1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando el yuyu

Necesidad y posible virtud

Próxima estación, investidura. Solo después, parece ser, accederemos al texto de la amnistía, que debe estar ya muy avanzado. O planteado. O hecho

Guillem Martínez 29/10/2023

<p>Pedro Sánchez interviene en el comité federal del PSOE el 28 de octubre de 2023. / <strong>PSOE </strong></p>

Pedro Sánchez interviene en el comité federal del PSOE el 28 de octubre de 2023. / PSOE 

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Por primera vez Sánchez ha apostado por una amnistía. Eso es importante. Mucho –no se pierdan el punto 6–. También lo es el itinerario que Sánchez ha utilizado en su discurso ante el Comité Federal del PSOE. Los discursos son líneas de puntos, migas de pan, que señalan el camino de vuelta a casa, esto es, el punto de partida del viaje, su lógica. El punto de partida de la amnistía, en ese sentido, no podría ser más nebuloso. La amnistía se hace “en nombre de España”. Como todo y como siempre. Todo aquello que se hace por España –o por Catalunya, o por Israel, o por Palestina, o por Antequera–, suele ser, como ya habrán experimentado en su biografía, un camelo. Es de agradecer que Sánchez haya propuesto, a escasos centímetros de España, otro punto de partida más verosímil. Sánchez ha venido a señalar, así, que en el mercado parlamentario hay dos mayorías posibles, y que en una de ellas “hay 56 diputados que reclaman una amnistía”. Aceptar esa amnistía decanta la mayoría, y hace presidente a Sánchez. Por lo que la amnistía, el viaje propuesto, nace de hacer “de la necesidad, virtud”. Es decir, nace de la necesidad. Literalmente. El PSOE necesita ser Gobierno. Como todos, como siempre. Pero, a diferencia del PP, puede serlo, pues posee una libertad menos acotada por su propia propaganda, lo que es una novedad en décadas, y un indicio de la profundidad del hoyo en el que se ha metido el PP, antaño el partido más libre del mundo. Era tan libre como hoy lo es el PP de Madrid, no te digo más. Sánchez ha emitido, a su vez, trazos estilísticos sobre el asidero constitucional optado para esta amnistía –la ha definido como “una herramienta utilizada en países de nuestro entorno”, y ha citado a Portugal, Italia, UK y, muy importante, en tanto su constitución tampoco explicita la amnistía, la RFA–. Hilvanar un texto inteligente, e inteligente constitucionalmente, será también importante y fatalmente necesario, en todo caso –no se pierdan el punto 7–. Finalmente, Sánchez ha explicado que esta decisión será votada por la militancia. Bueno, algo parecido. La militancia votará sí o no a la posibilidad de un Gobierno con Sumar “con el apoyo de otras formaciones (…) para alcanzar la mayoría necesaria”. Los partidos –hasta el PSOE, hasta el Consell de la República, incluso– han descubierto las posibilidades de las consultas internas para darle la razón a la jefatura, en su día experimentadas, con absoluto éxito, por Podemos. Ese acceso a la verticalidad es su gran regalo al R’78, parece.

2- Son importantes las declaraciones de Sánchez, al punto que aquí el menda, que no hace periodismo de declaraciones, está escribiendo esto. Salir del armario, apostar por la amnistía, es una conducta de riesgo, en el caso de que haya repetición de elecciones. Que Sánchez lo haya hecho indica, consecuentemente, que no hay riesgo alguno –salvo, claro, el apuntado en el punto 4; que no es pequeño–, que el pacto está hecho, que se está dosificando, como pasa con los analgésicos o con los culebrones. Como se apuntaba hace un par de semanas en esta sección, parece que va a haber Gobierno Progresista y Sumamente Conservador –esto es, con PNV y Junts por ahí en medio–. Un experimento. Menos experimental, no obstante, que un Gobierno de extrema-derecha, esa cosa que da miedo hasta al gato.

El único riesgo –el riesgo latente en toda la futura legislatura, de hecho– es el carácter inestable de la derecha catalana y su pack aledaño

3- El experimento de Sánchez, que adentra a PSOE y Sumar en un territorio que no les corresponde –con dos derechas severas/PNV/Junts–, puede hacer que, con el tiempo, el PP recapacite, sea menos experimental, y vuelva a mirar a sus aliados naturales –Junts, PNV– como cuando eran novios y el deseo les era sencillo e inapelable. Me duelen los dedos al escribir esto pero, por lo que sea, las sociedades españolas quieren ser de derechas. Pero no necesariamente de extrema derecha, pero no necesariamente con un solo nacionalismo dando la matraca. Por lo que sea, las izquierdas peninsulares –con tendencia a la responsabilidad de Estado, esa irresponsabilidad; con tendencia a hacer lo que debería hacer una inexistente derecha civilizada, y no lo que haría una izquierda leída–, facilitan ese querencia, mientras que las derechas peninsulares, sorprendentemente, la impiden. Se dice rápido.

4- El único riesgo –el riesgo latente en toda la futura legislatura, de hecho– es el carácter inestable de la derecha catalana y su pack aledaño. Una derecha que parece ser de izquierdas, en tanto tiende a ser una olla de grillos en la que todo el mundo se odia. Suele negociar, por eso mismo, con el XXXX. De siempre. En la I Guerra Carlista, verbigracia, el carlismo vasco-navarro, para cerrar el chiringo, negoció con Espartero los fueros que, de alguna manera, siguen existiendo como trazo, como continuidad, como incluso lógica fiscal, en las autonomías vasca y navarra. En Catalunya, por el contrario, no se negoció nada. Nadie lo consideró. Es decir, no había nadie. El catalanismo conservador, en fin, solo ha pitado –mucho o poco– cuando ha sido dirigido por un caudillo, ese tipo de líder descomunal, dotado de un carisma extraño, inexportable, ridículo fuera de su cultura, y que solo ha existido en la Península, Sudamérica y Cuba. Torres i Bages, Prat de la Riba, Cambó y Pujol, el más determinante, el creador, por el mismo precio –alto y cobrado al contado– de dos países irreconciliables, lo que tiene guasa: la España y la Catalunya del 78. Desde Pujol, no ha vuelto a haber otro líder en ese target. El resto ya lo saben. El resto, de alguna manera y para percibir la magnitud de la tragedia, culmina en esta amnistía.

5- Esta amnistía a) carece de virtud alguna, y b) puede poseer una virtud grandiosa. Sobre a): la amnistía sin virtud alguna, tan solo proveída de su necesidad, confirmará la tesis inicial del procesismo. Somos too big to fail. Somos una parte del Estado. No nos pueden hacer nada. Se trata de una cosmovisión creada en la primera legislatura Pujol, la primera legislatura autonómica democrática en Catalunya –1980-84–, cuando Felipe González decidió, literalmente, que Jordi Pujol no pasaría por la Justicia por el expolio de Banca Catalana. Se creaban, con ello, dos objetos. La forma, el acceso, la dinámica de la corrupción política en España y Catalunya, a la sombra, a la tutela del Estado, central o autonómico. Y la forma, el acceso, la dinámica de la autonomía en Catalunya. La nueva autonomía no tenía nada que ver con sus tradiciones anteriores y, mucho menos, con el republicanismo. Era, simplemente, un cortijo, algo, como quedaba patente, privado y no sometido a la ley, para lo que se necesita un sistema de medios propio. Por lo mismo, era algo too big to fail, una parte del Estado, no nos pueden hacer nada. El procecismo partía de que la seguridad de que ese pacto fundacional con Felipe, renovado por Aznar en el 96, seguía existiendo en plena crisis de 2008-17. Y, amparado en esa seguridad, tan solo suponía un enfrentamiento interno por el espacio conservador del catalanismo, tras Pujol –era una pelea sangrienta en el cortijo; la cosa no afectaría al Estado; fallaron los servicios de inteligencia del Estado o, más probablemente, la inteligencia, a secas–. El procés no fue, de ninguna manera, un proceso de autodeterminación, ni un momento de énfasis democrático. Ni, mucho menos, una cesión del poder a la ciudadanía. Fue el desorden patriótico habitual del catalanismo conservador sin líder. En todo caso, con la amnistía por necesidad, sin virtud, el procesismo ha ganado. Su tesis era acertada. El cortijo, en efecto, seguía, sigue existiendo. Too big, etc.

La amnistía puede solventar, además de la situación de unos políticos poco honestos, la vida de cientos de personas

6- La amnistía sin virtud alguna puede tenerla si cumple positivamente con una función social. La amnistía, por sí sola –falta ver su redactado– puede solventar, además de la situación de unos políticos poco despiertos, poco formados, poco informados, poco honestos, la vida de cientos de personas, engañadas por un Gobierno y sometidas a una huelga japonesa policial y jurídica por otro. En tanto que plantea que la solución de un conflicto, pasa por deshacer la actuación del Estado al respecto, la amnistía supone un cuestionamiento a la Justicia y a las FF.SS. Y al jefe de Estado, que les puso las pilas a la Justicia y a las FF.SS. el 3-O, con un discurso refrendado, si bien no solicitado, espontáneo, surgido de un punto yuyu del alma. Una amnistía con virtud más allá de su necesidad, debería plantear de alguna manera –astuta; no hay otra, que el PSOE no es tampoco el POUM– algo de todo ello. Debería ser un objeto cívico, que aportara descongestión y cambios en todo el Estado. Esperanza, incluso. Plantear otro sistema en la formación de los jueces, la forma más sencilla y democrática de poner límites a la derechización y politización de la Justicia. Aludir, por ejemplo, a la supresión de la ley mordaza, primera ley iliberal en España. La amnistía, en fin, puede hablar de todos, y no solo de una parte de la sociedad, y de una clase política deshonesta, que con la amnistía, a diferencia de con un indulto parcial, volverá a la política en 3, 2, 1, si no hay una presión social para que desaparezca de ella. Una ley de amnistía con virtud, con un compromiso con la sociedad, además de los excesos del Estado, debería aludir a los excesos de la mentira en Catalunya y, de esa manera, ponerse al lado de la sociedad catalana, al no ponerse al lado del fake, de ese componente de la extrema derecha que la sociedad ha sufrido, y que puede volver a sufrir sin catarsis éticas de este tipo.

7- La amnistía, para poseer virtud, debería ser, además, un texto intachable, el aludido objeto inteligente del punto 1. Un redactado incólume, ejemplar, que lo ponga difícil al TC. Alejado, por ejemplo, de lo apuntado en el informe, improvisado, apresurado, desatendido, presentado por Comuns y Sumar la pasada semana, con el que Comuns/Sumar renunciaron, zas, a ser un referente de la inteligencia y el civismo de esta amnistía, lo que es particularmente grave, a mi entender, pues no está claro, tampoco, que el PSOE solvente el reto. La amnistía debe ser un texto democrático, inapelable, sexi. O, de lo contrario, ni tan siquiera será necesidad, sino tan solo fracaso, otra degradación en la pendiente de una crisis de régimen. Nada particularmente grave, tan solo un precedente para algo peor, y una nueva herramienta para la derecha salvaje. Me dicen por el pinganillo –uno no puede confirmar lo que le dicen por el pinganillo– que en el texto están participando a) personas englobadas en el Comité de Garanties Estatutàries –una suerte de TC catalán, y una suerte de cementerio de elefantes no muy altos–, y/o por b) abogados del Estado –alto cuerpo del Estado, formado; hasta tienen una revista, en la que se comunican entre ellos el bodorrio de los hijos–. Si esto es así espero, absolutamente, que la cosa sea redactada por b). O estamos perdidos, diría.

8- Próxima estación, investidura. Solo después, parece ser, accederemos al texto de la amnistía, que debe estar ya muy avanzado. O planteado. O hecho.

1- Por primera vez Sánchez ha apostado por una amnistía. Eso es importante. Mucho –no se pierdan el punto 6–. También lo es el itinerario que Sánchez ha utilizado en su discurso ante el Comité Federal del PSOE. Los discursos son líneas de puntos, migas de pan, que señalan el camino de vuelta a...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí