1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

  306. Número 306 · Marzo 2024

  307. Número 307 · Abril 2024

  308. Número 308 · Mayo 2024

  309. Número 309 · Junio 2024

  310. Número 310 · Julio 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Mila Turajlić / Cineasta y documentalista

“Tito era un cineasta que dirigió la historia de Yugoslavia como una buena película”

Marc Casals 9/07/2024

<p>Mira Turajlić, durante una intervención en la que presenta su documental <em>No Alineados: escenas de las bobinas de Labudović</em>. / <strong>YouTube (Progressive International)</strong></p>

Mira Turajlić, durante una intervención en la que presenta su documental No Alineados: escenas de las bobinas de Labudović. / YouTube (Progressive International)

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

La serbia Mila Turajlić (Belgrado, 1979) es una de las documentalistas más destacadas del cine balcánico. Sus documentales Cinema Komunisto (2010), sobre el papel del cine en la Yugoslavia socialista, y El otro lado de todo (2017), sobre la historia moderna de Serbia vista a través de la confiscación de parte del piso de su familia durante el mismo periodo, le han valido numerosos premios internacionales. El pasado 20 de junio, en el marco de la Radical Film Network Conference 2024, presentó en Matadero Madrid el documental No Alineados: escenas de las bobinas de Labudović. En él, Turajlić parte de las imágenes grabadas por el camarógrafo del mariscal Tito para reivindicar el Movimiento de Países No Alineados durante la Guerra Fría y el rol fundamental que desempeñó Yugoslavia en su creación y consolidación.

Empecemos por el principio. ¿Cómo llegó al cine?

En los años 90 formaba parte de Otpor! (“resistencia” en serbio), una organización opositora a Slobodan Milošević. En 2001, un año después de que cayese Milošević, se produjo un cisma entre quienes proponían que Otpor! se transformase en partido político y quienes defendían que se mantuviese como movimiento social. Yo no me veía a mí misma en ninguna de estas dos opciones y fue entonces cuando vi Los espigadores y la espigadora (2000), de Agnès Varda. Esa película me abrió una puerta y me descubrió otro lenguaje con el que me podía expresar: el del documental político.

¿Por qué el documental y por qué político?

El documental es un género que da menos dinero y menos fama que la ficción, y justo por ese motivo los egos también son menores. Quien quiere pisar alfombras rojas no trabaja en documentales. Yo estuve en varias películas de ficción, incluida Apocalypto (2006), de Mel Gibson. Allí fui coordinadora de peluquería y maquillaje, categoría en la que fuimos nominados al Óscar. Pero, según mi experiencia, en el cine de ficción te limitas a rodar lo que ya está concebido. En cambio, grabar un documental es toda una aventura, a veces más interesante que el documental en sí. Respecto a por qué político, yo creo que todo arte es político, que cualquier obra artística es un acto político; eso sí, en un sentido amplio.

La gente se sorprende cuando explico que mi familia siempre ha sido proyugoslava pero al mismo tiempo anticomunista

Hasta ahora todos sus documentales han explorado aspectos un poco olvidados de la historia de Yugoslavia. ¿Cómo vive la identidad yugoslava, teniendo en cuenta que el país ya no existe?

En 1991, cuando empezó la ruptura de Yugoslavia, yo tenía 11 años, y cuando el país desapareció incluso nominalmente tenía 23-24; así que viví ese drama durante más de una década. Además, vengo de una familia profundamente yugoslavista desde mi bisabuelo, que contribuyó a la creación de Yugoslavia como representante de la minoría serbia en Croacia. Eso sí, la gente se sorprende cuando explico que mi familia siempre ha sido proyugoslava pero al mismo tiempo anticomunista. Podríamos definirnos como socialdemócratas de izquierdas. Yo me siento muy cómoda con la identidad yugoslava: pertenecí a la última generación de pioneros, los boy scouts de Tito, y cuando voy a Eslovenia a esquiar o a bañarme en el Adriático no tengo la sensación de encontrarme en el extranjero. De hecho, me suelo olvidar el pasaporte en casa.

¿Qué es lo que le interesó del Movimiento de los Países No Alineados?

En 2013 fui a presentar Cinema Komunisto a un festival en Argel y, en una cena, estábamos sentados a la mesa un director de Vietnam, otro de Senegal, dos de la India, uno más de Palestina, otro de Egipto... Conversamos sobre política y me di cuenta de que éramos una especie de tribu perdida que hablaba una misma lengua. Me interesó qué es lo que hacía que alguien nacido en la India, en Indonesia, en Ghana, en Bolivia o en Yugoslavia pudiese concebir de la misma forma el mundo, las relaciones de poder, las tensiones entre centro y periferia, el imperialismo, los destinos de los países con menor peso geopolítico… Para mí, esta lengua común es la herencia del Movimiento de los Países No Alineados y quería explicar el motivo por el que nos entendemos entre nosotros.

¿Cómo encontró a Stevan Labudović, protagonista del documental y uno de los camarógrafos de Tito?

En aquel festival en Argel, Cinema Komunisto ganó el premio más importante, por lo que me invitaron de nuevo a la siguiente edición. Entonces se cumplían 60 años del estallido de la Guerra de Independencia de Argelia, en la que Labudović –por encargo del gobierno de Yugoslavia– pasó tres años y medio como camarógrafo del Frente de Liberación Nacional, así que él también estaba invitado. Yo me había llevado mi cámara, me acerqué y le dije: “Señor Labudović, soy de Belgrado como usted. ¿Le importaría que le filmase estos días?”. Aceptó y de esa manera empezamos. De vuelta a Belgrado no pensaba filmarlo yo, sino contratar a otra persona, pero me lo pasaba tan bien con Labudović y él tenía tanta pasión por el cine que me pareció interesante recoger esa transmisión de conocimientos, esa solidaridad intergeneracional entre nosotros. Lo estuve filmando a lo largo de tres años, hasta que murió.

Cuéntenos un poco sobre cómo fue su colaboración con él.

Labudović era muy honesto sobre la naturaleza de su trabajo, el cual consistía en filmar lo que entonces se llamaba “propaganda ideológica”: los imperialistas filmaban su propaganda y Yugoslavia, su contrapropaganda. De hecho, la agencia en la que trabajaba Labudović dependía directamente del Gobierno. Así pues, él era una especie de “soldado de las imágenes” que luchaba en el frente de la propaganda durante la Guerra Fría. Como no se engañaba sobre el tipo de imágenes que había filmado, fue muy sencillo hablar sobre su intencionalidad política. Al mismo tiempo, Labudović no fue elegido para filmar a Tito por casualidad, sino porque era uno de los mejores camarógrafos de Yugoslavia. En sus cintas hay unos planos, unas composiciones, una elección de los momentos y la posición de la cámara de tal nivel que, para mí, investigarlas supuso toda una lección de cine.

Además de seguir las andanzas de Tito como impulsor del Movimiento de los Países No Alineados, Labudović fue enviado a filmar la Guerra de Independencia de Argelia para el Frente de Liberación Nacional. El documental Ciné-Guerrillas, estrenado junto a No Alineados en 2022, aborda la guerra de Argelia y la forma en que lo marcó.

Yo empecé a trabajar con Labudović pensando en No Alineados, pero cuando me di cuenta de hasta qué punto era conocido en Argelia empecé a filmarlo con sus “camaradas de armas”. Luego me di cuenta de que tenía en mis manos dos películas en lugar de una. Ciné-Guerrillas habla sobre la manera en que el Frente de Liberación Nacional utilizó el cine para alcanzar la victoria en el ámbito diplomático. Sin embargo, consideré que esa historia no la debía contar yo, sino Labudović y sus compañeros argelinos; por eso tiene otra estructura. La relación de Labudović con Argelia fue lo más importante de su vida, incluso más que haber sido camarógrafo de Tito. Cuando murió en 2017, yo grabé su funeral: la capilla ardiente se dispuso en la Embajada de Argelia en Belgrado y el ejército de Argelia mandó desde allí una unidad para que montase guardia frente al ataúd, cubierto con la bandera argelina. Argelia fue lo que dio sentido a la existencia de Labudović.

Argelia fue lo que dio sentido a la existencia de Labudović

Hablemos sobre Tito. Hay un momento de la película en el que Labudović filma al mariscal y este lo busca con la mirada. Es conocida la importancia que Tito daba a su imagen. De hecho, entre muchas otras cosas, era casi una estrella de cine…

Yo creo que Tito era incluso más que una estrella de cine: era un cineasta que dirigió la historia de Yugoslavia como una buena película. Haciendo Cinema Komunisto descubrí hasta qué extremo seguía el rodaje de películas como Sutjeska, dedicada a una batalla de la Segunda Guerra Mundial en la que él participó. Durante mis años de charlas con Veljko Bulajić, el principal director de superproducciones partisanas, las más interesantes fueron justo acerca de este tema: la enorme conciencia que tenía Tito de lo que constituía una narración política. Muchas veces era él mismo quien indicaba a sus camarógrafos lo que debían filmar y no se perdía un solo noticiario cinematográfico. Delante de la cámara, sobre todo cuando viajó por África para promover el Movimiento de los Países No Alineados, se convirtió en la encarnación política de Yugoslavia y utilizó a la perfección la diplomacia performativa.

En el documental cita al intelectual marxista indio Vijay Prashad: “El Tercer Mundo no es un lugar, es un proyecto”. También contrasta la exultante sesión de la ONU en la que 16 nuevos países africanos se unieron a la organización en 1960 con un pleno actual en el que nadie escucha a los oradores e incluso hay varios delegados durmiendo. ¿Qué aspectos del Movimiento de los Países No Alineados cree que convendría recuperar?

Aunque no aparece en la película, entrevisté al diplomático argelino Lakhdar Brahimi, quien tiene una carrera enorme a sus espaldas: entre otras cosas, formó parte de la delegación de Argelia en la Cumbre de los Países No Alineados celebrada en Belgrado en 1961, de la que parte mi documental, y fue enviado especial de la ONU en Siria cuando estalló la guerra en 2011. Hablamos en otoño de 2022 y me dijo algo muy interesante: “Hasta principios de este año, tu tema era folclórico; ahora es político”. El motivo era que había empezado la guerra en Ucrania. Creo que Brahimi tenía razón, porque la situación geopolítica ha cambiado y, con ella, también el rol de las Naciones Unidas. Tras el bombardeo de Yugoslavia en 1999 y la guerra de Irak en 2003, se habían convertido en una organización sin sentido; pero la situación en Gaza ha hecho que las resoluciones de la ONU vuelvan a ser importantes y creo que le han dado un nuevo sentido a la organización. Se ha abierto otro capítulo.

Intenta contar la gran Historia a través de personajes que la vivieron.

La situación en Gaza ha hecho que las resoluciones de la ONU vuelvan a ser importantes

Para mí las historias orales son muy importantes. Mi primer trabajo en el cine y la televisión fue para una productora encabezada por Paul Mitchell, director del célebre documental de la BBC La muerte de Yugoslavia (1995). Ese documental estableció un formato en el que no hablan ni historiadores ni teóricos, sino solo quienes participaron en los sucesos históricos en cuestión. Es el formato que yo he adoptado. Además, me gusta llevar a las personas a los lugares donde ocurrieron los hechos para que se les activen los mecanismos del recuerdo. También las sigo durante años, porque así ven que soy rigurosa y entonces se abren. En muchos casos, sabía que estaba recogiendo los últimos testimonios que iba a dar toda aquella gente y tengo acumulada una cantidad de material enorme. Es un “archivo accidental” que va mucho más allá de lo necesario para hacer películas. Ya de muy joven comprobé la velocidad con la que se podía borrar el recuerdo de algo que era público, cómo todo lo que se construyó en medio siglo podía acabar tirado a la basura en cuestión de días. Quizás de ahí provenga mi gesto de preservar, de documentar, de archivar.

¿Habrá más películas de la serie de bobinas de Labudović?

El proyecto continúa, pero ya no en forma de películas, sino como proyecto de investigación. Organizo talleres con jóvenes cineastas de países que pertenecían al Movimiento de los Países No Alineados en los que proyecto imágenes de las cintas de Labudović. Después filmo a los asistentes para recoger qué ideas les despiertan y cómo leen las imágenes políticamente. Hice los primeros talleres online en Ghana, Etiopía y Argelia durante la pandemia, y luego in situ en Egipto y Marruecos. En octubre haré el tercero en Mozambique.

Se generan momentos muy impresionantes. Por ejemplo, cuando le puse cintas filmadas por Labudović en Sudán a Suliman Elnour, uno de los padres del cine sudanés. Él había huido del país por la guerra y yo escuchaba sus comentarios sobre las imágenes de Labudović sabiendo que el archivo de la filmoteca sudanesa había sido destruido; es decir, que todas aquellas imágenes de Jartum ya no existían allí. Otra vez le puse una cinta filmada por Labudović en el Congo a un director originario del país, que señaló a una mujer y dijo: “Esta es la viuda de Patrice Lumumba”. Por este tipo de cosas el proyecto va más allá de dos películas: se ha transformado en un universo entero que se está empezando a proyectar en los circuitos de cine de autor bajo el título de Non-Aligned Newsreels (Noticiarios de los Países No Alineados). Es algo muy poderoso que creo que tiene sentido hacer, y espero seguir haciéndolo durante un tiempo.

La serbia Mila Turajlić (Belgrado, 1979) es una de las documentalistas más destacadas del cine balcánico. Sus documentales Cinema Komunisto (2010), sobre el papel del cine en la Yugoslavia socialista, y El otro lado de todo (2017), sobre la historia moderna de Serbia vista a través de la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí