatir” (ABC), “El Tribunal Superior de Navarra rebaja un año la condena a uno de los integrantes de La Manada en aplicación de la ‘ley del solo sí es sí’” (El País)– y al discurso de Alberto Núñez Feijóo y gran parte de la cúpula del Partido Popular. El TSJN, el mismo que confirmó la condena de 9 años de prisión a los miembros de La Manada por abuso sexual, ha rebajado en un año la pena a uno de los encarcelados. La Sala entiende que la condena debe reducirse porque el Supremo señaló que imponía una condena de 15 años, “próxima” o “cercana” al mínimo legal, y la ley del ‘solo sí es sí’ rebaja ese mínimo. Sin embargo, la resolución, tomada por tres magistrados, cuenta con el voto particular de la única mujer, Esther Erice Martínez, que aboga por desestimar la revisión de condena. En la página web del Poder Judicial, que explica que según la magistrada “en ningún caso procede la solicitud efectuada por la parte recurrente”, puede leerse parte de la argumentación de Erice: “Según lo expuesto por el Tribunal Supremo, la pena imponible resultante de la operación de revisión no puede determinarse atendiendo a meros criterios de proporcionalidad aritmética. Tampoco puede ser valorada absolutamente en abstracto, sino en concreto, es decir, refiriéndose a la pena que resulta imponible en el caso enjuiciado, bajo un criterio de consideración de todos los elementos concurrentes y teniendo en cuenta el criterio individualizador fijado por el Tribunal sentenciador en la resolución judicial”.

El líder del PP, inmerso en la eterna previa de una investidura fallida, ha aprovechado su presencia en un plató de televisión para volver a cargar contra la ley del ‘solo sí es sí’: “Lamentablemente, estaba dentro de los previsible. Los jueces lo que tienen que hacer es aplicar las leyes, cuando las leyes están mal hechas, cuando se toman de forma frívola temas tan importantes como es una violación o un abuso (sic) sexual… No ha habido un gobierno que se tome más a broma los abusos sexuales y las violaciones como el actual”. Feijóo, socio de un partido negacionista de la violencia machista, afirma que los jueces tienen que aplicar las leyes y que estas deben estar bien hechas. Y me gustaría preguntarle, ¿cree que los magistrados que condenaron a La Manada por abuso sexual a nueve años de cárcel aplicaron bien las leyes? ¿Cree que el voto particular de la magistrada Erice contra la revisión de la condena está errado?

Hace dos semanas largas vivimos otra ofensiva popular contra la ley del ‘solo sí es sí’ a raíz de un titular del Diario de Sevilla: “Un beneficiado por la ley del ‘solo sí es sí’ intenta violar a una mujer en Dos Hermanas”. En la propia información se explicaba que el agresor había restado dos meses a su pena gracias a ley y que el intento de violación se había producido cuatro meses después de salir de prisión. Pero a Feijóo la realidad no podía estropearle un tuit: “Que la reincidencia en una agresión sexual la protagonice una persona que ha recibido beneficios jurídicos por una ley como la del ‘solo sí es sí’ merece explicaciones y asunción de responsabilidades en el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez”. Seguramente, el líder del PP no leyó el texto íntegro de aquella información y pasó por alto un hecho fundamental: “Fue detenido en dos ocasiones en 2015 por este tipo de delitos, si bien la primera vez fue puesto en libertad porque no había consumado las agresiones sexuales a dos mujeres”. Otra pregunta para Feijoó, ¿en 2015, la ley estaba mal hecha e impedía encarcelar a este agresor que no había conseguido consumar la violación? 

La intención de la ley del ‘solo sí es sí’ nunca fue aumentar las penas por delitos sexuales, que ya tenía uno de los códigos penales más duros

La intención de la ley del ‘solo sí es sí’ no fue nunca aumentar las penas por delitos sexuales en España, que ya tenía uno de los códigos penales más duros en este terreno. Además, todos los estudios demuestran que el ensañamiento con los criminales no implica mayor protección a las víctimas. Pero el Gobierno o, mejor dicho, la parte socialista del Gobierno, igual de responsable de la ley del ‘solo sí es sí’ que su socio gubernamental, se asustó y compró el marco punitivista que imponían las derechas más reaccionarias. Y la ley del ‘solo sí es sí’ se convirtió en el arma arrojadiza más potente del final de la legislatura y de este periodo, Puigdemont mediante, de formación del nuevo gobierno. 

Para terminar, les animo a imaginar que volvemos al 25 de agosto y que nos encontramos de nuevo ante la Asamblea de la Real Federación Española de Fútbol. En el atril está Luis Rubiales, y reproduce el discurso que ya pronunció entonces. Pero los asistentes no son hombres y algunas pocas mujeres del mundo del fútbol. No. La sala está repleta de magistrados y magistradas a los que se les ha pedido que asistan y valoren la defensa del presidente. ¿Cuántos creen que se hubieran levantado a aplaudir? ¿A cuántos creen que aquel “más que un beso fue un pico”, “el deseo que podría tener en ese beso fue el mismo que podría haber tenido con mi hija” o “fue un beso mutuo, espontáneo y consentido” les habría convencido? ¿Para cuántos el caso Rubiales no era ni es para tanto?

Quedan muchas ventanas por abrir. El #Seacabó tiene que ser el principio. 

-----------------------------

Si estás de acuerdo, difunde por favor esta pieza en tus redes sociales, y si quieres ayudar a que CTXT siga adelante, suscríbete aquí.

El jueves 26 de abril de 2018, la Audiencia Provincial de Navarra condenó a los cinco acusados por el caso de La Manada a nueve años de cárcel por ABUSO SEXUAL continuado. El tribunal, formado por dos magistrados hombres y una mujer, consideró probado que las relaciones sexuales se realizaron sin el...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Vanesa Jiménez

Periodista desde hace casi 25 años, cinturón negro de Tan-Gue (arte marcial gaditano) y experta en bricolajes varios. Es directora adjunta de CTXT. Antes, en El Mundo, El País y lainformacion.com.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. javierotti

    Lo de la magistratura carca es mas que sabido. Siempre de frente. Lo de las organizaciones y personas "progresistas" que han abandonado, incluso con regocijo, a la ministra Montero y al equipo de Igualdad, como en su momento a Bibiana Aído, es otro tema. También quienes aprovechan los embates de la derecha para mejorar sus posiciones tienen alguna cuenta que rendir.

    Hace 9 meses 7 días

  2. manuel-avalos

    Aplausos y aplausos, no encuentro palabras que puedan mostrar mi admiración por este artículo, de modo que aplausos y aplausos...

    Hace 9 meses 9 días

  3. manuel-avalos

    Aplausos y aplausos, no encuentro palabras que puedan mostrar mi admiración por este artículo, de modo que aplausos y aplausos...

    Hace 9 meses 9 días

  4. antonio-perez-herrera

    Y si en vez de cambiar la ley de "Sólo sí es sí" no se cambian a los jueces que no la cumplen?

    Hace 9 meses 9 días

  5. Pilar

    ¿Cuantos jueces habrían aplaudido a Rubiales? Prácticamente todos. Es una de las Instituciones del Estado más machista, retrograda, clasista y corrupta que junto con la Policia, la Guardia Civil, Los Militares, la Corona y la Conferencia Episcopal que tambien lo son, forman esta "democracia plena" que tanto defiende Carmen Calvo insigne "feminista" del PSOE. Y que mal.soportamos los ciudadanos y especialmente las mujeres.

    Hace 9 meses 9 días

  6. ecac

    DE AQUELLAS TEMPESTADES LOS LODOS ACTUALES.-Del mayor poder judicial en tiempos democráticos irreales segunda década del siglo XXI camino de la tercera. Tras el Traspaso de PODERES desde EL PARDO hasta el trueque -cambalache en LA ZARZUELA, metiendo con calzador a Juan Carlos I y su hijo Felipe VI. "Todo Atado-Amamantado-Anexionado y Bien Atada-Amoralidad-Aprovechada". Maestros toreros junto a sus reyezuelos políticos-centros: ARLEQUINES-Partido Popular-Mayor Poder Judicial, ya que Federico Trillo-Figueroa Martínez-Conde logró desnivelar el fiel de la BALANZA JUSTICIA ESPAÑOLA-Platillo Derecho, parte superior y muy arriba.-Jueces Conservadores, caducos, obsoletos, opacos y trasnochados 5 años ya. BUFONES.-PSOE.-Platillo Izquierdo, parte inferior y muy abajo, jueces progresistas. Viernes 18-07-2036 CENTENARIO GOLPE DE ESTADO GENERALÍSIMO FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE.-Apáticos y pasotas indebidos LA ZARZUELA; entrecalles esquinas a GÉNOVA 13 y FERRAZ 170.-Efectúan MUTIS POR EL AFORO.-Tras 87 años ya.-DIVIDIENDO ESPAÑA LA AZUL CONTRA LA ROJA.

    Hace 9 meses 10 días

  7. juan-ab

    Gracias, Vanesa Jiménez, por su certero artículo, en el que ha retratado -y clavado- a buen número de meapilas entre sus señorías. Y luego aún están esos canallas que hoy llevan a sus portadas esta nueva decisión judicial mientras silencian el sobreseimiento del caso "Neurona" contra Podemos, esa fechoría fabricada por ustedes ya saben quiénes (aunque no estaría de más recordar su génesis y desarrollo con un buen artículo).

    Hace 9 meses 10 días

  8. ecac

    Los presuntos o supuestos "derecho de pernadas" del "mayor poder judicial en tiempos democráticos irreales en plena segunda década del siglo XXI" de Partido Popular. Por orden y cuenta del ideólogo "3 en 1" en Génova 13, Gaviota Azul, carroñera, Federico Trillo-Figueroa Martínez-Conde, que logró desnivelar el FIEL DE LA BALANZA DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA, cegata adrede ya que el platillo derecha-jueces conservadores están en la parte superior y muy arriba, caducos desde hace ya casi 5 años, obsoletos, opacos y trasnochados. ya lo dijo un alcalde de Jerez de la Frontera "LA JUSTICIA EN ESPAÑA ES UN CACHONDEO" (a) La Manada Genovesa 13 con su gaviota azul que nunca puede levantar el vuelo por el peso de sus carroñas-corrupciones masivas encontradas. Platillo IZQUIERDO, todo lo contrario, parte inferior y muy abajo. No se comprende muy bien cómo Jefe de Estado en las aperturas de los años judiciales traga SAPOS (Fantasías Aznar Estigmas Sátrapas), RANAS (Partido Popular-Derecha) y RENACUAJOS (su segunda marca e hijuela bastarda VOX). Amparados y avalados por LA ZARZUELA, que deberían ser neutrales y apolíticos cómo MONARQUÍA PARLAMENTARIA, tras 87 años de la guerra incivil entre CAÍN contra ABEL, siguen dividiendo ESPAGNISTÁN la AZUL contra la ROJA.

    Hace 9 meses 10 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí