1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SI BREVE (EUROPEAS)

La derecha

Protagonizar una campaña turbia, con trampas y no ganarla, o no ganarla de manera aplastante y desestabilizadora, puede hacer que a Feijóo se le instale en el rostro un parecido razonable con Pierre Nodoyuna

Guillem Martínez 6/06/2024

<p>Santiago Abascal, junto a Le Pen y Amichai Chikli, representante del Gobierno de Israel, durante el congreso celebrado en Madrid el 17 de mayo. / <strong>Vox</strong></p>

Santiago Abascal, junto a Le Pen y Amichai Chikli, representante del Gobierno de Israel, durante el congreso celebrado en Madrid el 17 de mayo. / Vox

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Veamos cómo les va a las derechas españolas en esta campaña de circunscripción única.  

2- Algo sucede con las derechas españolas. Puede parecer que sucede lo mismo que en toda Europa con todas las derechas nacionales –hay pocas que, snif, ya no sean, tan solo, eso–. Se trata de la sensación de que se salen, de que tal vez han superado todas las travesías del desierto, de manera que, por primera vez desde 1945, hay derechas gore que pueden expresarse a sí mismas con frescura, sin límites ni tabúes. ¿Las derechas españolas gastan esa talla? ¿Están tan grandes y gordas que, para verlas, tienes que hacer como con las pirámides, y retroceder unos pasos? Probémoslo. Retrocedamos unos pasos. Vayamos atrás, hasta, concretamente, el pasado 17 de mayo. 

3- El pasado 17 de mayo se celebraba en MAD el congreso de Vox. Al acto vinieron líderes de la extrema derecha planetaria. Orbán, Le Pen, Meloni (por vídeo), Milei y, entre otros all-stars, un representante del Gobierno de extrema derecha israelí. Se trata de mucho jefe. Y, por lo tanto, de poco indio. Es decir, el congreso, por esas razones funcionales, no fue un congreso –el momento de estructuración de una inteligencia colectiva–, sino una suerte de espectáculo, disciplina a la que fue orientado el evento. Sucediera lo que sucediera en el congreso, no sucedió, así, algo nuevo –un plan, un programa, nuevas coordinaciones–, sino un espectáculo. Ver aquel congreso como fruto del espectáculo, ese eterno directo, antes que como fruto de la inteligencia, ese cálculo de posibilidades, cambia un tanto lo sucedido. 

4- Fue importante, en ese sentido, que al congreso fueran líderes cuyos partidos se ubican en dos grupos parlamentarios europeos distantes y a la greña. ¿Significa que lo están dejando? ¿Puede haber un solo grupo parlamentario de extrema-derecha 2.0 en Europa, que podría ser, glups, el segundo o tercer grupo del Parlamento Europeo? Sí, eso puede suceder. Pero, en principio, la presencia de líderes contradictorios, que incluso no se hablan, solo alude al tipo de acto al que esos líderes fueron. Lo dicho, un espectáculo. Un acto sin importancia, sin especial intercambio o negociación de mensajes estructurales. Y eso quedó claro en la prensa internacional, donde la gran reunión de líderes mundiales de la extrema derecha no existió. El acto no fue un acto internacional. Fue un acto exclusivamente local, lejano, sin recorrido. No fue necesario comunicarlo. 

Vox vive de las rentas de una idea antigua: una revolución lingüística y cognitiva, realizada por líderes del PP y de FAES, que hoy ejercen su labor en Vox 

5- Es importante que Vox, en todo caso, haya conseguido que invitados tan prestigiosos acudieran a su guateque. Poco más. ¿Por qué acudieron? ¿Vox es tan importante? Por ahora, no. Pero Vox tiene algo importante en su ser. Es algo tan profundo que, por fuerza, es algo previo a Vox, un partido demasiado joven y, por ello, demasiado poco profundo. Es algo que, en todo caso, hace que Vox sea un puente entre los nacionalismos sudamericanos y norteamericanos –y por ello con Atlas Network, organización republicana USA que corta el bacalao en las nuevas derechas sudamericanas, expandiendo el vocabulario libertario donde solo había vocabulario clasista y derechista–, así como con los nacionalismos del Este, y con algunos nacionalismos occidentales, como el italiano y el francés. Ese algo es una casilla anterior a Vox, que se produjo en el PP pre-Vox. Se trata de la experimentación con el lenguaje a través de FAES, intensificada desde finales del siglo XX, época en la que FAES inició un íntimo contacto intelectual con los think-tanks republicanos USA. Vox, un partido sobre una buena ola, pero sin grandes ideas propias –al punto de transformar su congreso en un espectáculo–, vive de las rentas de una idea antigua: una revolución lingüística y cognitiva –es decir, de cambio en las percepciones–, realizada por líderes, del PP y de FAES, que hoy ejercen su labor, con menos brillantez, parece, en Vox. 

6- Por lo mismo, el acto de Vox tuvo algo de acto malogrado. A Vox, ese tipo de actos no le suponen un significante nuevo. Pero sí que suponen resignificación al PP, su convidado de piedra, sponsor en ocasiones, compañero de viaje, y socio político de Vox en chorrocientos ayuntamientos y CC.AA. Ese acto asustó al votante PP. Un votante no necesariamente identificado con las hazañas bélicas de Netanyahu, con la verbalización extrema del nacionalismo, y con un racismo explícito, por citar algunos llenapistas. Como sucedió en la campaña para las generales, tras las elecciones municipales y autonómicas, el socio de PP, el muñequito que en ocasiones habla por él, da miedo al electorado PP. Mucho miedo. 

Se ha hablado mucho de un informe FAES en el que se dibuja a Vox como un partido alejado de la democracia

7- Y eso, que está pasando factura, habla de la gran originalidad en Vox. Las nuevas extremas derechas no deben dar miedo, al punto que eliminan sus puntos problemáticos –los que dan canguelo–, los hacen circular por otros itinerarios, democráticos, en ocasiones con argumentación izquierdista, o incluso anarquista, de manera que puedan ser adoptados por ciudadanos que nunca jamás se declararían ultraderechistas, ni creen serlo. Las derechas procesistas, en ese sentido, lo han hecho muy bien. Sus puntos de vista sobre inmigración –en nada distintos a los de Vox– no precisan de patriotismo o supremacismo explícito, sino que transcurren por una rebeldía fresca, salvaje y cool, antiestatalista, incluso. La nueva extrema derecha es eso, y ahí reside su originalidad y su poderío. No es, aparentemente, extrema derecha, no gasta ese vocabulario, sino el tuyo. Vox –y con él, el PP– representa algo viejuno en ese pack. No presenta sus restricciones de derechos con lenguaje del futuro, sino con lenguaje del pasado. Para corregir ese contrasentido, van bien los congresos. Que Vox no hace, visto lo visto. 

8- A ese miedo introducido por Vox, y que afecta al PP, Jaime Miquel agrega otro error, netamente del PP. Se trata de la cruzada contra Sánchez, el convertir estas elecciones –europeas; es decir, de alta abstención– en un plebiscito contra Sánchez/la amnistía/Begoña Gómez, lo que le ha hecho perder al PP, sostiene Miquel, la inicial ventaja de un millón y medio de votos. Se dice rápido. El PP parece estar volviendo a reproducir, en esta campaña, los errores de la campaña de las generales. Lo que es peligroso. Más aún para su líder. Protagonizar una campaña turbia, con trampas y no ganarla, no ganarla de manera aplastante y desestabilizadora, puede hacer que a Feijóo se le instale en el rostro un parecido razonable con Pierre Nodoyuna. La cara, en fin, del secretario general del PP momentos antes de ser sustituido por el Moreno Bonilla de turno. Feijóo, en fin, no puede verse sustituido por Ayuso, ese personaje inexportable fuera del único ecosistema político en el que no da miedo. 

9- Se ha hablado mucho de un informe FAES, en el que se menciona la necesidad de alejarse de Vox, y en el que se dibuja a Vox como un partido alejado de la democracia. Lo que puede indicar a) que el PP, por fin, se está encontrando el culo con ambas manos. O lo que es lo mismo, que b) Aznar ya no pinta nada en FAES, por lo que puede no pintar nada en el PP. Pero también habla de, me temo, c) la inteligencia interna de los partidos, donde, si no se desmadra la cosa, cabe cualquier tipo de informe, pues nadie los lee/no son importantes. En términos generales, y esto siempre me ha sorprendido, en la cúpula de los partidos –de todos, glups– no se habla de política. Lo máximo, de comunicación. 

10- La prueba es que el PSOE, que parece también no estar muy brillante, va tirando con la a) carta de Sánchez 2.0, que no ofrece nada ante un presumible caso de prevaricación sobre Begoña Gómez, salvo sentimentalización. Sánchez parece estirar ese chicle, al punto que b) su esposa ha irrumpido en campaña, convertida en un personaje pop, que es lo mejor que le puede pasar a un personaje político. Eso vale toda la pasta del mundo. Y la ha pagado el PP. Otro chollo-bollo que se ha topado el PSOE ha sido el fenómeno Alvise. Pueden ser más de 500.000 votos –un Ruiz Mateos, vamos–. Votos de extrema derecha no verbalizada como tal –la buena, la del futuro–, extraídos a Vox y a PP. 

La izquierda, a diferencia de las nuevas extremas derechas, debería abandonar la política simbólica. Denunciar al Gobierno Netanyahu en el TPI 

11- La fragilidad, la falta de sustancia del PSOE en esta campaña europea, en la que no se habla de Europa –por ejemplo, casi nadie habla de la guerra–, es también el progresivo posicionamiento ante Palestina, ese tema históricamente tan importante para las izquierdas españolas. En un primer momento, Sánchez anunció el reconocimiento de Palestina como Estado. Un símbolo. Es decir, algo poco importante. Hace escasas horas, el ministro de Exteriores ha anunciado que España se sumará al procedimiento del TPI en la demanda de Sudáfrica contra Israel. ¿Esto deja lo meramente simbólico? No. Seguimos ante el símbolo, en este caso, en un conflicto en el que un Gobierno de extrema derecha está efectuando crímenes contra la Humanidad. Es decir, España no emite una demanda propia, no se adhiere a la demanda sudafricana, no emite, vamos, demanda alguna, sino que, simplemente, se suma a una propuesta irlandesa y se persona en el procedimiento como amicus curiae, una suerte de asesor voluntario, una figura muy USA/UK. No es mucho. Pero tal vez es suficiente para, sin hacer nada, satisfacer a determinada izquierda española, muy dada a la simbología, sin necesidad de medidas más efectivas. La izquierda, a diferencia de las nuevas extremas derechas, debería abandonar la política simbólica. No sé, denunciar, lo dicho, al Gobierno Netanyahu en el TPI –eso sería categórico–.

12- En lo que es una metáfora, que explica cómo el PP no está ganando y cómo el PSOE puede –técnicamente, estéticamente, y con muy poco esfuerzo– ganar el 9J, Fernando H. Valls informa en La Vanguardia del hecho de que Junts, en el Congreso, pretende volatilizar el impuesto de patrimonio, para lo que necesita los votos de PP y Vox. Igual los consigue. Existe una derecha panespañola efectiva, similar, con un programa común, pero con un léxico y unas banderitas diferenciadas. Es una derecha de la que no se habla en los congresos-espectáculo. Y que supondría gobiernos estatales y estables por años. No asumir esa derecha ecuménica española le ha supuesto al PP varios años de oposición, por ahora. Eso no durará siempre.

1- Veamos cómo les va a las derechas españolas en esta campaña de circunscripción única.  

2- Algo sucede con las derechas españolas. Puede parecer que sucede lo mismo que en toda Europa con todas las derechas nacionales –hay pocas que, snif, ya no sean, tan solo, eso–....

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo), de 'Caja de brujas', de la misma colección y de 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama). Su último libro es 'Como los griegos' (Escritos contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí